El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Lopetegui y los otros culpables de la crisis del Real Madrid



El sonrojante 5-1 del Camp Nou acabó con el escaso crédito que le quedaba a Julen Lopetegui al frente del Real Madrid. Un paso efímero, finiquitado por una racha negativa que ha terminado con un adiós cantado.

Ya en el primer día serio, el vasco empezó con el pie izquierdo. Perdió 2-4 la Supercopa de Europa ante el Atlético. Luego se rehizo en La Liga, en un comienzo esperanzador en cuanto a resultados y juego. Los claros fueron un empejismo. Los nubarrones llegaron, asomó la tormenta y ya no cesó. La sequía de goles, sin los habituales 50 de Ronaldo, asomó en todo su esplendor. Las derrotas ante el Sevilla, el CSKA Moscú, el Alavés y el Levante dejaron al equipo sin confianza. Irreconocible. Frente al Barcelona, la debacle definitiva. Y Julen cayó. Meses durísimos de digerir para el ex seleccionador, de los que hacen mella. El fichaje por el Real Madrid horas antes del Mundial y la posterior destitución, la paupérrima trayectoria al frente de la nave merengue que ha provocado otro despido, el segundo en cuatro meses.

Lopetegui no es, ni mucho menos, el único culpable de la crisis. Florentino y los jugadores también se llevan su parte. Florentino, por la mala planificación. No pudo o no quiso retener a Cristiano y Zidane. La arriesgada apuesta de confiar en Bale y Benzema para hacer los goles de Cristiano, ni mucho menos, está dando resultado. Sin Neymar, Mbappé u otro gran goleador, lo de este curso huele a transición hasta que el próximo verano lleguen los fuegos artificiales. Sólo que transición no entra en el vocablo del Real Madrid, sólo vale ganar año tras año.

Hace años que el Real Madrid cuenta con un plantel que lo ha ganado todo y ha hecho historia. El éxito ha evitado la savia nueva, mientras la edad y la disminución del hambre cargan la mochila. Cada vez más. En este inicio de temporada, prácticamente, la totalidad de los pesos pesados han cometido errores groseros, impropios de ellos. Viven un momento alarmante los Bale, Benzema, Ramos, Varane, Modric, Kroos, Asensio. Sin Modric y Kroos finos, el equipo no carbura. Asensio no está aprovechando su momento. Bale y Benzema ya hace tiempo que agotaron su crédito. Ramos y Varane son claros exponentes de la fragilidad defensiva, acompañada de errores impropios de centrales de su talla. Hasta Nacho, de lo más fiable, se ha contagiado.

Y para cortar la sangría llega Santiago Solari. El hasta ahora técnico del Castilla se hace cargo del Real Madrid de forma interina. Se especuló con Antonio Conte, que parecía que iba a ser el elegido pero, al menos de momento, Solari será el que dirigirá los designos del trece veces campeón de Europa.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 5-0 Rapid Viena. Manita revitalizante


El Villarreal le endosó una manita al Rapid Viena con triple mensaje. Endereza el rumbo en Europa, firma la primera victoria en casa del curso y recupera la pegada. Necesitaba un partido así, amén de un flojo Rapid que defensivamente hizo aguas y dio facilidades. Gerard Moreno y Ekambi, el hombre del partido con dos goles y dos asistencias, se reencontraron con el gol. Raba y Fornals también se unieron a la fiesta. Jaume Costa acabó expulsado en la recta final.

5- Villarreal CF (4-2-3-1): Andrés Fernández; Miguelón, Álvaro, Funes Mori, Jaume Costa; Cáseres (Cazorla´77), Trigueros; Layún, Fornals (Samu Chukweze´64), Raba (Gerard Moreno´70); Ekambi.

