Alemania, campeona del Mundo

Alemania se impone 1-0 a Argentina en la final y vuelve a ser campeona 24 años después.

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Los 23 de España para el Mundial

Analizados, uno por uno, los 23 elegidos por Vicente Del Bosque para Brasil 2014.

La rejuvenecida Inglaterra de Hodgson

Inglaterra apuesta por jóvenes talentos como soplo de aire fresco en Brasil 2014. Ellos, junto a los más veteranos, tratarán de llegar como mínimo a semifinales.

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Altas y bajas en el Atlético de Madrid

   


           ALTAS                                                        BAJAS
- Ángel Correa (San Lorenzo; 7,5 m)                         - Villa (New York City; 0 m)
- Miguel Ángel Moya (Getafe; 3 m)                            - Diego (Fenerbahce; 0 m)
- Siqueira (Granada; 10 m)                                         - Asenjo (Villareal; 5m)      
- Saúl (Rayo; vuelve tras cesión)                                 - Oliver Torres (Oporto, cedido)
- Mandzukic (Bayern de Múnich; 20 m)                      - Filipe Luis (Chelsea, 20 m)
- Oblak (Benfica; 16 m)                                              - Adrián (Oporto; 15 m)
- Leo Baptistao (vuelve tras cesión)                             - Diego Costa (Chelsea; 38m)
 - Thomas (vuelve tras cesión)                                     - Courtois (Chelsea, fin de cesión)
 - Guivalogui (vuelve tras cesión)                                 - Aranzubia (0 m)
                                                                                   - Rubén Pérez (Torino, cedido)
                                                                                   - Manquillo (Liverpool, cedido)
                                                                                   - Sosa (Metalist, fin de cesión)

Tras las bajas de jugadores clave la temporada pasada y las numerosas ventas de jugadores, el club rojiblanco ha realizado incorporaciones que resultarán fundamentales para la temporada 2014-15 que se avecina. Además aún siguen buscando a dos delanteros, un centrocampista con vocación ofensiva y un lateral.

Mourinho y su obsesión por los jugadores del Atlético de Madrid

Muchos son los que piensan que, tras no indemnizar el club colchonero al Chelsea (amparándose en el reglamento de la UEFA), al jugar Courtois el partido de la Champions League que enfrentaba a ambos equipos, ya se intuía que el portero belga no seguiría otra temporada más como rojiblanco.

No solo ocurrió eso, sino que a base de talonario, el equipo del magnate del petrodólar Abramovich, se hizo con la incorporación de otras dos piezas importantes del equipo rojiblanco: Diego Costa y Filipe Luis. Además, Mourinho intentó también hacerse con Miranda y Tiago. Este último no vistió de 'blue' por problemas de licencia de última hora.

El Atleti busca jugadores en el Benfica

Fruto de la gran amistad entre los presidentes de ambos equipos y de la necesidad de fichar a jugadores en dos puestos clave,  el Atlético de Madrid realizó las contrataciones de Siqueira y Oblak, para sustituir a Filipe Luis y Courtois.

Por el meta esloveno se pagó su cláusula de rescisión, que ascendía a 16 millones de euros, convirtiéndose en el portero más caro de la historia de la liga y el octavo del mundo. 

Se trata de una contratación pensando en el presente pero también en el futuro, ya que su duración con la entidad rojiblanca presumiblemente será de seis años.

El cancerbero de 21 años, es una de las mayores promesas europeas en cuanto a arqueros se refiere.  Es un portero con una enorme serenidad para la edad que tiene, que además domina el juego aéreo y tiene unos grandes reflejos.

Además, el muro defensivo del equipo colchonero le facilitara enormemente su labor en el equipo.

El `killer´ del área Mandzukic

Con una gran experiencia, llega el jugador croata al equipo de la Ribera del Manzanares, dejando atrás su paso por el Bayern de Múnich. El equipo de Guardiola ya fichó a Lewandowski. Además, el juego del equipo alemán no beneficiaba al del croata, que necesita un estilo de juego más directo, tal como se da en la escuadra del Cholo Simeone.

Mandzukic, es un delantero clásico, rematador y finalizador, que domina el juego aéreo y tiene un disparo potente.

