El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Villarreal 1-1 Toledo: Manolo rasca un meritorio empate para el Toledo


Villarreal y Toledo empataron a uno en El Madrigal en un duelo sin aparente trascendencia tras el 0-3 de la ida. Buena imagen del Toledo, que realizó un buen fútbol y se adelantó con gol de Samu Villa en el 58´. Dos minutos después Pato logró la igualada. El Villarreal tuvo más ocasiones, pero la gran actuación del meta Manolo le permitió al Toledo lograr un meritorio empate. El Villarreal ya espera rival en octavos.

1- Villarreal CF (4-4-2): Barbosa; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz (Pau´79), José Ángel; Jonathan Dos Santos, Rodrigo, N´Diaye, Soriano (Leo Suárez´67); Pato (Sansone´75), Santos Borré.

1- CD Toledo (4--2): Manolo; Expósito, Daniel Pérez (Javi Gómez´70), Echaide, Toni Sánchez; De Lema, Israel Castro; Zarko (Pablo González´70), Barranco, Samu Villa (Shuang´80); Lolo Plá.
Goles: 0-1 Samu Villa min.58, 1-1 Pato min.60.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). 

Datos: Encuentro de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en El Madrigal. Alrededor de 10.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Antes de empezar el choque se guardó un minuto de silencio en memoria del que fuera entrenador del Villarreal, Fidel Uriarte.

Fran Escribá dispuso un once mezclando titulares y suplentes. Cumplió Pato, que sigue acumulando méritos. Soriano y Álvaro manifestaron su buen momento. Santos Borré tuvo una nueva oportunidad que no aprovechó. Incidió poco en ataque y cuando lo hizo no tuvo suerte, el poste evitó su gol justo antes de que Álvarez Izquierdo decretara el final. Leo Suárez mostró su desparpajo en la segunda parte y Pau debutó con el primer equipo. Todo ello ante un Toledo, de Segunda B, que jugó con ilusión y desparpajo, importándole poco el 0-3 de la ida. El combinado verde sacó un empate en casa del cuarto clasificado de Primera, resultado más que digno para despedirse de la Copa del Rey con la cabeza alta.

La primera parte no tuvo goles, pero fue entretenida. El submarino amarillo mandó en la primera media hora. El Toledo tuvo su momento en el último cuarto. El Villarreal salió dispuesto a alargar su buen momento. Haciendo gala de un fútbol atractivo, rozó el gol en diversas ocasiones. Si no logró el premio fue por el buen hacer de Manolo, el cancerbero del Toledo. Manolo sacó unas manos providenciales ante Pato, Álvaro, Rodrigo y Soriano. Soriano dejó grandes detalles técnicos, así como Álvaro mostró sus buenas maneras en el pase largo. El buen tono del submarino no se correspondió con el gol y en el último cuarto bajó el pistón.

El Toledo aprovechó el bajón del Villarreal para venirse arriba. Manolo lo mantuvo con vida y, posteriormente, a base de combinar con criterio tuvo opciones ante Barbosa. Se pudo adelantar. Lo evitó el palo en su mejor opción. Un remate de Zarko se topó con la madera después de tocar ligeramente en Víctor Ruiz. Buen partido del trío ofensivo. Lolo Plá, Zarko y Samu Villa crearon problemas a la defensa amarilla.

Sin nada que perder, el Toledo jugó para divertirse, sin cerrarse e importarle la diferencia de categoría. Trasladó su buen final del primer tiempo al inicio del segundo y obtuvo la recompensa que venía buscando. Samu Villa, uno de los más destacados, cazó un rechace de Barbosa y adelantó al Toledo en El Madrigal. Recompensa al buen hacer de los de Onésimo. 

Sin embargo, la alegría verde fue efímera. Dos minutos después Pato igualó. Jonathan Dos Santos le sirvió el pase de la muerte y el brasileño, sobresaliente en El Molinón, alargó su buen momento. Antes de marcar tuvo un disparo a la madera y un remate que atajó Manolo, nuevamente salvador. 

