El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Villarreal 4-1 Celta. Bacca vislumbra la Europa League


Exhibición de Carlos Bacca que acerca el billete a Europa. El colombiano anotó un hat-trick en los primeros 38´ que dejó sin opciones a un Celta que no le pitaron un penalti de Asenjo a Wass nada más empezar. El Villarreal aprovechó el toma y daca de la primera parte para hacer añicos al Celta, defensivamente roto. En la segunda mitad, el Villarreal atajó el descontrol y neutralizó a un Celta sin respuesta. Castillejo, al final, puso la guinda. El Celta ve esfumarse el sueño europeo.

4- Villarreal CF (4-2-3-1): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Rukavina; Rodrigo, Trigueros; Castillejo, Raba (Fornals´60), Cheryshev (Sansone´84); Bacca (Ünal´77).

1- RC Celta de Vigo (4-2-3-1): Sergio Álvarez; Hugo Mallo (Pablo Hernández´73), Sergi Gómez, Cabral, Johnny; Jozabed (Emre Mor´81), Lobotka; Wass, Brais Méndez (Boyé´67), Pione Sisto; Maxi Gómez.
Goles: 1-0 Bacca min.13, 1-1 Pione Sisto min.34, 2-1 Bacca min.35, 3-1 Bacca min.38, 4-1 Castillejo min.92.
Árbitro: Alberola Rojas (Comité castellano-manchego). Mostró la amarilla a Trigueros (55´) y Castillejo (64´)

Datos: Encuentro de la 35ª jornada de LaLiga Santander 2017/18 disputado en El Estadio de la Cerámica. 14.135 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones pese a la lluvia.

Fue la noche del primer hat-trick de Carlos Bacca en La Liga. El Celta sufrió su momento dulce, el mejor de la temporada. El cafetero batió tres veces a Sergio antes del descanso. Pudieron ser más, tuvo otras claras y eso que en la segunda parte bajó las revoluciones. Cuando fue sustituido por Ünal en el 77´ fue recompensado con una sonora ovación, mérito por su exhibición y por su momento. 15 goles en la mochila y viendo puerta durante cuatro jornadas seguidas. Con Bacca a este nivel la sombra de Bakambu se desvanece.

La primera parte fue de patio de colegio. Villarreal y Celta se saltaron el guión y se buscaron sin contemplaciones. El arte de defender saltó por los aires. Las ocasiones cayeron con fuerza, cómo el chaparrón que inundó el césped en los primeros minutos. Fue una primera parte de fenómenos extraños, cómo un penalti antes de llegar al primer minuto. Asenjo derribó a Wass, Alberola Rojas lo interpretó como fuera del área y señaló falta. Dicha jugada podía haber arrancado en fuera de juego. Al Celta la polémica no le afectó. Siguió a lo suyo. Al 2´ Maxi López, en boca de gol, no atinó a finalizar un centro de Hugo Mallo. Fue el preludio de una primera parte incansable de portería a portería.

Festival Bacca 

El Villarreal respondió al inicio celtiña. Álvaro avisó en el 4´ y Bacca se topó con el larguero en el 8´ . A la siguiente Bacca inició su particular festín. Aprovechó una indecisión de Hugo Mallo y Cabral y, tras sortear a Sergio Álvarez con un regate repleto de clase, marcó a placer. El gol espoleó al Celta, decidido a empatar. Maxi López (16´) y Pione Sisto (26´) se toparon con Asenjo. El portero, tantas veces salvador, en el 35´, demostró que es humano y se tragó un gol. Pione Sisto disparo sin demasiadas consecuencias por el primer palo y el balón se escurrió por debajo de Asenjo. Anteriormente, Raba tuvo el 2-0 en una ocasión clarísima merced de una contra.

