El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

El Villarreal gana al Valencia y despide 2015 en puestos de Champions


El Villarreal se lleva el derbi ante el Valencia y acaba el año cuarto, instalado en Champions. Decidió un golazo de falta de Bruno en la segunda parte. El Valencia, que salió con Alcacer y Negredo juntos, puso el ‘catenaccio’ en una primera parte dominada claramente por el Villarreal. Tras el descanso, se nivelaron las fuerzas. El Valencia estiró las líneas y se fue a por el partido. El gol de Bruno coincidió con los mejores minutos del Valencia. Pero después del gol, el cuadro cheya no generó ocasiones claras y cayó derrotado. El combinado de Gary Neville se queda décimo, a 5 puntos de los puestos de Europa League.
1- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Adrián Marín; Jonathan Dos Santos (Nahuel´66), Trigueros (Pina´73), Bruno, Denis Suárez; Bakambu (Baptistao´79), Soldado.
0- Valencia CF (5-3-2): Jaume Doménech; Barragán (Santi Mina´69), Vezo, Aderlan Santos, Abdennour, Cancelo; Danilo, Parejo (Fran Villalba´86), André Gomes; Negredo, Paco Alcacer.

Goles: 1-0 Bruno min.63

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Enseñó la tarjeta amarilla a André Gomes (16´), Danilo (44´), Soldado (69´) y Fran Villalba (92´).

Datos: Encuentro de la jornada 17 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 20.000 espectadores.
Gary Neville estrenó sistema táctico, un 5-3-2 con Paco Alcacer y Negredo en la delantera. Juntar a ambos delanteros fue la nota más destacada del once blanquinegro. Pero no la única. También destacar la presencia de tres centrales (Vezo, Abdennour y Aderlan Santos), tres mediocentros (Parejo, Danilo y André Gomes), además de los dos carrileros (Barragán en la derecha y Joao Cancelo en la izquierda). El cambio de Neville no tuvo influencia más allá de la estrategia, que fue lo que realmente tuvo influencia. En la primera parte, se vio un Valencia excesivamente reservón. El de la segunda, pese a que caer derrotado, ofreció una versión más acorde a la esperada, llegando y creando opciones de gol.
El Villarreal dominó con claridad la primera parte. Tuvo el balón en sus dominios y atacó buscando abrir el marcador. Dispuso de tres ocasiones no materializadas en las botas de Jonathan, Soldado y Bruno. Fue una primera parte de pocas ocasiones, realmente. Tanto que el Valencia no tuvo ninguna. Replegado demasiado atrás, defendió acumulando hombres detrás. Cuando recuperó y salió, careció de precisión para hacer daño a la contra. Abusó del balón largo buscando a Negredo y Alcacer, que no pudieron cazar ninguna en condiciones. Por su parte, Bruno reinó en el centro del campo y, bien respaldado por Denis Suárez, movió los hilos buscando a los delanteros. Soldado no marcó ante su ex, pero se fajó buscando huecos que no encontró ante los tres centrales valencianistas. Bakambu, por su parte, no tuvo su día.
Tras la reanudación, el Valencia despertó y tuvo la opción de adelantarse. Hay dos claves para explicar la mejoría che: las líneas estuvieron más adelantadas y aumentó la presión en campo contrario. En la primera parte, el Valencia no presionó la salida del Villarreal, por lo que los amarillos alcanzaban con facilidad el campo contrario. Algo que no sucedió en la segunda parte por la mayor presión y presencia arriba del Valencia. En diez minutos, el Valencia tuvo tres ocasiones. André Gomes y Parejo se toparon con Areola. Alcacer, en el primer palo, remató desviado un centro de Barragán. Pero cuando mejor estaba el Valencia y peor el Villarreal, llegó el gol de los de casa. Un golazo de falta de Bruno. En el 63´, el de Artana buscó la escuadra y la encontró ante el júbilo de la grada. En la primera parte, a Bruno una falta ya se le marchó cerca de la escuadra. A la segunda, la intención se hizo realidad y decantó el derbi.
Tras el gol del Villarreal, el partido tuvo sus minutos más emocionantes. Se convirtió en un toma y daca, con ambos equipos buscando el gol. El Valencia siguió siendo protagonista, pero no gozó de la profundidad que sí tuvo tras el descanso. Neville puso toda la carne en el asador dando entrada a Santi Mina, pero ni con esas. El Villarreal, con la ventaja favorable, apostó por el repliegue, cerrando las vías de entrada para el Valencia. Cuando salió a la contra creó peligro en las botas de Denis Suárez. El jugador pretendido por el Barcelona tuvo la sentencia, pero se cruzó con Jaume Doménech. El marcador ya no se movió y el Villarreal acaba 2015 en la cuarta plaza, en puestos de Champions. El Valencia, a 5 puntos de la zona de Europa League, y el próximo domingo recibe al Real Madrid en Mestalla. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Trigueros y Soldado meten al Villarreal en octavos