El Villarreal acabó volcado, buscando irse a la Navidad con otra victoria a la saca. Pero no fue el día de cara a puerta. Manolo evitó que Jonathan Dos Santos y Leo Suárez firmaran la remontada y, en el último suspiro, el palo evitó el tanto de Santos Borré. Empate meritorio del Toledo, que dio una buena imagen y rascó en una de las canchas más complicadas de Primera. El Villarreal, que ya lo resolvió en el Salto del Caballo, no pudo cerrar 2016 con triunfo. Pero lo despide en Champions y vivo en la Copa y la Europa League. 2017 llega cargado de ilusión.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Manu Trigueros, el Iniesta del Villarreal


Esta temporada se está viendo al mejor Manu Trigueros. Un Trigueros determinante e influyente en el juego del Villarreal, cuya confianza y calidad le permite marcar goles tan bellos como decisivos. El Madrigal está disfrutando de un Trigueros que ha sacado todo el fútbol que lleva dentro.

El de Talavera pasó por las canteras del FC Barcelona y el Real Murcia antes de formar parte de la del Villarreal. Tras pasar por el Villarreal C y el B, llegó al primer equipo en la 2012/13, en Segunda, y asomó como un diamante por pulir. Un futbolista de clase con un futuro brillante. Trigueros ascendió con el Villarreal a Primera y, posteriormente, fue uno de los artífices del resurgimiento amarillo: dos clasificaciones para la Europa League, una clasificación para la Champions, unas semifinales de Europa League y unas semifinales de Copa del Rey.

Marcelino retrasó la posición de Trigueros. De mediapunta a mediocentro. El asturiano le enseñó a mejorar defensivamente y le insufló garra y colocación. Con Marcelino fue titular, aunque no indiscutible. La pasada temporada compaginó con Pina acompañar a Bruno. Pese a dar muestras de calidad cada vez que jugaba, la carrera de Trigueros daba cierto síntoma de estancamiento, de irregularidad. Le faltaba dar el estirón, el paso definitivo. La explosión se ha producido esta temporada, donde se está viendo la mejor versión de Trigueros bajo las ordenes de Fran Escribá.

Fran Escribá le compara con Iniesta

Fran Escribá considera a Trigueros una debilidad. Le compara a Andrés Iniesta, nada más y nada menos. Palabras mayores, pero que ayudan a explicar lo que Trigueros significa para el entrenador del Villarreal. El técnico valenciano hace esta similitud por la calidad que ambos tienen dentro y fuera del terreno de juego. Trigueros e Iniesta tienen un estilo de juego similar y, además, fuera de la cancha son educados y 'normales', alejados del estereotipo extravagante del futbolista actual. O será la sangre manchega que corre por las venas de ambos, uno de Fuentealbilla y el otro de Talavera. En todo caso, Fran Escribá es consciente de que en Trigueros tiene un jugador de muchísima calidad, además de una buena persona contraria a la trifulca y las malas palabras al rival.

Lo que está claro es que con Fran Escribá se está viendo al mejor Trigueros, un Trigueros indiscutible en las alineaciones. Que decir que junto a Bruno forma un gran doble pivote. Con el de Artana haciendo las labores destructivas, Trigueros ya no está tan encorsetado. Juega con más libertad y pisa más el área, lo que lleva a marcar más goles. Esta campaña lleva cuatro en todas las competiciones, superando en media temporada los tres de las dos últimas campañas. Tal y como se ha nombrado anteriormente, ha dejado tantos bonitos e importantes. Como el que le marcó al Steaua que dio el pase a dieciseisavos en la Europa League. Una vaselina perfecta que se coló por la escuadra. También le van los goles desde media distancia, como el que le marcó al Betis por la escuadra. O sin ir más lejos, el que abrió la lata en el 3-0 al Atlético de Madrid.

