El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Histórico liderato del Villarreal


Después de 16 temporadas en Primera y 576 partidos, el Villarreal ha alcanzado el liderato en solitario por primera vez en su historia. En alguna ocasión fue líder provisional, pero no llegó a acabar la jornada en lo más alto hasta en esta ocasión, la sexta entrega de la temporada 2015/16.

El triunfo por 1-0 sobre el Atlético de Madrid, unido a los empates de Real Madrid y Celta, han hecho posible uno de los registros que hasta la fecha se le resistían al ‘submarino’. Primero se dio el sorprendente empate del Real Madrid ante el Málaga en el Bernabéu, que le abría la posibilidad al Villarreal de adelantar a los blancos si derrotaban al Atlético. Una vez se ganó a los de Simeone, se necesitaba que el Celta no venciera al Eibar. El combinado olívico empató en Ipurúa, lo que desembocó en la carambola perfecta. Cabe recordar que la pasada jornada el Villarreal terminó colíder, empatado a puntos con Real Madrid y Celta. Y ya en la sexta jornada, ha alcanzado el peldaño más alto de Primera.

El ‘submarino amarillo’ empezó la Liga con un empate ante el Betis en el Benito Villamarín. Desde entonces, ha encadenado una racha de cinco victorias consecutivas (Espanyol, Granada, Athletic, Málaga y Atlético) que le han situado en la cabeza con 16 puntos. Le siguen el Barcelona (15 puntos), el Real Madrid (14), el Celta (14) y el Atlético de Madrid (12).

El Villarreal saborea esta nueva página de su historia y, aunque ve el primer puesto como algo circunstancial, no dará fácilmente su brazo a torcer. La primera parada como líder se dará ante el Levante en el ‘Ciutat de València’. En la cancha ‘granota’, el Villarreal defenderá por primera vez el liderato. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor- MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Baptistao doblega al Atlético y pone líder al Villarreal


El Villarreal logra su quinta victoria consecutiva en Liga y se coloca líder en solitario de Primera por primera vez en su historia. Leo Baptistao, cedido al Villarreal por el Atlético, se la lió a los rojiblancos y firmó el tanto que le dio la primera plaza al 'submarino'. Fue un triunfo muy trabajado de un Villarreal ante un Atlético que, yendo por detrás en el marcador, le faltó profundidad para transformar su mayor posesión. El Atleti dominó la segunda parte, pero se estrelló ante una sólida defensa y un portero acertado. El Atlético, que no pudo sobrepasar al Real Madrid, llegará al derby 2 puntos por detrás de los de Rafa Benítez.

1- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Eric Bailly, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Denis Suárez´67), Trigueros (Pina´75), Bruno, Castillejo; Baptistao (Nahuel´46), Soldado.
0- Club Atlético de Madrid (4-4-2): Oblak; Jesús Gámez, Giménez, Godín, Filipe Luis; Óliver Torres (Correa´66), Gabi (Vietto´46), Tiago, Saúl; Griezmann, Jackson Martínez (Fernando Torres´46).

Goles: 1-0 Baptistao min.14.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Enseñó la tarjeta amarilla a Griezmann (40´), Soldado (51´), Tiago (71´) y Jaume Costa (84´),.

Datos: Encuentro de la jornada 6 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 21.000 espectadores.

El Atlético salió ejerciendo una presión alta en primera línea, lo que dificultó la salida limpia del Villarreal. Una vez el ‘submarino’ rompió la presión, encontró su fútbol. A partir de ahí, fue superior al Atleti, realizando una primera parte muy completa. Trigueros y Bruno, respaldados por Castillejo y Jonathan, se hicieron con la manija y conectaron con Soldado y Baptistao. Godín y Giménez achicaron agua, pero no dieron abasto ante la clarividencia del Villarreal. Esta creatividad fue la que originó el primer gol. Trigueros pasó entre líneas y una pared entre Baptistao y Soldado terminó con el tanto del hispano-brasileño. El brasileño la controló, superando a Giménez, y no perdonó en el mano a mano ante Oblak. Mientras uno se regodeaban de que no estuviera presente la cláusula del ‘cagonazo’, los otros se estaban arrepintiendo. Pero ya era tarde. Baptistao se la lió al Atlético.

