El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Las claves de la quinta plaza del Villarreal


El Villarreal ha completado una gran temporada. En Mestalla puso la rubrica. Se llevó el derbi ante el Valencia y aseguró la quinta plaza, lo que le permite acceder a la Europa League. Directo a la fase de grupos. Estas han sido las claves del quinto puesto del submarino amarillo:

Regularidad

Si una cosa ha sido el Villarreal es regular. De principio a fin ha estado donde tenía previsto, en puestos europeos. El buen inicio le impulsó y ha sabido mantenerse arriba hasta el final. Optó a la cuarta plaza (cerró 2016 en Champions) y, al final, los 67 puntos (segunda mejor puntuación del Villarreal en La Liga) le han dado el quinto puesto. Es la cuarta clasificación consecutiva para competiciones europeas. 

Los palos de Europa no se trasladaron a La Liga

La eliminación en el play off de la Champions ante el Mónaco no hacía presagiar un panorama alentador. El Villarreal se rehizo con un buen inicio de campeonato. Meses después, el 0-4 ante el Roma instaló el pesimismo en su máximo estado. Pero el 0-1 en el Olímpico, aunque no sirvió para pasar, dio moral para encadenar una nueva dinámica positiva de juego y resultados. El submarino dejó atrás los momentos duros con buenos resultados, teniendo los típicos altibajos que tienen todos los equipos.

Dolor de cabeza para los seis primeros

El Villarreal ha sabido competir con los grandes. Los números hablan por sí solos. Ha sido capaz de sacar, como mínimo, un punto a cada uno de los seis primeros. Un punto le ha sacado al Real Madrid. Un punto al Barcelona. Seis puntos al Atlético. Dos puntos al Sevilla. Seis puntos a la Real Sociedad. En total ha arañado 16 puntos a los seis primeros. Destacar, además, que el Villarreal es el único equipo de Primera que ha sido capaz de ganarle al Atlético los dos duelos de La Liga: 3-0 en La Cerámica y 0-1 en el Calderón. El submarino ha puntuado en campos tan difíciles como el Bernabéu, Calderón, Anoeta, Mestalla y Balaídos, ganando en los cuatro últimos.

Una buena defensa es un buen ataque

Presume de una de las mejores defensas. Concretamente, la segunda mejor de La Liga con 33 goles recibidos. Solo le supera el Atlético (27 tantos en contra). Estos números simbolizan el resultado de un eficiente trabajo defensivo colectivo. Todos defienden, estando juntos, en torno al 4-4-2. Y encajando poco es más fácil alcanzar los puntos y, por consiguiente, sumar de tres en tres.

Calidad del centro del campo

La importancia del centro del campo es capital. Los cuatro medios defienden, corren en pos del equipo. El sacrificio es innegociable. Si a ello le unimos la calidad de los Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno y Soriano, más Castillejo, tenemos una medular de kilates. Por encima emerge Manu Trigueros. Fran Escribá le ha dado confianza y galones. Manu ha respondido con un rendimiento espectacular. No en vano, la afición le ha elegido el mejor jugador de la temporada.

Examen superado de Fran Escribá

Cuando Marcelino fue destituido, la cúpula presidida por Fernando Roig apostó por Fran Escribá. El técnico valenciano no tenía experiencia en clubes de la entidad del Villarreal, por lo que su desempeño se veía como una incógnita en el entorno. Aunque no sea un técnico de los que enamoren y enganchen, los resultados en el campeonato doméstico le avalan. En la Europa League y la Copa sí se pudo hacer más. El balance final pesa a favor de Escribá, que se ha ganado continuar.

Irrupción final de Bakambu

Es el jugador que más en forma ha terminado en el Villarreal. Ha recuperado el nivel de la pasada temporada en la recta final, de lo que se ha beneficiado el Villarreal para aguantar el asedio de Athletic y Real Sociedad por la quinta plaza. Cédric Bakambu, sin embargo, ha tenido una temporada extraña, castigado por las lesiones y mermado por la Copa de África. No ha sido hasta al final cuando ha cogido el tono físico ideal.