La alegría no le duró nada al Celta. Un minuto después, en el 35´, Bacca desniveló la balanza, aunque en posible fuera de juego. En el 38´ el colombiano firmó el hat-trick tras recibir el pase de la muerte de Raba. En dichos tantos, el Villarreal dejó en evidencia la defensa adelantada del Celta. El submarino tuvo un oasis con los balones a la espalda de la defensa. Al combinado olívico le emborronó el sistema defensivo, lastre que le aleja de Europa. Hugo Mallo y Sergi Gómez hicieron aguas y el submarino aprovechó los agujeros. Cheryshev, Castillejo y Raba, la línea de mediapuntas, explotó los espacios y Bacca finiquitó la faena. Calleja, que repitió once, ha encontrado en el 4-2-3-1 un salvoconducto después de idas y venidas con un rombo que terminó por no funcionar.

La segunda parte tuvo un guión distinto. El Villarreal jugó con la inteligencia necesaria del que tiene un valioso botín. Se replegó y juntó líneas sin apenas conceder. Unzué sacó a toda la artillería. Emre Mor, Boyé y el Tucu Hernández no solucionaron la papeleta. Sin Aspas no hay paraíso. El Villarreal, al contraataque, pudo engrosar la cuenta. Raba perdonó otra, tan clara como la anterior, y Cheryshev disparó a la madera. Al final, Castillejo redondeó el marcador y acabó con la agonía del Celta. El combinado olívico juega tan bien y crea cómo demasiado concede atrás. Sin Aspas difícilmente puede compensarlo. Europa se vislumbra cercana en Villarreal y lejana en Vigo.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Portugal, Marruecos e Irán, primeros escollos para España



El éxito en Rusia no será posible sin ir paso a paso, más después de la debacle de Brasil. En 2014, contra todo pronóstico, España fue la primera en irse a casa. Las derrotas ante Holanda y Chile precipitaron un inesperado adiós en la fase de grupos. Por ello, la Selección irá con pies de plomo ante Portugal, Marruecos e Irán, las primeras piedras de toque en el Mundial de Rusia.

El primer partido contra la Portugal de Cristiano se antoja vital de cara a dirimir el rumbo. El triunfo daría vía libre para octavos y ser primeros, el tropiezo abriría posibilidades no beneficiosas. Portugal, actual campeona de Europa, es el primer rival a batir. Irán y Marruecos, por este orden se medirán a la roja, no deberían de suponer un dolor de muelas. Grupo, teóricamente, asequible para el combinado de Julen Lopetegui.

Portugal es un tanto impredecible, capaz de lo mejor y lo peor. En la pasada Eurocopa pasó a duras penas la fase de grupos. Luego llegó a la final y sorprendió a la anfitriona, Francia. Fernando Santos repetirá receta: sólidez y Cristiano Ronaldo. El cuadro luso se mueve en torno a la figura del actual Balón de Oro, que buscará el único título que le falta. Pero Portugal no es sólo Cristiano. Basta con dar un vistazo a su once tipo: Rui Patricio; Cédric, Pepe, Fonte, Eliseu; Bernardo Silva, William Carvalho, Moutinho, Joao Mario; André Silva y Cristiano Ronaldo. Un equipo de garantías para incomodar a cualquiera. España tendrá una prueba exigente en el Fisht de Sochi.

Marruecos, que no disputaba un Mundial desde 1998, emerge con una generación interesante que ha tenido la mala fortuna de quedar encuadrada con España y Portugal. El combinado marroquí es una de las selecciones más técnicas de África, acostumbradas al fútbol físico. Amrabat, Boussoufa y Boufal ponen la magia. Ziyech se presenta como la máxima esperanza de cara a gol. En la retaguardia el juventino Benatia, el del famoso penalti a Lucas Vázquez, asume los galones. Marruecos, junto a Amrabat, tiene a otros conocidos de la Liga en Achraf (Real Madrid), Bonou (Girona), Fajr (Deportivo) y Munir (Numancia). España no debe de confiarse ante los de Hervé Renard.

