El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Primer boceto del Sevilla de Machín



La pretemporada es tiempo de experimentos. Probar distintas formaciones y jugadores, con tal de ensamblar los engranajes y llegar con las ideas claras al inicio de la temporada. Para el Sevilla los tiempos de bolos y probaturas ya terminaron. Ayer empezó lo serio con la segunda ronda de la Europa League, su competición, la que no visitaba desde hace dos años.

El idilio hispalense con la Europa League sigue igual. El Sevilla goleó 4-0 al Ujpest de Hungría, dejando el pase prácticamente sellado en la ida y poniendo la primera piedra para estar en la fase de grupos. El foco principal recayó en Pablo Machín. El técnico soriano debutó en partido oficial y dejó buenas sensaciones. Al Pizjuán le gustó su propuesta ofensiva y su dibujo táctico. Machín utilizó el 3-4-2-1 que tanto éxito le dio en el Girona.

Con el Sevilla 2018/19 en construcción, del primer once de Machín no se pueden extraer valoraciones definitivas. Pero sí alguna primera conclusión. La duda de Vaclik o Sergio Rico en la portería se despejó a favor del checo. Jesús Navas promete hacer grandes cosas de carrilero derecho. Por lo demás, en la línea de tres centrales estuvieron Carriço, Pareja y Escudero, a la espera de Sergi Gómez y Gnagnon. Roque Mesa y Mudo Vázquez formaron el doble pivote, Sarabia y Nolito la línea de mediapuntas y Ben Yedder fue el hombre más adelantado. Por su parte, Banega y Kjaer, que apuntan a titulares, se quedaron en banquillo al tener escaso rodaje tras el Mundial.

A título individual Jesús Navas se llevó todos los halagos. El de Los Palacios demostró que la lesión que le impidió acabar la temporada es agua pasada. Inédito en pretemporada, se le guardó para este partido y demostró estar a punto. Lo rubricó con gol y asistencia desde el carril derecho, donde hizo suya toda la banda. Con Montella funcionó perfectamente de lateral derecho. Como carrilero tiene menos obligación defensiva y, además, tiene toda la banda para él. A Navas le va este sistema.

El Sevilla definitivo de Machín no quedará configurado hasta final de verano, toda vez que el Sevilla es un hervidero de entradas y salidas. Correa está con un pie en el Lazio. Ganso también puede salir y lo mismo puede ocurrir con Franco Vázquez, N´Zonzi y Sergio Rico. Se prevén movimientos. Faltan fichajes, sobre todo piezas ofensivas para completar un Sevilla, el de Machín, que tendrá un sello de autor.  

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Villarreal empieza La Liga ante rivales directos por Europa



El sorteo del calendario de La Liga ha deparado un Villarreal - Real Sociedad en la primera jornada. Los de Javi Calleja recibirán al combinado txuri-urdin en La Cerámica. Un duelo interesante frente a un rival directo, ideal para empezar a calibrar a un submarino amarillo que ilusiona a la afición.

Exigente comienzo ante rivales directos por Europa

La Real Sociedad sólo es uno de los platos fuertes que le esperan al Villarrean en las seis primeras jornadas. En la segunda fecha visita al Sevilla en el Pizjuán. En la quinta, se mide al Valencia en La Cerámica, el derbi esta temporada llega pronto. En la sexta jornada viaja a San Mamés para medirse al Athletic. Cuatro duelos ante rivales directos en las seis primeras jornadas. La Liga empieza fuerte.

Posteriormente, llegarán los platos más fuertes. Villarreal - Atlético en la jornada 10. Barcelona - Villarreal en la jornada 14 y Villarreal - Real Madrid en la jornada 17. Este último quedará aplazado al coincidir con las fechas que el Real Madrid disputará el Mundial de Clubes. 

Fuerte inicio también en una segunda vuelta asimétrica

El inicio de la segunda vuelta será igualmente de exigente. Villarreal - Athletic en la jornada 20. Valencia - Villarreal en la jornada 21. Villarreal - Sevilla en la jornada 24. Atlético - Villarreal en la jornada 25.

