El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Asenjo: “Hemos merecido mucho más”

Al término del partido, MotivaGoal acudió a la Zona Mixta, donde desfilaron los jugadores de Villarreal y Real Madrid. Sergio Asenjo nos atendió y respondió a nuestras cuestiones sobre el partido.

Manuel Monfort - MotivaGoal: Perder ante el Real Madrid siempre entra dentro de las posibilidades, obviamente. Pero caer así, como lo habéis hecho, fastidia más, ¿no?

Sergio Asenjo: Sí. Sabíamos que era un partido complicado. El Real Madrid venía de endosar varias goleadas. La primera parte ha sido nuestra, con varias posibilidades de adelantarse en el marcador. Cuando perdonas ellos, con la calidad que tienen, te las meten. Así es muy complicado.


Manuel Monfort - MotivaGoal: Ellos, prácticamente, han tenido dos ocasiones claras en el partido y las han materializado. De cara a puerta, vosotros habéis estado negados, aunque podéis estar contentos con el trabajo realizado y salir reforzados.

Sergio Asenjo: Eso por supuesto. El equipo ha hecho un trabajo fantástico. Hemos merecido mucho más. Hemos llevado la iniciativa del partido. Hemos intentado atacar, hay veces en las que no entran. Hemos puesto todo de nuestra parte para que entraran. Ya sabíamos que ellos tendrían sus oportunidades, las han aprovechado y así ha sido.

Manuel Monfort – MotivaGoal: En la segunda parte no habéis tenido esas ocasiones claras del primer tiempo. ¿Cómo lo explicarías?


Sergio Asenjo: Ellos estaban jugando a combinar sin atacar. El esfuerzo de la primera parte ha sido muy grande, pero hemos intentado durante todo el partido meter ese gol que nos hubiera metido. 


Manuel Monfort Marzá
Editor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort



Modrić y Cristiano castigan la mala puntería del Villarreal


El Real Madrid prosigue con su buen momento, después de cosechar un valioso triunfo en El Madrigal. Modrić y Cristiano Ronaldo resolvieron en la segunda parte. La efectividad de los blancos decidió, ya que el Villarreal dispuso de ocasiones como para haber cosechado una mejor suerte. Unas veces Casillas y otras la mala puntería, dejaron al 'submarino' negado de cara a puerta. 

0- Villarreal C.F (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Gabriel; Moi Gómez (Espinosa´60), Trigueros (Jonathan Dos Santos´67), Bruno, Cani; Uche (Giovani´64), Vietto.
2- Real Madrid C.F. (4-3-3): Casillas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Nacho´75); Modrić, Kroos, James Rodríguez (Illarramendi´73); Bale, Benzema (Isco´84), Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1 Modrić min.32, 0-2 Cristiano Ronaldo min.40.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Mostró la tarjeta amarilla a Sergio Ramos (38´).

Datos: Partido de la sexta jornada de la Liga BBVA 2014/15 disputado en El Madrigal ante 25.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Pese a tener delante al campeón de Europa, no se arrugó ni muchos menos. El Villarreal le jugó de tú a tú al  Real Madrid durante todo el partido. Mejor en la primera parte que la segunda, sí. Pero lo que no se discute es que casi siempre llevó la iniciativa. Realmente, la primera parte fue engañosa. El Villarreal realizó un muy buen fútbol, llegando a portería con una facilidad pasmosa. Solo le faltó lo más necesario, el gol. Se le negó por completo. En cambio, los blancos no perdonaron las dos más claras que tuvieron. El ‘submarino’, una ocasión detrás de otra (varios goles cantados) con la pólvora mojada. Casillas, que fue titular, salió reforzado. Completó, posiblemente, su mejor partido de la temporada. Se le exigió en la primera mitad y respondió. En una triple ocasión de los de casa, sacó primeros unas buenas manos a  disparo de Trigueros desde la frontal. Acto seguido se anticipó a Vietto taponando su disparo. El que no tiene perdón es Uche, al fallar lo infallable a portería vacía tras recoger el rechace de Iker. Antes de eso, el nigeriano ya se topó con el meta. Por su parte, Trigueros, con Casillas ya batido, vio como Marcelo le sacaba el remate y Vietto, tras zafarse de Ramos con un regate estupendo, la mandó al limbo. Obviamente, por juego y ocasiones, el Villarreal mereció más. Pero perdonó y eso siempre se paga. Más aún ante un rival como el Real Madrid. 