El Zamora Asenjo

El 27 de febrero, frente al Real Madrid, Sergio Asenjo volvió a sufrir el infortunio de una lesión grave. Ocurrió cuando estaba en uno de los mejores momentos de su carrera, si no el mejor. Era el Zamora de La Liga, con 15 goles encajados en 24 partidos. El Villarreal lamentó la mala suerte y la perdida de uno de sus bastiones.

Andrés Fernández ha reemplazado brillantemente a Asenjo

Andrés Fernández cogió el testigo tras la lesión de Asenjo. La papeleta para Andrés era tremenda, dado el nivel mostrado por el meta palentino. Pero Andrés, a base de buenas actuaciones, ha recordado al  mejor Andrés que se vio en Osasuna. Sus paradas le han dado puntos al Villarreal. Ha tenido actuaciones memorables, como la del Calderón.

Aportación de los fichajes

El Villarreal realizó una importante inversión este verano. De los nuevos, Roberto Soriano es el que más ha aportado. El germano italiano ha demostrado una calidad y una llegada a tener en cuenta. Soriano deja 9 goles y 5 asistencias. Sansone ha ido de más a menos. Tiró del carro al principio, cuando Soldado y Bakambu estaban lesionados. Luego se ha diluyó y Escribá tiró de Soldado y Bakambu. Andrés y Álvaro han cumplido con creces. José Ángel y Adrián no han desentonado. Pato dejó pinceladas, pero su irregularidad y, sobre todo, una oferta cuantiosa propició su marcha en diciembre. Santos Borré dejó más voluntad que rendimiento. A Cheryshev se le ha visto poco, castigado por las lesiones. N´Diaye, lastrado por la irrupción de Rodri, no cuajó y en diciembre salió cedido al Hull City.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El legado de Berizzo

Foto AP
Eduardo Berizzo no seguirá en el Celta de Vigo. El Toto y la dirección del Celta no han llegado a un acuerdo para la renovación del contrato que expira el próximo 30 de junio, por lo que la relación contractual finalizará al final del presente curso. Se cierran tres temporadas fructíferas en el Celta. Bajo la dirección del técnico argentino, se ha logrado una clasificación para la Europa League y se han rozado tres finales. Todo bajo la bandera del buen fútbol.

Antes de llegar a Vigo, el currículum de Berizzo se basaba en varias experiencias en el fútbol sudamericano. Empezó como segundo de Marcelo Bielsa en la Selección de Chile. Ambos compartieron experiencia en el Mundial de Sudáfrica 2010. Posteriormente, el Toto se enroló en solitario. En 2011 dirigió al Estudiantes argentino. Un año después se hizo con el O´Higgins. Con el conjunto de Chile logró el Apertura de 2013 y la Supercopa chilena en 2014, los primeros títulos de la historia del club. Una vez finalizada la temporada 2013/14, el Celta contactó con Berizzo. Luis Enrique se marchó al FC Barcelona y dejó libre el banquillo olívico. La apuesta por un estilo continuista, el pasado celeste de Berizzo (jugó cinco temporadas como jugador, de 2001 a 2005) y el éxito en el O´Higgins pesaron más que la poca experiencia de Berizzo como técnico.

La primera temporada estuvo en la cuerda floja

El paso del tiempo ha demostrado que la apuesta por Berizzo fue todo un acierto. Tres años después es evidente el salto cualitativo del Celta. Sin embargo, no todo fue un camino de rosas. La primera temporada fue la más complicada. Tras un inicio prometedor, con el Celta quinto en la jornada diez, llegó el desplome. Una mala racha interminable de diez partidos (solo 2 puntos de 30 posibles) y la temprana eliminación en la Copa hicieron que el Toto estuviera más fuera que dentro. Mouriño tuvo paciencia y le mantuvo en el momento más difícil. Berizzo respondió enderezando el rumbo para terminar en una meritoria octava plaza. El susto se tornó en alivio y lo mejor estaba por llegar.