El Villarreal no solo fue buen fútbol. Fue trabajo, trabajo y trabajo. Cuando el Atlético adelantó líneas y apretó más buscando el empate, le frenó con un loable trabajo defensivo. Cuando le tocó atacar, volvió a crear peligro. Soldado se encontró con Oblak y un cabezazo de Castillejo no vio puerta por centímetros. El Atlético, por su parte, empezó bien y, pese al mazazo del gol, no le perdió la cara al partido. No hubo respiro. No con Simeone al mando. Con más garra que fútbol e insistencia que profundidad tuvo varias ocasiones. La más clara, una de Griezmann que salvó Areola en el último suspiro de la primera parte. El resto, varios disparos lejanos de Saúl y Jackson que no supusieron problemas para un acertado Areola. Pese al buen trabajo de Oliver y Griezmann, no bastó para romper el Villarreal.

En la segunda parte, el Atlético llevó claramente la iniciativa. Impulsado por la desventaja, estiró las líneas y colgó balones buscando a los delanteros. El cuadro rojiblanco jugó la segunda parte con cuatro puntas: Griezmann, Torres, Vietto y Correa. Y eso que sacó a Jackson al descanso, si no hubieran sido cinco. Pero no por ello, el Atlético marcó más goles. Tan siquiera creó más peligro. El fútbol se cocina en el centro del campo. Y ahí no funcionó el conjunto del Cholo. Solo Oliver creó, pero no bastó para desarbolar a un Villarreal con una organización loable. El 'submarino', pese a no tener el balón, controló la situación. Tan solo cedió una ocasión clara en la segunda mitad. Y llegó cerca del final por medio de Correa. Areola (gran actuación) no dejó escapar el liderato. El Atlético también acuso que Griezmann jugara en la izquierda, lejos del área; al tiempo que Torres y Vietto, que volvió a El Madrigal sin pena ni gloria, no aparecieron.

El Atlético no tuvo su noche. Cierto. Pero ello se debió, en buena medida, al excelente trabajo del Villarreal. En la segunda parte, el 'submarino' mostró un nivel defensivo altísimo en cuanto colocación, anticipación y organización. El mérito no correspondió solo a la defensa, sino a todo el equipo que se zafó de principio a fin. En ataque, por el contrario, en los segundos 45 minutos hubo pocas noticias. La retirada de Baptistao al descanso por unas molestias restó velocidad a la hora de atacar, lo que propició que la prioridad fuera mantener la renta con tal de ocupar la cabeza.

Con el pitido final, la alegría se desbordó. El liderato provisional se convirtió, unas horas después, en un histórico primer puesto tras empatar el Celta en Eibar. La rubrica perfecta a un impecable inicio de Liga.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal - Atlético: Prueba de fuego


Partidazo por todo lo alto en El Madrigal. Un Villarreal pletórico recibe a un Atlético de Madrid también inmerso en un gran momento. Ambos contendientes prometen una lucha sin cuartel por los tres puntos con tal de mantenerse arriba y acechar la primera plaza del campeonato.

Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Eric Bailly, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Nahuel, Trigueros, Bruno, Castillejo; Baptistao, Soldado.

Club Atlético de Madrid (4-2-3-1): Oblak; Jesús Gámez, Giménez, Godín, Filipe Luis; Saúl, Gabi, Tiago, Oliver Torres; Griezmann, Jackson Martínez.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 5 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal el sábado 27 de septiembre de 2015. Retransmitido por Canal + Liga.

Si ya de por si un Villarreal - Atlético es un partidazo, el hecho de que ambos ocupen la zona noble y estén en racha pone más picante al asunto. Los registros del Villarreal (colíder empatado a 13 puntos con Real Madrid y Celta, primero y segundo) son impecables: 13 puntos de 15 posibles, invicto en Liga y cuatro triunfos consecutivos. Por parte del Atlético (cuarto, 12 puntos, a uno de la cabeza) solo el Barcelona pudo frenarle con su triunfo en el Calderón. El resto de partidos los cuenta todos por victorias: Las Palmas, Sevilla, Eibar y Getafe en Liga y Galatasaray en Champions. Dos cartas de presentación imponentes.

Villarreal y Atlético buscarán el premio desde caminos diferenciados. El Atleti cederá la iniciativa al 'submarino amarillo' a cambio de replegarse y, una vez recupere el balón, iniciará la transición rápida al contraataque con balones largos o entrando por los costados. Ello sin olvidarse, claro está, del peligro que el Atlético siempre genera a balón parado. El ‘submarino’ pondrá en liza una versión intensa elevada a la altura de lo que exige el choque. Porque, sin igualar la intensidad que imprime el Atlético, sería una quimera llevarse algo positivo. A partir de ahí, con la posesión como aliada, tener profundidad será clave para generar el peligro suficiente.