0- SK Rapid Wien (4-1-4-1): Strebinger; Müldur, Sonnleitner, Barac, Bolingoli; Ljubicic; Potzmann (Ivan´46), Murg (Knasmüllner´77), Schwab, Berisha (Thurnwald); Alar.
Goles: 1-0 Fornals min.26, Ekambi min.30, 3-0 Ekambi min.45, 4-0 Raba min.63, 5-0 Gerard Moreno min.85

Árbitro: Halis Özkahya (Turquía). Expulsó a Jaume Costa por doble tarjeta amarilla (79´) y (73´). Enseñó la tarjeta amarilla a Trigueros (20´), Murg (24´) y Cáseres (40´),

Datos: Encuentro de la 3ª jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League 2018/19 disputado en El Estadio de la Cerámica. 14.558 espectadores.

El Villarreal encontró en el Rapid de Viena el analgésico perfecto para quitarse el malestar. La superioridad fue tan aplastante como blando el Rapid. Noche para olvidar de los centrales, Sonnleitner y Barac. Dieron un curso avanzado de cómo no defender, fatal al espacio y dando regalos. Pero, por mucha superioridad, cinco goles no se marcan sin virtud y esfuerzo. Y eso que el Villarreal empezó con la mosca detrás de la oreja, pero se rehizo y se gustó. Ekambi fue el fiel reflejo. Empezó cómo una escopeta de feria y acabó cómo un rifle de precisión. También marcó Gerard. Curada la falta de gol. El 4-2-3-1, el punto de partida.

Los primeros minutos fueron una oda a las pifias. Los centrales cometieron errores graves que dejaron a Ekambi sólo ante el portero Strebinger. La mala finalización del camerunés en esos compases rivalizó con los fallos de los zagueros. El Rapid Viena, que demostró por qué ocupa la zona baja de la Bundesliga austriaca, pudo ponerse por delante en los minutos los que el Villarreal se estaba encontrando. Alar, el punta, el único que creó peligro, no estuvo atinado en posición franca para marcar. Andrés evitó el 0-1. 

Al final, la clara superioridad amarilla cayó por su propio peso y, cómo tal, llegaron los goles. Tres antes del descanso, dejándolo sentenciado. Ekambi se resarció y de qué manera. Marcó dos y le dio otros dos a Fornals y Raba. También buena imagen de Fornals y Raba. En la mediapunta Fornals baila, escorado se minimizan sus virtudes. Raba también jugó suelto y aprovechó los minutos. También el Villarreal recuperó la solidez defensiva, cómo se echaba de menos a Cáseres, nuevamente titular. Todos sumaron. 

Con la renta a favor, el Villarreal bajó una marcha en la segunda parte. Y aún le valió para meter dos más. Nada más salir del descanso, Barac evitó un gol cantado de Ekambi que hubiera supuesto el hat-trick. Después de unos minutos de respiro que agradeció el Rapid, llegó el cuarto. Lo cocinaron entre Jaume Costa y Ekambi. Raba puso la firma. Más tarde, en la recta final, llegó la expulsión de Jaume Costa por doble amarilla. No afectó. En una contra, Gerard Moreno cerró el marcador y se reencontró con el gol un mes después. Le hacía falta. El partido murió con la segunda ocasión clara del Rapid. De nuevo Alar, de nuevo Andrés. Primera victoria en casa, malas sensaciones bajo tierra de momento y en el rumbo adecuado a dieciseisavos.

Manuel. Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort



Villarreal - Rapid Viena: Final en la tercera jornada



Sólo es la tercera jornada de la fase de grupos de la Europa League y el Villarreal ya tiene una final. Tras empatar ante Rangers y Spartak de Moscú, el submarino está obligado a no fallar ante el Rapid de Viena.

Villarreal CF (4-2-3-1): Andrés Fernández; Mario, Bonera, Funes Mori, Jaume Costa; Trigueros, Cáseres; Cazorla, Fornals, Sansone; Ekambi.

SK Rapid Wien (4-2-3-1): Strebinger; Potzmann, Dibon, Sonnleitner,Bolingoli-Mbombo; Schwab, Ljubicic; Murg, Ivan, Barac; Pavlovic.

Árbitro: Halis Özkahya (Turquía).

Datos: Encuentro correspondiente a la 3ª jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League disputado en el Estadio de la Cerámica el jueves 25 de octubre de 2018 a las 21:00h.

