El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Este Barça no es el Barça


Este Barcelona de 2014 no es el Barça al que nos tienen acostumbrados. Se están acabando las oportunidades para ganar la Liga. Esta vez el tropiezo fue en Zorrilla ante un Valladolid que puso más intensidad que juego. Los de Martino no fueron quienes de remontar un partido que les empezó dando la espalda con el gol de Rossi en el minuto 16. Una primera parte sin ocasiones y una segunda sin alternativas. Muy poca intensidad en el juego culé y otra vez con un fútbol muy lento y previsible. Con el once de gala el Barça pierde y se aleja del liderato.

Real Valladolid: Mariño, Peña, Rukavina, Rueda, Mitrovic, Rubio, Valiente (Sastre 58´), Bergdich (Rama 71´), Rossi, Manucho (Óscar 73´), Guerra.

F.C. Barcelona: Valdés, Alves, Piqué (S. Roberto 71´), Mascherano, Adriano, Xavi, Cesc (Alexis 60´), Busquets, Neymar (Tello 73´), Pedro, Messi.

Gol: 1-0 Rossi min 16.

Árbitro: Hernández Hernández del Comité de Árbitros de Las Palmas, amonestó a  Bergdich (46´), Rossi (51´), Peña (74´), Rubio (86´) y a Sastre (90´) por parte del Valladolid y a Piqué (64´) por la del Barça.

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada vigesimoséptima de la Liga BBVA disputado en el estadio Nuevo Jose Zorrilla.

Otro partido para olvidar. El Barcelona salió los 90 minutos como si el partido ya estuviera ganado antes de jugarlo. Un equipo que quiere optar a todo no puede permitirse ni un ápice de relajación, debes ser intenso y jugar cada partido como si de una final se tratase. En el primer acto el Valladolid no superó al Barcelona en juego, pero tampoco ocurrió lo contrario. Los de Pucela se adelantaron en el marcador gracias a una intensidad colectiva propia de cualquier equipo que se la está jugando. El gol es cierto que es fruto del azar, la pelota rebotó hasta tres veces dentro del área hasta que Fausto Rossi se la encontró para batir a Valdés.

Propuesta inicial arriesgada de JIM y el Barça sin ideas. JIM sacó al terreno de juego un dibujo táctico impropio de los equipos que se enfrentan al Barça. Un 4-4-2 bastante ofensivo inicialmente que hizo mucho daño a los de Martino que falto de ideas ofreció un fútbol cuanto menos desordenado. Tras el gol, el conjunto local mantuvo el orden y apenas le generaron peligro. Ya en la segunda mitad, con tal de aguantar el marcador, los de Valladolid se cerraron un poco más, y fue ahí cuando se vio la única ocasión importante, la de Neymar que sólo ante Mariño golpeó por encima de la portería.

Sin intensidad no ganas los partidos. Me reitero en las palabras pero ya son varios los partidos donde el Barcelona juega apático sus encuentros. Los internacionales en sus respectivos partidos con selecciones no se muestran de esta manera. En el día de hoy, otra vez más, nadie estuvo a la altura. Pedro el que más intención puso aunque con poco acierto ya que el colectivo azulgrana sumó una cifra elevadísima de balones perdidos no forzados. En cambio, el equipo local, sabía perfectamente cuál era su papel en el terreno de juego, jugar muy intenso, vencer en todos los duelos individuales y sobre todo, lo más importante, tener actitud y mentalidad ganadora.

El cambio de cromos sigue sin funcionar. Las sustituciones siguen sin dar su fruto, el Barcelona no tiene recambio. Hoy, las entradas de Sergi Roberto, Alexis y Tello por Piqué, Cesc y Neymar, no ofrecieron nada distinto ni nada nuevo, y el esquema táctico fue invariable los noventa minutos. No hay excusas porque los catalanes salieron con su once de gala. Neymar, tras el reciente Hat-trick con la selección no fue quien de anotar en la que sería la ocasión más clara del encuentro cuando ya perdían en el marcador, un balón franco al borde del área pequeña que el brasileño envió a las nubes.

El Barça lo tiene más que difícil. Cada vez son menos las opciones que el Barcelona tiene para ganar el título de Liga. No por la lejanía en la tabla sino por las sensaciones. Se siente y se percibe en los gestos y en la forma de jugar cuando un jugador está metido en un partido y hoy esa sensación era más que evidente que no la había. La única opción de revertir la situación es cambiar el chip y salir de otra manera al terreno de juego. Jugadores buenos hay y calidad sobra por lo que el Barça no se puede permitir más tropiezos si todavía quiere tener opciones de luchar por el título.

Inyección de moral para el Valladolid. Los pucelanos que partían de los puestos de descenso antes de comenzar la jornada, recibían quizás, al rival menos deseado y gracias a esta victoria, no solo se colocan provisionalmente fuera de los puestos de descenso, sino que anímicamente les va dar moral para los partidos que están por venir. Además, JIM, el técnico local cuestionado en las últimas semanas, seguro que dormirá más tranquilo.



Jonathan Giráldez Costas
Redactor de MotivaGoal del F.C. Barcelona
jony_g10@hotmail.com
Twitter: @jony_g10  



Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More