Jackson titular. El Villarreal, con el once de gala

Simeone hará varias rotaciones, teniendo en cuenta que el equipo viene de jugar entre semana (victoria por 2-0 al Getafe). Jackson será titular, acompañando a Griezmann en la punta de lanza. Por lo tanto, Torres, Correa y Vietto serán carne de banquillo. Saúl entrará en el centro del campo, formando la línea de cuatro junto a Tiago, Gabi y Óliver Torres. Del mismo modo, no se descarta la entrada de Jesús Gámez en el lateral derecho dando descanso a Juanfran. El Villarreal, por su parte, recupera el once de gala, tras las rotaciones en la victoria (0-1) en Málaga. Vuelven a ser titulares Víctor Ruiz, Jaume Costa, Nahuel, Castillejo y Soldado. La duda estriba en el acompañante de Bruno. Trigueros o Pina se disputan el puesto.

Griezmann vs. Soldado

El de Sagunto y el francés se presentan como las mejores cartas de Marcelino y Simeone. Griezmann se ha convertido en un crack a marchas forzadas. Sus números (5 goles en 6 partidos) están a la altura de Cristiano y Messi. Sus peligrosos movimientos van a exigir lo mejor de Bailly y Víctor Ruiz. Por su parte, Soldado vuelve tras no estar en Málaga por las molestias que le hicieron retirarse en el descanso ante el Athletic. Su recuperación ha caído como agua de mayo y más tras la lesión de Adrián en La Rosaleda, que unido a la de Bakambu, dejan a la delantera con solo dos efectivos. Soldado se presenta como una solución no solo por su olfato. Su fijación a los centrales puede abrir vías de acceso para sus compañeros.

Reencuentros

Vietto vuelve a El Madrigal y se medirá a los que hasta hace poco eran sus compañeros. No acaba de encajar el argentino en la idiosincrasia del Cholo. Pero tiene calidad de sobra en sus botas para ganarse al Calderón. Vietto arrancará desde el banquillo. En el bando contrario Leo Baptistao, cedido por el Atlético al Villarreal, tratará de amargarle la noche a los rojiblancos. En los últimos dos partidos, Baptistao ha rallado a un buen nivel. Que siga en esta línea será importante de cara a derribar a la siempre sólida defensa colchonera. Oliver Torres también se medirá a su pasado, ya que hace dos cursos defendió medio año la elástica del Villarreal. Y lo mismo Godín, cuya presencia en El Madrigal no despierta simpatías. Por último, Adrián y Asenjo no se reencontraran con su pasado al estar estar lesionados. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

La nueva delantera del Villarreal


Este verano ha sido uno de los más intensos que se recuerdan en los despachos del Villarreal C.F. La cúpula directiva, encabezada por Fernando Roig, ha llevado a cabo una profunda renovación de la plantilla con vistas a aumentar la competitividad. Los Vietto, Cheryshev, Uche, Giovani, Gerard Moreno, Cani y compañía han dado paso a Bakambu, Baptistao, Samu Castillejo, Samu García, Areola, Barbosa, Denis Suárez, Adrián y Bonera. Un Villarreal con diversas caras nuevas que sueña con asaltar los puestos de Champions League.

Junto a las bandas, la línea atacante ha sido la que más cambios ha sufrido. Tanto es así que se ha modificado por completo. De Vietto, Giovani, Uche y Gerard a Soldado, Bakambu, Baptistao y Adrián. Con ello, el Villarreal busca un nuevo impulso en su ataque con tal de aumentar la efectividad, uno de los lastres del pasado curso. El ‘submarino’ generaba ocasiones, pero le costaba concretarlas. Con la nueva delantera, se confía mejorar los números.

Soldado vuelve a ser Soldado

Aterrizó este verano al Villarreal dispuesto a olvidar su etapa en el Tottenham. En los Hotspurs empezó de titular y, pese a empezar marcando goles, desapareció de las alineaciones. Primero Adebayor rindió mejor y, posteriormente, la notable irrupción de Harry Kane dejó a Roberto Soldado sin opciones. Soldado manifestó en su presentación como nuevo jugador del Villarreal que quería volver a ser Soldado. Y vaya sí lo está consiguiendo. Tan solo le han bastado los primeros partidos de Liga para certificar que está de vuelta y no ha perdido un ápice de olfato.