Rangers y Rapid de Viena lideran el grupo con 4 y 3 puntos, respectivamente. El Villarreal es tercero con 2 puntos y lo cierra el Spartak con 1 punto. Ante lo ajustado de la situación, el submarino necesita estrenar el casillero de victorias en Europa. También sería el primer triunfo este curso en el Estadio de la Cerámica, dónde el Villarreal aún no sabe lo que es ganar. Tres empates (Rangers, Valencia y Atlético) y tres derrotas (Real Sociedad, Girona y Valladolid) en seis choques.

La falta de gol ha sido el principal lastre del Villarreal, especialmente como local. El submarino genera, pero no mata. Y eso que esta temporada presumía de un ataque como pocas veces. Gerard no anda fino y Ekambi, al menos, empieza a carburar. Para complicar las cosas, Bacca se lesionó ante el Atlético y será baja de cuatro a seis semanas. La solución para marcar pasa por primero por el buen juego. Trasladar la mejoría ofrecida en el empate ante el Atleti, dónde Oblak evitó la derrota rojiblanca, para los próximos duelos. Sólo así el submarino saldrá a flote en Europa, mejorará en La Liga y Calleja, cuestionado, respirará.

Calleja seguirá con el 4-2-3-1, que funcionó ante el Atlético, pero no repetirá el mismo once. La principal novedad, Santiago Cáseres. Con Bruno y Javi Fuego en el dique seco y con Iturra fuera, la recuperación de Santiago Cáseres supone un claro alivio. El medio defensivo argentino, que ante el Atlético ya dispuso de minutos, será titular, por lo que Funes Mori volverá al centro de la defensa, acompañando a Bonera. Álvaro descansará y Víctor Ruiz está fuera por lesión. En la portería repetirá Andrés, titular ante el Rangers y el Spartak. Sansone, Layún y Ekambi también cuentan con papeletas de apuntarse a las rotaciones.

El Rapid tampoco está para tirar cohetes. Instalado en la zona baja de la Bundesliga austriaca, acumula tres derrotas en los últimos cuatro choques. El reciente 3-0 que le endosó el TSV Hartberg, un recién ascendido, aún escuece. El Rapid llega con Didi Kühbauer en el banquillo. El que fuera jugador de la Real Sociedad, entre 1997 y 2000, cogió las riendas hace tres jornadas en sustitución de Goran Djuricic. Kühbauer busca una reacción en Villarreal, pese a que los números a domicilio no inviten a la esperanza. Sólo una victoria en los últimos diez desplazamientos en la Europa League. El técnico verdiblanco no podrá contar con Gatler, Hofmann, Mocinic, Schobesberger y Szanto.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

La sequía de Gerard Moreno



Gerard Moreno está reñido con el gol. Sólo 2 tantos en 860 minutos, desglosados en nueve partidos de La Liga y dos de la Europa League. Un bagaje pobre para el ex perico que, de momento, no está teniendo el rendimiento esperado en su vuelta al Villarreal.

Gerard Moreno sólo ha visto puerta ante la Real Sociedad y el Rangers. El 18 de agosto, en la primera jornada, abrió la lata ante la Real Sociedad. Pero su tanto no impidió la derrota tras la posterior remontada txuri-urdin. Ante el Rangers salió desde el banquillo (no ha sido titular en competición europea, en La Liga de inicio en todos los partidos) y su tanto puso por delante al submarino. Al final, el Rangers empató y se llevó un punto. El gol frente al combinado escocés, su último tanto, dista del 20 de septiembre. Gerard acumula ya poco más de un mes sin marcar.

Desde entonces, el gol le ha dado un portazo. Le falta el acierto que sí tuvo en el Espanyol y no será por no intentarlo. Ha dispuesto de ocasiones claras de todos los colores. Mano a mano errado ante el Valladolid, Espanyol y Atlético de Madrid. Penalti fallado ante el Valladolid. Tiro al palo también ante los de Pucela. Ya sea por mala fortuna o mala puntería, Gerard está negado y, al final, la confianza se va agotando. Parece casi más un factor psicológico que deportivo.