Todo hace indicar, que con el Cholo Simeone al mando y con la calidad y  las características de juego del croata, este hará olvidar a Diego Costa.

Ángel Correa reaparecerá en diciembre

El jugador argentino fue operado en una clínica de Nueva York. Se le extrajo un tumor del ventrículo del corazón. Tras el periodo de recuperación al que se someterá el jugador, se espera que esté disponible en el mes de diciembre.

El mercado no se ha cerrado para el conjunto rojiblanco

A pesar de que la escuadra colchonera, ya debería tener cerrada la plantilla, puesto que ya llevan dos semanas de pretemporada y queda solo un mes para el partido de ida de la Supercopa de España, el conjunto de Simeone aún está pendiente de movimientos en el mercado. Como son la llegada de dos delanteros, un centrocampista creativo y un lateral polivalente que pueda jugar en las dos bandas.

Los nombres que con más fuerza suenan son los de Gaitán (Benfica) y  Cerci (Juventus). Pero ambos clubes piden cantidades desorbitadas por ellos.

También suenan jugadores como `Chicharito´ Hernández, la vuelta de Fernando Torres, Cazorla, Pastore y la joven promesa belga Bakkali.

En el lateral, ante la inminente salida de Manquillo, que saldrá cedido al Liverpool y de Insúa con quien no se cuenta, la llegada de Ansaldi (Zenit de San Petersburgo) se encuentra muy cercana.

Vuelta de los cedidos

De los cedidos que han vuelto a la entidad, solo Saúl parece que continuará en la entidad de la Ribera del Manzanares. Al resto se les busca equipo, para que continúen su progresión cedidos, o como moneda de cambio en alguna de las operaciones que baraja el equipo colchonero.



Manuel Granda Vidal
Colaborador de MotivaGoal 
Redactor del Atlético de Madrid
manuelgrandavidal@gmail.com

Los duelos clave de la Liga 2014/15


Hoy se ha sorteado el calendario de Liga 2014/15. Sevilla - Valencia, el duelo estelar de la primera jornada. El campeón, el Atlético, se estrena ante el Rayo en Vallecas. Barcelona y Real Madrid tienen dos enfrentamientos asequibles ante Elche y Córdoba, respectivamente. El Eibar inicia su andadura en Primera con un derby vasco ante la Real Sociedad. Levante - Villarreal, otro derby para empezar.

1ª JORNADA

Sevilla - Valencia

Almería - Espanyol

Celta de Vigo - Getafe

Real Madrid - Córdoba

Eibar - Real Sociedad

Rayo Vallecano - Atlético de Madrid

Granada - Deportivo

Barcelona - Elche

Levante - Villarreal

Málaga - Athletic


LOS DOS CLÁSICOS

Real Madrid - Barcelona. Jornada 9, 25-26 de octubre. La fecha del primer Clásico coincide justo cuando expira la sanción de Luis Suárez. Aunque si se juega el sábado 25 de octubre no podrá jugar. Si se disputa el domingo, tal y como parece ser, el uruguayo debutará ante el Real Madrid en el Bernabéu.

Barcelona - Real Madrid. Jornada 28, 21-22 de marzo.


ATLÉTICO ANTE REAL MADRID Y BARCELONA

Real Madrid - Atlético de Madrid. Jornada 3, 13-14 de septiembre.

Barcelona - Atlético de Madrid. Jornada 18, 10-11 de enero.

Atlético de Madrid - Real Madrid. Jornada 22, 7-8 de febrero.

Atlético de Madrid - Barcelona. Jornada 37. 16-17 de mayo.

La temporada va a empezar cargada de duelos entre Real Madrid y Atlético de Madrid. A los dos de Supercopa de España de finales de agosto, se une el de Liga de mediados de septiembre en el Bernabéu. Al poco de iniciarse la segunda vuelta, se medirán en el Vicente Calderón. La pasada campaña, a parte de la Liga, ambos se midieron también en la finalísima de la Champions y en semifinales de la Copa del Rey. Tal vez igual también estemos ante otra temporada de numerosas batallas entre ambos. De momento, ya hay garantizadas 4 que podrían incrementarse perfectamente.