Clasificación para Europa y semifinales de Copa

Iago Aspas volvió a casa tras no triunfar en el Liverpool y Sevilla. Aspas, Nolito y Orellana formaron un tridente excepcional que hizo disfrutar a Balaídos. El Celta, al igual que en la anterior temporada, tuvo un inicio espectacular. Llegó incluso a ponerse líder. En esta ocasión no se desinfló y mantuvo una gran regularidad, estando prácticamente todas las jornadas en los puestos europeos. Luchó por meterse en la Champions, pero al final accedió a la Europa League mediante la sexta plaza. Y en la Copa mostró un empeño a tener en cuenta. Llegó a semifinales, donde fue eliminado por el Sevilla. Meritorio el KO al Atlético en cuartos, especialmente la victoria 2-3 en el Calderón para meterse a semifinales de manera brillante. El proyecto Berizzo se reforzó considerablemente en la segunda temporada, la mejor en años del cuadro olívico.

Un sueño llamado Estocolmo

Esta temporada, la tercera, era la del retorno a Europa. Se respiraba ilusión. Eran diez años sin jugar competicion europea. Y el retorno fue a lo grande, haciendo historia al alcanzar por primera vez unas semifinales europeas. Y lo cerca que estuvo el Celta de la final de Estocolmo. El Manchester United ganó 0-1 en Balaídos. En Old Trafford el Celta plasmó su fútbol y tuvo a los de Mourinho contra las cuerdas. Guidetti, en el último segundo, atisbó su Estocolmo natal, pero perdonó el 1-2 que hubiera supuesto el broche de oro perfecto. El sueño se esfumó, no la dignidad y el orgullo de haber estado a punto de escribir la página más importante de la historia celtiña. El llegar tan lejos en la Europa League mermó al Celta en la Liga, pero no en la Copa. Tras eliminar al Real Madrid en cuartos, era el claro favorito ante el Alavés en semifinales. La predicción no se cumplió y el Alavés le sorprendió. Nuevamente le faltó un gol. Berizzo se ha quedado a las puertas de tres finales.

Esta es la historia del Berizzo entrenador en el Celta. Si ya dejó huella como jugador, como técnico lo ha superado. Una especie de Simeone en dimensión reducida. Berizzo cogió a un Celta de mitad de tabla y lo ha transformado en un equipo que compite por llegar a finales. La metamorfosis es evidente. El adiós de Berizzo, que apunta al Sevilla, dejará una huella imborrable. El banquillo de Balaídos es apetecible, pero también un marrón por lo alto que está el listón. El legado de Berizzo espera al próximo entrenador celtiña.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


El Deportivo consigue la permanencia. El Villarreal lo deja para el último día


El Deportivo seguirá en Primera. El valioso punto que logró en La Céramica, unido al empate del Leganés, le dio la vida. El Villarreal fue mejor, pero tuvo el punto de mira desafinado. Sigue siendo quinto, ya que Athletic y Real Sociedad tampoco sacaron adelante sus enfrentamientos. 

0- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Álvaro, Bonera, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Rodrigo´89), Trigueros (Sansone´70), Bruno, Castillejo; Soldado (Adrián´74), Bakambu.

0- RC Deportivo de La Coruña (4-4-1-1): Lux; Juanfran, Albentosa, Arribas, Fernando Navarro; Carles Gil (Bruno Gama´83), Guilherme, Borges, Ola John (Fayçal Fajr´63); Çolak (Mosquera´90); Andone.
Goles:

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Enseñó la tarjeta amarilla a Trigueros (42´), Soldado (45´), Lux (45´), Andone (52´), Fayçal Fajr (64) y Borges (89´).

