El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Villarreal 0-2 Alavés: El Alavés toma El Madrigal


Un serio Alavés firmó la primera derrota del Villarreal en El Madrigal en LaLiga. Los goles en el inicio de Ibai Gómez y Camarasa fueron suficiente para llevarse los tres puntos. El submarino intentó sin éxito la remontada. El 0-2 resultó una losa demasiado pesada. Al Villarreal le faltó principalmente la solidez defensiva de la que suele hacer gala; en ataque, pese a crear ocasiones, estuvo negado de cara a puerta. El cuadro amarillo cae a la quinta plaza, a expensas de lo que hagan sus rivales. El Alavés, decimotercero, se aleja de los puestos de descenso, los cuales tiene a 7 puntos.

0- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo (Jonathan Dos Santos´ 79), Trigueros, Bruno, Soriano (Cheryshev´46); Pato, Sansone (Bakambu´68).

2- Deportivo Alavés (4-4-1-1): Pacheco; Kiko Femenía (Vigaray´84), Pantic, Feddal, Theo; Daniel Torres, Marcos Llorente, Camarasa; Edgar (Espinoza´72), Deyverson, Ibai Gómez (Raúl García 62´).
Goles: 0-1 Ibai Gómez min.7, 0-2 Camarasa min.17.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Enseñó la tarjeta amarilla a Jaume Costa (11´), Bruno (22´), Daniel Torres (55´), Feddal (56´) y Pantic (66´)

Datos: Encuentro de la 13ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Madrigal ante 18.000 espectadores. .

El Alavés lo resolvió por la vía rápida y luego aguantó el empuje del Villarreal. Primero aprovechó su primera ocasión clara para adelantarse. Ibai, en el vértice izquierdo del área pequeña, cazó un rechace tras un cabezazo de Deyverson al palo. El ex del Athletic la cruzó de tiro potente. Diez minutos después, un error de Musacchio costó el segundo. En el intento de cederla atrás de cabeza hacia el portero, Musacchio se la dejó en bandeja a Camarasa, que aprovechó el regalo. Aparte de los dos goles, el Alavés dispuso de más ocasiones. La más clara, un remate al palo de Theo en una jugada ensayada. Los tres de arriba del Alavés, Edgar, Deyverson e Ibai, fueron una pesadilla para una frágil defensa amarilla, superada en la primera parte. 

Al Villarreal le condenó principalmente la fragilidad que mostró atrás. Los errores defensivos (como en el segundo gol) y la falta de solvencia, cualidad que este equipo había hecho suya hoy no se manifestó. De mitad de campo hacia delante, el Villarreal mostró mejores síntomas. Le dificultó un Alavés bien plantado y compacto, con un Llorente en plan mariscal. Y pese al buen trabajo vitoriano, la calidad del Villarreal permitió encontrar ocasiones claras como para reducir la distancia. Pacheco, que mostró su gran momento, desbarató las opciones de Castillejo y Mario. Musacchio también tuvo el gol. Cazó un corner en el área chica, pero se le fue cerca del larguero. No pudo redimirse del error del segundo tanto.

Tras el descanso, Fran Escribá movió ficha. Dejó en la caseta a Soriano y metió a Cheryshev buscando más mordiente en la izquierda. La segunda parte, el Alavés renunció al ataque a cambio de defender la renta. Pero sin renunciar al contraataque. En una contra mortífera nada más empezar la segunda parte pudo sentenciar. En un tres para tres, Ibai Gómez equivocó la finalización. Del 45 al 60 fueron los mejores minutos del Villarreal. El submarino aumentó la intensidad, poniendo en liza un fútbol vertical que puso en problemas al Alavés. El gol, ese que hubiera metido al Villarreal en el partido, no llegó porque Pachecó lo evitó. Sacó una gran mano en una falta botada por Castillejo, mostrándose igualmente de acertado en el rechace ante Cheryshev. El Villarreal en ataque llegó incluso más que otros días en los que ganó. Solo que esta vez estuvo negado.