Después de este particular Everest, el Villarreal se medirá al Barcelona en La Cerámica y al Real Madrid en el Bernabéu en las jornadas 30 y 36, respectivamente.

El Villarreal acabará La Liga en el Coliseum Alfonso Pérez. Se medirá al Getafe en la jornada 38 que cierra el campeonato.

El calendario cuenta con una importante novedad. Por primera vez será asimétrico. El orden de las jornadas de la segunda vuelta no será el mismo que el de la primera vuelta, tal y como venía ocurriendo. La primera jornada no será la primera de la segunda vuelta, por eso el orden de los enfrentamientos del Villarreal no se corresponde al de la primera parte del campeonato.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Los cuatro pilares de la Francia campeona del Mundo



Francia tocó la gloria en Moscú. Venció 4-2 a Croacia en la final y logró su segunda Copa del Mundo tras la conseguida en 1998. De la Francia de Zidane a la Francia de Griezmann, dos combinados históricos que han aportado dos estrellas a la casaca gala.

La trayectoria de Francia en Rusia empezó con dos triunfos consecutivos ante Australia y Perú que supusieron el pase a octavos. Dos victorias con más efectividad que brillo. En la última jornada, Deschamps mezcló titulares y menos habituales; Francia empató a cero ante Dinamarca, más pensando en las rondas finales que buscando hacer el nueve de nueve.

En los duelos a vida o muerte se ha visto el verdadero potencial de les bleus. Encuadrada en el lado difícil, ha superado cada obstáculo por complicado que fuera. La Argentina de Messi en octavos, la Uruguay de Suárez en cuartos, la gran Bélgica de Hazard en semifinales y la sorprendente Croacia de Modric en la final. Francia no ha sido la selección más bonita, pero se ha proclamado campeona por ser la más difícil de batir, por su tremenda competitividad. Nadie ha podido con los de Deschamps.

La alta competencia por formar parte de la lista de 23 se cobró a Benzema, Payet, Martial y Rabiot. Deschamps apostó por su núcleo de confianza y lo conseguido le da la razón. Deschamps ha logrado sacar partido a cada pieza, primando por encima de todo el colectivo. Ante todo, Francia ha sido un bloque conjunto. La mejor noticia para el combinado galo es que el éxito puede prolongarse de acuerdo al potencial y al DNI de los Mbappé (19 años), Pogba (25 años), Varane (24 años), Umtiti (24 años), Lucas Hernández (22 años) y Pavard (22 años). Del mismo modo, por detrás vienen pegando fuerte Lemar (22 años), Dembelé (20 años), Fekir (24 años), Kimpembe (22 años) y Tolisso (23 años). El futuro del fútbol francés está asegurado.

Potencia física, solidez, Griezmann y Mbappé

La Francia campeona del Mundo se sostiene en torno a cuatro pilares: la potencia física, la solidez defensiva y las genialidades de Mbappé y Griezmann.

El movimiento de Deschamps de dar la titularidad a Giroud fue crucial. El delantero del Chelsea no ha visto puerta; en cambio, su labor de fijar a los centrales y el juego de espaldas ha sido fundamental para que Mbappé y Griezmann jugaran liberados y ofrecieran el mejor rendimiento. Griezmann, de menos a más, cada vez es más completo. Marca, asiste, pelea y lee los partidos a la perfección. La FIFA ya tiene la candidatura de Grizi al Balón de Oro. Mbappé, sencillamente, ha maravillado al mundo. Goles, velocidad, regates. Mbappé ya ha alcanzado el status de top, figura mundial. Un escándalo de 19 años.

Francia no es un equipo vistoso. No juega especialmente bien desde el punto de vista estético. Lo suyo es la explosividad, plasmada a la perfección por Pogba, Matuidi y Kanté. La fuerza y los pulmones de la zona medular han hecho añicos a lo que se han cruzado en el camino. Kanté es el ancla. Pogba, la zancada. Matuidi, el despliegue. Escorado a la izquierda, Matuidi ha equilibrado y reforzado el centro del campo, centrándose en ayudar a Pogba y Kanté.