Con Trigueros a este nivel, Lopetegui no debería tardar en darle una oportunidad. Está claro que en su posición el nivel es altísimo y la competencia feroz, pero Trigueros reúne méritos de sobra para jugar en 'la roja', Se merece la oportunidad de ofrecer su visión, regates y goles a la Selección.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort  

Un gran Villarreal golea al Atlético y lo aleja de la cabeza


El Villarreal le endosó un 3-0 al Atlético y se sitúa cuarto, en Champions. El Atlético acentúa su mal momento y se aleja de LaLiga (a 12 puntos del Real Madrid, 6 del Barcelona y 5 del Sevilla). El Atleti tuvo opciones en la primera parte; pero dos errores defensivos, aprovechados Trigueros y Jonathan Dos Santos, costaron el partido. En la segunda parte, el conjunto rojiblanco tuvo más posesión, pero sin transformarlo en peligro. Un Villarreal muy serio controló la situación y Soriano firmó el tercero en el añadido, poniendo la guinda al Atlético que, además, perdió por lesión a Oblak y Tiago. 

3- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros (N´Diaye´91), Bruno, Soriano; Pato (Rodrigo´78), Sansone (Santos Borré´90).

0- Club Atlético de Madrid (4-4-2): Oblak (Moyá´40); Juanfran, Savic, Godín, Lucas; Correa (Carrasco´65), Gabi, Tiago (Saúl´29), Koke; Griezmann, Gameiro.
Goles: 1-0 Trigueros min.28, 2-0 Jonathan Dos Santos min.38, 3-0 Soriano min.92

Árbitro: Hernández Hernández (Comité canario). Enseñó la tarjeta amarilla a Sansone (43´), Correa (45´), Jonathan Dos Santos (47´), Juanfran (67´), Álvaro (84´) y Saúl (85´)

Datos: Encuentro de la 15ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Madrigal ante 22.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado en los aledaños del estadio del Besiktas (Turquía).

Necesitaba el Villarreal un partido así. Ante el Steaua se sacó un peso de encima, pero ganó sin brillo. Ante el Atlético se dio un festín. Recuperó el buen juego y realizó un partido completo en todos los aspectos: solidaridad, sacrificio, solidez, calidad y goles. Tres a todo un subcampeón de Europa.

El Atlético vive uno de los momentos más delicados desde que el Cholo cogiera las riendas. Esta derrota no hace sino acentuar la mala racha que arrastra. Y los rivales directos se alejan. No solo el Real Madrid. También el Barcelona y Sevilla. Al Atlético le penalizó, especialmente, la primera parte. Dos errores defensivos costaron dos goles y, además, se quedó sin Oblak y Tiago. Pese a ello, creó más en la primera parte que en la segunda. Insuficiente bagaje para un mal Atlético que se marchó vapuleado.

Desde el inicio ya se pudo contemplar que el Villarreal estaba enchufado. Salió fuerte, haciendo suyo el primer cuarto. Se adueñó del esférico, trianguló con paciencia y, lo más importante, acabó las jugadas. En 15 minutos fabricó tres ocasiones, la más clara un remate de Jonathan Dos Santos de tijereta que sacó bajo palos Savic. El Atlético salió titubeante, pero poco a poco salió a relucir su personalidad. Fueron sus mejores minutos. Correa hizo trabajar a Asenjo y Koke se topó con la madera.

Cuando mejor estaba el Atlético, llegó el primero del Villarreal, fruto de un mal pase de Tiago a Godín en zona peligrosa. Trigueros robó la cartera y, tras burlar a Godín, la cruzó con calidad por el palo largo. Acto seguido, el Atlético pudo empatar en un mano a mano que Asenjo le ganó a Griezmann. El francés no está en un buen momento, factor que pesa en el mal momento rojiblanco. El Villarreal puso la puntilla cerca del descanso. Oblak despejó mal un centro de Pato. Jonathan la cazó y remató al palo. A la segunda, tras recoger el rechace, no perdonó. Raro es ver al Atleti cometer errores en defensa. Demostró que es humano. Pero más le valdrá recuperar la solidez defensiva.