Por su parte, recordaremos que la pasada Liga se decidió en el Camp Nou. En esta ocasión, Atlético y Barcelona también se medirán al final. A diferencia del año pasado, será en la penúltima jornada y en el Calderón. Bien podrían estar jugándose el campeonato, nuevamente.


JORNADA 38

Como sucede en todas las temporadas, la última jornada estará al rojo vivo. El título podría estar en juego, al igual que una plaza de la Champions y de Europa League. No faltarán los nervios del descenso, con el ramillete de equipos jugándose la vida por permanecer en Primera y no bajar a Segunda.

Athletic - Villarreal

Levante - Elche

Barcelona - Deportivo

Granada - Atlético de Madrid

Rayo Vallecano - Real Sociedad

Eibar - Córdoba

Real Madrid - Getafe

Celta - Espanyol

Almería - Valencia

Málaga - Sevilla


LOS DUELOS MÁS DESTACADOS

A parte del Clásico y de los duelos entre Atlético y Real Madrid y Barcelona, hay una amplia serie de duelos muy interesantes que no hay que perderse.

Sevilla - Valencia. Jornada 1. 23-24 de agosto.

Real Sociedad - Real Madrid. Jornada 2. 30-31 de agosto.

Villarreal - Barcelona. Jornada 2. 30-31 de agosto.

Villarreal - Real Madrid. Jornada 6. 27-28 de septiembre.

Valencia - Atlético. Jornada 7. 4-5 de octubre.

Villarreal -  Valencia. Jornada 10. 1-2 de noviembre.

Levante - Valencia. Jornada 12. 22-23 de noviembre.

Valencia - Barcelona. Jornada 13. 29-30 de noviembre.

Real Sociedad - Athletic. Jornada 15. 13 y 14 de diciembre.

Athletic - Atlético. Jornada 16. 20 y 21 de diciembre.

Real Sociedad - Barcelona. Jornada 17. 3 y 4 de enero.

Valencia - Real Madrid. Jornada 17. 3 y 4 de enero.

Athletic - Barcelona. Jornada 22. 7 y 8 de febrero.

Deportivo - Celta. Jornada 24. 21 y 22 de febrero.

Sevilla - Atlético. Jornada 25. 28 de febrero-1 marzo.

Eibar - Athletic. Jornada 25. 28 de febrero-1 marzo.

Athletic - Real Madrid. Jornada 26. 7-8 de marzo.

Athletic - Valencia. Jornada 30. 7-8 de abril.

Sevilla - Barcelona. Jornada 31. 11-12 de abril.

Espanyol - Barcelona. Jornada 33. 25 y 26 abril.

Villarreal - Atlético. Jornada 34. 28 y 29 de abril.

Sevilla - Real Madrid. Jornada 35. 2-3 de mayo. 



Manuel Monfort Marzá
Editor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort

Dunga por Scolari, más de lo mismo


El juego de Brasil recibió innumerables críticas durante el Mundial y con razón. Excepto algunos ratos sueltos, la pentacampeona no jugó a nada. Nula fluidez en el juego, abuso del pelotazo largo y escasa creatividad. Con Scolari ya se sabe a lo que se juega, el pragmatismo por encima del ‘jogo bonito’.

La marcha de Scolari abría las puertas a un necesario cambio de estilo. Una vuelta a los orígenes, al Brasil de siempre, ese que enamoraba jugando como los ángeles. Nos quedamos sin ello por la cabezonería de la Confederación Brasileña de Fútbol. La CBF sigue empeñada en renunciar a la estética del espectáculo. El nombramiento de Dunga como nuevo seleccionador supone el continuismo. Más de lo mismo. Brasil puede que gane, pero su juego dejará mucho que desear desde un punto de vista vistoso.

La apuesta por Dunga ha despertado el rechazo por parte de la prensa y la afición. De hecho, un 85% de la población no le quiere como seleccionador según una encuesta de Globo. Más que un dato, una repulsa a una manera de jugar que no concuerda con la cultura futbolística del pueblo brasileño. Éste 85% está harto de ver jugar mal a su Selección. Lo que se demanda es un técnico con un librillo de ‘jogo bonito’, en lugar del fútbol resultadista que tanto aburre.