En la primera parte, el Real Madrid tuvo algunas posesiones largas. Llegó bien hasta tres cuartos. A partir de ahí, ya fue otra historia. El orden defensivo del Villarreal, unido a la poca profundidad de los blancos, desbarataron los intentos de Modrić, Kroos y James de conectar con Bale, Benzema y Cristiano. El conjunto capitalino rompió el partido mediante un zapatazo y una contra marca de la casa. Modrić, desde fuera del área, conectó un magnifico derechazo que limpió las telarañas de la portería local. Primer tanto (golazo) del croata esta temporada. Con el Villarreal buscando la igualada, llegó el segundo, obra de Cristiano. El contraataque que propició el 0-2 lo inicio James. El colombiano, desde la izquierda, trazó un excelente pase cruzado a la derecha al desmarque de Benzema. El francés la aguantó ante Vïctor Ruiz, luego se fue de él y se la sirvió en bandeja al Balón de Oro. Cristiano Ronaldo la empujo al fondo de las mallas, estableciendo su décimo tanto en la Liga. Al Real Madrid le bastó con aprovechar sus dos primeras ocasiones claras. De pegada va sobrado aunque defensivamente, en la primera parte, concedió demasiado. Taponó bien los centros desde la banda, pero el Villarreal le llegó mucho con balones a la espalda. En la segunda mitad, eso se solucionó y el Real Madrid controló la situación. 

Posiblemente, en la segunda parte, el Villarreal tuvo más posesión aún. Pero fue estéril, ya que no dispuso de ocasiones para, al menos, reducir diferencias y dar emoción. La intensidad ya no fue la de la primera parte. Por su parte, Ancelotti apostó por nadar y guardar la ropa. El Real Madrid retrasó la defensa y logró un mejor equilibrio, que se evidenció cuando Illarra salió superado el ecuador del segundo tiempo. Parece otro respecto a ese tímido chaval que llegó de Donosti. La mejoría defensiva también tuvo su parte de razón por el buen partido de Varane y Carvajal. Queriendo buscar la reacción, Marcelino juntó a los hermanos Dos Santos como revulsivos. Pero ni con esas. Al menos, ambos jugaron juntos en partido oficial por primera vez. Cuando Gio esté en forma y Jonathan totalmente acoplado, esta sociedad de hermanos promete. Jonathan probó a Casillas con un lanzamiento desde fuera del área, blocado por el meta sin problemas. El Real Madrid intentó aumentar la renta con algunas contras que no encontraron rematador. Bale mejoró respecto a la primera mitad, pero se quedó sin mojar. Al igual que Benzema, aunque éste le sirvió más de medio gol a Ronaldo. Al final, Ancelotti tendrá razón sobre el francés. Así pues, triunfo blanco en El Madrigal que se resume de la siguiente manera: ganó el que aprovechó sus ocasiones. 


Manuel Monfort Marzá
Editor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort



Everton-Liverpool, el origen del derbi del Merseyside


El sábado se enfrentaran el Everton y el Liverpool en el primer derby del Merseyside de la temporada. Anfield revivirá una vez más un duelo que se repite ininterrumpidamente desde la temporada 1962/63 en la máxima categoría y el cual se considera el derby más familiar de todo el fútbol inglés ya que es muy común ver juntos a seguidores de ambos equipos durante los encuentros.  

El origen del derby y del Liverpool

El origen del derby entre el Everton y el Liverpool tiene que ver con el origen de este último. Esclarezcamos esto. En 1878 en Liverpool se creó un club llamado Saint Domingo’s, en referencia a una parroquia, que posteriormente pasó a llamarse Everton. El equipo jugaba sus encuentros en un campo situado en Stanley Park que poco a poco se fue quedando pequeño en relación a la cantidad de aficionados que acudían a los partidos. Como consecuencia de ello, el presidente del club John Houlding compró unos terrenos en la zona de Anfield Road. Lo curioso del caso es que compró esos terrenos para él mismo y no para el club, con la intención de recibir dinero por el alquiler del campo. Esta decisión no agradó a varios directivos del club pero finalmente aceptaron. 