Con el paso de los minutos, el Villarreal se deshinchó. Lo intentó hasta el final, pero sin esa convicción necesaria que produce el desanimo por la falta de gol. Mérito del Alaves, por su buen nivel defensivo. Empezó con defensa de cuatro y, en el ecuador del segundo tiempo, acumuló cinco atrás. Pellegrino realizó este cambio táctico cuando peor lo estaba pasando el Alavés y acertó. A partir de ahí el combinado vasco respiró, obligando al Villarreal a insistir desde lejos ante la dificultad de pisar el área. En la recta final, Espinoza rozó el gol. Asenjo evitó que el jugador del cedido por el Villarreal al Alavés mojara. También Mario tuvo una opción pero, quien si no, Pacheco, la desbarató. No fue el día del Villarreal y sí del Alavés.

Mérito del Alavés por su buen nivel defensivo. Empezó con defensa de cuatro y, en el ecuador del segundo tiempo, acumuló cinco atrás. Líneas retrasadas y juntas, obligando al Villarreal a insistir de lejos ante la dificultad de pisar el área. El Villarreal lo intentó hasta el final sin éxito. El Alavés, a partir de ese cambio táctico de la defensa de cinco, jugó cómodo. Espinoza pudo hacer más sangre, pero Asenjo evitó que el jugador cedido por el Villarreal le mojara la oreja a los suyos. El combinado vasco demostró por qué ganó en el Camp Nou y empató en el Calderón. Le van las canchas difíciles. El Villarreal certificó que no está en un buen momento: tres derrotas en los cuatro últimos choques.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-0 Betis: A golazo limpio, terceros y Poyet tocado


Dos golazos de Trigueros y Soriano desde fuera del área ponen al Villarreal tercero y dejan a Poyet en la cuerda floja. El Villarreal fue claramente superior a un Betis que solo inquietó tras el 2-0.

2- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo (Rodrigo´78), Trigueros, Bruno, Soriano (Cheryshev´74); Bakambu (Jonathan Dos Santos´66), Sansone.

0- Real Betis Balompié (4-4-2): Adán; Piccini, Mandi, Pezzella, Álex Martínez; Cejudo, Jonas, Petros, Felipe Gutiérrez (Alex Alegría´56); Joaquín (Nahuel´56), Sanabria (Rubén Castro´56).
Goles: 1-0 Trigueros min.22, 2-0 Soriano min.53.

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité vasco). Enseñó la tarjeta amarilla a Cejudo (71´) y Jonas (79´).

Datos: Encuentro de la 11ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Madrigal ante 19.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Villarreal olvidó las dos derrotas que arrastraba con un triunfo que le deja tercero, en puestos de Champions. El Betis está fuera del descenso (2 puntos por encima), pero la situación de Poyet ha empeorado con esta derrota, la segunda consecutiva del Betis. El Betis empezó de igual a igual, pero terminó siendo superado por un Villarreal que demostró por qué está arriba. Decidieron Trigueros y Soriano desde fuera del área. 

Los primeros minutos fueron de bostezo. Villarreal y Betis se tantearon, ejerciendo una presión alta que anuló la profundidad. El encuentro transcurría equilibrado, sin apenas ocasiones, hasta que Trigueros desniveló la balanza en el 22´ con un golazo desde 30 metros. El mediocentro no se lo pensó dos veces y sacó un disparo colocado que se coló por la escuadra tras tocarla Adán.

Si antes del gol de Trigueros el partido transcurrió sin dueño, tras el 1-0 el encuentro tuvo un único dueño: el Villarreal. El submarino se hizo totalmente con el control y se gustó, mientras que el Betis no encontró la forma de superar a la férrea defensa local. Obligado a adelantar las líneas por la desventaja, el Betis dejó espacios que fueron una mina para el Villarreal. En la primera parte, el combinado amarillo pudo haber sentenciado. Mandi evitó el gol de Sansone un minuto después del 1-0. Y la más clara, un remate al palo de Víctor Ruiz en el 33´. 