La seguridad defensiva también ha ganado partidos. Cómo ante Bélgica. No sólo por el gol de Umtiti, sino por la gran labor del central del Barcelona y Varane. Umtiti y Varane conforman una pareja de centrales tan sólida como fiable. Y los laterales no se quedan atrás. Pavard y Lucas, centrales en sus respectivos equipos, han ofrecido un desempeño a tener en cuenta. Pavard, una de las revelaciones, anotó ante Argentina uno de los goles del Mundial. Lucas, en su parcela, ha sido impenetrable y sus subidas han aportado profundidad. Por último, cuando la defensa ha sido superada, emerge la figura de Lloris, el portero más destacado del Mundial junto a Courtois. Las manos salvadoras de Lloris ante Bélgica y Uruguay también valen una Copa del Mundo. El error ante Croacia no empeña el fantástico papel del cancerbero del Tottenham.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Francia - Croacia, las cuatro claves de la final del Mundial



Este domingo a las 17:00h, Francia y Croacia se disputan el trono del fútbol. Por plantel y recorrido, Francia se presenta como favorita. Su camino hasta Luzhniki asusta. Argentina, Uruguay y Bélgica, sus víctimas. Croacia ya ha hecho historia. Contra todo pronóstico es finalista; por primera ha alcanzado la final. Croacia ha hecho historia apurando sus opciones al límite. Superó a Dinamarca y Rusia en los penaltis. A Inglaterra en la prórroga. Esfuerzo grande, recompensa valiosísima.

Dicen que las finales las deciden los detalles, principalmente hay cuatro claves que pueden marcar el rumbo de la gran cita de Moscú.

Físico contra toque

El epicentro de la final se encuentra en la sala de máquinas, donde confluyen dos maneras distintas de concebir el fútbol. Croacia tratará de imponer el toque, la elaboración, la pausa. Francia ofrecerá un ritmo alto basado en la potencia y el juego directo. Modric y Rakitic ante Kanté, Pogba y Matuidi.

Modric y Rakitic convierten a Croacia en una de las selecciones más talentosas. El madridista y el culé están realizando un Mundial descomunal. Modric lidera y tiene una influencia total; juega y hace jugar, hace mejor a los que le rodean. Rakitic es un escudero de auténtico lujo que ya muchas selecciones quisieran tener. Y en la recámara Brozovic, Kovacic y Badelj, otros complementos de calidad. En las bandas Perisic, que en Croacia rinde a nivel de crack, y Rebic ofrecen verticalidad. Zlatko Dalic también suele utilizar a Kramaric escorado. El del Hoffenheim aporta velocidad y gol.

El ritmo físico de Pogba, Matuidi y Kanté ahoga a los rivales, superados por el pulmón galo. El trabajo de Kanté, impagable. Equilibra y no para de recuperar. Este Mundial ha mostrado un Pogba maduro, mejorado tácticamente y más concienzado en el doble pivote. Deschamps ha sacrificado la profundidad que ofrecerían Lemar o Dembelé al costado y ha apostado por Matuidi, movimiento fundamental. El trabajo y la versatilidad de Matuidi hacen a Francia más rocosa. Aunque Pogba, Matuidi y Kanté destacan por el músculo no están exentos de calidad, ante todo Paul Pogba.

Modric y Rakitic vs. Griezmann y Mbappé

Griezmann y Modric son los principales estandartes de Francia y Croacia, con permiso de Mbappé y Rakitic. Son los jugadores por los que pasa el juego, los que sus compañeros más buscan. Una genialidad de los cracks puede valer su peso en oro. La calidad de Modric, la picardía de Griezmann, la llegada de Rakitic, el desborde de Mbappé... Pueden decidir la final por sí solos.

Francia y Croacia cuentan con otros mimbres decisivos. Pogba y Perisic también tienen una ascendencia sobresaliente. En la portería Lloris y Subasic son un seguro para sus compañeros. Varane y Umtiti conforman otros de los secretos de Francia. Rebic, Vida y Vrsaljko, sin hacer ruido, tienen peso para Dalic.