Dunga ha expresado que trabajará por cambiar la opinión de la gente. Muchísimo trabajo tiene por delante. Al menos, no estaría mal que fuera introduciendo una renovación con respecto a los 23 de Scolari en el Mundial. Hay una serie de jugadores que traerían aire fresco: Miranda, Filipe Luis, Lucas Moura, Coutinho, Dória…


Manuel Monfort Marzá
Editor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort

Savia nueva para el Newcastle


En la pasada campaña, tras una sobresaliente primera vuelta, el Newcastle se desinfló considerablemente en el segundo tramo de temporada tras cosechar 12 derrotas, 5 victórias y 1 empate. Esta mala dinámica aparto a lasurracas de la lucha por entrar en Europa, algo que tenía a tiro ya que el 7º también tenía premio. La marcha de Cabaye a finales del mercado invernal rumbo al PSG debilitó deportivamente y anímicamente a una plantilla que de los ocho últimos partidos tan solo fue capaz de ganar uno. Para el presente curso, y también de la mano de Alan Pardew, el Newcastle vuelve a tener aroma europeo tras los 6 fichajes que ya ha concretado. Veremos si al final el aroma vuelve a ser de total indiferencia. 

El equipo norteño ha fichado bastante bien hasta la fecha. De hecho ha reforzado todas sus líneas –menos la portería- y parece que tras dimitir en plena competición el curso pasado, quiere volver a optar por las plazas europeas. Su primer fichaje fue Jack Colback, procedente de su eterno rival, el Sunderland. El centrocampista de 24 años había jugado los 4 últimos años en el Stadium of Light y era uno de los habituales en el once, sobre todo en las 3 últimas temporadas donde ha jugado un total de 102 partidos. Fuerte físicamente, puede jugar tanto de centrocampista (posición natural) como de lateral izquierdo. Será importante que la grada no le tenga en cuenta de donde viene…

Otro de los que viene a potenciar el centro del campo es Rèmy Cabella, jugador francés –orígen italiano- de 24 años que procede del Montpellier. Forjado en las inferiores del equipo del sur de Francia, Rèmy ha jugado las 3 últimas temporadas con el primer equipo sumando 115 partidos en los que ha anotado 28 goles y ha dado 18 asistencias, cifras que le han valido para llegar a la Premier League. Puede actuar tanto en la media punta, donde rinde mejor, como de interior derecho, y quizás Pardew le considere el relevo de Hatem Ben Arfa. Si esto es así, lo lógico es que juege en banda derecha porque el puesto de media punta tiene dueño propio, Siem de Jong. 

El ex jugador del Ajax llegó a cambio de 9 millones de libras y está destinado a ser uno de los estándartes del nuevo proyecto. De origen suizo, pero también con nacionalidad holandesa, de Jong ha desarrollado toda su carrera en el conjunto de Amsterdam. Sus cifras son espectaculares, 78 goles y 48 asistencias en 244 partidos. Si es verdad que la Eredivise es una liga de menor nivel, pero no parece que vaya a tener dificultades para rallar al mismo nivel en la Premier. De sus actuaciones dependerá el rendimiento de su equipo, no cabe duda.

Otros dos jugadores que vienen a potenciar el ataque –y parece que con ellos ya está completado el ataque- son Ayoze Pérez y Emmanuel Rivière. El español fue el segundo fichaje que hizo el club después de haber cosechado una gran temporada en la Liga Adelante con el Tenerife. Ya jugó con el primer equipo tinerfeño hace dos temporadas, donde empezó a descubrirse en tanto que su equipo lograba ascender a Segunda División, donde finalmente ha explotado con 16 goles, 7 asistencias y acciones individuales de un nivel excepcional. Habilidoso, rápido, eléctrico, con gol… tiene todas las condiciones para triunfar, sin embargo des de que se dio a conocer su marcha, Ayoze bajó mucho su rendimiento y tendrá que volver a recuperarlo para afrontar con opciones su nueva aventura por las islsas.

Por su parte, Emmanuel Rivière viene a ocupar el hueco que ha dejado la marcha de Loïc Rèmy. Surgido de la cantera del Saint-Étienne, jugó dos temporadas en el Tolouse antes de dar el salto en 2012 al Mónaco, que por entonces se encontraba en la Legue 2. En su primera temporada jugó 14 partidos y consiguió marcar 4 goles. En la segunda, la pasada y ya en Legue 1, consiguió jugar 30 partidos (la lesión de Falcao tuvo bastante que ver en esto) en los que anotó 10 goles. No es excesivamente un goleador nato, pero sí puede ser importante si le llegan buenas oportunidades de gol. 