Tampoco los otros delanteros del Villarreal van sobrados. Ekambi y Bacca han marcado 3 y 2 goles, respectivamente. Pero en contra de Gerard un dato: tanto uno como otro igualan o superan sus goles disputando menos minutos. Ekambi ha jugado 572 minutos entre La Liga y la Europa League, Bacca 452 minutos entre las dos competiciones. Sansone, el cuarto en discordia, no se ha estrenado en los 148 minutos que ha disputado. La calidad de los delanteros está probada. Los números señalan lo contrario.

Gerard volvió este verano al Villarreal a cambio de 20 millones. En las tres temporadas en el Espanyol, creció considerablemente y dejó 39 dianas a la saca. En la anterior etapa de amarillo no era titular. Soldado y Bakambu le cerraban las puertas, pero estaba cerca de tirar la puerta al aprovechar los minutos en las rotaciones de Marcelino. Llegó la oferta del Espanyol y no se lo pensó dos veces. En el conjunto espanyolista desarrolló el potencial que se le presuponía.

Tras diversos intentos por recuperarlo, el Villarreal se hizo con sus servicios. Volvió siendo mejor jugador. Calleja le dio galones desde el primer día. Y lo que parecía un valor seguro no está dando el rédito esperado. Para los delanteros es cuestión de estadística. La de Gerard está jugando en su contra, pero tiene calidad de sobra para revertir la situación.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Napoli golea al Udinese y se acerca a la Juventus

Foto: udinese.it

Los de Ancelotti aprovecharon el tropiezo del líder e impusieron su calidad para golear a un Udinese que suma su cuarta derrota consecutiva. El ex bético Fabián Ruiz abrió el marcador, Mertens amplió la ventaja de penalti y Rog sentenció cerca del final para acercarles a 4 puntos de la Juve. Los de Julio Velázquez dieron muestras de recuperarse y mejoraron al principio de la segunda mitad, pero acabaron hundidos al encajar una goleada que pudo ser aún mayor.


0- Udinese (4-4-1-1): Scuffet; Stryger, Troost-Ekong (Opoku 35’), Nuytinck (Wague 86’), Samir; Behrami (Barak 67’), Pusetto, Fofana, Mandragora; De Paul; Lasagna.

3- Napoli (4-4-2): Karnezis; Hysaj, Albiol, Koulibaly, Malcuit; Allan, Zielinski (Rog 84’), Verdi (Ruiz 3’), Callejón; Milik (Hamsik 73’), Mertens.
Goles: 0-1 Ruiz min.13, 0-2 Mertens (p) min.80, 0-3 Rog min.85.

Árbitro: Mariani. Enseñó la amarilla a Pussetto (15’), Milik (35’), Albiol (44’), Allan (55’), Stryger (56’), Mertens (58’).

Datos: Encuentro de la 9ª jornada de la Serie A 2018/19 disputado en el Dacia Arena. 22.000 espectadores.


El Napoli llegaba a Udine con la baja de su máximo goleador Insigne, pero salió al campo dispuesto a aprovechar el primer tropiezo de la Juventus en este campeonato para reducir distancias con el líder e impuso su control absoluto de posesión y juego desde los primeros minutos. Poco antes de cumplirse el primer cuarto de hora se adelantó el ex bético Fabián Ruiz, que había entrado a los 3 minutos sustituyendo al lesionado Verdi, con un gran chute colocado y con efecto que desde el pico derecho del área de Scuffet entró por la escuadra contraria.

Los de Ancelotti mantuvieron un juego muy vistoso para seguir controlando el partido a base de pases rápidos y precisos y dispusieron de más ocasiones para ampliar su ventaja, la más clara fue un remate que Zielinski envió al lateral de la red rematando sin oposición en el área pequeña.

El Udinese lo intentaba al contraataque y con un juego muy directo, lo que desesperaba a su creador de juego, Rodrigo De Paul. Pero a fuerza de insistir, en el descuento de la primera mitad llegaron las dos ocasiones más claras para los de Julio Velázquez, con un remate de Pussetto que no logró definir en el área pequeña y a continuación un balón largo controlado por Lasagna, que pese a disponer de metros sin defensores por delante lanzó una volea que se fue a las nubes.