630 minutos de Croacia y 540 minutos de Francia

Desde octavos hasta semifinales Croacia acumula 630 minutos, concentrados en los tres duelos de la fase de grupos y las tres prórrogas seguidas. Francia, que no ha jugado ninguna prórroga, contabiliza 530 minutos. Por lo tanto, Croacia llega a la final con 90 minutos más a sus espaldas y teniendo un día menos de descanso que los de Didier Deschamps.

El cansacio podria jugar en contra del combinado vatreni. Además, ante Inglaterra varios jugadores terminaron con molestias y fundidos. Mandzukic jugó la prórroga lesionado y, aún así, marcó. El irreductible delantero de la Juve terminó siendo sustituido, al igual que un Modric fundido. Strinic también se retiró con molestias. Es el resultado del sobre esfuerzo, de tres prórrogas seguidas.

El balón parado y el juego aéreo

Buena parte de los goles de Rusia 2018 se han producido a balón parado. Francia no es una excepción. Los de Deschamps tienen en Varane, Umtiti y Pogba a tres especialistas. De hecho, Umtiti y Varane ya han firmado goles importantes. El central del Real Madrid abrió la cuenta ante Uruguay en cuartos. Umtiti marcó el tanto que doblegó a Bélgica y llevó a Francia a Luzhniki.

Francia también sabe sacar partido a su poder aéreo para defender los centros. Bélgica la bombardeó desde las bandas. Les bleus, una y otra vez, neutralizaron los intentos de los de Roberto Martínez.

Croacia cuenta con Mario Mandzukic como principal amenaza aérea. El ex del Atlético de Madrid hace del remate de cabeza una de sus principales virtudes. El 1,90m, la potencia y la precisión le convirten en una mina de oro de cabeza. También Lovren es otro especialista de dicha faceta.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Umtiti y Mandzukic se citan en Luzhniki



Umtiti. El central del Barcelona certificó el pase de Francia a la final. Córner al primer palo y Umtiti cabeceó con la fuerza suficiente para llevar a les bleus al último peldaño. Umtiti marcó y, junto a Varane, fue un muro impenetrable. Francia realizó un encomiable trabajo defensivo, cerrando el acceso por dentro. Bélgica sólo tuvo vías de acceso por las bandas, pero los centros fueron repelidos por el poderío aéreo francés.

Mbappé. Asusta lo que es capaz de hacer en una semifinal del Mundial con apenas 19 años. Otra exhibición. Arrancada, potencia, zancada y regate. Peligro constante, se va de los rivales con una facilidad pasmosa. En la segunda parte, con Bélgica volcada, resultó más dañino. Sólo le faltó el gol para redondear una actuación que volvió a llamar la atención. El trono futbolístico pronto será suyo.

Hazard. El mejor futbolista de los diablos rojos fue el mejor de los belgas ante Francia. En la primera parte dirigió los mejores minutos de una Bélgica que pudo adelantarse. Luego Francia cogió la medida a los de Roberto Martínez. En los momentos críticos, el del Chelsea no se arrugó y tiró de las riendas. Sin éxito, pero mostrando que técnicamente hay pocos como él.

Lloris y Courtois. Han sido los porteros más decisivos. Si ante Uruguay Lloris dejó una parada para enmarcar, ante Bélgica realizó una estirada magnifica a Alderweireld que vale una final. Courtois también hizo intervenciones de mérito que sujetaron a Bélgica. El meta belga, sobresaliente ante Brasil, ha cuajado un magnifico Mundial que le relanzará en el mercado.

Perisic. Croacia iba cayendo 0-1 desde el 5´ y no encontraba el modo de sorprender a una Inglaterra bien plantada. El gol de Perisic en el 68´ cambió la semifinal por completo. The three lions terminaron eclipsados por una Croacia que se lo creyó. Sin el gol de Perisic, que justo después de empatar el palo le privó del 2-1, posiblemente Croacia no hubiera logrado la posterior hazaña en la prórroga.