Por último, Daryl Janmaat llega para reforzar el lateral derecho tras la marcha de Debuchy al Arsenal. Con 24 años, salió de las inferiores del ADO Den Haag de donde pasó al Herenveen. Ha jugado las dos últimas temporadas con el Feyenoord y su buen rendimiento le ha llegado a ser titular con la selección holandesa en el Mundial de Brasil. En 74 partidos con el club de Róterdam ha dado 11 asistencias, un indicativo de la profunidad y el recorrido que puede aportar por el carril del ‘2’. Pese a ser diestro también se puede adaptar al lateral zurdo. 

En definitiva, el Newcastle está fichando mucho y bien. Todos los fichajes que ha realizado han sido jugadores del mismo número de años (24) menos Siem de Jong (25). Es evidente también que el club norteño sigue apostando por el mercado francés y ahora quizás también haya tomado inclinación por el holandés. Sea como sea, Pardew no tiene excusa y deberá cumplir con la obligación de clasificar al equipo para poder jugar en el Viejo Continente.



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/


El Hull tiene muy buena pinta

Recién llegado a la Premier League, el Hull City era uno de los firmes candidatos a descender la temporada pasada. Sin embargo, el equipo dirigido por Steve Bruce fue capaz de mantenerse en la categoria gracias a una gran primera vuelta que le dio el colchón de puntos necesario para permitirse, seguramente en exceso, relajarse durante el segundo tramo de temporada. La ventaja de puntos respecto al descenso y el querer llegar a la final de la FA Cup, descentraron al conjunto de los tigers provocando un sufrimiento que por otro lado tampoco era justo vistos los méritos del equipo durante el global de la temporada. Finalmente lograron la salvación con 4 pts. de ventaja sobre la zona roja y también el acceso a la final de la FA Cup, donde perdieron con el Arsenal tras desperdiciar una ventaja de 2-0. A día de hoy ya están dando forma, o mejor dicho completando, el segundo proyecto que competirá entre los grandes.  

El primer movimiento durante el presente mercado estival fue fichar en propiedad a Jake Livermore, que había jugado a préstamo durante la pasada campaña disputando un total de 44 partidos en los que anotó 3 goles y repartió 6 asistencias. Su buen rendimiento en la medular junto a Huddelstone hizo que el Hull se inclinara a pagar 7 millones de libras al Tottenham, con el que había jugado las 3 últimas temporadas sin llegar a ser demasiado importante. Con 24 años y con la confianza de Steve Bruce, el joven Jake tiene mucho que decir en la Premier.


El segundo fichaje de la entidad de Kingston Upon Hull fue el escocés Robert Snodgrass, el mejor jugador sin duda del descendido Norwich City. El centrocampista de 26 años había disputado las 3 últimas temporadas con el equipo de los canariesdespués de haber jugado en la Championship con el Leeds United. Su posición natural es la de volante izquierdo pero puede actuar por cualquiera de las dos bandas, donde saca a relucir su velocidad y verticalidad. Además tiene un gran golpeo de balón y también cierta facilidad para encontrar el gol. En Norfolk ha firmado 14 goles y el mismo número de asistencias, pero anteriormente en el Leeds había logrado 41 goles 40 asistencias. Otros 7 millones de libras ha pagado el Hull por él. 

Por último han incorporado al joven talento del Blackpool, Tom Ince, hijo del mítico Paul Ince que había jugado durante los 80’ y los 90’ en el West Ham, Manchester United, Liverpool, Inter de Milan, entre otros. El pequeño Ince salió de la cantera del Liverpool habiendo jugado con el primer equipo tan solo un partido de la Copa de la Liga. Tras una temporada en el Notts County (jugó solo 8 partidos), el Blackpool se hizo con sus servicios. Fue con los seasiders donde finalmente explotó firmando dos campañas excelentes en las cuales anotó 33 goles y dio 30 asistencias. En la última de ellas fue nombrado el mejor jugador de la competición (Championship) gracias a los 18 goles que marcó pese a que con el equipo tan solo pudieron ser 15º. En la anterior, en mayor parte gracias a él, lograron llegar hasta la final de play-off que perdieron ante el West Ham. 