Al principio de la segunda parte cambió el guión: los locales salieron a buscar el empate con insistencia y presionaban mucho más arriba y con más intensidad y los napolitanos se vieron obligados a recular para defender su estrecha ventaja. Pero la falta de precisión en algunos pases y la circulación lenta de balón evidenciaron los problemas para crear juego de los locales, que asumieron unos riesgos que se acabarían materializando en ocasiones visitantes.

En el minuto 78, un penalti por mano de Opoku tras un tiro de Callejón, que confirmó el VAR tras no ver fuera de juego en la jugada, supuso el 0-2 que convirtió Mertens. Ese segundo gol dejó muy tocado al Udinese, que bajó los brazos y vio cómo Marko Rog, que llevaba menos de un minuto en el terreno de juego, sentenciaba con el tercero. Un resultado más abultado de lo que se pudo ver sobre el campo, ya que los blanquinegros siguieron en el partido hasta 10 minutos del final, pero que pudo ser incluso mayor en los minutos finales, controlados de nuevo por los napolitanos.

Antes de la jornada de Champions, el Napoli no desaprovechó la oportunidad que le dio el Genoa al empatar en campo de la Juventus y se sitúa a 4 puntos de un líder que parecía indiscutible. Por su parte, el Udinese continúa su larga racha de malos resultados y necesita sumar con urgencia para evitar acercarse más a la zona de descenso.

Iago Viñas Alonso
MotivaGoal

Los jóvenes tulipanes traen a Holanda de vuelta



En el Mundial de Brasil 2014, Holanda cayó ante Argentina en las semifinales. Los penaltis dejaron a los Robben, Sneijder y Van Persie sin la final de Maracaná. Ese día supuso el fin de un ciclo y el inicio de una larga época de sequía. Los tulipanes se marchitaron y estuvieron casi un lustro sin asomar, hasta que recientemente han aparecido los primeros tallos. Brotes verdes. Esperanza.

Los jóvenes tulipanes golearon 3-0 a Alemania en la Nations League y empataron 1-1 ante Bélgica en un amistoso. Resultados a tener en cuenta ante combinados de prestigio, amén de una Alemania en crisis. De Holanda sorprendió la personalidad, la forma de competir, el posicionamiento y las rápidas transiciones. El trabajo de Ronald Koeman en el banquillo pesa y mucho.

No es la tradicional Holanda de toque y estrellas en sus filas. La principal figura, con permiso de Depay, reside en el colectivo, plasmado en el orden defensivo y el contraataque. Así destrozó a Alemania y compitió contra Bélgica. Koeman utilizó dos sistemas distintos: el tradicional 4-3-3 holandés ante los de Löw y el 5-3-2 frente los diablos rojos. Ambos le funcionaron.

Koeman ha construido una Holanda desde los cimientos. La ha asentado en torno a la solidez defensiva. La oranje puede ser dominada y defender bien gracias al buen nivel de los centrales y el portero. El verdadero cordón de seguridad, el formado por Cillessen, De Vrij, Van Dijk y De Ligt. De Vrij, Van Dijk y De Ligt sobresalen por la altura, garantía en el juego aéreo y el balón parado.

Arriba, los veloces Depay, Quincey y Babel causan estragos. Son perfectos para jugar a la contra. Con espacios, resultan totalmente dañiños. Memphis Depay ha encontrado en el Lyon el fútbol que prometía en el PSV y no explotó en el United. Vive un momento, especialmente, dulce.

También brilla con luz propia, Frankie de Jong, el actual cerebro de la oranje y para muchos años. Excelente nivel técnico y visión de juego. Junto a De Roon, Strootman, Wijnaldum y Blind, que también puede jugar de medio defensivo, Koeman tiene una medular de diversas características. De Jong, con 21 años, tiene un futuro esplendido. Barcelona y Real Madrid le siguen de cerca.