Tras la reanudación el guión no varió. El Villarreal siguió echando leña al fuego y el Betis no era capaz de contenerlo. El talento de Trigueros y Bruno se impuso al músculo de Jonas y Petros. Castillejo y Soriano eran un quebradero de cabeza para la defensa, incapaces de contenerlos. El peligro seguía rondando la meta de Adán y el segundo cayó por inercia pura. Otro golazo desde fuera del área. Soriano, en el 53´, dejó sentado a Petros y se sacó un obús que superó a Adán, poniendo la sentencia para el Betis y quizás para Poyet. El futuro del técnico pinta negro en Heliópolis.

El segundo del Villarreal hizo reaccionar a Poyet con el triple cambio. A la desesperada. En el 56´ sacó a Alex Alegría, Rubén Castro y Nahuel. Se quedaron en la caseta Sanabria, Joaquín y Felipe Gutiérrez. A partir de ahí llegaron las primeras aproximaciones béticas, por parte de Rubén Castro, Alex Alegría y Piccini, pero sin incidencias en el marcador. La ocasión más clara de Nahuel, cedido por el Villarreal al Betis. El canterano amarillo remató solo por arriba de Asenjo. Se rozó el gol del ex. Tras el 2-0, el Villarreal se replegó y salió al contraataque. Fran Escribá puso cemento, poblando el centro del campo. Del 4-4-2 al 4-2-3-1 con Sansone en punta, Trigueros mediapunta, Jonathan y Cheryshev extremos y Bruno y Rodri en el doble pivote. El Villarreal contuvo al Betis y se va al parón feliz. Tercero.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Poyet se juega el crédito ante un Villarreal que quiere volver a ganar


El Betis no arranca y el crédito de Gustavo Poyet se va agotando. El técnico bético tiene una nueva prueba en El Madrigal, donde deberá ofrecer una buena imagen de cara a reforzar su maltrecha posición. El Villarreal busca reencontrarse con el triunfo después de dos derrotas consecutivas. Los tres puntos tienen premio para el submarino: volver a los puestos de Champions. 

Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo, Trigueros, Bruno, Soriano; Pato, Sansone.

Real Betis Balompié (4-3-3): Adán; Piccini, Mandi, Pezzella, Alex Martínez; Donk, Petros, Jonas; Joaquín, Sanabria, Cejudo.

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité vasco).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 11 de la Primera División 2016/17 disputado en El Madrigal el domingo 6 de noviembre de 2016 a las 18:30h. Retransmitido por beIN.

En vez de un Villarreal - Betis parece un Villarreal - Poyet. Pese a que la situación no es crítica (decimotercero, dos puntos por encima del descenso), este Betis no convence. Ni a la afición ni a parte del Consejo, que está pensando en Merino. Una derrota abultada con mala imagen podría precipitar los acontecimientos. Por lo que no queda otra que hacer un buen partido para seguir adelante. Ganar en El Madrigal daría oxigeno al entrenador uruguayo. No es una empresa fácil, pero el técnico y también el equipo necesitan dar buena imagen y más tras venir de caer (0-1) ante el Espanyol. Una derrota que ha borrado de un plumazo el triunfo (1-2) ante Osasuna de hace dos jornadas. Así son las cosas cuando las aguas bajan revueltas.

El once que presente Poyet es tan incierto como su futuro. El técnico ha aventurado que se mantendrá firme en la idea inicial, que no es momento de cambios. Pero no queda claro si volverá al 4-3-3 habitual o al 4-4-2 que utilizó ante Osasuna y Espanyol. También es una incógnita si jugará con un punta o dos. Como nota destacada señalar que Rubén Castro podría quedarse en el banquillo. El canario atraviesa un bache: siete partidos sin marcar. El Betis necesita sus goles para no entrar en la zona fatídica. Pero Poyet podría dar entrada a Sanabria o Alex Alegría. O a ambos. Por su parte, el técnico podría introducir a Piccini y Donk en la búsqueda de la tecla que cambie la inercia. Donk, junto a Zoluyla, entran en una lista en la que llama la atención la no presencia de Dani Ceballos por decisión técnica por segundo partido consecutivo. Y por idéntico motivo también se ha caído Bruno.