Carlos Queiroz, ex técnico del Real Madrid, es la cara más reconocible de Irán para el público español. Queiroz prioriza por encima de todo el orden defensivo. Así ha conseguido el billete a Rusia, concediendo tan sólo 2 goles en los diez partidos de la clasificación. Queiroz combina la sólidez defensiva con el talento de Azmoun. El delantero del Rubin Kazan es el jugador distinto, el que pone la fantasía y por encima de todo, el gol. Irán, en definitiva, es el típico equipo que deja el balón a cambio de no conceder espacios. Como Marruecos, no hay que bajar la guardia.

Los cruces

Aún clasificándose como primera o segunda, el rival en octavos será, relativamente, asequible: Rusia, Uruguay, Egipto o Arabia Saudí. Presumiblemente, Rusia o Uruguay, aunque sin descartar a la Egipto de Salah.

A partir de cuartos se pone interesante. Si España queda primera podría medirse en cuartos a Argentina, en semifinales a Alemania y en la final a Brasil. Y si queda segunda en cuartos a Francia, en semifinales a Brasil y en la final a Alemania.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

España, con la esencia del trébol en Rusia



A falta de poco menos de 50 días para el Mundial, Rusia ya lo tiene todo preparado para recibir a las 32 selecciones que lucharán por la gloria. España llegará cómo una de las principales favoritas para desbancar a Alemania y reeditar el éxito del Mundial de Sudáfrica 2010. Bajo la batuta de Julen Lopetegui, la Selección se ha repuesto de los últimos mazazos con buenos resultados y un excelente nivel de juego, los mejores avales para soñar con coserse la segunda estrella en el pecho.

Lopetegui cogió a una Selección alicaída después del fracaso del Mundial de Brasil y el fiasco de la Eurocopa de Francia. Julen cambió el ánimo, completó una necesaria transición y apostó por un núcleo fuerte. Sin embargo, el principal logro reside en recuperar la esencia de la España del trébol, Eurocopa-Mundial-Eurocopa. Es decir, volver a instaurar el hambre y el nivel futbolístico de la España que hizo historia de 2008 a 2012. Palabras mayores, aval para Rusia.

Isco es una de las banderas de una Selección que baila al son del malagueño, de Silva, Asensio, Thiago y Koke. Y, por supuesto, Iniesta. Será el último mundial del manchego, oportunidad de cerrar una hoja de servicios inmaculada. Quizás Rusia le reserve una página a la altura del histórico gol ante Holanda. Por su parte, Diego Costa, Iago Aspas y Morata o Rodrigo (uno de los dos se quedará fuera del Mundial, presumiblemente) tendrán la responsabilidad del gol. Pero no sólo de ataque y posesión vive España. La solidez defensiva es tan importante o más. Carvajal, Ramos, Piqué y Jordi Alba conforman una retaguardia de quilates. La línea defensiva, arropada por Busquets, se encarga de que no le llegue trabajo a De Gea, el último bastión, uno de los mejores porteros de la actualidad.

España realizó una fase de clasificación excelsa. Logró 28 puntos de 30 (sólo cedió un empate en Italia) con 36 goles a favor y 3 en contra. Recordado el 3-0 a Italia en el Bernabéu, con exhibición de fútbol y de Isco a una azzurra que no estará en Rusia. En los amistosos, España no levantó el pie del acelerador. Se midió a casi todas las grandes selecciones y salió bien parada. Recientemente, dio una gran imagen en el 1-1 ante el actual campeón, Alemania. El broche definitivo, el 6-1 a Argentina. La albiceleste, sin Messi, fue un juguete roto a manos de una España de violines y tambores. Por momento, recuerda a la España hambrienta de la Euro 2008. Ahí empezó todo. ¿Seguirá en Rusia lo que se interrumpió en 2014? Pronto saldremos de dudas.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Villarreal vence al Leganés y se afianza en la sexta plaza


El Villarreal dio un paso al frente en sus aspiraciones europeas. La victoria ante el Leganés, unido a los empates de Sevilla y Celta, le permiten reforzar la sexta plaza. El Leganés tendrá que esperar para cerrar la permanencia matemática. Le hizo daño el gol de Víctor Ruiz al filo del descanso y, cuando quiso reaccionar, llegó el segundo de Bacca, coincidiendo con los mejores minutos del Villarreal. Brasanac, al final, puso emoción sin premio para un Lega de rotaciones masivas.