Mandzukic. El momento cumbre lo protagonizó Mandzukic. Perisic la puso con la testa y ante el despiste de la zaga inglesa Mandzukic, en posición franca, la cruzó ante Pickford. Mandzukic terminó lesionado, sin fuerza y aún así marcó en la prórroga. Gol histórico. Por primera vez Croacia en la final de un Mundial. Mario, el héroe. La generación de Modric, Rakitic, Mandzukic, Subasic y Perisic ha superado a la del 98 de Suker, Prosinecki, Boban, Jarni. Palabras mayores.

Trippier. Inglaterra estuvo la mayor parte del partido en la final gracias al tempranero gol de Trippier. Poco pudo hacer Subasic ante el preciso lanzamiento de falta del carrilero inglés. A parte de subir con peligro la banda derecha, el del Tottenham posee un extraordinario golpeo. Posteriormente Kane, partido para olvidar, tuvo el 0-2 en una doble ocasión clarísima. Ahí tuvieron los de Southgate la final. Inglaterra no sentenció y luego, salvo a balón parado, no creó peligro. Terminó agotada, sin fuerza y desordenada en defensa.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

En marcha el Villarreal 2018/19

Foto: Villarreal CF
Se acabaron las vacaciones. Tras tres días de pruebas médicas, el Villarreal se vistió de corto y completó el primer entrenamiento de la temporada en la Ciudad Deportiva.

Gerard Moreno, Toko Ekambi y Funes Mori y Santi Cazorla completaron la primera sesión con sus nuevos compañeros. También lo hizo Alfonso Pedraza. Tras varias temporadas rindiendo a buen nivel en distintas cesiones al Lugo, Leeds United y Alavés, el canterano groguet se ha ganado un sitio en el plantel de Javi Calleja.

Calleja dispuso de una amplia totalidad de sus efectivos. El técnico no contó con Trigueros, Bruno y Javi Fuego por lesión. Tampoco tendrá a su disposición a los mundialistas Cheryshev y N´Diaye hasta de aquí a dos semanas. El nigeriano Samu Chukweze, la joya de la cantera, también se incorporará en los próximos días. Hará la pretemporada con el primer equipo. Por su parte, Bonera tiene permiso para incorporarse a final de semana. El central está en Italia sacándose el carnet de entrenador.

Foto: Villarreal CF
Especial fue volver a ver la sonrisa de Santi Cazorla por Miralcamp. El asturiano ha vivido un sinfín de sensaciones desde que abandonó el Villarreal en 2011. Pieza clave en el Málaga que se clasificó para la Champions, campeón con España en las Eurocopas de 2008 y 2012, buenos años en el Arsenal y un vía crucis en los dos últimos años por una lesión el tendón de Aquiles que casi le retira. El sacrificio, el trabajo y la constancia le han permitido salir del túnel. El asturiano es uno más del Villarreal desde el primer día. Si esta pretemporada las sensaciones son buenas y no recae, a sus 33 años Cazorla afrontará su tercera étapa en el submarino amarillo.

Bruno es un caso parecido al de Cazorla. Tras más de un año sin jugar, sigue sin participar en la dinámica grupal. Sin embargo, las sensaciones con él son positivas. Este verano Bruno ha trabajado duro con los especialistas y se confía en que pronto vuelva a entrenar con el grupo. Qué mejor fichaje que el de Artana para el medio defensivo que busca el Villarreal.

Foto: Villarreal CF
Javi Calleja afronta su primera temporada completa, después de coger las riendas al principio del pasada curso. El reto de Calleja es dar un paso más respecto a la pasada temporada; mejorar el quinto puesto, aspirar a la cuarta plaza de Champions, sin descuidar la Europa League y la Copa del Rey. Ganar un título es el sueño del club. La guinda al notable crecimiento experimentado a lo largo de todos estos años.

La iniciativa y el buen trato al balón seguirá siendo el ADN del Villarreal. Calleja tendrá como referencia varios sistemas, según lo exigido por el rival y las circunstancias. Inicialmente, el técnico introdujo un 4-4-2 con rombo que terminó por no funcionar. Al final apostó por un 4-2-3-1, se logró mayor equilibro y se obtuvieron los mejores resultados. Con Gerard Moreno y Ekambi como pareja de baile en la delantera, todo hace indicar que el 4-4-2 gana más enteros.

