El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Despedida a lo grande de la temporada en El Madrigal


En plenas fiestas de la localidad, el Villarreal se dio un festín. Qué mejor forma que ésta para despedirse de El Madrigal en este curso, el del retorno a Primera saldado con el billete para la Europa League. El Villarreal realizó uno de sus mejores partidos en casa, tan desatado en ataque como solvente en defensa. El Rayo, tras conseguir la permanencia, da síntomas de rebajar la tensión competitiva. Defensivamente recordó al coladero de la primera vuelta, en lugar del equipo seguro atrás de la segunda mitad de competición. No neutralizó la avalancha amarilla y, ofensivamente, aunque combinó bien careció del último pase. La expulsión de Arbilla en la segunda parte terminó de noquearle. El 4-0 (goles de Uche, Bruno, Jonathan Pereira y Jaume Costa) con el que se cerró el electrónico, el fiel reflejo del guión del partido. El Villarreal, claramente superior al Rayo, incluso pudo ampliar la renta dada la cantidad de ocasiones de las que dispuso. El Submarino depende de que la Real no gane al Athletic para pelearle, en la última jornada, la sexta plaza. El Rayo ya no podrá superar la mejor segunda vuelta de su historia.

4- Villarreal C.F: Juan Carlos; Mario, Musacchio, Gabriel, Jokic; Moi Gómez,Trigueros, Bruno (Jaume Costa´42), Cani (Aquino´16); Giovani (Jonathan Pereira´46), Uche.

0- Rayo Vallecano: Rubén; Arbilla, Borja López (Rat´13), Gálvez, Nacho; Trashorras, Saúl; Rochina, Bueno, Iago Falqué; Larrivey.

Goles: 1-0 Uche min.21, 2-0 Bruno min.42, 3-0 Jonathan Pereira min.55, 4-0 Jaume Costa min.63.

Árbitro: González González  (Comité castellano-leonés). Expulsó a Arbilla (62´). Mostró la tarjeta amarilla a Trigueros (71´) y Arbilla (81´).

Datos: Encuentro de la jornada 37 de Primera División disputado en El Madrigal ante 12.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Antes de iniciarse el duelo, Villarreal y Rayo Vallecano le hicieron el pasillo a los integrantes del Valencia Basket, reciente campeón de la Eurocup. Además, se decretó un respetuoso minuto de silencio en memoria de las víctimas fallecidas en el accidente de microbús en la provincia de Badajoz.

Desde el principio ya quedaron claras las intenciones del Submarino. Tuvo unos excelentes primeros minutos de juego ofensivo y vistoso. Se mostró intenso, dominador y acechó la meta contraria. En el 5´ un centro chut de Cani obligó a Rubén a emplearse a fondo. En el 11´ doble ocasión clara tras un córner. Rubén despejó el primer disparo de Gabriel. Acto seguido, Gálvez sacó bajo palos el remate de cabeza de Giovani. A la tercera llegó la vencida. El 1-0 llegó en el 21´ a raíz de una fantástica jugada elaborada. Giovani trazó un pase entre líneas viendo el desmarque de Musacchio. El central sorteó la salida de Rubén y se la sirvió en bandeja a Uche para que, a portería vacía, marcase su duodécimo gol en Liga.

El Villarreal demostró igualmente eficiencia llevando la iniciativa que jugando a la contra. Después de ir en desventaja, el Rayo ganó posesión y buscó la portería del Villarreal sin el éxito deseado. En parte por el buen trabajo defensivo de los de casa. Solo destacar en la primera parte sendos centros envenenados que Musacchio y Mario despejaron a corner, además de disparos desde larga distancia que se marcharon desviados. Juan Carlos, al que Marcelino premió con la titularidad, en la primera mitad no intervino. A la contra, el Villarreal aprovechó los espacios que le dejó el Rayo. En una de estas penetraciones, firmó el segundo fruto de otra  buena combinación. Uche inició la jugada desde la zona de tres cuartos. Se la dio a Aquino y el mexicano se la sirvió a Bruno. El mediocentro definió con sangre fría y calidad. Al palo corto, rasa y fuerte. Firmó este gol antes de retirarse lesionado. Así acabó una primera parte ya encarrilada.

Al Villarreal le salió todo bien, incluso con jugadores lesionados. Arrancó la segunda parte con los tres cambios ya agotados por las molestias de Cani, Bruno y Giovani. Les reemplazaron Aquino, Jaume Costa y Jonathan Pereira. Estos rindieron a un nivel muy alto e hicieron olvidar los contratiempos sufridos en forma de molestias. Un mérito enorme, ya que no es nada sencillo igualar el trabajo de Cani, Bruno y Giovani, los tres buques insignia de este equipo junto a Musacchio. El Rayo, al inicio del partido, también sufrió un revés idéntico. Concretamente, Borja López. Mala fortuna la suya. Volvía al equipo tras 3 semanas fuera por decisión técnica. Fue titular en el centro de la retaguardia, reemplazando al sancionado Zé Castro. Duró muy poco sobre el campo, en el minuto 13 cayó lesionado. Rat le sustituyó, lo que provocó una reubicación defensiva. Nacho pasó a la derecha y Arbilla ejerció de central como pareja de Gálvez. Rat en el lateral izquierdo, su puesto natural. Paco ya no realizó más cambios. Curioso. Tal vez lo vio como una forma de castigo…

Paco Jémez, ciertamente, vio mal el panorama. En la segunda parte, más de lo mismo pese a que el Rayo mejoró ligeramente. Al menos, probó a Juan Carlos en diversas ocasiones de Larrivey y Nacho. El portero desbarató ambas y dejó su portería a cero. El Villarreal, con la cómoda ventaja a su merced, cerró bien los espacios y mató a la contra. El tercero, que llegó en el 55´, otro tanto a la contra. Musacchio robó en el centro del campo y trazó un estupendo pase que superó a la defensa y dejó solo a Jonathan Pereira ante Rubén. El gallegó no desperdició el mano a mano y definió con un toque sutil por arriba del arquero. Pocos minutos después llegó el cuarto, propiciado por el único error de Rubén. Se le escurrió el balón en una falta botada por Trigueros y Jaume Costa, en el área chica, la cazó y firmó el definitivo 4-0. El meta fue el mejor de los suyos y evitó una goleada mayor. En la recta final, le sacó un gol al Aquino y el larguero le salvó ante Trigueros. Dichas acciones llegaron después de la expulsión de Arbilla en el minuto 63. Con inferioridad o sin ella, el Rayo fue ampliamente superado. El Madrigal cierra este curso con una sonrisa.


Manuel Monfort Marzá
Editor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort


Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More