2- Villarreal CF (4-2-3-1): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Rukavina; Rodrigo, Trigueros; Castillejo, Raba (Roger Martínez´79), Cheryshev (Sansone´67); Bacca (Javi Fuego´87).

1- CD Leganés (4-2-3-1): Cuéllar; Tito, Ezequiel Muñoz, Dos Santos, Raúl García; Rubén Pérez (Guerrero´54), Gumbau; Brasanac, Gabriel (Eraso´61), Naranjo (Arribas´67); Beauvue.
Goles: 1-0 Víctor Ruiz min.41, 2-0 Bacca min.55, 2-1 Brasanac min.82.
Árbitro: Trujillo Suárez (Comité tinerfeño). Mostró la amarilla a Gabriel (32´) y Trigueros (39´)

Datos: Encuentro de la 33ª jornada de LaLiga Santander 2017/18 disputado en El Estadio de la Cerámica. 12.556 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El triunfo le sentó al Villarreal de dulce por varias razones. La más importante, por sacar dos puntos más a Sevilla y Celta, por lo que la sexta plaza queda mejor amarrada. Y también por romper dos malas rachas, volver a ganar en casa y reencontrarse con el triunfo en La Cerámica. Ante el Leganés, por momentos jugó muy bien, especialmente en la segunda parte con espacios. Pero a la mínima dificultad las piernas flaquean, como quedó demostrado tras el gol de Brasanac. El Villarreal acabó sufriendo y celebrando tres puntos valiosos que acercan el billete a la Europa League.

Calleja dio continuidad a lo del Pizjuán, casi el mismo once e identica disposición táctica. El técnico madrileño mantuvo a Cheryshev y siguió apostando por Bacca como único punta en el 4-2-3-1. Garitano fue revolucionario. Ocho cambios respecto al once que superó al Celta. Pese a los numerosos cambios, el Lega compitió como siempre, incluso cuando en la segunda parte más superado se vio. El premio a no bajar los brazos se vio reflejado con un gol que hizo tener opciones hasta el final. Acabó encerrando al submarino, sin premio, aunque la salvación es cuestión de tiempo.

El gol de Víctor Ruiz tuvo una incidencia total. Llegó cuando el descanso estaba a la vuelta de la esquina, con el Villarreal dominando pero sin llegar con peligro hasta esa acción. Al Leganés le bastaba con estar bien plantado y sólido. Un Lega que pudo adelantarse a balón parado, mediante dos faltas laterales. En una marcó Dos Santos, en la otra Beauvue no marcó por centímetros. Y luego desequilibró el Villarreal a balón parado. Castillejo botó un córner al primer palo, Mario la peinó de cabeza y Víctor Ruiz la embocó al fondo de las mallas. Un tanto que desequilibró la igualdad.

Con el gol a cuestas, al Leganés ya no le valía esperar al Villarreal. En la segunda parte se vio obligado a estirar líneas con tal de igualar. La valentía trajo consigo daños colaterales. A la espalda de la defensa, el submarino encontró vías claras de entrada. Los medios y la delantera gozaron de los espacios. Trigueros y Rodrigo lanzaron. Castillejo y Cheryshev corrieron. Bacca decidió. El cafetero se marcó un golazo por la escuadra desde fuera del área tras un recorte preciso. Tras unos partidos preocupantes, Bacca vuelve a ser Bacca. Lo hizo todo bien. Del descanso hasta el segundo, fueron los mejores minutos del Villarreal. Cuéllar sufrió el asedio. Anteriormente al 2-0, el meta pepinero evitó los tantos de Cheryshev y Rodrigo en dos acciones con veneno.