Baptistao, el deseado

Baptistao es un viejo deseo de Marcelino. Leo coincidió en las inferiores del Rayo Vallecano junto al hijo del técnico del Villarreal. Marcelino, prendado por la calidad del brasileño desde entonces, siempre lo ha tenido anotado como objetivo para incorporarlo a sus filas. Tras diversos intentos anteriores, el deseo se ha hecho realidad. Aunque perdió la titularidad en beneficio de Bakambu, ya empieza a mostrar la calidad que atesora. Marca y desequilibra.

Bakambu, potencia y rapidez

Cédric Bakambu llegó como un completo desconocido. Pocos sabían de este delantero franco-congoleño que había destacado la pasada temporada en el Bursaspor turco. Sin embargo, ya ha demostrado que estamos ante un candidato a ocupar el lugar de los jugadores revelación. Sus cualidades (potencia y rapidez) encajan en el estilo de juego directo del Villarreal. Maravilló a El Madrigal con un doblete al Espanyol saliendo desde el banquillo.

Adrián, recuperar la confianza

La Europa League de 2012 fue el primer gran título de Simeone al frente del Atlético. Falcao fue el gran abanderado de aquel Atleti, en el que también tuvo un gran desempeño Adrián. Aquella temporada, la 2011/12, vimos al mejor Adrián. Goleador, asistente. En definitiva, decisivo. Lo malo es que desde entonces ya no se ha visto a aquel Adrián. En su lugar, ha aparecido una versión reducida que le hizo perder el sitio en el Atlético. Y tampoco, posteriormente, en el Oporto ha encajado. En el Villarreal (cedido por el Oporto), luchará por recuperar las mejores sensaciones. Al menos, algo que se acerque al Adrián de 2012.

Combinación de cuatro piezas distintas

Soldado se presenta como el más titular de los cuatro, la máxima referencia por nivel. El ariete valenciano, como hombre más adelantado, fija a los centrales y caza centros y pases al hueco. 

Baptistao y Bakambu, en estos momentos, se presentan como las dos alternativas con más opciones para acompañar a Soldado. Bakambu desequilibró a Baptistao tras su irrupción ante el Espanyol. Volvió a marcar en Granada, lo que le otorgó la titularidad ante el Athletic una jornada después. Sin embargo, la lesión que sufrió ante el Athletic, unido al gran partido de Leo ante los leones, hacen ganar enteros a Leo. 

Por su parte, Adrián, que llegó el último día del mercado, será una opción interesante en cuanto a trabajo. No es un killer propiamente dicho, pero pelea, asiste y sabe leer bien las jugadas a la contra. En las botas de estos cuatro delanteros, estará la máxima responsabilidad del Villarreal de cara a puerta. El gol. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 3-1 Athletic: Sigue la racha en Liga


El Villarreal sigue con su buen hacer en Liga e incrementa la buena racha, logrando su tercera victoria consecutiva en el campeonato doméstico. El ‘submarino amarillo’ se sitúa tercero, en puestos de Champions, tras doblegar por 3-1 al Athletic. El Villarreal fue superior a un Athletic que pagó la suplencia de Aduriz y Raúl García. Bruno puso por delante al ‘submarino’ en la recta final del primer tiempo. En el segundo acto, un golazo de Mario y una contra finalizada por Baptistao sentenciaron. En el último suspiro, Aritz Aduriz firmó el gol del honor para un Athletic que, con 3 puntos, se queda en la zona medio-baja de la tabla.
3- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Eric Bailly, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Nahuel (Denis Suárez´71), Pina, Bruno, Samu Castillejo; Bakambu (Baptistao´15), Soldado (Adrián´46).
1- Athletic Club (4-2-3-1): Iraizoz; De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; San José, Mikel Rico (Beñat´67); Sabin Merino, Eraso (Raúl García´62), Aketxe; Kike Sola (Aduriz´60).

Goles: 1-0 Bruno (p) min.42, 2-0 Mario min.66, 3-0 Leo Baptistao´79, 3-1 Aduriz min.93.

Árbitro: Clos Gómez (Comité aragonés). Enseñó la tarjeta amarilla a Laporte (10´), Kike Sola (10´), Bruno (23´), Gurpegui (49´), Nahuel (50´), Eric Bailly (59´), Aduriz (64´)

Datos: Encuentro de la jornada 4 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 21.000 espectadores. La recaudación del partido se destinará en beneficio de los refugiados del conflicto bélico sirio. Se guardo un minuto de silencio como soporte a los refugiados de Siria. 