La tendencia del Villarreal ha cambiado en los dos últimos partidos. Venía de 12 choques seguidos sin perder (9 de LaLiga y 3 de la Europa League). Pero las derrotas ante el Eibar en LaLiga y el Osmanlispor en la Europa League han viciado el aire. Sin embargo, los excelentes números en El Madrigal en LaLiga invitan al optimismo. 4 victorias y 1 empate (13 puntos en El Madrigal) que hacen del Villarreal el mejor equipo de LaLiga como local junto al Atlético. Aunque, el último precedente en casa ante el Osmanlispor invita a tomarse al Betis con cautela. El Villarreal está avisado de que si no hace un buen partido, cualquier cosa puede ocurrir. Ganar es lo que lo cambia todo y el submarino amarillo quiere hacerlo recuperando el buen juego. 

Después de las rotaciones masivas en la Europa League, vuelven los titulares a escena. El Villarreal es uno de esos equipos que se puede recitar de carrerilla el once base. Asenjo en la portería. Mario, Musacchio, Víctor Ruiz y Jaume Costa en la defensa. Castillejo, Trigueros, Bruno y Soriano en el centro del campo. Sansone y Pato o Bakambu en la delantera. La única duda reside en si Fran Escribá le dará descanso a Bakambu, que fue titular en la Europa League, o apostará de Pato, que tuvo unos minutos el jueves tras dejar atrás las paperas. Por lo tanto, con respecto al Osmanlispor, solo repetirán Bruno, Víctor Ruiz y Bakambu si sale de titular. Los más habituales para instalarse en la zona Champions. Por último, N´Diaye no se enfrentará a su ex equipo. Se ha caído de la convocatoria por decisión técnica. Ahora mismo no cuenta para Escribá, que ya lo dejó fuera ante el Osmanlispor.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort 

Villarreal 1-2 Osmanlispor: Pasión turca en El Madrigal

Bombazo en El Madrigal. El Osmanlispor se llevó los tres puntos y el liderato. El Villarreal, empatado a 5 puntos con el Zúrich, se complica la Europa League con una derrota inesperada. El conjunto turco ganó haciendo gala de una altísima intensidad, orden defensivo y contraataques mortíferos. Webó y Rusescu, dos ex de LaLiga, marcaron los tantos turcos, haciendo inútil el de Rodrigo. Mal partido del Villarreal, incómodo en la primera parte y superado en la segunda. 

1- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Rukavina, Álvaro, Víctor Ruiz, José Ángel; Jonathan Dos Santos (Sansone´80), Rodri, Bruno, Cheryshev (Castillejo´69); Bakambu, Santos Borré (Pato´63).

2- Osmanlispor (4-2-3-1): Arikan; Bayir, Çurüksu, Prócházka, Tiago Pinto; Çagiran (Demir´86), Ndiaye; Umar, Maher, Delarge (Regattin´67); Webó (Rusescu´72).
Goles: 0-1 Webó min.7, 1-1 Rodrigo min.48, 1-2 Rusescu min.75

Árbitro: Harald Lechner (Austria). Enseñó la tarjeta amarilla a Bayir (38´), Víctor Ruiz (56´) y Çagiran (70´)

Datos: Encuentro de la 4ª jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League 2016/17 disputado en El Madrigal ante 17.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Villarreal está teniendo problemas que no se preveían en un grupo, teóricamente, asequible. Ante el Zúrich ganó remontando, luego llegaron los empates ante Steaua y Osmalispor a domicilio. Hoy cabía la posibilidad de encarrilar el pase. Y ha ocurrido justo lo contrario. Ya sea por jugar con rotaciones masivas, por el tópico de que no hay rival fácil, por no poner toda la carne en el asador o por otros motivos, el Villarreal se ve abocado a afrontar una situación límite sin margen de error.