Datos: Encuentro de la 37ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 17.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Fue una jornada típica de final de Liga. De jugarse el todo por el todo con nervios a flor de piel, presión máxima y miedo. Las piernas pesaron, pero cuando acabó la alegría del Deportivo contrastó con la insatisfacción del Villarreal. El Dépor logró un puntazo que sabe a Primera. Nuevamente en El Madrigal y en la penúltima jornada, mismo escenario y jornada que en la pasada temporada. El Deportivo ha reescrito la historia. El Madrigal es de grato recuerdo para el deportivismo.

El gol de Syzmanowski en San Mamés fue celebrado como si hubiera sido del Deportivo. Es lo que hizo inútil la amarga victoria del Sporting, cuyo destino próximo será en Segunda. Empezó marcando el Sporting y, con ello, aumentó el terror blanquiazul. El tanto posterior del Leganés tranquilizó los ánimos. Luego el Deportivo se la jugó a una carta: defender con uñas y dientes el empate y confiar en que Athletic y Leganés terminaran empatando. Y así fue para un Dépor jubiloso de Primera.

Para el Villarreal la sensación es que desaprovechó una oportunidad de oro, la de certificar la quinta plaza antes de ir a Mestalla en la última jornada. De haber ganado, el quinto puesto era suyo. Aunque igualmente Athletic y Real Sociedad estarán tirándose de los pelos. Ambos no pasaron del empate, por lo que todo continua igual con un punto por delante el Villarreal de ambos conjuntos vascos.

El Villarreal tuvo que hacer frente a bajas inesperadas. Víctor Ruiz, que ya estaba recuperado, Musacchio y Soriano se cayeron por lesión. Tres ausencias importantes notables. Tal y como se desarrolló el partido, Soriano hubiera venido de perlas para desatascar y tener más presencia ofensiva.

El partido estuvo claramente definido. El Villarreal insistiendo, proponiendo y demostrando, una vez más, que los de abajo se le atragantan. El Dépor, parapetado atrás. En la primera parte buscó la contra, en la segunda simplemente se dedicó a defender en torno a Lux buscando como sea aguantar el 0-0. Ola John puso a prueba a Andrés en la mejor ocasión y, prácticamente, la única clara. Bonera puso la replica al filo del descanso, acción cargada de polémica. Soldado impactó el cuerpo de Lux, que respondió con un empujón que perfectamente hubiera podido ser roja. Gil Manzano, al que la grada no olvida del día del Real Madrid, repartió una amarilla para Lux y otra para Soldado.

En la segunda parte, el monólogo amarillo fue absoluto. Los de Fran Escribá salieron con una marcha más. Jonathan Dos Santos, Bruno y Trigueros movieron las operaciones y Bakambu se dedicó a incordiar. En las botas del congoleño estuvieron las mejores ocasiones, pero hoy Cédric no tuvo el acierto de las jornadas anteriores. La entrada de Sansone y Adrián no salvaron los muebles. Lux y Fernando Navarro se erigieron como las cabezas visibles del gran trabajo defensivo coruñés. El Dépor respira y el Villarreal se la jugará en una última jornada que será aún más emocionante si cabe.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort






Villarreal - Deportivo: Cuando ganar es más que una obligación


Villarreal y Deportivo se miden en un duelo decisivo por Europa y la permanencia. El Depor, tan lejos del descenso (5 puntos) como cerca asoma el pesimismo. La incertidumbre, sin embargo, acaba de dos formas distintas. El combinado herculino estará salvado si gana en La Cerámica o el Sporting no vence al Eibar en Ipurúa. El submarino es consciente de que no debe fallar. Los tres puntos son el mejor aval para continuar quinto y más ante el acoso de Athletic y Real Sociedad.

Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Soriano; Soldado, Bakambu.

RC Deportivo de La Coruña (4-2-3-1): Lux: Juanfran, Albentosa, Arribas, Fernando Navarro; Borges, Alex Bergantiños; Carles Gil, Çolak, Ola John; Andone.