Ya jugando en Anfield, la afluencia del público creció y Houlding recibía un buen dinero de todo esto. Pero en 1889 Houlding decidió aumentar el alquiler del campo, propuesta rechazada por la resta de la directiva que intentó regatear el precio. Houlding también rechazó y los demás directivos decidieron comprar unos terrenos en Goodison Park donde se asentó definitivamente el Everto FC.

Houlding se encontraba con un campo en el cual no jugaba nadie y decidió fundar un nuevo equipo, el Liverpool FC.  Así pues, en 1892 surgió un nuevo equipo en la ciudad y por tanto una rivalidad entre ambos conjuntos. En 1893 fue inscrito en la Segunda División. En el primer enfrentamiento entre los dos, los toffesganaron a los reds por 3-0.

Liverpool, la ciudad más laureada

Así es. Y es que entre Everton y Liverpool suman un total de 27 títulos. Los toffes han conseguido 9 campeonatos de liga, 5 FA Cup y una Recopa de Europa. Por su parte, los reds han ganado 5 Copas de Europa, 18 títulos ligueros, 7 FA Cup, 8 League Cup y 3 Copas de la UEFA. Además, casi siempre han coincidido en la máxima competición inglesa ya que aparte de ser uno de los 12 clubes fundadores de la Football League, el Everton solo ha descendido 2 veces. De hecho es el equipo que más veces ha participado en la máxima categoría –acumula más de 100 temporadas-.  

No puede presumir de tantos éxitos, de hecho de casi ninguno, el Tranmere Rovers, equipo situado al otro lado del río Mersey. Sus partidos ante el Liverpool o el Everton también se consideran “derbys del Merseyside”, pero como el Tranmere no ha conseguido jamás jugar en la máxima categoría, los partidos oficiales ante los dos grandes de la ciudad  son imposibles de que se vean sino es en los torneos coperos. 

De Anfield a Goodison

Un dato curioso entre los dos equipos de Liverpool es que el conjunto de Anfield ha realizado más traspasos con el Everton que con cualquier otro equipo. Por el contrario, ningún jugador con pasado toffe ha jugado con la elásticared

Si contamos al Tranmere Rovers, Dave Hickson, John Heydon y Frank Mitchell son los únicos tres jugadores que han militado los tres clubes de Merseyside que aún existen.

Abel Xavier es el único jugador que ha disputado los dos derbis de Merseyside de la misma temporada con los dos equipos. Nick Barmby se convirtió en 2000 en el traspaso más caro del Everton al Liverpool (£6.000.000) mientras que Peter Beardsley ostenta el récord del Liverpool al Everton con £1.000.000.

El derby más familiar

Como ya hemos mencionado al inicio de este artículo, los enfrentamientos entre Everton y Liverpool se han caracterizado siempre por su cordialidad y familiaridad durante sus primeros años. Para ello hay varios motivos. El primero y el más lógico es por su proximidad geográfica ya que ambos clubes se sitúan en el norte de la ciudad, de hecho están a menos de una milla como podéis comprobar en la foto de la derecha. A más a más, y como ya hemos mencionado, la primera casa del Everton fue Anfield Road.

A día de hoy no hay diferencias de ningún tipo entre las aficiones de ambos equipos aunque a lo largo de la historia sí que las ha habido. El primer caso fue de carácter político aunque no llegó a tener mayor transcendencia. Durante los años 50 y 60, el Everton era declarado como el club católico de la ciudad por contar con un entrenador y varios jugadores de Irlanda. El Liverpool en cambio era nombrado el club protestante por no haber firmado a ningún jugador que fuera católico irlandés hasta el 1979, cuando incorporó a Ronnie Whelan.   