Las lesiones de Oblak y Tiago pesaron físicamente al agotar dos cambios en la primera parte. Entraron Moyá y Saúl, que no mejoró al equipo. Como tampoco lo mejoró Carrasco, que fue suplente y cuando salió no fue el esperado revulsivo. En la segunda parte, el Atlético tuvo más posesión que el Villarreal. Pero no lo transformó en peligro. Demasiado estático y falto de ideas, incapaz de romper el ordenado entramado defensivo amarillo. Exceptuando un buen tramo del Atlético en la primera parte, el partido fue del Villarreal. La clave del partidazo del Villarreal estuvo en el gran nivel de su centro del campo. Jonathan, Trigueros, Bruno y Soriano fueron demasiado para Gabi y Tiago primero y Gabi y Saúl después. Que marcaran tres de los cuatro centrocampistas del Villarreal no fue casualidad. Aparte de creatividad, tienen llegada. Soriano, en el añadido, fue el último en unirse a la fiesta. Posiblemente, el mejor Villarreal de la temporada. Vuelve a instalarse en puestos de Champions y hace del Atleti un rival de 'su liga'. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-1 Steaua: Trigueros acaba con la agonía y clasifica al Villarreal


El Villarreal logró el pase a dieciseisavos tras superar al Steaua. Una victoria agónica, lograda al final con un golazo de vaselina de Trigueros. El submarino empezó bien, poniéndose por delante con un gol de Sansone en el 15´. Antes del descanso pudo sentenciar, pero Bakambu no tuvo su día. En la segunda parte sorprendió un mejorado Steaua a un Villarreal ramplón. Achim, nada más salir, empató en el 55´ y metió miedo. El choque se rompió y se convirtió en un correcalles. La expulsión de Tamas, en el 79´, aclaró los nubarrones y Trigueros alivió a más de un corazón. El submarino estará en el bombo como segundo. El Osmanlispor, primero. El Steaua y el Zúrich eliminados.

2-Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio (Álvaro´39), Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Soriano; Bakambu (Rodrigo´84), Sansone (Santos Borré´80).

1- FC Steaua Bucuresti (4-4-2): Nita; Tamas, Moke, Tosca, Momcilovic; Enache (Golubovic´46), Pintilii (Achim´54), Bourceanu, Amorim; Popa, Boldrin (Popescu´76).

Goles: 1-0 Sansone min.15, 1-1 Achim min.55, 2-1 Trigueros min.88.

Árbitro: Manuel Gräfe (Alemania). Expulsó por doble amonestación a Tamas (32´ y 79´). Amonestó a Enache (25´), Bakambu (27´), Golubovic (68´), Jonathan Dos Santos (68´) y Achim (91´).

Datos: Encuentro de la sexta jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League 2016/17 disputado en El Madrigal. Se rozó el lleno en las gradas, con alrededor de 5000 hinchas rumanos. Antes de empezar se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente del Chapecoense.

Pocas veces se ha visto que un grupo llegue tan ajustado a la última jornada. Osmanlispor, Villarreal, Zúrich y Steaua contaban con opciones. Los cuatro podían clasificarse. El triunfo les daba la vida, la derrota el KO y el empate opciones diversas. La situación no se decidió hasta el final, ofreciendo el suspense de no saber que va a pasar. Entre tanto sufrimiento, salió bien parado el Villarreal en esta final, tal cual fue pese a ser la fase de grupos. Ganó un partido descontrolado que tenía controlado. Entre el gol de Sansone y el de Trigueros hubo una montaña rusa de sensaciones y emociones.