Llegan dos finales ante Zúrich y Steaua de Bucarest. El submarino debe hacer los deberes primero en Suiza y luego en casa ante el Steaua para estar en dieciseisavos. Si no adiós. Sería un desenlace fatal en Europa, que ya antes tuvo el doloroso prólogo del adiós a la Champions en la previa.

En el once de rotaciones de Fran Escribá destacó la no presencia de N´Diaye (descartado) y la titularidad de Rodrigo. Al joven valor de la cantera no le pesó la presión. Fue de lo más destacado y dejó un buen sabor de boca, no solo por el gol. Aunque Rodrigo lo hizo bien se echó de menos a Trigueros. Su manejo, unido a su excelente momento, hubieran venido de perlas a un Villarreal que le faltó, entre otras cosas, claridad en el pase entre líneas. Algo que Trigueros aporta.

Mal comienzo, mal final

O tal vez nada hubiera sido igual sin ese gol tempranero, sin tener que remar a contracorriente desde el principio. Webó, ex de Osasuna y Mallorca, auguró que iba a ser una noche complicada. El delantero camerunés embocó en el segundo palo un centro-chut de Prócházka. Que el combinado turco se adelantó no fue casualidad. Salió mejor. El Osmanlispor realizó un partido serio, a lo Atlético de Madrid: intensidad a tope, seguro en defensa y peligroso al contraataque. Aunque en la ida ya avisó, esta vez lo superó. El Villarreal no se esperaba una versión tal de un combinado que disfrutó de su primera gran noche europea.

Que no se viera un buen Villarreal no le resta méritos a lo que hizo el Osmanlispor. En la primera parte, con el balón y la iniciativa en su poder, el submarino no encontró el modo de hacer daño a un equipo encerrado. Al submarino le faltaron cosas. Empezando por el gol, pero también otras: desborde, ritmo y claridad. Bakambu y Santos Borré no estuvieron finos. Cheryshev fue el más incisivo, con dos remates que rondaron el empate. Rodri también lo intentó, pero se encontró con el meta Arikan. El Villarreal se fue al descanso con un peligroso 0-1. Y esta vez no hubo remontada.

Rodrigo trajo esperanza

El Villarreal salió mejor tras el descanso. No elaboró tanto, fue más directo y, lo más importante, a la mínima buscó portería. Santos Borré en el 48´ hizo trabajar a Arikan. Un minuto después llegó el premio en una buena acción de Rodrigo. El mediocentro recuperó en mitad de cancha y avanzó hacia el carril derecho. Desde la frontal la pegó y, tras tocar en Tiago Pinto, el balón hizo una parábola que se coló por arriba de Arikan. El Villarreal logró meterse en el partido. Y lo que parecía una posible remontada amarilla, se tornó en lo contrario.

Gran segunda parte del Osmanlispor

El 1-1 abrió el partido. El Osmanlispor no se conformó con el empate, como hubieran hecho otros equipos, y fue ambicioso. Y la ambición tuvo su recompensa con la victoria. Estiró las líneas y, desde las bandas, creó mucho peligro. Delarge y Umar se comieron a Rukavina y José Ángel. Desde allí llegaron varios acercamientos peligrosos. Maher tuvo el gol en el 72´ y, tres minutos después, Rusescu (doblete al Villarreal en Ankara) se la volvió a liar al Villarreal. Andrés Fernández despejó un disparo desde la derecha de Umar. Rusescu fue más rápido que Álvaro a la hora de coger el rechace y rubricó el tanto de la victoria turca. El Osmanlispor lo buscó y lo consiguió.

