El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Cristiano parte con ventaja


Como prometí en su día, vuelvo a escribir otro artículo sobre el Balón de Oro, el prestigioso galardón que corona al mejor jugador del fútbol mundial. Aunque el mismo presidente de la FIFA anunció que iban a ser 5 candidatos, finalmente se han quedado en los tres habituales. Quizás esto sea un indicativo de que Cristiano Ronaldo haya decidido finalmente acudir a la gala que se celebrará el próximo 13 de enero.

Los tres finalistas son los que entraban en todas las quinielas: Cristiano, Messi y Ribéry, aunque como ya expuse en su día, no es el orden que yo hubiese elegido, pues jugadores como Robben han ganado todos los títulos en juego con actuaciones decisivas.

Teniendo en cuenta que el criterio de este premio cambió para favorecer a cierto jugador ya conocido por todos y cuyo nombre figura entre los tres finalistas, voy a argumentar los meritos de cada uno basándome únicamente en sus actuaciones individuales, pues si únicamente nos ceñimos a los títulos colectivos, el fútbol español debería tener un par de balones de oro.

Sin lugar a dudas, el que mejor rendimiento individual ha dado y el que merece el premio sin lugar a dudas es Cristiano Ronaldo, pues este año se ha convertido en el mejor del mundo. Sus registros goleadores, su mayor grado de madurez y compromiso con su club y un claro cambio de imagen a nivel social y mediática, detalle que otros años le han perjudicado, son requisitos suficientes para al fin premiar a un sublime jugador, cuyo afán por mejorar y vivir dedicado única y exclusivamente al fútbol le deberían permitir hacerse con este galardón.

El segundo puesto debería ser para Ribéry, pues excepto la Supercopa Alemana, ha ganado todos los títulos en juego y siendo el jugador más desequilibrante de su equipo, el todopoderoso Bayern de Múnich. Aunque creo que no ha sido tan decisivo como Robben, el holandés anotó en los dos encuentros de semifinales de Champions y en la final el tanto decisivo, el francés ha sido un autentico quebradero de cabeza para las defensas rivales y unos de los mejores asistentes. Aunque sus guarismos goleadores no se pueden comparar entre los otros dos finalistas, su regularidad y el gran año de la escuadra alemana le hacen merecedor de ser a día de hoy, el segundo mejor del mundo, sólo por detrás del inigualable Cristiano Ronaldo.

Y el tercer lugar sería para Messi, pues de los tres finalistas es quien más flojo ha estado este año. Muchos argumentan que ganó la Liga, es cierto, pero ese campeonato quedó sentenciado en el 2012 gracias a un final de año antológico del argentino, que superó el registro goleador de Müller, pero en este 2013 el blaugrana no ha estado al nivel, pues en todos los partidos claves de su equipo, ha desaparecido del mapa. Un final de año marcado por las lesiones y lo que hasta ahora era su punto fuerte, una gran imagen a nivel social que se ha visto empañada por su estafa a Hacienda, han hecho que Messi haya perdido cualquier opción para ser elegido Balón de Oro.


Luis Alberto Reyes Almansa
Periodista Deportivo 
Redactor Liga BBVA
MotivaGoal
 
Twitter: @
LuisAlbReyes 

Bayern Múnich - Manchester City: Misión casi imposible

Hoy comienza la última jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League con una serie de partidos en los cuales todavía hay cosas importantes en juego. En lo que a los equipos ingleses se refiere, que es lo que nos importa, tanto Manchester City como Manchester United ya están clasificados y lo único que se juegan hoy es la primera plaza. Los primeros lo tienen bastante peliagudo porque visitan al Bayern de Múnich y necesitan ganar por tres goles de diferencia al que probablemente sea el equipo más en forma de Europa. Por su parte, el United recibe a un Shakhtar que necesita puntuar, como mínimo, para estar en los octavos de final.