La pretemporada se presenta como el banco de pruebas perfecto de cara a ensamblar las piezas, coger la forma y llegar en óptimas condiciones al comienzo de Liga. La plantilla aún no está cerrada. Habrá entradas y salidas. Entre tanto, el próximo 17 de julio la primera prueba ante el Hércules en el Mini Estadi (19:00h).

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


Supremacía de Europa en Rusia



Francia, Bélgica, Inglaterra y Croacia, los semifinalistas, lideran el dominio del fútbol europeo respecto a los otros continentes. Sobre todo frente a Conmebol (América del Sur), el gran adversario de los miembros de UEFA. Uruguay y Brasil eran los últimos rescoldos. Con la caída de ambos en cuartos, América se ha quedado huérfana de representantes. Europa domina el tapete mundial futbolístico. El Mundial, convertido en una especie de Eurocopa.

El pulso entre confederaciones ha tenido su punto álgido en las eliminatorias. Cinco batallas han desequilibrado la balanza claramente a favor de los combinados de Europa. En octavos, los triunfos de Francia sobre Argentina, Bélgica sobre Japón e Inglaterra sobre Colombia. Posteriomente, en cuartos, las victorias de Bélgica ante Brasil y Francia ante Uruguay.

Suecia y Rusia también han dado lustre al fútbol europeo, rindiendo por encima de lo previsto. Tras superar a España en los penaltis, Rusia cayó en cuartos ante Croacia, precisamente en los penaltis. Inglaterra dejó a Suecia fuera en cuartos. Una Suecia sólida y solidaria que desde 1994 no llegaba tan lejos.

Alemania, junto a España, representan los principales lunares de Europa en Rusia. La mannschaft sufrió una espectacular caída en la fase de grupos, mientras que las malas sensaciones de España tuvieron su tope en octavos. Portugal fue otra de las decepciones. Uruguay la dejó KO en octavos.

África tuvo un papel más que discreto. Ninguna selección africana pasó a octavos. Sólo Senegal tuvo opciones. Rozó el pase a octavos, cayó por tener dos tarjetas más que Japón. Egiptó decepcionó, pudo hacer más en un grupo con Uruguay, Rusia y Arabia Saudí. Túnez se vio eclipsada por la superioridad de Bélgica e Inglaterra, con la que cayó en los últimos minutos. Marruecos dejó mejor fútbol que resultados.

De Asia, Japón fue la única representante en octavos. Se llegó a poner 0-2 ante Bélgica. Vio la machada al alcance de la mano. Hasta que los diablos rojos remontaron con un gol de Chadli en el último segundo. Corea del Sur e Irán se despidieron en la fase de grupos con honor. Corea logrando una victoria de prestigio ante Alemania que supuso la eliminación de los de Löw. Irán compitió cómo nadie, tuvo el pase cerca. Ganó a Marruecos y puso contra las cuerdas a España y Portugal.

Por su parte, Australia, representante de la AFC, cayó en la fase de grupos. Tenía remotas opciones en la última jornada. Perú, otra que dejó mejor fútbol que resultados, le superó.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Rusia 2018. Historias de octavos de final



Mbappé. Francia y Argentina ofrecieron espectáculo, emoción y goles. La balanza se inclinó hacia lado francés. Decidieron la superioridad física gala y, ante todo, Kylian Mbappé. Argentina se puso 1-2 tras el descanso. Francia tembló, pero no el delantero del PSG. Mbappé, en versión Ronaldo Nazario, resultó completamente decisivo: marcó dos tantos y provocó un penalti. La potencia y el dribling de la joya francesa volvió loca a la zaga de Sampaoli. Con tan sólo 19 años, Mbappé lideró la remontada y presentó su candidatura para suceder a Cristiano y Messi, al que dejó sin Mundial.

Messi. Pese a colaborar en dos de los tres goles ante Francia, no tuvo peso ni incidencia. Excepto el primer tiempo ante Nigeria (golazo y tiro al palo de falta), la luz de Messi estuvo apagada en Rusia. Soñaba Argentina con que Messi le llevaría a su tercera Copa del Mundo. El sueño se rompió pronto. En octavos. Pudo acabar antes, Argentina pasó la fase de grupos a duras penas. Salvo ratos puntuales, a Argentina le ha faltado juego y a Sampaoli tener las ideas claras. Muchos cambios en el once y continuos cambios de sistema. Lo fió todo a Messi, desaparecido, y no tiró de Dybala.