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 37 de La Liga 2016/17 disputado el 14 de mayo a las 20:00h. en el Estadio de la Cerámica. Retransmitido por beIN

Ambos dependen de sí mismos para lograr lo que anhelan en estas dos últimas jornadas de horario unificado. El Villarreal defenderá la quinta plaza en los duelos ante el Deportivo y el Valencia. Incluso podría ser de Europa League esta jornada. Si el Villarreal hace los deberes contra el Depor y el Athletic o la Real Sociedad fallan, el submarino sacará el billete europeo antes de visitar Mestalla. El Depor, por su parte, está casi en Primera, pero le falta el último impulso. Ganando en La Cerámica problema resuelto. Y luego está la opción del Sporting. Todo lo que no sea una victoria sportinguista deja al combinado blanquiazul en Primera, aún perdiendo contra el submarino.

Es una empresa peliaguda teniendo en cuenta donde y contra quien juega, en la cancha de un Villarreal en plena lucha por Europa. Y luego hay que añadir a la balanza el mal momento blanquiazul. Solo una victoria en los últimos nueve partidos, resultados que han llevado a no cerrar antes la permanencia y a tener opciones de descender. No es tiempo de dejarse arrastrar por las penas, solo de salvar la vida y más cuando la propia supervivencia está en juego. El Deportivo no quiere llegar a la última jornada frente a Las Palmas en vilo. El objetivo pasa por amarrar la salvación en El Madrigal, como ya hiciera en la pasada temporada y en la misma jornada, la penúltima. Solo que hace un año el Villarreal, ya clasificado para la Champions, no se jugaba nada.

Esta vez el Villarreal sí se juega las habichuelas. Viene de caer en el Camp Nou, derrota que no trajo consecuencias. La Real Sociedad empató ante el Sevilla y el Athletic cayó ante el Alavés, por lo que la clasificación siguió tal y como estaba. Frente al Deportivo, el Villarreal no concibe otra situación que no sea el triunfo. Pese a encajar un 4-1 ante el Barcelona, el Villarreal está atravesando un buen nivel de juego. Debe refrendarlo para dar el penúltimo impuso a Europa. Si se cumplen los pronósticos, llegará a la última jornada defendiendo la quinta plaza en el derbi de Mestalla.

A la espera de Bruno, que es duda, Fran Escribá tirará de su once tipo incluido Víctor Ruiz, que vuelve tras diversas semanas fuera. Una excelente noticia, con el ex del Valencia los números defensivos mejoran. Si Bruno no llega a tiempo, Rodri ya ha demostrado que está preparado. Fran Escribá también también podrá contar con Trigueros, que ha superado la sobrecarga que arrastraba. La mejor baza amarilla reside en Cédric Bakambu. El franco-congoleño, en idilio con el gol, está cuajando un excelente final, recordando al Bakambu de la pasada campaña. Amenaza clara para Lux.


Pedro Mosquera es la gran novedad deportivista. Aquejado de una rotura muscular, ha acortado los plazos y arriesgará a costa del peligro de una recaída con tal de sacar al Deportivo del meollo. También vuelve Albentosa, tras cumplir sanción ante el Espanyol. Pepe Mel apostará por dar amplitud desde los extremos. Ola John cuenta con papeletas para continuar de inicio, mientras que Carles Gil se postula en la derecha. El Deportivo necesita la clarividencia de Çolak y los goles de Andone para poner fin al suspense y quedarse en Primera. Día de emociones fuertes.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort  

Barcelona 4-1 Villarreal: Messi y Neymar quieren La Liga


Messi, siempre Messi. El Villarreal realizó un buen partido en el Camp Nou, e incluso dominó en ciertas partes del encuentro…pero se llevo un 4-1. Messi volvió a decidir con un doblete en un encuentro en el que brillaron el crack argentino y Neymar. El Villarreal no pudo rascar nada en el feudo blaugrana, pero dejó una muy buena imagen. La diferencia entre ambos está clara. Quien decide, Messi.