El Villarreal no dio opción a la sorpresa y ganó 2-0 al Huesca, remontado el 3-2 en contra de la ida. Trigueros abrió el marcador cerca de la media hora. Soldado, en la recta final, firmó el gol de la tranquilidad poco después de fallar un penalti. Whalley, el portero oscense, cuajó destacada actuación y sujetó al Huesca, que dispuso de alguna opción de meterse en la eliminatoria. No consiguió dar la campanada y ya podrá centrarse en lo suyo, salvar la categoría. El Villarreal ya espera rival en el bombo de octavos.

2- Villarreal CF (4-4-2): Barbosa; Rukavina, Musacchio (Víctor Ruiz´79), Pablo Iñiguez, Adrián Marín; Nahuel (Denis Suárez´66), Rodri, Trigueros, Castillejo; Samu, Bakambu (Soldado´60).
0- SD Huesca (5-4-1): Whalley; Aythami, Iñigo López, Jesús, Carlos David, Morillas; Tyronne, Manolo Sánchez (Samu Saiz´77), Ros, Carlos Calvo (Figueroa´46); Moya.

Goles: 1-0 Trigueros min.27, 2-0 Soldado min.78

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). Enseñó la tarjeta amarilla a Morillas (63´).

Datos: Encuentro de vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en El Madrigal ante 11.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los dos policías españoles fallecidos en Afganistán.

Como es previsible en este tipo de partidos, Marcelino tiró de bastantes rotaciones en el once. El técnico asturiano le dio la titularidad a Pablo Iñiguez, Adrián Marín y Rodri, del filial. Los tres cumplieron bien. También entraron los menos habituales (Rukavina, Nahuel, Castillejo y Samu) del primer equipo dispuestos a reivindicarse. El mejor parado Nahuel, el más destacado del Villarreal hoy junto a Trigueros y Soldado. Los 'samus' siguen sin ubicarse. Especialmente, Samu García. 

Como era de esperar, el Villarreal controló con claridad el partido. En la primera mitad, el Villarreal optó por cocer a fuego lento, sin prisa pero sin pausa. El Huesca, con una defensa compuesta por cinco hombres, defendió atrás, dando prioridad a neutralizar ofensivamente al Villarreal. La primera parte fue de poco ritmo y contadas ocasiones. El Huesca lo intentó desde larga distancia sin puntería. Los disparos de Tyronne y Manolo Sánchez se fueron arriba. Por parte del Villarreal, Nahuel dio el primer aviso en el 10´. Whalley evitó el gol en una buena demostración de reflejos. A la siguiente ocasión, llegó el 1-0. Vino precedido de una doble ocasión, neutralizada entre el palo y Whalley. Trigueros, desde fuera del área, remató y, tras tocar en Iñigo López, descolocó a Whalley y el balón acabó entrando. Trigueros no solo marcó y asistió, también lideró el centro del campo. Una actuación completa. 

Si la primera parte pecó de aburrida, la segunda fue otra cosa a raíz de que ambos equipos fueron a buscar la eliminatoria. Cada uno con sus respectivas armas; el Villarreal, con posesión e iniciativa, el Huesca, con contraataque y juego directo. Tras el descanso, Anquela ya hizo una declaración de intenciones de que quería la eliminatoria. Quitó a un medio, Carlos Calvo, y dio entrada a Figueroa, un punta, por lo que el Huesca pasó a jugar con dos delanteros (Moya y Figueroa). Pese a ello, el Villarreal pudo ponerse 2-0 nada más iniciarse el segundo tiempo. Nahuel disparó a la escuadra y Whalley, con una gran parada, evitó el tanto del hispano-argentino por segunda vez. Pese a que siguió dominando el Villarreal, el Huesca contraatacó con mayor peligro al subir con más efectivos. Tyronne lideró las contras oscenses y mostró su calidad, exhibiendo regate y visión de juego. Una internada de Tyrone desde la izquierda finalizó con un remate de Aythami que salió paseándose por el largo de la meta defendida por Barbosa.