Lo mejor para Holanda es que posee un margen de mejora indudable. Ante Alemania, la media del once fue de 25 años. Una Holanda rejuvenecida, a largo plazo. El presente asoma prometedor, el futuro aún mejor. Los jóvenes tulipanes quieren volver a poner a la oranje en el mapa futbolístico.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Piatek, el capocannoniere de la Serie A



Krzysztof Piatek, hasta hace poco un desconocido, ha irrumpido cómo una de las principales sensaciones del inicio de temporada. El delantero polaco de 23 años del Genoa ha dejado maravillada a Italia por su idilio con el gol: 7 tantos en nueve jornadas, pichichi de la Serie A. El nuevo Lewandowski, como se le conoce en el país transalpino, está destacando por una constancia fuera de lo común, por repartir los goles en cada jornada. Partido que ha jugado, partido que ha marcado.

A los siete goles del campeonato doméstico, se unen los cuatro que consiguió en Coppa ante el Lecce. En total, 13 dianas en ocho partidos; 1,6 goles por encuentro, amenazando con alcanzar la barrera de dos por partido, una media fuera de lo común. Sólo Cristiano Ronaldo alcanzó una media similar en el Real Madrid. El portugués, de momento, no ha repetido estos número en la Juventus, pese a haber mejorado en los últimos duelos la marca goleadora. Piatek está eclipsando incluso a Ronaldo. Y no es nada sencillo en un fútbol históricamente de defensas férreas como el italiano, y más jugando en un equipo de nivel medio-bajo que no es un referente de la Serie A.

Piatek está resultando decisivo para que el Genoa respire tranquilo, en mitad de la tabla, alejado a 7 puntos de la zona fatídica. Aún con el objetivo cumplido y con un partido por disputarse ante el Milan, Enrico Preziosi, decidió destituir al técnico Davide Ballardini (cuatro victorias y tres derrotas) tras la derrota ante el Parma. Juric, que ya entrenó y jugó en el Genoa, es el nuevo técnico rossoblu. Habrá que ver cómo afecta este cambio al Genoa y a Piatek.

Las características de Piatek giran en torno al prototipo de delantero clásico, alejado del punta moderno. Un nueve al uso que hace del área su territorio de caza, siempre situado en el momento y lugar oportuno. La finalización, el remate de cabeza y los disparos lejanos, sus puntos fuertes.

El gol es lo que más cotizado y los delanteros, las piezas más deseadas. Es la demarcación que más partida de presupuesto se lleva, aunque siempre hay excepciones. Gangas. Como Piatek. El Genoa lo fichó este verano del Cracovia por 4,5 millones. Este verano, con los grandes llamando a las puertas, Enrico Preziosi sacará tajada. Juventus, Inter y Roma tienen a Piatek apuntado en su agenda. Y también al Barcelona le ha llamado la atención su irrupción.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

La Juventus mantiene su pleno de victorias en Udine


El líder sigue imparable y se mostró muy superior al Udinese durante todo el encuentro. Sentenció en 4 minutos de la primera mitad con goles de Bentancur y Ronaldo. En la segunda, Scuffet evitó la goleada y los locales evidenciaron sus carencias. Ocho victorias en ocho jornadas para los de Allegri, mientras que el Udinese sufre su tercera derrota consecutiva y se acerca a la zona baja justo antes del parón en el campeonato.

0- Udinese (4-1-4-1): Scuffet; Stryger, Troost-Ekong, Nuytinck, Samir; Behrami (Pussetto 61’); Fofana, Mandragora, De Paul; Barak (Teodorczyk 76’); Lasagna (Vizeu 85’).

2- Juventus (4-3-3): Szczesny; Cancelo, Bonucci, Chiellini, Alex Sandro; Betancur, Pjanic (Barzagli 88’), Matuidi (Emre Can 45’); Dybala (Bernardeschi 65’), Mandzukic, Ronaldo.
Goles: 0-1 Bentancur min.33, 0-2 Ronaldo min.37.

Árbitro: Rosario Abisso. Enseñó la amarilla a De Paul (50’), Samir (79’), Lasagna (82’) y Manzukic (94’).

Datos: Encuentro de la 8ª jornada de la Serie A 2018/19 disputado en el Dacia Arena. 25.000 espectadores.