Bayern Múnich - Manchester City, partidazo en el Allianz Arena

Foto: Marcador Internacional
Que el Manchester City acabe la primera fase como líder del grupo D por delante del Bayern Munich, parece toda una quimera. Y no son pocos los motivos que están en su contra. El primero y más lógico es el resultado que se dio en la primera vuelta, donde el equipo alemán vapuleó a los citizens en el Etihad por un incontestable 1-3. El segundo tiene que ver con el pobre rendimiento del conjunto de Pellegrini fuera de casa, si bien es cierto que en Europa han hecho pleno ganando en Plzen y en Moscú.  Pero en la Premier la situación es bien distinta. De los 9 partidos que ha disputado lejos de Manchester, tan solo ha sido capaz de ganar en dos de ellos. De hecho, en el último tan solo pudo rascar un empate en casa del Suothampton. En tercer lugar tenemos el tema de las bajas, que no son muchas pero si son importantes. A las ya conocidas de Clichy, Jovetic y Nastasic por lesión, se les une la de Yaya Toure por sanción. La baja del costamarfileño es una ausencia muy importante dentro del esquema del técnico chileno entre otras cosas porque a día de hoy nadie ha demostrado estar al nivel del ex del Barça. Por el contrario si estará Kompany ya jugó el pasado sábado en St. Mary’s Park pero aun le falta coger el ritmo de partido y David Silva, que vuelve a la convocatoria después de su lesión. Por su parte, Joe Hart tendrá esta noche una reválida para intentar recuperar las llaves de la portería del City, que han recaído en el rumano Pantilimon.

En último lugar, y ya nos metemos con la actualidad del equipo que hoy actúa como local, no podemos obviar el buen momento por el que atraviesa el equipo de Pep Guardiola. El ex entrenador del FC Barcelona comenzó su nueva aventura en Alemania dejando algunas dudas que fueron recogidas rápidamente por la prensa. La sombra de Jupp Heynckes es muy alargada dentro del club bávaro pero el de Sant Pedor ha demostrado ser capaz de convivir con ella y ahí están los resultados. Líder indiscutible en la Bundesliga, suma 11 triunfos consecutivos –entre todas las competiciones- desde que empatara frente al Bayer Leverkusen el 5 de Octubre. Si miramos sus números de forma más general, de los 25 partidos que ha disputado hasta la fecha, ha ganado 23, ha empatado dos y tan solo ha perdido uno, el de la Supercopa Alemana disputada a finales de julio ante el BVB. Casi nada.

Suman 41 puntos en la liga doméstica por 37 que tiene el Leverkusen. El BVB, prácticamente descartado para luchar por el título, tiene 31 pts., una diferencia de 10 pts. casi insalvable. En su último encuentro arrasaron al Werder Bremen por 0 a 7 y lo hicieron sin una de sus figuras, Arjen Robben. El holandés ya no volverá a jugar hasta 2014 y junto a él se pierden el partido de esta noche Claudio Pizarro, Holger Badstuber, Bastian Schweinsteiger, y Xherdan Shaquiri.



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal




Manchester United - Shakhtar Donetsk: ¿Empate pactado?

El Manchester United buscará hoy en Old Trafford acabar como líder del grupo A y para ello solo tiene que sumar un punto, un punto que también necesita el Shakhtar para estar en los octavos de final. Se da la curiosidad de que ambos clubes comparten un mismo patrocinador, Gazprom –empresa de gas más importante-, y son muchos los rumores que apuntan a un posible pacto entre ingleses y ucranianos para que el partido acabe con un empate que contentaría a todos. Esto solo se podría dar en el caso de que el Leverkusen también empate en Anoeta.  ¿Demasiado remoto no?

Foto: Marcador Internacional
Pero bien, dejemos de lado las suposiciones y  metámonos ya de lleno en la previa del partido, un partido al que los locales llegan bajo mínimos tras su dos derrotas consecutivas en Old Trafford, la última ante el Newcastle el pasado sábado.  A sí pues, ante tal panorama es muy difícil pensar que tanto la hinchada como los jugadores, y sobre todo David Moyes, se vayan a conformar con un simple empate. El preparador escocés no está pasando por su mejor momento en cuanto a resultados se refiere y para calmar las aguas revueltas alrededor del equipo, que mejor que una convincente victoria en Europa frente a las críticas que le han ido cayendo durante las dos últimas semanas. Probablemente hoy no sacará su mejor once y podría darle la alternativa a los jugadores que cuentan con menos minutos. Büttner quizás tenga la alternativa en el lateral izquierdo por detrás de Young, o incluso de Zaha. Por el centro hay un par de opciones con Giggs, Anderson, Jones o Cleverley. Arriba, si no hay ninguna sorpresa de última hora, Rooney –líder indiscutible de este equipo- formará por detrás de Welbeck. Fellaini, Carrick, Kagawa, Smalling y Fletcher son las bajas que tiene David Moyes para afrontar el duelo de esta noche.