Cavani. Uruguay vibró y lloró con Cavani. El del PSG marcó dos golazos; cabeceando con fuerza un excelente centro de Suárez al segundo palo y poniendo, de primeras, una rosca perfecta por el palo largo. El tremendo esfuerzo le jugó una mala pasada a Cavani en forma de lesión en el gemelo izquierdo. Abandonó el campo cojeando, ayudado por Cristiano Ronaldo. Sin Cavani, la celeste no fue la misma, pero aguantó el asedio de Portugal. La fortaleza defensiva también gana partidos.

Cristiano Ronaldo. Ante Uruguay jugó su peor partido del Mundial y Portugal cayó. Cristiano no tuvo prácticamente una ocasión clara, más allá de disparos lejanos sin consecuencias. El balance de CR7 en Rusia, de más a menos. Empezó como un tiro, hat-trick a España y gol de la victoria ante Marruecos. Parecía que iba a ser su Mundial, pero a partir de ahí se diluyó. No brilló en el empate ante Irán y llegó el adiós ante los de Tabarez. Al final, no ha sido el Mundial de Cristiano y Messi.

Neymar para lo bueno y lo malo. Ángel y diablo ante México. Versión mejorada de Neymar respecto a la fase de grupos. Decisivo. Abrió la lata y propició el tiro que acabó con el rechace recogido por Firmino para sentenciar. Lo emborronó con las caídas que provocaron la reprobación, tanto de México como de ilustres ex futbolistas. A Neymar le sobran estas actuaciones.

Gran remontada belga, final cruel para Japón. Japón tuvo a Bélgica contra las cuerdas. En un gran arranque del segundo tiempo, liderado por un fantástico Inui, se puso 0-2. Era una de las mayores sorpresas del Mundial. Fue un Japón que sorprendió por su buen fútbol, tocando con criterio en corto y encontrando el espacio en largo. Pero Bélgica no se vino abajo ni con 0-2. Resultaron cruciales los goles de Vertonghen y Fellaini en el 69´ y 74´, dos goles en cinco minutos que metieron a Bélgica de nuevo. Luego Bélgica templó la ansiedad y esperó la oportunidad. En el 94´ Chadli, a la contra, acabó con un Japón al descubierto en defensa, desesperado por un tercer gol que Courtois le negó. La crueldad y las lágrimas japonesas contrastaron con la alegría belga.

Los penaltis. Tres de los ocho duelos de octavos se decidieron por penaltis. Akinfeev se convirtió en el héroe de Rusia, al detener dos penas máximas a Iago Aspas y Koke. Subasic y Schmeichel, dos porterazos, fueron gigantes en la tanda del Croacia - Dinamarca. El precioso pulso lo ganó el meta croata. Subasic paró tres, Schmeichel dos. Pickford dejó a Colombia sin Mundial. El arquero inglés del Everton detuvo el decisivo lanzamiento a Uribe.

Haciendo historia desde los cimientos. Un tanto de Forsberg permitió a Suecia doblegar a Suiza y hacer historia. Suecia no llegaba a cuartos desde USA 94, cuándo la fantástica generación de los Larsson, Brolin y Dahlin y Ravelli alcanzaron las semifinales. Sin tener el equipo brillante de entonces y sin Ibrahimovic, tiene mucho mérito lo que ha conseguido el combinado de Janne Anderson. El secreto reside en un colectivo arraigado y solidario, plasmado en una defensa a prueba de bombas. Olsen en la portería, Lustig, Lindelof, Granqvist y Augustinsson en la defensa, están siendo un muro infranqueable para cualquiera. 