El duelo de blanquinegros en Udine confirmó las tendencias de ambos equipos, suponiendo la octava victoria en ocho partidos de la Juventus, diez de diez si sumamos los de Champions, y la tercera derrota consecutiva del Udinese, que fue a remolque durante casi todo el partido.

Tras unos primeros 15 minutos de tanteo y algunas alternativas, la Juve encerró al Udinese en su propio campo y empezó a asediar la portería de Scuffet. Aunque en un primer momento sin claro peligro, ya dejaba claro que era cuestión de tiempo.

Poco después de la media hora de juego, en un contraataque después de un córner a favor de los locales, el balón llegó a Cancelo en la banda derecha y el lateral lanzó un buen centro que Bentancur remató de cabeza a placer, al borde del área pequeña sin apenas oposición. Tres minutos después, una buena jugada de Manzukic por la izquierda acabó con un pase atrás a Ronaldo, que lograba el 0-2 con un zurdazo potente y cruzado.

La primera parte acababa con un claro dominio visitante, reflejado en el marcador y en el juego, y el encuentro parecía sentenciado. Incluso sin un juego brillante, los de Allegri se mostraron muy superiores.

En la segunda mitad, el Udinese salió más preocupado de no encajar un resultado demasiado doloroso que de intentar remontar, a lo que el líder respondió ahorrando fuerzas y dominando la posesión del balón sin correr riesgos. Pese a ello, se pudieron ver varias oportunidades de gol claras y Scuffet evitó la goleada en varias ocasiones, especialmente ante disparos de Bernardeschi y Cristiano Ronaldo, como había hecho ante Manzukic en la primera parte.

En definitiva, la Juve hizo valer su calidad y su experiencia para mantener su pleno de puntos, mientras que los de Julio Velázquez sumaron una nueva derrota que les acerca a la zona baja de la tabla, con un calendario aún complicado por delante. Pese a todo, el salmantino declaró sentirse satisfecho con la reacción y el trabajo de unos jugadores que siguen ganando experiencia, aunque criticó la falta de picardía de un equipo muy joven, sobre todo para hacer faltas en algunos montes puntuales.

Iago Viñas Alonso
MotivaGoal

Montaña rusa del Villarreal en Moscú



El Villarreal vivió en Luzhniki una auténtica montaña rusa. Nunca mejor dicho. El submarino se puso dos veces por delante, tenía el partido controlado y parecía que los tres puntos estaban en el bolsillo. Pero en la recta final el Spartak de Moscú remontó con dos goles, la nueva hecatombe estaba a punto de consumarse. Hasta que un penalti transformado por Cazorla rescató un punto. En la última jugada.

El 3-3 plasma el reflejo del actual Villarreal de Calleja. Cuando combina creatividad y pegada sencillamente es letal; pero lo minimiza con una fragilidad defensiva que le hace vulnerable, tal y como ocurrió ante el combinado dirigido por Massimo Carrera. Cómo jugar a la ruleta rusa.

Se han cometido errores de marca e individuales que han costado puntos. Sin embargo, el problema no es sólo la línea defensiva. El principal lastre reside en la defensa en bloque. El Villarreal se muestra especialmente vulnerable en las contras rápidas que exigen un repliegue rápido y ordenado. Los desajustes parten al equipo por la mitad. El sistema de líneas adelantadas de Calleja exige centrales rápidos, algo de lo que carece el Villarreal. Víctor Ruiz, Álvaro, Funes Mori y Bonera no destacan por esta cualidad.

Calleja ha probado distintas variantes tácticas que tampoco han solucionado los problemas. El rombo en el centro del campo es el dibujo preferido del técnico, pero también el menos fiable por dejar desprotegido el exterior. Aunque en Moscú se utilizó el 4-2-3-1 que dio resultado al final de la pasada temporada, el más utilizado anteriormente es el 4-4-2 en línea, sistema por antonomasia del submarino. Tampoco con este encuentra la solución definitiva, pero sí se muestra más fiable.

Ante el Espanyol nueva prueba para un Villarreal que no encuentra el rumbo en este inicio de temporada. Ni tampoco Calleja.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More