El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Udinese 1-0 Roma. Un sólido Udinese se reencuentra con la victoria gracias a De Paul

Un gol de Rodrigo De Paul cortó la racha de ocho jornadas sin ganar del Udinese. Davide Nicola se estrenaba en el banquillo local y resultó un revulsivo, aportando mucha solidez a un equipo que no concedió espacios ni errores graves y se mostró muy compacto y ordenado. Aunque su juego fue menos vistoso, se acabó confirmando mucho más efectivo que el visto hasta el momento. La Roma pagó sus errores y se aleja de la zona Champions antes de recibir al Real Madrid.

1- Udinese (3-5-2): Musso; Nuytinck, Troost-Ekong, Samir (Pezzella 68’); Ter Avest, Fofana, Behrami, Mandragora, Larsen; Pussetto (D’Alessandro 92’), De Paul (Machis 78’).

0- Roma (4-2-3-1): Olsen; Santon, Fazio, Juan Jesús, Kolarov; Cristante, Nzonzi; Kluivert (Ünder 64’), Pellegrini (Zaniolo 79’), El Shaarawy; Schick (Dzeko 70’).
Gol: 1-0 De Paul min. 53.
Árbitro: Fabbri. Enseñó la amarilla a De Paul (63’), Behrami (64’).

Datos: Encuentro de la 13ª jornada de la Serie A 2018/19 disputado en el Dacia Arena. 19.000 espectadores.

La Roma llegaba a Udine con la intención de sumar los tres puntos y dormir en zona Champions y Eusebio Di Francesco no se guardó nada, más allá de las bajas obligadas, pese a que el martes se enfrentará al Real Madrid en la máxima competición continental. Por su parte, Davide Nicola se estrenaba como entrenador del Udinese tras la destitución del salmantino Julio Velázquez antes del parón de selecciones, y lo hacía con la necesidad urgente de puntuar al encontrarse en zona de descenso tras una pésima racha de resultados, tanto en casa como fuera.

Los romanos controlaron el partido desde el principio, con largas posesiones de balón y encerrando al Udinese en su propio campo, aunque sin crear ocasiones claras. Por contra, la más clara de la primera mitad fue para los locales, cuando Pussetto recuperó un balón en el centro del campo que abrió a la banda derecha para que De Paul lograra un buen centro, rematado por el propio Pussetto de cabeza, fuera por poco.

El esquema de Nicola, un 3-5-2 con dos carrileros que ayudan mucho en defensa y las líneas muy juntas, se mostraba muy efectivo atrás, evidenciando su intención de no encajar goles aunque fuera a costa de conceder la posesión al contrario y de limitar visiblemente su faceta ofensiva.

La segunda mitad empezó con la misma tónica, con la Roma dominando la posesión y jugando la mayor parte del tiempo en campo contrario. Pero fue el Udinese quien golpeó primero en el 53’, cuando el argentino Rodrigo De Paul realizó una gran jugada individual colándose entre Santon y Juan Jesús y batiendo a Mirante. Y ocho minutos después pudieron incluso ampliar la ventaja si el VAR no hubiera anulado el gol de Pussetto por ayudarse con la mano al controlar un pase largo del mismo De Paul.

Desde ese momento el conjunto romano apretó para buscar el empate, con El Shaarawy asumiendo el protagonismo en ataque, pero el Udinese confirmó su solidez defensiva y sólo concedió tiros lejanos con poco peligro. Los pocos que fueron a puerta acabaron en las manos de un seguro Juan Musso, que parece haberse confirmado como titular también con el cambio de entrenador, en detrimento de Scuffet. Pese al control visitante, fueron de nuevo los blanquinegros quienes pudieron ampliar su ventaja en dos contraataques, pero Pussetto y Mandragora no acertaron en sus remates.

Importante victoria para el Udinese que la afición celebró como un título, que le permite abandonar la zona de descenso provisionalmente y, sobre todo, ganar confianza al no encajar goles tras haberlo hecho en los siete partidos anteriores. Por su parte, la Roma controló el partido pero no supo crear ocasiones claras y podría perder la posición europea en función del resto de resultados de la jornada.

Iago Viñas Alonso
MotivaGoal

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More