Los siguientes minutos fueron del Villarreal, los mejores del ‘submarino’ durante del partido. Imprimiendo un ritmo alto, disfrutó de buenas ocasiones, casi todas en las botas de Soldado. Soldado, que entró por Bakambu en el segundo tiempo, dispuso de un penalti por manos de Morillas. El ariete valenciano lo falló, estrellándose su disparo en el larguero. Acto seguido, Whalley (gran actuación del portero del Huesca) evitó el tanto de Soldado. A la tercera llegó la vencida. Denis Suárez habilitó a Trigueros y este dejó solo a Soldado ante Whalley, que esta vez no perdonó y puso el segundo, un gol que le daba al Villarreal la tranquilidad de sentirse clasificado. En el gol, el Huesca reclamó fuera de juego de Soldado. El linier no lo apreció como tal. Justo antes del gol de Soldado, Iñigo Ros desperdició la mejor ocasión del Huesca, rematando alto posición franca para marcar. El partido ya no tuvo historia y el Villarreal eliminó al Huesca de la Copa.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Soldado aleja al Real Madrid de la Liga


Un gran Villarreal superó al Real Madrid, que cayó derrotado en El Madrigal y se aleja de la Liga, quedándose a 5 puntos de Barcelona y Atlético. El Villarreal completó un gran partido. En la primera parte tuvo el control y las mejores ocasiones. Soldado firmó el único tanto en el 8´. El Real Madrid realizó una penosa primera parte. Sin profundidad, no generó prácticamente ocasiones claras. Eso cambió en la segunda parte, dominada con claridad por los merengues. Pero no fue el día de la BBC de cara a puerta y los tres puntos se quedaron en casa, dejando al Villarreal a tiro de la Champions.

1- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Eric Bailly (Rukavina´84), Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros (Pina´93), Bruno, Denis Suárez; Soldado (Nahuel´82), Bakambu.
0- Real Madrid CF (4-2-3-1): Keylor Navas; Danilo, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo (Jesé´89); Modric (Isco´78), Casemiro (Kovacic´78); James, Bale, Cristiano Ronaldo; Benzema.

Goles: 1-0 Soldado min.8

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Enseñó la tarjeta amarilla a Marcelo (30´), Sergio Ramos (65´), Bailly (70´) y Denis Suárez (87´).

Datos: Encuentro de la jornada 15 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 23.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El único tanto se marcó pronto y fue por una clara consecuencia: el Villarreal salió enchufadísimo y el Real Madrid, a verlas venir. Mientras que el conjunto blanco sesteaba, el Villarreal salió imprimiendo una alta intensidad, encerrando a los de Rafa Benítez y creando claras opciones para adelantarse. Jonathan Dos Santos avisó en el minuto 3 con un magnifico disparo cruzado desde el vértice derecho. El poste evitó el tanto del mexicano. El submarino no paró hasta marcar y lo consiguió por medio de Soldado. El 1-0 vino precedido de una perdida de Modric ante Bruno. El de Artana se la cedió a Bakambu y este a Soldado que batió a Keylor por debajo de las piernas.

Repaso del Villarreal en la primera parte

Con el gol en la saca, el Villarreal jugó con cabeza. Cedió terreno y, cuando recuperó, creó peligro trenzando preciosas jugadas de toque. Con Modric ahogado, el Real Madrid no tuvo profundidad. Tuvo tan poca que no generó prácticamente ninguna ocasión clara en la primera parte, más allá de un remate desviado de Bale. Bagaje paupérrimo para un combinado con tal potencial ofensivo en sus filas. El Real Madrid, en la primera parte, fue el del 0-4; sin intensidad, ideas ni fútbol. Bruno y Trigueros, apoyados por Denis y Jonathan, mandaron en el centro del campo. Bailly, de lateral derecho, se fajó con todo el que se le puso por delante. Prueba de ello es que terminó sustituido y dolorido. Es lo que les pasa a los 'pit-bulls', esos jugadores tan básicos como necesarios. Destacar también el partido de Bakambu. Su punta de velocidad le permitió ganar la partida a Ramos y Pepe. Tuvo la sentencia en dos buenas ocasiones, pero no obtuvo la recompensa. Hubiera sido la guinda para la gran primera parte del Villarreal. El Real Madrid pudo irse al descanso con una mayor desventaja.