Cansado de crecer a medida de que su club iba entrando en franca decadencia, Tommy decidió salir cedido unos meses a la Premier League. Su destino fue el renacido Crystal Palace de Tony Pulis. El técnico galés lo incorporó para dotar a su delantera de rapidez, verticalidad y efectividad en los contragolpes que debían ser decisivos como en cualquier equipo de Pulis (sin contar el balón parado, claro). En el equipo londinense tan solo jugó 8 partidos en lo que marcó un gol, es decir, no tuvo demasiado tiempo para demostrar todo su potencial. Tiene 22 años, puede jugar tanto de extremo izquierda (suele jugar por la derecha para aprovechar su magnífico golpeo de balón) como de delantero y llega al KC Stadium para comerse el mundo. Condiciones tiene. 



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/



Alemania, campeona del Mundo


24 años sin ganar el Mundial, demasiado para una máquina diseñada para aplastar. Pese a la sequía, siempre ha estado ahí. En 2002, subcampeona. En 2006 y 2010, tercera. España le apeó de jugar la final en Sudáfrica y también le ganó la final de la Euro 2008. Después de cada caída no se ha descompuesto. Las heridas le han fortalecido, sabiendo que la gloria estaba cerca y ya no volvería a escaparse.

Cuarta Copa del Mundo de Alemania

Alemania se erige como una dignísima sucesora de España. ‘La Roja’ ha perdido el trono, pero el triunfo del toque sigue presente con Alemania. Mérito de Joachim Löw al apostar, firmemente, por esta idea en un país sin esta tradición. Jugando de esta manera, se ha impuesto a todos los obstáculos. Solventó sin problemas la fase de grupos. Sufrió más de lo previsto ante Argelia. Mejoró ante Francia. Le infligió una humillación histórica a Brasil. Y, por último, superó a una muy buena Argentina. Götze, en la segunda parte de la prórroga, entró en el santoral de los héroes. Su golazo vale su peso en oro. Concretamente, los 6 kg. de la preciada copa, la cuarta Copa del Mundo de la ‘mannschaft’. Alemania siempre Alemania.

Quién perdona la paga

La final tuvo emoción de principio a fin. Alemania no impuso su fútbol, en buena medida, por la excelente labor de Argentina. Un equipo que, llama la atención por su imponente delantera, ha destacado más por su enorme despliegue táctico y solvencia defensiva. Según ha avanzado el Mundial, ha crecido hasta convertirse en la Selección más fiable defensivamente. Desde octavos solo un gol encajado –en la final y en la prórroga– que le ha privado de la gloria. La delgada línea roja…

De haber tenido más acierto de cara a puerta, Argentina estaría celebrando el título. Higuaín, Messi y Palacio desperdiciaron tres ocasiones clarísimas de mano a mano ante Neuer. Siempre se preguntarán por qué erraron tres goles cantados. Messi jugó unos primeros 60 minutos de escándalo. Entonces se vio la mejor versión de Leo. Los defensas alemanes sufrieron su velocidad, intensidad y desborde. En la segunda parte, Sabella cambió del 4-4-2 al 4-3-1-2, ubicando a Messi por detrás de Agüero y ‘El Pipita’. Desde ahí sorprendió en los primeros compases de la segunda mitad, justo cuando tuvo su ocasión. A partir del minuto 60, Messi se fue apagando hasta casi irse del partido. En la prórroga, exceptuando el último compás, apareció poco. Tuvo el empate en dos ocasiones que no vieron puerta. La última de ellas, un golpe franco en el último instante que se marchó desviado y, con él, las opciones argentinas.