En lo que al Shakhtar se refiere, el equipo de Mircea Lucescu necesita firmar el mismo resultado que saque el Bayer Leverkusen ante la Real Sociedad. El equipo vasco ya está eliminado por lo que parece poco probable que los alemanes no puntúen en Anoeta. Para el vital encuentro que decidirá su futuro europeo, el técnico rumano no tiene ninguna baja y podrá contar con toda su plantilla al completo. Douglas Costa y Alex Teixera son los estandartes que deben meter al conjunto ucraniano en la fase final.



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal





“Nos espera un bonito trabajo”


Estas fueron, hace hoy seis meses, las primeras palabras de Miroslav Djukic nada más bajarse del tren que le traía a Valencia para firmar su contrato como entrenador de la primera plantilla del Valencia club de Fútbol. Aquella mañana calurosa de julio, la ciudad recibía con alegría a un entrenador de la casa, a una de esas personas que dejan huella en un club y que dan una confortable sensación de confianza e integridad allá por donde pasan. El Entrenador, por su parte, rebosaba alegría, estaba feliz de regresar a Valencia, feliz de entrenar a un club grande y realmente esperanzado en poder devolver al equipo parte de la grandeza que tuvo mientras él fue jugador.

Seis meses han pasado, todas aquellas palabras esperanzadoras de Djukic hoy suenan osadas, irreales e incluso utópicas. La competición doméstica ha ido alejando al Valencia de todo aquello que Entrenador, Afición y dudo mucho que Directiva, llegaron a creer. Tal vez habría que analizar los mimbres de esta plantilla, los innumerables problemas extradeportivos que rodean al club y la inestabilidad permanente en la que vive la entidad. Pero lo más importante y a lo que realmente habría que remontarse es a ese discurso del mes de junio entonado por entrenador y directiva, ese discurso pretencioso que posicionaba al Valencia en situación de disputar una Liga casi de igual a igual a un Barça y a un Madrid y de recuperar el tercer puesto del escalafón nacional, perdido frente al Atlético del Cholo. El Valencia no podía ni soñar con competir con estas tres plantillas antes de que empezase el balón a rodar, y ahora que rueda sin descanso, muchos querrían pararlo. Si bien es cierto que a Djukic le aguardaba “ un bonito trabajo “, no debería haber sido el de vender humo, sino el de mentalizar a la parroquia valencianista de lo complicado que iba a ser el año, de las carencias de una plantilla cada año más mermada, de la necesidad de reinventarse, de realizar un proyecto de cantera serio, de trabajar como locos para entre todos llevar al club hasta donde se pueda, pero paso a paso, sufriendo por el camino y parafraseando la máxima de Simeone, partido a partido.

Sinceramente, costaba pensar que Djukic, dado los resultados en Liga, fuera a encontrarse tan cerca de comerse los turrones como entrenador del Valencia. Las dos últimas victorias, que coinciden con la llegada de Rufete al primer equipo, han generado un efecto balsámico. La plantilla está más unida, juega el que lo merece y no el que más cobra, los galones se ganan partido a partido y los jugadores se sienten, por un lado respaldados por una figura como la de Rufete que defenderá sus intereses a capa y espada y por otro exigidos, ya que ya sólo tienen que preocuparse de hacer bien su trabajo, jugar a fútbol. Muchos pensaban que la salida de Braulio unida al nombramiento de Rufete, iba a suponer la salida definitiva del entrenador, pero ambos han sido futbolistas, ambos han triunfado en el Valencia y ambos saben que el gran éxito del idolatrado Rafa Benítez, al que también libró de la “ cremá “ Rufete, fue el de aislar al vestuario de todo lo que no sea Fútbol. La receta ya la asimiló y aplicó Ernesto Valverde y los resultados fueron casi inmejorables. En una casa de locos como es el Valencia, ha llegado la cordura a una pequeña parcela, la más importante para el hincha, la deportiva.