Con el Villarreal desatado se avecinaba tormenta para el Leganés. Pero el temporal cesó. Se fueron Bacca, Raba y Cheryshev y el submarino bajó las revoluciones. El Leganés respiró y, sin hacer ruido, fue acercándose a Asenjo. Así, sigilosamente, redujo diferencias. Brasanac batió a Asenjo y animó a los de Garitano a rematar la faena. Con Eraso y Guerrero sobre el tapete, el Leganés terminó volcado y colgando balones. El córner fue el último cartucho, desperdiciado. Respiró aliviado el Villarreal, más cerca de Europa. Cómo también ve cerca la salvación el Leganés. Le falta rematarlo.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort




El Athletic pasa por encima del Villarreal


El Athletic completó uno de sus mejores partidos de la temporada. Ganó 1-3 al Villarreal en La Cerámica, con tantos de Córdoba, Williams y un Muniain que reapareció con gol después de la lesión sufrida en septiembre. El Villarreal volvió a dar una imagen preocupante. El gol de Bacca, el 1-2, se quedó en anécdota y de no ser por Asenjo la goleada hubiera sido de escándalo. Además, el submarino sufrió los contratiempos de Fornals (pre síncope) y Jaume Costa (bajada de tensión). Especialmente Fornals, que se desmayó, se tuvo que retirar y pasará la noche en el Hospital. La expulsión de Álvaro en el 89´ fue el reflejo de un Villarreal desquiciado y sin fútbol que ve peligrar Europa si no mejora.

1- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Rukavina, Álvaro, Bonera (Pau´46), Jaume Costa; Rodrigo, Javi Fuego, Trigueros (Cheryshev´61), Fornals (Soriano´9); Ünal, Bacca.

3- Athletic Club (4-2-3-1): Kepa; De Marcos, Nuñez, Iñigo Martínez, Balenziaga (Lekue´62); San José, Iturraspe; Susaeta (Muniain´78), Raúl García, Córdoba (Mikel Rico´90); Williams.
Goles: 0-1 Córdoba min.4, 0-2 Williams min.51, 1-2 Bacca min.67, 1-3 Muniain min.87.
Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Expulsó a Álvaro (87´ y 64´). Mostró la amarilla a Bonera (38´), Iñigo Martínez (41´), Núñez (45´), Bacca (45´), Iturraspe (67´), Kepa (74´), De Marcos (81´) y Asenjo (87´)

Datos: Encuentro de la 31ª jornada de LaLiga Santander 2017/18 disputado en El Estadio de la Cerámica. 14.879 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Si el Athletic sigue jugando así, quizás Urrutia borre a Berizzo de la lista. Fue, posiblemente, el mejor partido del Athletic con Ziganda. Un Athletic dominador y en modo francotirador (casi media docena de disparos) que recordó al mejor Athletic de Bielsa o Valverde. La pena para el Cuco es que quizás le llega tarde. Buena noticia, Muniain. Alejado desde septiembre, volvió de la mejor manera, con gol. Premio a los largos meses de sacrificio para volver a sentirse lo que es, un ratón de área. Brillaron Williams y Raúl García y no hizo falta tirar de Aduriz, suplente de lujo. 

La gran imagen de los vizcaínos choca con un Villarreal que recordó al de Málaga. Otro mal partido, muy flojo. Fundido físicamente, sin solidez defensiva, con pocas ideas en ataque y nulo colmillo. Sólo dio sensación de peligro a partir del 1-2 durante unos minutos. Nada más. Sólo se salvó Asenjo. La mala imagen, eso sí, estuvo condicionada por los problemas derivados de la semana: la gastroenteritis que atacó a diversos titulares. Víctor Ruiz (se cayó a última hora por este motivo), Rodrigo, Jaume Costa y Fornals la padecieron. Los dos últimos no pudieron acabar el partido. Lo paradójico del caso es que Calleja les pusiera a todos de inicio; y a todo esto con Castillejo en la grada y Raba con el filial. 