4- FC Barcelona (4-3-3): Ter Stegen; Sergi Roberto (Mascherano, m. 78), Piqué, Umtiti, Digné (Jordi Alba, m. 75); Rakitic, Busquets, Iniesta; Neymar, Luís Suáres, Leo Messi.

1- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Álvaro, Costa; Dos Santos, Rodri, Trigueros, Roberto Soriano (Castillejo, m. 70); Bakambu (Adrián, m. 82)y Soldado (Sansone, m. 70).

Goles: 1-0 Neymar min.21, 1-1 Bakambi min.32, 2-1 Messi min.45, 3-1 Luis Suárez min.68, 4-1 Messi (p) 82´.

Árbitro: Sánchez Martínez . Amarillas a Sergi Roberto, Álvaro, Iniesta, Musacchio

Estadio: Camp Nou. 90.4000 espectadores.

La primera parte, pese a las estadísticas, no tuvo un dominador claro. Pero como siempre, Messi decidió al filo del descanso un partido en el que el conjunto amarillo crecía poco a poco. Tanto como con balón, como sin él.

La Pulga fue la gran diferencia entre ambos equipos. De sus botas nació el primer tanto, no exento de polémica por un posible fuera de fuego de Neymar, que acabó batiendo a Andés Fernández.

Tras unos primeros minutos de respeto y imprecisiones entre ambos equipos, el crack argentino vio los huecos por donde nadie los había visto antes y decantó el primer acto a favor del Barça en el 20’ y el 45’.

Entre estos dos hechos puntuales, el Villarreal estuvo muy bien plantado sobre el césped blaugrana. Se atrevió a disputarle la posesión a los catalanes y además llegaba con criterio al área de Ter Stegen. Una situación que no se había visto en los minutos anteriores.

Rodri, Jona Dos Santos y Trigueros crecían alrededor del esférico, Soldado y Bakambu empezaron a hacer de las suyas, y así llegaron los mejores momentos amarillos, en los que incluso pudo ponerse por delante. Defensa férrea y contraataques rápidos. No había mucho misterio, pero el Barça sufría.

Fue Bakambu el que puso el empate tras recorrerse 50 metros y superar a Ter Stegen con la mayor tranquilidad del mundo. Un gol que evidenciaba las carencias defensivas de Piqué y Umtiti.

Pocos instantes después, Soldado marró la ocasión más clara del encuentro. Cabeceó completamente solo un envío medido de Soriano, pero su remate salió fregando la cruceta del meta alemán del Barça. Del 1-2, al 2-1. Messi, siempre Messi.

El segundo tiempo fue el de la debacle amarilla. Aunque tuvo ocasiones para que así no fuese, se llevó cuatro goles en el saco. No es que el Barça dominara, simplemente que el Villarreal fue víctima de sus propios errores, tanto en ataque como en defensa.

Imprecisiones, despistes…un espejismo de la cara que había mostrado en el primer tiempo. Luis Suarez, que no había estado demasiado fino durante el encuentro bailó con Álvaro, lo sentó, y fusilo a Andrés.

Se estiró un poco el Villarreal en búsqueda de un gol que le diera aire, pero cuando llegaba al área local, si diluía como un azucarillo.

Jaume Costa, que fue uno de los mejores del equipo amarillo durante el pasar de los minutos, provocó un claro penalti que Messi convirtió a lo panenka, ante la desesperación amarilla. Castillejo, Adrián y Sansone salieron al campo para aportar nuevas pilas, pero no fue suficiente para que el Villarreal, en un buen partido, se saliera con un resultado injusto para lo que fue el devenir del encuentro.

Borrón y cuenta nueva. El próximo episodio contra el Deportivo en el Estadio de la Cerámica es el partido realmente importante para asegurar la plaza de Europa League.

Cristian Iserte
MotivaGoal

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More