Dominio sin goles del Real Madrid

El conjunto blanco perdió 45 minutos preciosos. Acechar la cabeza pasaba por remontar y ganar en El Madrigal. Tomó nota en el descanso y salió en la segunda parte con otra cara. Al menos, en los primeros diez minutos, los mejores del conjunto blanco ante el Villarreal. Modric y James se reactivaron, lo que se tradujo en claras ocasiones para la BBC. Benzema erró tres goles de los que no suele fallar. Cristiano y Bale se toparon con Areola. Cristiano no estuvo cómodo y se notó. Mejor Benzema y también Bale, que hizo un papel solidario, más asistente que rematador. Por su parte, el Villarreal sufrió de lo lindo en la segunda parte, encerrado y defendiendo como gato panza arriba la valiosa renta favorable. Pero no solo se dedicó a nadar y guardar la ropa. Cuando salió creó peligro. Soldado y Bakambu tuvieron sus opciones. Keylor Navas las atajó, dispuesto a no encajar otro gol que ya hubiera puesto el partido imposible para su equipo tal y como estaban las cosas.

El control del Real Madrid en la segunda parte fue incontestable. Aunque no fue como esa avalancha de los primeros compases del primer tiempo. Insistió siempre desde la misma modalidad, colgar balones al área desde las bandas. Los centros de James y Marcelo no dieron los frutos deseados. Bailly, Musacchio, Víctor Ruiz y Jaume Costa se multiplicaron sacando agua. Rafa Benítez no estuvo lucido. Reaccionó tarde con los cambios. Sacó al faro, Modric, y terminó poniendo a Bale ¡de lateral izquierdo! Con Modric en el banco y Bale alejado del área, el Real Madrid terminó naufragando y no precisamente nadando para morir en la orilla. Con sufrimiento, sudor y pundonor, el Villarreal acabó haciendo la renta buena y el Real Madrid terminó desolado, consciente de la oportunidad desaprovechada tras el empate del Barcelona ante el Deportivo. Será una semana difícil para los de Benítez, sin Copa del Rey y terceros, a 5 puntos de Barcelona y Atlético. El Villarreal se reafirma en la quinta plaza y se queda a punto de la cuarta plaza de Champions que ocupa el Celta de Vigo.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort



Bakambu alivia al Villarreal


Victoria necesaria del Villarreal sobre el Rayo Vallecano con remontada incluida. Se adelantó el conjunto franjirrojo cerca del descanso, mediante un golazo de Jozabed por la escuadra. En la primera parte, el Villarreal tuvo el control, pero falló las claras ocasiones que tuvo. Se rehizo de ello y no perdonó en la segunda mitad. Un doblete de Bakambu permitió dejar atrás la mala racha de resultados. El Rayo, que dominó en la segunda parte, pudo sentenciar antes de llegar el empate mediante un cabezazo de Llorente que sacó Areola. El Rayo se queda decimosexto, a 3 puntos del descenso. El 'submarino amarillo' sube a la quinta plaza, a 1 punto de los puestos de Champions.
2- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Jaume Costa (Castillejo´46), Eric Bailly, Víctor Ruiz, Adrián Marín; Jonathan Dos Santos (Musacchio´78), Pina (Trigueros´46), Bruno, Denis Suárez; Soldado, Bakambu.
1- Rayo Vallecano (4-2-3-1): Yoel; Tito, Zé Castro, Llorente, Quini; Baena, Jozabed; Ebert (Embarba´20), Pablo Hernández (Miku´74), Bebé (Manucho´82); Javi Guerra.

Goles: 0-1 Jozabed min.41, 1-1 Bakambu min.69, 2-1 Bakambu min.86

Árbitro: Estrada Fernández (Comité catalán). Enseñó la tarjeta amarilla a Baena (33´), Jonathan Dos Santos (35´), Zé Castro (60´), Miku (80´) y Quini (88´).

Datos: Encuentro de la jornada 14 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 19.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. 