La superioridad del Athletic se hizo manifiesta desde el principio. Agobiaron al Villarreal con la presión adelantada y un fútbol físico. Ayudó marcar pronto, en el 4´, en una buena jugada cocinada en la derecha. De Marcos asistió en profundidad a Williams. Iñaki sorteó a Asenjo y asistió atrás para Córdoba. El extremo la cruzó rebasando a Asenjo y a los defensores. Tanto especial para Córdoba, el primero que consigue en La Liga. Poco después, en el 9´, Fornals se desmayó. Después de unos segundos angustiosos, el ex del Málaga se recuperó y abandonó el campo por su propio pie. Fue reemplazado por Soriano. Poco después el Villarreal confirmó que Fornals sufrió un pre síncope. Fornals, que ya sufrió una hipoglucemia en diciembre, fue llevado al Hospital Rey Don Jaime, dónde pasará la noche en observación. Sustos así empequeñecen todo lo demás.

El episodio de Fornals, unido al gol, hicieron daño al Villarreal. El Athletic jugó a placer, con Williams desatado y haciendo gala de su velocidad. Raúl García avisó de cómo se las gasta en el juego aéreo. Susaeta y Córdoba fueron dos cuchillos afilados para Jaume Costa y Rukavina, novedad en el once en lugar de Mario. Calleja también apostó por Javi Fuego en uno de los vértices del rombo. El medio defensivo, en esta demarcación, no aportó. No fue cosa sólo de Javi Fuego. Trigueros no estuvo cómodo, Rodrigo ha perdido fuelle y Soriano, que entró por Fornals, estuvo un poco más entonado pero sin ser resolutivo. El Athletic pudo ya sentenciar en la primera parte. Asenjo le privó a un insistente Raúl García de su gol, como hiciera tantas veces durante el partido. San José no atinó por poco en un disparo con el exterior y Williams desaprovechó una contra envenenada cerca del descanso.

Viendo como estaba el Villarreal, que no reaccionó tras el descanso, el Athletic se fue descaradamente a matar el partido. Asenjo aplazó lo inevitable con dos paradones de manual tras dos remates de cabeza seguidos de Raúl García y De Marcos. En el 51´ Asenjo, pese a privar a Raúl García del gol en primera instancia, poco pudo hacer en el rechace ante Williams. Fue un gol merecido de un Athletic que se gustó, teniendo un partido plácido ante un Villarreal que no probó a Kepa hasta la hora de partido. Fue un disparo inocente de Soriano sin consecuencias. Fue poco, no se vislumbraba un cambio, pero algo sí se modificó a partir de ese momento, lo que permitió una ligera mejoría del submarino amarillo.

Con la sustitución de Cheryshev por Trigueros (poco acertada al ser Trigueros el componente más creativo el submarino pasó a un 4-4-2 líneal. Calleja prescindió del rombo y juntó a Rodrigo y Javi Fuego en el doble pivote; Soriano y Cheryshev en las bandas. El cambio de sistema produjo una relativa mejoría. Coincidió con el gol de Bacca en el 67´, protestado por el Athletic por una posible falta del colombiano a Nuñez. Antes del tanto de Bacca, el Athletic pudo sentenciar. Williams y Raúl García no lo consiguieron por Asenjo. El Villarreal, tras el gol, creyó en un empate que no hubiera hecho justicia. Una acción de Soriano hizo pasear el 2-2 en el área vizcaína. Pero el Athletic, concretamente Muniain, no estaba dispuesto a dejar escapar el botín. Muniain coronó su reaparición con gol en el 87´. La rubrica al partidazo del Athletic y al desaguisado del Villarreal, que terminó con Jaume Costa fuera por una bajada de tensión y con Álvaro expulsado. Un problema más para Calleja en la final ante el Sevilla de la próxima jornada. Europa, al rojo vivo.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More