Una Mina a balón parado. Yerry Mina ha logrado tres goles en cuatro partidos. Sus cabezazos en corners han supuesto oro para Colombia. El central del Barcelona sí sabe cómo cabecear, con potencia y escorado por arriba, haciéndolo imposible para el portero. A parte de su faceta goleadora, en defensa ha hecho gala de potencia y buena salida desde atrás. Buena dupla con Davinson Sánchez. Habrá que ver cómo influye el Mundial en su futuro. El Barcelona va a firmar a Lenglet.


Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

España, crónica de una muerte anunciada



Adiós al Mundial en octavos. Los penaltis. Rusia, la maldición del anfitrión. No pilla de sorpresa. De acuerdo al desarrollo de la Selección, se veía venir.

Sólo una victoria en cuatro duelos, sufriendo lo indecible ante Irán. En el estreno ante Portugal, pese al empate, se dejaron buenas sensaciones. La esperanza se fue agotando conforme avanzó el Mundial. Ante Irán, Marruecos y Rusia el buen juego brilló por su ausencia. España no mostró superioridad ni ante combinados, teóricamente, inferiores. Al final, el camino no es otro que volver a casa. Balance más que negativo. Fracaso.

El epicentro del KO tiene su explicación en el terremoto Lopetegui. Sin meterse en juicios de culpabilidad entre los implicados, la destitución era evidente que podía afectar. Y afectó. España no fue la misma. En sus dos años al timón, Julen recuperó a la roja. La hoja de ruta y el nivel de juego ponían a España como candidata clara. Sin Julen, la Selección no ha sido la misma. Ni en juego, principalmente. Tampoco en automatismos, presión, movilidad y repliegue. Nunca se sabrá que hubiera pasado de seguir Lopetegui. Hipótesis a parte, el golpe anímico para el grupo fue demasiado duro e hizo mella. Las declaraciones al respecto de Saúl, Koke son claras.

Al hablar de fracaso salpica a todo. Desde jugadores a parcela técnica. Fernando Hierro no agitó el once como es debido y no encontró nuevas soluciones. Insistió en De Gea, en Silva. Los Saúl, Azpilicueta y Odriozola no tuvieron ni un solo minuto. El técnico malagueño tampoco realizó una lectura correcta de los partidos. Tardó demasiado en mover fichas desde el banquillo. Pese a todo, poco podía hacer Hierro con tan poco tiempo de antelación. Pese a que quedó en evidencia que el malagueño no es el técnico indicado para tal empresa, bastante ha hecho con comerse el marrón.

A España le sobró toque y le faltó profundidad. Ante Rusia realizó más de mil pases, un récord. Pero de poco sirve mover tanto el balón si no se traduce en posesión efectiva. Nula movilidad y abuso del pase al pie. Demasiado previsible, sencillo para rivales replegados. En defensa las lagunas fueron palpables. Desajustes, problemas a la hora de replegar, falta de ayudas a Busquets. España no dominó las dos áreas, por ahí empezó a hacer aguas.

El mal momento de diversos pesos pesados también ha tenido una influencia notable en el KO. De Gea, el más cuestionado, es el caso más visible. Prácticamente no paró nada, totalmente superado por la crítica. Ni un atisbo del portero que ha asombrado en Inglaterra a lo largo de estas temporadas. Otros casos de decepción son Silva, Thiago, Ramos, Piqué, Busquets, Carvajal y Asensio, del que se esperaba mucho. Todos ellos han estado por debajo de su nivel, en el caso de Carvajal no ha alcanzado el tope físico después de la lesión que le retiró de la final de la Champions.

Isco ha sido el mejor de España con diferencia. El malagueño sacó su barita mágica y sostuvo a España lo que pudo. El del Real Madrid debe ser el próximo líder de la Selección, recogiendo el testigo de Andrés Iniesta. Iniesta jugó su último partido con la roja. Lástima de despedida para un mito que escribió la página más gloriosa de la Selección hace ocho años. No guardará buen recuerdo del Mundial de Rusia, por la decepción de caer en octavos y por ser suplente ante la anfitriona.

Desde la Eurocopa 2012 la Selección no ha hecho más que vivir decepciones. Toca corregir, hacer autocrítica y tomar decisiones adecuadas. Aunque lo primero y más importante, acertar en la elección del nuevo seleccionador.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More