El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

El Villarreal aleja al Sevilla


El Villarreal logró más que una victoria. Derrocó a la bestia negra de la pasada temporada, recuperó las buenas sensaciones dejando atrás una mala racha de tres partidos sin ganar. Y lo más importante, se afianza en Europa y deja al Sevilla a 8 puntos. Quitando el último cuarto, el 'submarino' fue superior y lo plasmó con una ventaja de 2-0 (goles de Mario y Bakambu) que parecería dejar el partido sentenciado. Pero con el gol de Llorente apareció el orgullo del Sevilla que, jugando con diez por la lesión de Gameiro, pudo empatar. 

2- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Eric Bailly (Bonera´82), Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros (Pina´64), Bruno, Denis Suárez; Soldado, Bakambu (Nahuel´72).
1- Sevilla FC (4-2-3-1): Sergio Rico; Coke (Mariano´60), Kolo, Rami, Trémoulinas; Krychowiak, Krohn-Dehli (N´Zonzi´60); Vitolo, Iborra (Llorente´69), Konoplyanka; Gameiro.

Goles: 1-0 Mario min.25, 2-0 Bakambu min.60, 2-1 Llorente min.75.

Árbitro: Sánchez Martínez (Comité murciano). Enseñó la tarjeta amarilla a Bailly (10´), Iborra (29´), Bakambu (32´), Soldado (50´), Rami (62´), Jaume Costa (86´), Konoplyanka (88´) y Jaume Costa (89´).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 10 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 21.000 espectadores.

El Villarreal tuvo un arranque prometedor, mandando con claridad y llegando con peligro sobre las inmediaciones del área sevillista. Bruno buscó el gol en el primer minuto con un remate cruzado al que respondió Sergio Rico. El Sevilla lo pasó mal en los primeros minutos, dominado, y con problemas para salir desde atrás. Una vez superó la fuerte presión del Villarreal, tuvo una pequeña tregua que le permitió respirar y ganar terreno. Avisó en una de las modalidades que mejor se le dan, el balón parado. Krohn-Dehli botó con criterio una falta al corazón del área. Falló Krychowiak al conectar el remate, muy arriba de la portería amarilla. Esta acción fue la única de peligro en la primera parte de un Sevilla que pecó, sobre todo, de profundidad. La lesión de Banega, el mayor generador de fútbol hispalense, que además estaba en un gran momento, supuso un déficit a la hora de encontrar pases precisos para Gameiro, Vitolo y Konoplyanka.

Mario y Bakambu hicieron justicia a la superioridad del Villarreal

En el ecuador del primer tiempo, llegó el segundo arreón del Villarreal. Esta vez, eso sí, traducido con premio. Llegó en un corner botado por Denis Suárez y materializado por Mario. El lateral derecho internacional le robó la cartera a la zaga hispalense en un toma y daca en el área chica. Encontró una optima posición para el remate y la cruzó al palo largo, haciendo inútil la estirada de Sergio Rico. Antes del 1-0, Bakambu y el propio Mario ya avisaron, pero no estuvieron atinados en sendos remates. A partir del gol, el Villarreal se replegó, haciéndose fuerte atrás tratando de dejar la portería a cero. El Sevilla dio un pase adelante, tuvo mayor posesión, pero fue totalmente estática. Gameiro estuvo desasistido y Konoplyanka, desaparecido, lo que mermó al Sevilla considerablemente. El doble pivote Krohn-Dehli y Krychowiak va sobrado de consistencia, pero no de clarividencia. Iborra, en posición más adelantada, no tuvo tampoco su día y no aportó llegada. 

En la segunda parte, más de lo mismo. El Villarreal siguió controlando la situación. Primero replegado, impidiendo que el Sevilla encontrase huecos con los que generar ocasiones. El Sevilla reclamó un penalti de Víctor Ruiz sobre Gameiro, pero Sánchez Martínez no señaló nada. Posteriormente, cuando el ‘submarino’ se estiró, llegó el segundo tanto en el 61´. Mario aprovechó un pase al espacio para ganar la espalda de Trémoulinas, la puso al segundo palo, donde Denis Suárez se la sirvió en bandeja a Bakambu. El ‘cocodrilo’ definió con un disparo potente que superó a Sergio Rico.