Tras marcar el segundo, el Osmanlispor aún tenía la portería en el punto de mira. Andrés Fernández evitó el gol de Tiago Pinto y el doblete de Rusescu. El Villarreal, en la segunda mitad, cometió imprecisiones que no suele cometer: errores en el pase, descolocación y falta de ideas. Aún así, al final, pudo empatar. Una gran mano de Arikan evitó que el obús de Sansone desde fuera del área acabara en gol. Y, en la última jugada, Rodrigo pudo igualar en una doble ocasión, pero entre el portero y un defensor se la sacaron. Mazazo para un Villarreal que se complica la Europa League. Alegría para el Osmanlispor, que es líder y tiene a tiro la clasificación. Pasión turca en El Madrigal.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal - Osmanlispor: A dejar encarrilada la clasificación


Partido vital para el Villarreal, que si gana al Osmalispor dejaría encaminada la clasificación. El conjunto turco, que ya puso en apuros al submarino en Ankara, buscará la sorpresa en El Madrigal.

Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Rukavina, Musacchio, Álvaro, José Ángel; Jonathan Dos Santos, N´Diaye, Bruno, Cheryshev; Pato, Santos Borré.

Osmanlispor FK (4-2-3-1): Arikan; Vrsajevic, Çürüksu, Aykut Demir, Tiago Pinto; Ndiaye, Kiliçaslan; Umar, Maher, Delarge; Rusescu.

Árbitro: Harald Lechner (Austria).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 4 de la fase de grupos de la UEFA Europa League 2016/17 disputado en El Madrigal el 3 de noviembre de 2016 a las 21:05h. Retransmitido por beIN.

Con el grupo tan apretado, el Villarreal -líder con 5 puntos- tiene la oportunidad de despejar el camino. Si vence al Osmanlispor le dejaría a 4 puntos, mientras que el Zúrich (4 puntos, empatado con el Osmanlispor) y el Steaua (2 puntos) se miden en Suiza y uno de los dos se dejará puntos. Por lo tanto, después de una victoria ante el Zúrich y dos empates ante el Steaua y Osmanlispor, al Villarreal se le presenta la oportunidad de dejar a tiro el pase de dieciseisavos y la primera plaza.

Ganar al Osmanlispor ayudaría a sacarse la espina de Ipurúa. El Villarreal sufrió ante el Eibar la primera derrota tras el varapalo de Mónaco. Quiere demostrar que solo fue un accidente y la línea sigue siendo la ascendente que le llevó a estar 12 duelos invicto (9 de LaLiga y 3 de Europa League).

Pato vuelve tras superar las paperas que le han impedido estar ante Las Palmas y Eibar. Queda la duda de si el brasileño saldrá desde el banquillo o de inicio en un once con bastantes rotaciones, tal y como viendo siendo habitual en la Europa League. Andrés Fernández estará en la portería. Rukavina y José Ángel ocuparán los dos flancos defensivos. Álvaro estará acompañado por Musacchio o Víctor Ruiz en en centro de la zaga. N´Diaye, que ya marcó en Turquía, tiene opciones de acompañar a Bruno en el doble pivote. Jonathan Dos Santos y Cheryshev apuntan a los costados, sin descartar a Castillejo. Santos Borré formará la dupla ofensiva junto a Pato o Bakambu.

El Osmanlispor está demostrando que no es una perita en dulce. Desconocido para la mayoría, ha emergido como un valor al alza que puede complicar la vida a cualquiera. Que se lo digan al Villarreal, que en la primera parte en el Osmanli Stadi perdía 2-0. Este duelo no le llega en el mejor momento al combinado turco: viene de caer 3-1 ante el Gaziantepspor (el Osmanlispor es octavo en la liga turca) y encadena siete partidos sin ganar. Pero Europa es otra cosa. El combinado dirigido por Mustafa Akçay, aunque no le hace ascos a la iniciativa, hará gala de un contraataque veloz para volver a sorprender al submarino amarillo. De mitad de campo hacia arriba, tiene jugadores a vigilar. Como Rusescu, ex del Sevilla, que marcó los dos tantos turcos al Villarreal. Así como también la explosividad de los veloces Umar y Delarge en los extremos.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More