Vaya por delante que son rotaciones por jugar el jueves, pero sorprendió la no presencia en el once de dos jugadores clave, Aduriz y Raúl García. Junto a Aduriz y Raúl García compartieron banco otros dos habituales, Susaeta y Beñat. El ‘txingurri’ se la jugó de inicio con Kike Sola, Eraso, Sabin Merino y Mikel Rico. La apuesta arriesgada salió rana. Por el contrario, Marcelino recuperó el once de la Liga tras la rotación masiva de Viena. Y este volvió a responder, tal y como ha hecho en los anteriores envites. Además, pese a no ser titulares, Adrián y, sobre todo, Leo Baptistao salieron reforzados. Algo importante de cara a que todo el grupo se sienta importante y se vea en plenitud. 

La importancia de la profundidad
La primera parte no estuvo animada hasta la recta final de la misma. Antes de ese punto, el Villarreal no transformó su dominio en ocasiones porque careció de profundidad. Cuando la encontró, llegaron las ocasiones y, por consiguiente, el primer tanto. Llegó mediante un penalti de Gurpegui a Baptistao. Mención especial merece la jugada, por la calidad del pase largo de Víctor Ruiz y la cabalgada de Leo. Desde la defensa, Víctor Ruiz realizó un servicio largo hacia el sector izquierdo, buscando el desmarque de Baptistao. Leo le ganó la partida a De Marcos, hizo la diagonal, pisó el área rodeado de contrarios y, por detrás, De Marcos le trabó. Clos Gómez decretó la pena máxima y Bruno la transformó, firmando su primer tanto de la presente campaña.
El Villarreal se fue con ventaja al descanso porque fue quién más lo buscó. Tras un inicio de tanteo, se hizo con el balón. El Athletic apostó por el repliegue y la contra. Los de Valverde estuvieron ordenados y achicaron espacios. La defensa agradeció el trabajo oscuro de San José y Mikel Rico, lo que propició equilibrio y orden. El problema, la escasa presencia ofensiva. En las contras, el Athletic no pilló desprevenidos a Bailly y Víctor Ruiz y no generó peligro. Del mismo modo, tampoco tuvo suficientes opciones a balón parado para sacar partido a una de sus mejores virtudes. Fue una primera parte de pocas ocasiones. Todas del Villarreal. A parte del gol, una buena mano de Iraizoz a disparo de Pina. El Villarreal, sin jugar un primer acto brillante, fue superior a un Athletic que sin Aduriz y Raúl García fue menos. 

El Villarreal fue demasiado para el Athletic en la segunda parte
El Villarreal jugó la segunda parte completa con su otra pareja de delanteros. Baptistao entró en el 15´ por la lesión de Bakambu. Adrián, tras el descanso, por Soldado. Baptistao jugó su mejor partido con el Villarreal hasta la fecha. Provocó un penalti, marcó un gol y mandó un remate al larguero. En todo momento, fue un incordio para la retaguardia vizcaína. En esta segunda mitad, el Villarreal aumentó sus prestaciones, ralló a un alto nivel, superando a un Athletic que perdió la seguridad defensiva. Pese a ello, los leones tuvieron la oportunidad de meterse en el partido. Entraron bien tras el descanso, estirando líneas, teniendo más posesión y llegando con más claridad. En una jugada de estrategia, San José no empató por poco. Además, en dicha jugada hubo un penalti a Gurpegui que no se señaló. A partir de ahí  el Villarreal fue a más y desequilibró el duelo por completo. Ni la entrada de Aduriz y Raúl García con 1-0 lo evitaron, ya que la sentencia llegó poco después con dos tantos del Villarreal que pusieron el 3-0 inalcanzable.

Mario marcó el 2-0. Un golazo tremendo. Desde larga distancia, conectó un derechazo inapelable que se coló por la escuadra. No suele acostumbrar Mario a marcar golazos tan espectaculares. En la retina, uno parecido que le marcó al Real Madrid en el Bernabéu hace dos cursos. Tal vez Mario debería probar más a menudo. El tercero de la tarde llevó la firma de Baptistao. Mérito del gol le corresponde también a Adrián por leer a la perfección la contra que propició el tanto. Aguantó unos segundos para esperar el desmarque de sus compañeros. Vio a Baptistao desmarcado y le habilitó al espacio para que Leo hiciera el resto. Baptistao, escorado a la derecha, la cruzó por el palo largo. Los dos tantos del Villarreal no fueron más que la recompensa a una gran segunda parte, en la que Baptistao y Pina fueron los mejores. Jugando a placer, el 'submarino' pudo aumentar la renta, pero quien marcó fue el Athletic en la última jugada del partido. Aduriz, quién si no, marcó el tanto del honor de cabeza con el que se cerró el duelo en El Madrigal. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More