El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Van Persie firma la remontada


Esta eliminatoria ha tenido un nombre propio, Robin Van Persie. El holandés se ha erigido como el CID del Manchester United al anotar los tres goles que el equipo inglés ha marcado para remontar la eliminatoria y para conseguir su billete hacia los cuartos de final de la UEFA Champions League. Olympiakos lo intentó pero falló en todas las ocasiones que tuvo para anotar el gol que les clasificara.

Se esperaba que el Manchester United saliera con el cuchillo entre los dientes y así fue. Los red devils presionaron bastante arriba desde el primer minuto de encuentro para dificultar la salida de balón del equipo griego, que dominaba más y con buen criterio. La salida en tromba del equipo local propiciaba que Olympiakos hiciera bastante daño a la contra, como lo demostró Holebas con una buena incorporación por el carril izquierdo y poniendo un centro raso que tuvo que despejar Jones cuando Campbell ya se disponía a rematarlo. Rooney y Giggs empezaban a hacer bastante daño con pases interiores para RVP y Welbeck. De hecho, este último forzó la primera tarjeta amarilla, que le cayó a Manolas.

En los primeros 20 minutos, ambos conjuntos disfrutaron de dos grandes oportunidades para abrir el marcador. Primero la tuvo el equipo visitante en una gran jugada individual de Campbell por la banda izquierda que no aprovechó Hernán Pérez tras mandar el balón por encima de la portería de De Gea. Luego, Roberto tocó lo justo para que el cabezazo de Rooney se estrellara en la madera. Quien no fallaría sería RVP al transformar una pena máxima bastante ingenua que Holebas había cometido sobre el tulipán. 1-0 y algo menos de 70 minutos para certificar la remontada.

El gol no cambió el guión del partido y Olimpiakos seguía buscando su primer tanto atacando por las bandas, sobre todo la derecha. Pero el que seguía creando más peligro con sus llegadas era el equipo de Moyes, que tuvo el segundo en un remate de Evra a la salida de un córner y que obligó a Roberto a sacar una mano salvadora. Tras el paradón de su compatriota, De Gea no quiso ser menos. El ex guardameta del Atlético de Madrid salvó una doble ocasión de Olympiakos. Primero sacó el remate de David Fuster, que cabeceó en el punto de penalti el gran centro de Hernán Pérez desde la banda derecha, y luego reaccionó fantásticamente al disparo ajustado del Chori Domínguez cuando la afición griega ya cantaba el gol del empate. Y cuando parecía que nos íbamos a ir al descanso con ese 1-0, llegó el segundo de Van Persie. Balón largo de Giggs para Rooney, este la pincha y se la pone al holandés para que anotase el gol que empataba la eliminatoria.

La segunda parte empezó con mucha fuerza y con el tercer gol del Manchester United, o lo que es lo mismo, con el tercer gol de Robin Van Persie. El holandés ejecutó de manera magistral un libre directo para batir a Roberto. Con ese tercer tanto, el United consumaba la remontada y se ponía por delante en la eliminatoria. Michel tuvo que reaccionar y decidió retirar del terreno de juego a Hernán Perez para meter al también paraguayo Valdez.  Con el tercer gol, el United comenzó a ceder el control del partido y eso dio alas a Olympiakos, que no se vino abajo y siguió desperdiciando ocasiones. Primero fue el Chori Domínguez quien mandó arriba una volea desde la frontal del área, y luego David Fuster remató bastante flojo un buen centro de Salino.

Los minutos iban pasando y cada vez era más evidente –sobre todo con la entrada de Fletcher- que el equipo inglés solo quería defender el resultado ante un equipo griego que pese a que parecía estar muy cerca del gol, no atinaba en sus definiciones. Y esto le acabo costando la eliminatoria y la derrota al equipo del Pireo, que finalmente cayó eliminado tras desperdiciar la buena renta que traía del partido de ida. El Manchester United estará en el sorteo del próximo viernes, donde conocerá a su rival de los cuartos de final, y sigue apostando por la máxima competición continental para salvar la temporada. 