Mientras escribo estas líneas la plantilla, entrenador y mánager general se encuentran en una comida de unión propuesta por este último, otra buena señal. Brindo porque impere la lógica, el sentido común y el fútbol y porque a un Señor como Miroslav Djukic le “espere, esta vez sí, un bonito trabajo”.



Mauri Ramo Pascual
Redactor de MotivaGoal
mrramopascual@gmail.com

Premier League: Resumen jornada 15

Vaya sorpresitas que nos ha dejado la 15ª fecha del campeonato inglés. De los equipos de arriba, tan solo el Liverpool fue capaz de vencer  con una victoria que le devuelve  a la segunda plaza. El cuadro de Brendan Rodgers ganó por 4-1 frente a un West Ham perseguido por la desgracia en un partido que tuvo hasta 3 auto goles. Demel y O’Brien le dejaban muy bien encarado el triunfo a los reds después de marcarse dos goles en propia puerta. Luis Suarez fue el encargado de redondear el marcador con un doblete que le aúpa como el máximo goleador con 14 dianas. Sakho, también en p.p., fue el autor del único gol visitante.

Más igualado estuvo el encuentro disputado en el Emirates, donde Arsenal y Everton empataron a uno después de que Gerard Deulofeu invalidara el tanto de Mesut Özil. Con el reparto de puntos, los gunners solo les sacan 5 unidades tanto a Chelsea como a Manchester City después de que ambos también pincharan. Los blues cayeron a última hora en el Britannia Stadium tras el golazo que anotó el marroquí Assaidi, que desbloqueo el encuentro cuando estaba a punto de finalizar con empate a dos tras los goles de Peter Crouch e Ireland, y el doblete de Shürrle. Por su parte, el Manchester City no pudo pasar del empate en St. Mary’s Park a pesar de que se adelantó por medio del Kun Agüero. Osvaldo, con una autentica obra de arte, puso las tablas definitivas en un encuentro donde los saints merecieron algo más que el empate.

También pinchó el Manchester United, que sumó su segunda derrota consecutiva en Old Trafford ante un Newcastle que se valió del solitario gol de Cabaye para sacar los 3 pts. y para sobrepasar a los red devils en la clasificación. Los de David Moyes se descuelgan de la lucha por el título y quedan relegados a la 9ª posición. Pese a ello, el técnico escocés no parece que corra demasiado peligro. Y es que realmente su equipo está perdiendo partidos en los que para nada ha merecido perder y en los que seguramente le haya faltado algo más de suerte y de puntería. De esta situación se ha aprovechado el recuperado Tottenham de AVB, que pese a no firmar un excelente partido, logró batir al Sunderland por un ajustado 1-2 que le coloca en la 6ª plaza. Paulinho y O’Shea en p.p. remontaron el tanto inicial de Adam Johnson. En Gales, Swansea y Hull City empataron a uno. Chico igualó el tanto inicial de Graham, que marcaba ante su ex equipo, en un encuentro donde los tigers merecieron sacar algo más del Liberty. La nota destacada del partido fue la vuelta de Michu, que lejos de su mejor forma, salió en el once inicial de Michael Laudrup.

En los duelos entre equipos de la zona baja, el Crystal Palace logró su segundo triunfo consecutivo ante el Cardiff por 2-0. Las dianas de Jerome y de Chamakh hacen que Selhurst Park haya empezado a adorar la figura de su nuevo entrenador, Tony Pulis. También ganó el Norwich, que asaltó The Hawthorns con los goles de Gary Hooper y de Leroy Fer. Y para acabar, uno de los titulares que nos dejó la jornada es la victoria por 2-0 del Fulham frente al Aston Villa después de que los cotaggers sumaran 6 derrotas consecutivas. Sidwell y Berbatov le dieron la ansiada victoria al cuadro de un Martin Jol que seguirá en el cargo, como mínimo, una semana más.

Clasificación Premier League





Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More