Argentina contuvo a Alemania

Alemania tuvo la posesión, aunque buena parte de sus ataques se toparon con un muro revestido de azul. Mascherano, un partido más, ofreció otra exhibición en tareas de contención. Apoyado por Biglia y Enzo Pérez, oxigenó a Garay y Demichelis para cerrar las vías de entrada por dentro. Kroos, Özil y Müller no encontraron líneas de pase para conectar con Klose. Las internadas por las bandas crearon más peligro. Howedes fue creciendo según avanzaba el partido. Lahm, un espectáculo. Lo hizo todo bien. Tapar su banda, dar apoyos, irse de su par, poner pases filtrados. El jugador más completo de Alemania, el favorito de Löw. Otro de sus preferidos, Khedira, se lesionó en el calentamiento. Le sustituyó Kramer, pero solo duró media hora. Cayó también lesionado y Schürrle le reemplazó. El equilibrio que la ‘mannschaft’ perdió con la entrada de Schürrle, lo ganó en verticalidad. El del Chelsea dio velocidad y pegada. Estaba bien, pero no era suficiente. Faltaba una pizca más de talento. La solución salió desde el banquillo.

Götze, el héroe

Mario Götze entró en el minuto 89, sin saber que iba a convertirse en héroe el día que todo futbolista sueña con serlo. Empezó el Mundial como titular. Pero una serie de actuaciones por debajo de su nivel le sacaron del once. Todo ha quedado ya olvidado con el tanto más valioso de su vida. Un golazo: carrera de Schürrle por la banda izquierda, centro al primer palo y Götze, sin dejarla caer, controla y bate a Romero por el palo largo. La ejecución de Götze pone de manifiesto lo que es, un talento descomunal. A sus 22 años ya es campeón del Mundo con un golazo suyo.

Alemania alcanza los cuatro entorchados, empatado con Italia, y se sitúa a uno de Brasil. Argentina se queda con dos títulos. También entra en la historia como la primera selección de Europa en ganar una Copa del Mundo en el continente americano. El fútbol vuelve a hablar alemán. 


Manuel Monfort Marzá
Editor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort

Di Stéfano, el futbolista que cambió la Historia


No he tenido el privilegio de verle jugar. Le he observado en vídeos y, sobre todo, he leído de él. Las líneas que me he empapado hablan de auténticas maravillas. Algunos mayores que le han visto jugar (también a Pelé, Cruyff, Maradona y Beckenbauer) no dudaron en señalarme que como Di Stéfano ninguno. Lo mismo he escuchado decir de algunos de los que fueron sus compañeros y rivales. Constatan que ha sido el mejor de todos los tiempos. Habrá que tenerles en cuenta. Simplemente, porque ellos tuvieron el privilegio de disfrutar de todos los grandes del fútbol y si eligen a Alfredo, por algo será.

Cambió la historia del Real Madrid

De lo que he leído sobre Di Stéfano, lo que más me llama la atención, la influencia total que tuvo para cambiar la Historia. Concretamente, la del Real Madrid. Alfredo fichó por el conjunto merengue en 1953. Antes de su llegada, el Real Madrid era un club con un rol meramente secundario. Había ganado 2 Ligas, la última 21 años antes de la llegada del hispano-argentino. Con Di Stéfano, en 11 años, se conquistaron 5 Copas de Europa, 1 Intercontinental, 8 Ligas, 1 Copa de España, 2 Copas Latinas y 1 Pequeña Copa del Mundo. Individualmente, fue 5 veces Pichichi de la liga española, ganó 2 veces el Balón de Oro y es el único que cuenta con 1 Súper Balón de Oro. Anotó 367 goles en 469 partidos.

La cosecha de títulos impresiona y deja patente la transformación que experimentó el Real Madrid. Tal y como lo justifican sus registros individuales, Di Stéfano tuvo una importancia capital en este crecimiento imparable hasta lo más alto. ‘La saeta’ lideró el punto de inflexión que hizo pasar al Real Madrid de un club del montón al más grande. Desde entonces hasta ahora, el conjunto de Chamartín se ha mantenido en la cima. Con mejores y peores ciclos, pero sigue siendo una referencia a nivel mundial. Di Stéfano fue el que inició este camino, no solo con los recitales que ofrecía en cada partido, sino también insuflando unos valores de liderazgo, compañerismo y carácter ganador. Sin Di Stéfano, difícilmente, el Real Madrid hubiera sido elegido mejor club del Siglo XX y, probablemente, tampoco sería lo que es hoy en día.