El Sevilla reaccionó demasiado tarde

Emery, viendo que la zona de Champions se le escapaba, movió banquillo. Entraron N´Zonzi, Mariano y Llorente. Este último, que salió en la recta final por Iborra, mejoró considerablemente al Sevilla. Aportó llegada y, sobre todo, creó mucho peligro en el juego aéreo. De hecho, suyo fue el gol del Sevilla, de cabeza, aprovechando un centro de Konoplyanka desde la izquierda. Le hacía falta marcar a Llorente y ganó enteros, ya que su inicio con el Sevilla no está siendo el esperado. Tal vez, el gol de hoy suponga un punto de inflexión ante la dura competencia con Gameiro (Immobile se ha quedado atrás).

Al haber realizado ya los tres cambios, el Sevilla tuvo que jugar los últimos minutos con un hombre menos al retirarse lesionado Gameiro. Paradojas del fútbol, pero el Sevilla jugó mejor con diez que con once. Ya sea porque le va la heroica o porque solo le valía salir vivo, lo cierto es que se envalentonó y estrechó el cerco de lo lindo. El Villarreal defendió como gato panza arriba los balones colgados que le llegaban. Konoplyanka se echó al equipo a sus espaldas y casi le vale al Sevilla para sacar algo positivo al final. El ucraniano aportó una asistencia y se fabricó una clara ocasión. Konoplyanka y Llorente pudieron rescatar al Sevilla de El Madrigal, pero Areola se mostró muy acertado y salvó los muebles. Denis Suárez, que cuajó un gran partido frente a su ex equipo, pudo ahorrar la agonía de haber tenido mayor fortuna. La madera evitó que marcara un golazo en un gran disparo desde la frontal. Al final, con el 2-1, respiró el Villarreal que ganó con justicia al ser mejor durante casi todo el partido. El Sevilla reaccionó demasiado tarde y se fue de vacío de El Madrigal.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal - Sevilla: Cruce de aspiraciones europeas


Villarreal y Sevilla se miden en El Madrigal con Europa en el punto de mira. Separados por 5 puntos (Villarreal, 5º, 17 puntos; Sevilla, 8º, 12) el triunfo supone un más que jugoso botín. Si los tres puntos se quedan en casa, el Villarreal dejará al Sevilla a 8 puntos. Si el Sevilla vence, se quedará a 2 puntos del Villarreal y acrecentará la lucha por los puestos europeos.

Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Bailly, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Samu García, Pina, Bruno, Castillejo; Soldado o Denis Suárez, Bakambu.

Sevilla FC (4-2-3-1): Sergio Rico; Coke, Rami, Kolo, Trémoulinas; Krychowiak, Krohn-Dehli; Vitolo, Iborra, Konoplyanka; Gameiro.

Árbitro: Campos Salinas (Comité murciano).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 10 de la temporada 2015/16 disputado en El Madrigal el 31 de octubre de 2015.

Ambos equipos han tenido trayectorias dispares. El Villarreal empezó como un tiro. Encadenó una gran racha (16 puntos de 18 posibles en las seis primeras jornadas) y se situó líder durante dos jornadas. Lo contrario que el Sevilla. Una paupérrima serie de resultados le dejó colista.

En las últimas jornadas, la tendencia se ha invertido. El Sevilla ha ido a más (3 victorias y 1 empate en las cuatro últimas jornadas) y ya acaricia el objetivo marcado. El ‘submarino amarillo’ ha entrado en un bache (2 derrotas y 1 empate en las tres últimas jornadas) que le ha dejado fuera de la cabeza, incluso fuera de los puestos de Champions League.