El segundo motivo, que quizás fue el que tuvo más transcendencia, tuvo lugar después de los incidentes que se produjeron tras la“Tragedia de Heysel” y que ocurrieron en la final de la Copa de Europa del 1985 entre Liverpool y Juventus. El partido se disputaba en Bruselas, concretamente en el Estadio de Heysel. Una hora antes del partido, radicales del Liverpool en un alto estado de embriaguez empezaron a tirar objetos a los aficionados de la Juve que se encontraban al lado y se abalanzaron sobre ellos provocando una gran avalancha que resultó con 39 muertos y 600 heridos. Este trágico incidente provocó que la UEFA excluyera a los equipos ingleses de competiciones europeas durante los próximos cinco años. Los hinchas del Everton culparon a los del Liverpool y por ello se enfriaron las relaciones entre ambas aficiones.

Cuatro años más tarde y tras la “Tragedia de Hillsborough”, en la que murieron 96 personas aficionadas del Liverpool en una avalancha que tuvo lugar en un partido de semifinales de FA Cup entre el conjunto red y el Nottingham Forest, la relación entre ambos clubes mejoró en parte por el gran apoyo que el Everton le mostró a sus vecinos de Anfield.

Hoy en día la rivalidad que ambos mantienen es completamente sana pese a que el “derby del Merseyside”se haya convertido en el partido con más cartulinas rojas debido a la tensión que ponen los jugadores de cada equipo para lograr la victoria. Pese a ello, los enfrentamientos estén llenos de pasión por parte de las dos hinchadas que decoran cada derby con una familiaridad que le hace especial.  "Are you watching Manchester?" 



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/


Derbis trepidantes hoy en la Premier League

13:45 Liverpool - Everton (Anfield Road)

El primer derby del Merseyside de esta temporada será un partido de tremenda necesidad para ambos equipos, ya que ninguno ha comenzado el curso como se esperaba. El hecho de afrontar competición europea ha calado hondo en el rendimiento de los dos conjuntos. Los reds han sumado 6 pts. después de sumar dos victorias y tres derrotas, mientras que sus vecinos tan solo han sumado un punto menos tras dos empates, dos derrotas y solo una victoria.

El conjunto recupera efectivos tan importantes como Coutinho, Henderson y el más importante, Sturridge, quien podría formar de inicio. Por su parte, el equipo de Roberto Martínez presentará su mejor once –a excepción de Barkley que sigue lesionado- con la inclusión de Coleman y Pienaar en el equipo titular. 

16:00 Chelsea - Aston Villa (Stamford Bridge)

El líder quiere volver a ganar después del valioso empate que consiguió en el Etihad y para ello recibe a un Aston Villa que sumó su primera derrota ante el Arsenal. José Mourinho podría dar entrada a Diego Costa, que no jugó ante el Bolton en la Copa de la Liga. El próximo martes hay compromiso de Champions, pero a los blues les urge volver a ganar para no ver aún más recortada la distancia que mantienen con sus perseguidores.  Precisamente, uno de los que van detrás del equipo londinense es el Aston Villa, que pese a pinchar en la anterior jornada se mantiene como tercero a 3 pts. del liderato. Paul Lambert recupera a Baker, Westwood, Weimann y Darrent Bent.

16:00 Manchester United - West Ham (Old Trafford)

Tra la durísima derrota en el King Power Stadium, el Manchester United está obligado a ganar y convencer. Van Gaal tiene la responsabilidad de encontrar rápidamente el equilibro que necesita el equipo –bien en ataque, lamentable en defensa- para poder empezar a sumar de tres en tres, sobre todo aprovechando los dos partidos seguidos que tiene como local. El técnico holandés tiene serios problemas en defensa, pues Phil Jones es baja por lesión mientras que Blackett lo es por sanción. La duda de Evans marcará si Marco Rojo actúa en el lateral o en el puesto de central, algo que podría propiciar la entrada en el once de Luke Shaw. Arriba, Juan Mata vuelve a tener todas las papeletas para quedarse en el banquillo. Hoy le visita el West Ham, que octavo en la tabla intentará volver a dar la sorpresa después de vencer en la fecha anterior al Liverpool. Big Sam podría disponer el mismo equipo que venció al conjunto de Anfield con la única variación de Kouyaté, que es baja por lesión.