El Villarreal, que salió con el once de LaLiga, empezó fuerte. Con intensidad, mandando y acechando la meta defendida por Nita. En la primera ocasión clara, llegó el primer tanto. Mario centró desde la derecha y Sansone se topó con Nita. El italiano cazó el rechace y esta vez no falló. El gol reforzó al Villarreal, que controló la primera parte sin alardes pero con seguridad. El gol de Sansone obligó al Steaua a variar el planteamiento. Del repliegue inicial a estirar las líneas con tal de marcar dos goles para seguir adelante. Pero, en la primera parte, el segundo lo rozó el Villarreal. La mejor ocasión la tuvo Bakambu justo antes del descanso. Bruno le metió un excelente pase entre líneas que dejó al congoleño solo ante Nita. Regateó al portero, pero luego se entretuvo y Tamas le robó la cartera. Ahí estuvo la sentencia.

Bakambu no tuvo su día. Se echa de menos al Bakambu goleador y veloz de la pasada temporada. Por lo menos se vio una buena versión de Sansone y Soriano. Los transalpinos han estado por debajo en los últimos choques. Ante el Steaua, recuperaron sensaciones. Lo que ni Bakambu, Soriano ni nadie del Villarreal esperaba era lo que aconteció en la segunda parte. El Steaua salió de la caseta con otra cara, decidido, sin complejos. A falta de fútbol, de eso va justito, le metió casta y coraje. Fue sobrado de ambas cualidades y le dieron para empatar y rondar la clasificación. El Villarreal, en cambio, salió aletargado. Poco a poco, el Steaua le comió terreno hasta asestarle el zarpazo. Fue obra de Achim. Lo suyo fue salir y besar el santo. Un centro desde la derecha de Tamas fue aprovechado por Achim ante la alegría de los 5000 rumanos presentes en El Madrigal. Se hicieron notar.

Con el gol del Steaua, el partido se rompió por completo. El combinado rumano, envalentonado por el gol, se fue a por la machada sin contemplaciones. Al Villarreal le entraron las dudas, el miedo. Se reflejó en las caras, la inercia negativa que arrastraba en forma de inseguridad. El partido se convirtió en un toma y daca, carente de batalla en la medular. Un intercambio de golpes que pudo favorecer a cualquiera. Bakambu y Amorim tuvieron las ocasiones más claras. El del Villarreal, en otro mano a mano, la mandó al lateral de la red. Amorim se encontró con una gran parada salvadora de Asenjo.

Podía pasar cualquiera cosa, pero en la recta final los hechos favorecieron al submarino. Primero, el gol del Osmanlisor en la recta final. Luego, la expulsión de Tamas por doble amarilla. Y con el partido agonizando, Trigueros lo finiquitó con una delicatessen. Recibió un gran pase de Soriano, vio a Nita adelantado y le lanzó una vaselina maravillosa que entró por la escuadra tras acariciar el larguero. Tras el 2-1, con el Steaua a la desesperada, el Villarreal se benefició del desajuste defensivo rumano. Bruno y Soriano desperdiciaron claras ocasiones para ampliar la renta. El Steaua no bajó los brazos ni con el segundo tanto. En el último suspiro Asenjo desbarató un susto. Como de susto fue la tarde en El Madrigal, de sufrimiento, pero con final feliz para un Villarreal que debe mejorar. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal - Steaua: Final anticipada


La Europa League llega a la última jornada con el grupo L en un puño. Osmanlispor tiene 7 puntos; Villarreal, Zúrich y Steaua empatan a 6. Todo se decidirá en una última jornada agónica, en la que el Villarreal se la juega ante el Steaua. El que gane se clasifica. El que pierda, eliminado. El empate les haría depender de lo que pase en el Osmanlispor - Zúrich. Final anticipada en El Madrigal.

Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Rukavina, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Soriano; Bakambu, Sansone.