Para el Villarreal, nada mejor que ganar al Sevilla para recuperar las buenas sensaciones, alejar a un rival directo y, si se cumplen los resultados adecuados, volver a la zona de Champions. El Sevilla, por su parte, ante la oportunidad de dar un paso más en su crecimiento. Para ello debe hacer frente a un hándicap: no conoce el triunfo a domicilio (3 empates y 1 derrota fuera de casa). El combinado de Nervión ha asentado su recuperación a partir de los buenos resultados en el Pizjuán. Fuera de casa, sin embargo, no está mostrando el nivel que últimamente ofrece ante su parroquia. El Sevilla es consciente de que, sin hacerse fuerte como visitante, clasificarse para la Champions será complicado. Firmar la primera victoria a domicilio, en la cancha de un rival directo, supondría una buena declaración de intenciones al respecto.

El Sevilla, sin Banega. El Villarreal, con problemas en la delantera

A las bajas por lesión de Beto, Carriço y Pareja, se ha unido la de Inmobile por decisión técnica y Banega por lesión. La de este último una ausencia sensible, puesto que el argentino era uno de los hombres más en forma del Sevilla. Todo hace indicar que Iborra adelantará la posición y Krohn-Dehli entrará en el doble pivote. No se puede descartar alguna sorpresa en forma de rotación visto el calendario: Villarreal, City y Real Madrid. El Villarreal cuenta con problemas en la delantera. Bakambu, el único sano. Baptistao y Adrián, descartados. Soldado, con problemas físicos, no ha podido entrenar con normalidad, pero ha entrado en la convocatoria. La duda es si entrará en el once al no estar al 100%. Si no lo hace, Denis Suárez (se mide a su ex equipo) podría adelantar su posición, acompañando a Bakambu. Por otra parte, vuelve al once Bailly después de cumplir sanción ante Las Palmas.

Los duelos de la pasada temporada se decidieron por la mayor efectividad sevillista. El Villarreal es consciente de que si no manda en las dos áreas la misión se pondrá fea. Las claves pasan por ser solido atrás, ser profundo y aprovechar las ocasiones. Precisamente, la cifra de goles ha descendido en las últimas semanas después de un inicio prometedor. No obstante, los números de Bakambu en relación a minutos-goles invitan a una necesaria mejoría en este aspecto. Aunque, es más un partido para un rematador nato (Soldado) que para un velocista (Bakambu) teniendo en cuenta que el Sevilla optará por el achique y dejará pocos espacios.

Al Sevilla no le importa ceder la posesión a cambio de cerrar filas. Los de Emery primero tratarán de robar lo más arriba posible ejerciendo una agresiva presión. Cuando falle el primer paso, plan B. Consiste en retrasar las líneas, replegarse y buscar el contraataque. Konoplyanka y Vitolo buscarán a Gameiro e Iborra. Ojo al excelente momento de Gameiro y Konoplyanka. Y, por supuesto, el balón parado, un arma arrojadiza a la que el Sevilla saca mucho rédito.

El Madrigal se le da bien al Sevilla. La última victoria del Villarreal ante el Sevilla como local data de la 2010/11. Desde entonces se han medido cinco veces entre Liga, Copa y Europa League: 2 empates y 3 victorias sevillistas. Los tres triunfos, en los tres últimos enfrentamientos. Sin ir más lejos, en la pasada temporada, el conjunto dirigido por Emery fue la bestia negra del Villarreal, con cuatro victorias en cuatro duelos (dos de Liga y dos de Europa League). Si tenemos en cuenta los duelos con rivales de la zona alta, el Villarreal ha ganado en casa al Athletic (3-1) y el Atlético (1-0) y perdió ante el Celta (1-2). Lo que es evidente es que siempre da guerra y compite ante los rivales directos. Veremos si se corta la mala racha ante el Sevilla o si los hispalenses siguen haciendo de El Madrigal un territorio propicio.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More