16:00 Hull City - Manchester City (KC Stadium)

Los citizens buscarán hoy hacer bueno el punto conseguido ante el Chelsea con una victoria en uno de los campos más complicados en el que sacar los tres puntos. Los de Pellegrini, que ya vencieron en este escenario en la pasada temporada, necesitan ganar para no perder comba respecto a las primeras posiciones de la clasificación. El martes afrontan un trascendental encuentro ante la Roma y es por eso que el Ingeniero podría introducir algunas rotaciones pese al partido de Capital One Cup que se jugó el pasado miércoles. Fernando sigue sin estar disponible mientras que Nasri, Jovetic, Agüero y Silva siguen trabajando en el gimnasio. Por su parte, el equipo local llega al encuentro tras dos empates consecutivos que les mantiene en el ecuador de la tabla. Steve Bruce recupera a Ben Arfa tras no poder jugar por contrato ante el Newcastle.

16:00 Southampton - QPR (St. Mary’s Park)

El Southampton afronta el encuentro como una buena oportunidad de mantener la inesperada segunda posición en la que se encuentran. Después de cosechar una derrota y un empate en las dos primeras jornadas, los norteños han logrado vencer en sus siguientes tres compromisos, el último en casa del Swansea, e incluso han conseguido avanzar en la Capital One Cup al eliminar al Arsenal en el Emirates. Ronald Koeman pierde por lesión al joven Ward-Prowse y a Isgrove. En frente estará el QPR de Harry Redknapp, que intentará sumar algún punto para poder salir del descenso. De momento han perdido los dos partidos que han jugado como visitantes. El técnico de los hoops sigue sin tener disponibles a Faurlin y a Sandro. Por el contrario si se espera la participación de Barton, Mutch y Taraabt.

16:00 Crystal Palace-Leicester City (Selhurst Park)

Partido complicado para el sorprendente Leicester. Tras el gran triunfo que consiguieron ante el Manchester United, ahora toca corroborar lo conseguido para intentar mantenerse entre los 10 primeros clasificados –ahora mismo el Liecester es séptimo con 8 pts.-. Dos victorias, dos empates y tan solo una derrota es el balance que saca hasta el momento el conjunto de un Nigel Pearson que una vez más no podrá contar con Upson. Ulloa, que suma ya cuatro goles, será la principal arma de los foxes. No lo pondrá fácil el Crystal Palace, pues suma tres partidos sin conocer la derrota. En su último partido liguero lograron vencer en Godisoon Park y están ante una buena oportunidad para encadenar dos triunfos consecutivos. Neil Warnock tan solo tiene la duda de Chamakh.

16:00 Sunderland - Swansea City (Stadium of Light)

El conjunto norteño necesita una victoria para romper el regular inicio de temporada que ha tenido tras completar las primeras cinco jornadas con cuatro empates y una derrota. En el SoL no quieren tener una campaña como la anterior, en la que sufrieron hasta al final para mantener la categoría, y esperan que Gustavo Poyet de por fin con la tecla que haga carburar a su equipo. El uruguayo tiene las dudas de Fletcher, Giaccherini y Wickham mientras que Ricky Alvarez podría salir de inicio. Por su parte, los visitantes vienen de conseguir una importante victoria en la Carling tras derrotar por 3-0 al Everton, un resultado que les hace romper con las dos últimas derrotas en liga. Wilfried Bony volverá a ser el ‘9’ tras cumplir sanción ante los toffes. Jordi Amat y Britton son las bajas de Garry Monk.

18:30 Arsenal - Tottenham (Emirates Stadium)

El North London derby es siempre uno de los partidos más esperados de la Premier League por la tremenda rivalidad que mantienen gunners y spurs. Los del Emirates lograron vencer en su último compromiso liguero en casa del Aston Villa por un resultado convincente de 0-3 y lo más positivo, el buen partido para enmarcar que dejó por fin Mesut Özil. Arsène Wenger podría mantener el mismo once que ganó en Villa Park pese a tener compromiso de Champions el próximo miércoles. Una vez más, el técnico francés no podrá contar con las ausencias de Monreal, Debuchy, Gnabry, Walcott, Giroud y Sanogo. En el bando visitante, al Tottenham no le iría nada mal una victoria ante el rival ciudadano, pues no ha logrado ganar en sus tres últimos compromisos. Mauricio Pochettino, que no puede contar con Walker por lesión, tirará de su once de gala para intentar llevarse los 3 pts. del Emirates.



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More