FC Steaua Bucuresti (4-2-3-1): Nita; Popescu, Tamas, Tosca, Momcilovic; Pintilii, Moke; Enache, Boldrin, Amorim; Popa.

Árbitro: Manuel Gräfe (Alemania).

Datos: Encuentro de la 6ª jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League 2016/17 disputado en El Madrigal el 8 de diciembre a las 17:00h. Retransmitido por beIN Sports.

Caben todas las posibilidades en la última jornada, en cuanto los cuatro equipos pueden clasificarse. El triunfo es garantía de seguir vivo. El empate abre un abanico de posibilidades. Al Villarreal le valen las tablas si el Zúrich no gana. Y si el Villarreal - Steaua y Osmanlispor - Zúrich terminan en empate, pasaría el Villarreal. Ahora bien, si el Zúrich gana en Turquía y el Villarreal empata, habría un empate a 7 puntos entre Osmanlispor, Villarreal y Steaua que dejaría fuera al Villarreal. Pero estas carambolas caen en saco roto si el Villarreal hace lo que tiene que hacer. Ganar. Es lo que toca.

El Villarreal no le está cogiendo la medida a Europa como en años anteriores. El adiós prematuro a la Champions le llevó a la Europa League. En la segunda competición continental, las cosas no están saliendo como se esperaba. El grupo, en un principio, parecía asequible, pero se ha tornado tortuoso por no estar al nivel. Después de empezar ganando al Zúrich, llegaron las penurias: dos empates ante Steaua y Osmanlispor a domicilio, una derrota en casa ante el Osmanlispor y un empate en Zúrich. Los malos resultados han propiciado un a cara de perro en la última jornada.

El Villarreal no llega en su mejor momento. Los resultados no acompañan. Tampoco el juego. Con problemas a domicilio, le sostiene su buen hacer como local, aunque últimamente ha tenido varios sustos. El Osmanlispor y el Alavés asaltaron El Madrigal, aviso de cara al Steaua. Pero por plantel y factor cancha, el Villarreal debería sacarlo adelante y plantarse en dieciseisavos. Además, si se tienen en cuenta los antecedentes, la estadística sonríe al Villarreal. Las siete veces que ha disputado la fase de grupos (Europa League y Copa de la UEFA) ha seguido adelante en las siete. Siempre ha pasado una fase de grupos de esta competición. Lo contrario sería un revés duro de digerir para el equipo y Fran Escribá, que podría quedar en entredicho.

Tras no estar ante el Toledo en Copa y el Leganés en Liga, vuelve Bruno Soriano. Una excelente noticia y un alivio para Fran Escribá, que podrá tirar del capitán y alma del Villarreal en una cita tan importante. Las alas se quedan sin Cheryshev y Castillejo por lesión, lo que deja a Jonathan Dos Santos y Soriano como titulares. El once del Villarreal será similar al de LaLiga. Con lo mucho que hay en juego, las rotaciones serán escasas. Rukavina y José Ángel podrían dar descanso a Mario y Jaume Costa y poco más. La otra duda reside en la delantera, donde Bakambu, Sansone y Pato optan a dos plazas.

El Steaua empezó mal la temporada, acusando la baja de un jugador importante como Stanciu. Pero a medida que ha avanzado la competición se ha afianzado como bloque. Líder en la liga rumana, en la Europa League ha ido a remolque, aunque experimentado una mejoría que le ha dejado vivo. Empezó con derrota y desde entonces no ha vuelto a perder. Tres empates y el triunfo ante el Osmanlispor le hacen llegar a la última jornada dependiendo de sí mismo. El Madrigal es una misión complicada. El Villarreal es claro favorito. Pero el Steaua quiere jugar la baza psicológica. Empezar fuerte y mantenerse vivo, esperando las dudas del Villarreal para asestar el zarpazo. El Steaua no estará solo. 5000 hinchas rumanos le alentarán desde un Madrigal que rozará el lleno.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort  

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More