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal



Champions League: Previa Manchester United - Olympiacos


El Manchester United afronta esta noche su última oportunidad de hacer algo grande esta temporada recibiendo a Olympiakos en la vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League.  Es evidente que no será tarea fácil para el equipo inglés después de haber perdido por 2-0 en la ida disputada en el Karaiskakis, pero el decepcionante rendimiento tanto en los dos torneos coperos como en la Premier obliga al ManU a salir a matar para lograr la remontada y la clasificación para los cuartos de final. Con menos presión llega el equipo griego a Old Trafford. El pasado sábado, el equipo de Michel se coronó como campeón de la liga griega y por lo tanto llega con mucha moral para defender la renta de la ida.

Foto: Marcador Internacional
El 0-3 que encajó el equipo de David Moyes en el súper clásico de la Premier frente al Liverpool no es el mejor resultado para afrontar lo que se le va a venir esta noche en la cita europea. La derrota frente a los reds les descarta totalmente de la lucha por la 4ª plaza. Es decir, que la única vía para que la temporada que viene vuelvan a jugar la Champions League es que ganen la presente edición, y para ello, lo primero que deben hacer es remontar su desventaja y acceder a la próxima ronda. Evidentemente será muy difícil que logren levantar el título, pero tal y como ha ido la temporada deberían intentar llegar lo más lejos posible en la competición y caer frente a uno de los favoritos. Para lograr la machada, el técnico escocés podría salir con un once muy parecido al que perdió el pasado domingo, eso sí, sin Mata. El asturiano no puede jugar en la Champions por haberlo hecho ya con el Chelsea y su lugar lo ocupará previsiblemente Antonio Valencia. Otra de las incógnitas del once local es saber quién será la pareja de Vidic en el centro de la zaga, o bien Jones o bien Ferdinand.  Rafael y Evra son fijos en los laterales y completaran la línea defensiva que actúe por delante de De Gea. Lo demás, salvo sorpresa de Moyes, se podría recitar sin miedo a equivocarse. Fellaini y Carrick en el centro del campo apoyando a los de arriba; Januzaj, Rooney, Valencia y RVP. ¿Volveremos a ver al Manchester United de las grandes ocasiones o al que no se parece en nada al Manchester United?

"Tenemos que ser ofensivos a pesar del 2-0 de la ida. Hay que marcar un gol, al menos, para asegurar nuestra clasificación”. Esto es lo que dijo Michel sobre el partido de hoy, sobre el partido que les puede meter en unos cuartos de final de la máxima competición continental 15 años después. El técnico español también avisó de que su equipo “no le tiene miedo al Manchester United” y que saldrá a ser ofensivo. Con el 2-0 de la ida, lo más importante para Olympiakos será, a parte de ir a por ese gol que le dé más tranquilidad, frenar a los jugadores más peligrosos del United tal y como hizo en el primer envite. Para ello será esencial que N’Dinga y Maniatis ayuden a la defensa para tapar sobre todo a Rooney. Si lo consiguen, todo será más fácil. En el apartado ofensivo, la línea de tres formada por Campbell-Chori Domínguez-Hernán Pérez es la que puede decantar la balanza a favor del equipo griego, sobre todo si logran repetir el buen papel que hicieron en la ida junto a Olaitan, que hoy no estará por lesión. Su puesto lo ocupará todo un veterano de guerra, el paraguayo Valdez.

Tras conquistar el campeonato griego, al equipo del Pireo le motiva y mucho el poder hacer algo grande en Europa, y ese objetivo pasa por imponerse en uno de los escenarios más emblemáticos del continente, el Teatro de los Sueños. 