El Rayo Vallecano se fue al descanso con ventaja gracias a un golazo de Jozabed en el 41´. El tanto nació de un saque de banda largo desde la izquierda que pilló despistada a la defensa local. Jozabed, desde la frontal, la cruzó magistralmente por la escuadra, haciendo inútil la estirada de Areola. Fue prácticamente la ocasión más clara del Rayo, que si bien tuvo algunos acercamientos más, ninguno como tan claro como el del gol. El Rayo empezó discutiendo la manija al Villarreal. Con el paso de los minutos, se replegó y le cedió la iniciativa al ‘submarino’. El combinado franjirrojo mostró un buen nivel defensivo y concedió pocas ocasiones. Llorente, como viene siendo habitual, cuajó un buen partido en el eje de la zaga, demostrando porque es una de las revelaciones de la presente temporada. 

Pese a ganar, el Villarreal no brilló en el juego. Lo importante era sacar los tres puntos, pero debe de mejorar el juego. Tampoco ayuda que sigan cayendo lesionados. Esta vez fueron dos, Jonathan y Jaume Costa. Lo del mexicano se quedó solo en un susto, el lateral izquierdo con una fuerte sobrecarga sí es más grave. Peor parado salió Ebert, del Rayo, que se retiró aquejado con una rotura del tendón de Aquiles (suele ser de 6 a 8 meses de baja). Volviendo al partido, al Villarreal se le denotó inseguridad, así como un ritmo lento y poca profundidad. Pero aún sin jugar al nivel esperado, dispuso de buenas opciones de gol en la primera parte como para haberse ido al descanso con otro resultado. Soldado remató alto desde la frontal, mientras que Yoel sacó una mano providencial ante Bakambu. Los delanteros del Villarreal no tuvieron el punto de mira afinado en la primera parte. En la segunda fue bien distinto. 
Tras el descanso, Marcelino realizó una doble sustitución. Trigueros salió por Pina y Castillejo por el lesionado Jaume Costa. Se esperaba con ello una reacción por parte del Villarreal. Pero ocurrió justo lo contrario. El Rayo estiró líneas y se fue arriba dispuesto a sentenciar. Por poco lo consigue. Víctor Ruiz sacó en línea de gol un centro de Embarba que se envenenó tras rechazarlo Areola hacia atrás. Acto seguido, el meta francés evitó el 0-2. Llorente cabeceo en el primer palo un corner y Areola, haciendo gala de reflejos, salvó los muebles. El control del Rayo en los primeros compases de la segunda parte fue indiscutible, aunque no se correspondió con el segundo tanto, lo que le hubiera dejado con el botín de los tres puntos. El Villarreal se recuperó del empuje del Rayo una vez superó la fuerte presión de los de Paco Jémez. A partir de ahí, se reencontró con la posesión y ganó metros. Esta vez sí, la próxima ocasión clara terminó al fondo de las mallas. La materializó Bakambu, al que asistió Soldado dejándolo solo ante Yoel. El franco-congoleño no perdonó y dio esperanzas de remontada.

El Rayo no se conformó con el empate. Quería más con tal de alejarse del descenso. Se volvió a hacer con la posesión y buscó la portería de Areola, dispuesto a volver a ponerse por delante. El Villarreal se replegó y apostó por el contraataque como vía para firmar la remontada. Según lo acontecido en esta fase del duelo, parecía que reinaría el empate al final del choque. El Rayo dominaba, pero no llegaba claro. El Villarreal estaba cerrado, pero no concretaba peligro a la contra. Entonces, entre Denis Suárez y Bakambu rompieron los pronósticos. Denis asistió desde la derecha y Bakambu, en el primer palo, superó la marca de la zaga y batió a Yoel por segunda vez. Finalmente, se rubricó la remontada que llegó en el 86´. El segundo gol de Bakambu cayó como agua del cielo. Llegó cuando el Villarreal no estaba bien y supuso tres puntos importantísimos para la recuperación y, lo más importante, en la lucha por Europa. El Rayo lo intentó hasta el final, jugó un buen partido, pero no se correspondió con un mejor resultado. Cuando tuvo la sentencia, Llorente se topó con Areola. Dejó con vida al Villarreal que no perdonó en sus dos ocasiones claras del segundo tiempo. El Villarreal se reafirma en Europa, mientras que el Rayo se queda cerca de los puestos fatídicos. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort



Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More