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal



El Chelsea remata al Galatasaray


El Chelsea se ha convertido en el primer equipo inglés –y quizás el último- en lograr el pase a los cuartos de final de la UEFA Champions League tras derrotar al Galatasaray de Roberto Mancini por un global de 3-1. El 1-1 de la ida nos hacía pensar en que veríamos una versión mucho mejor del Galata y por tanto un partido mucho más abierto, pero el equipo local fue muy superior desde el primer momento. Los goles de Eto’o y Cahill certificaron la victoria y el pase a la siguiente ronda del equipo de José Mourinho.  

La victoria del Chelsea se empezó a fraguar desde el primer momento en el que el equipo saltó al verde. Los locales tenían las ideas muy claras y su plan salió a la perfección. De hecho, si le preguntasen a Mourinho seguro que diría que este es el tipo de juego que querría que su equipo dispusiera en todos los partidos; serios atrás, bien plantados en el campo, intensidad en cada disputa y contragolpes finalizados. Puro Chelsea, puro Mourinho. Y claro, todo es más fácil cuando te adelantas en el tercer minuto de juego. Recuperación en campo contrario de Hazard, balón para Oscar que asiste al espacio a un Samuel Eto’o que no falló delante de Muslera. El guardameta visitante tocó el balón pero no fue suficiente para evitar el primer gol.

El tanto tan tempranero dejó algo tocado al Galatasaray, que había salido con mucha intensidad a presionar la salida de balón del Chelsea. Sin embargo, al recuperar el balón los jugadores del equipo turco no parecían muy cómodos con él. Muchas imprecisiones y muchas pérdidas de balón, muchos pases fáciles errados… el escenario perfecto para el equipo de Mourinho, vaya. Que las mejores ocasiones del conjunto visitante fueran una volea desde fuera del área de Drogba y un tiro desviadísimo de Felipe Melo desde la frontal lo dicen todo. Precisamente fue el brasileño quien vio la primera cartulina amarilla del partido tras derribar a Willian, evidentemente para parar un contraataque. 

Los blues seguían a lo suyo y a la media hora de partido firmaron una de las mejores jugadas del encuentro. Hazard toca con Oscar por la banda izquierda, este le devuelve la pared y el belga la deja pasar por debajo de sus piernas para que Lampard remate muy forzado al lateral de la portería de Muslera. Espectacular.
Poco después gozaron de una muy buena oportunidad para hacer el segundo en una de las artes que mejor domina el conjunto del oeste de Londres, el balón parado. Lampard golpeó el esférico desde 40 m para ponerlo en el punto de penalti, donde apareció John Terry para mandarla por encima del larguero. Y antes de llegar al descanso, Cahill anotaba el 2-0. Córner botado por Lampard desde la banda derecha que remata en primera instancia Ivanovic. El remate del serbio lo salva bien Muslera, que pese a ello deja el balón muerto dentro del área pequeña y ahí estaba el ex central del Bolton para empujarla al fondo de la red.

El segundo acto arrancó con el mismo guión que el primero, con un Chelsea mucho más metido en el partido y con la seguridad que le daba el resultado conseguido en los primeros 45 minutos ante un Galtasaray al que le pesó y mucho el recibir el segundo antes de llegar al descanso. Las continuas pérdidas a la hora de sacar el balón desde atrás propiciaban que el equipo de Mourinho llegar una y otra vez al arco de Muslera. Primero fue Willian con un tiro muy centrado, y luego lo intentó Hazard con una jugada individual por la banda izquierda que no supo definir. Entre las dos ocasiones, Mancini realizó su primer cambio dando entrada  aBulut y quitando a Yilmaz.

El encuentro no tuvo mucha más historia, y si los 20 últimos minutos no se hubieran jugado, no hubiera pasado absolutamente nada. El dominio del Chelsea era tan abrumador que ya solo se esperaba el 3-0, pero ni Lampard ni Oscar ni Hazard atinaron en la definición. Y ojo, porque cuando se cumplió el tiempo reglamentario, el equipo turco disfrutó de su mejor ocasión con un libre directo botado por Inan al punto de penalti y que Drogba no supo rematar cuando estaba totalmente solo. Esa fue la última ocasión de una eliminatoria que se acabó nada más empezar el partido. 



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More