‘La máquina’ y ‘el ballet azul’

Antes de llegar a España, Di Stéfano dejó patente su impronta de crack en el fútbol sudamericano. Creció en el barrio bonaerense de Barracas, donde empezó a dar las primeras patadas al balón. ‘Unidos y venceremos’ fue su primer equipo antes de pasar a las categorías inferiores del River Plate. 

El 15 de julio de 1945, a los 19 años, debutó con el primer equipo ante Huracán. Esa temporada solo disputó ese partido y, a la siguiente campaña, salió cedido a Huracán. Con ‘el globo’, empezó a mostrarse como un diamante en ciernes. Jugó 25 partidos y anotó 10 goles. Después de volver de la cesión, Di Stéfano se hizo indiscutible en el River Plate. Era uno de los favoritos de la afición millonaria, que le dedicó una canción en referencia a la velocidad que imprimía en sus subidas por la banda derecha: “Socorro, socorro, que viene la Saeta con su propulsión a chorro”. Di Stéfano, Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Losteau formaron ‘la máquina’, considerada una de las delanteras más temibles. En su primera temporada en el River, ganó el campeonato argentino y fue el máximo realizador con 27 dianas.

La huelga de futbolistas argentinos de 1949 le condujo a fichar por el Millonarios colombiano. Allí formó parte de otra magnifica escuadra con Rossi, Meza, Cozzi y su ídolo y maestro, Adolfo Pedernera. Juntos lideraron a un conjunto que se convirtió en la referencia absoluta de Sudamérica. Millonarios ganó cuatro Ligas y Di Stéfano fue dos veces el máximo realizador del campeonato. Don Alfredo contaba que no solían pasar de más de cinco goles por partido (entonces los marcadores eran muy abultados). A partir de ahí, empezaron a bailar a los rivales con un juego altamente estético. De ahí, el mote de ‘ballet azul’ por el baile de juego al que sometían a los rivales. En España llegaron las noticias de las andanzas de aquel equipazo y, especialmente, de un argentino del que hablaban maravillas, Alfredo Di Stéfano.

Fichaje polémico

En 1952, el Millonarios de Alfredo Di Stéfano, disputó un amistoso ante el Real Madrid por el motivo del 50 aniversario del club capitalino. Ganó Millonarios 2-4 y ‘la saeta’ dio un recital. El presidente, Santiago Bernabéu, quedó prendado por la velocidad de ese rubio argentino y no dudó en acometer su incorporación. No fue el único interesado. El Barcelona también hizo todo lo posible por ficharle. 

La historia desembocó en uno de los fichajes más polémicos que se recuerdan, una guerra en los despachos entre dos enemigos irreconciliables. El Barcelona tenía el 50% del pase, el cuál le compró al River Plate. El Real Madrid, el otro 50%, adquirido al Millonarios. La historia desembocó en que la Delegación Nacional de Deportes autorizó a Di Stéfano a jugar cuatro temporadas en España (la primera y la tercera con el Real Madrid, la segunda y la cuarta con el Barcelona). La resolución de la Delegación Nacional de Deportes irritó a la directiva del Barça que terminó dimitiendo en pleno, acusando al Gobierno de interferir en la operación. Antes de dimitir intentaron, sin éxito, vender su pase a la Juventus para evitar que Di Stéfano jugara en el eterno rival. La nueva directiva renunció al crack y éste terminó en el Madrid. 

Di Stéfano, inicialmente, llegó a un acuerdo con el Barcelona. Llevaba tres meses en la Ciudad Condal entrenado con el conjunto azulgrana. Jugó algunos amistosos con el Barça, aunque sin llegar a disputar un partido oficial. Debido a esta enrocada situación y al hecho de estar sin jugar, llegó a plantearse retirarse del fútbol y volver a Argentina. Cuando el culebrón estaba tocando a su fin, se afirma que Santiago Bernabéu ya le había convencido para recalar en el Real Madrid. Después de tantos años, la historia del fichaje sigue trayendo polémica y da lugar a distintas interpretaciones.

Todocampista

‘La saeta’ jugó en diversas demarcaciones. En River ejerció de extremo derecho. En Millonarios y, en su primera temporada en el Real Madrid, se desempeñó de delantero centro. A Di Stéfano, sin embargo, no le gustaba hacer de ariete y menos aún estar pegado a la cal diestra. Prefería actuar retrasado para estar en contacto permanente con la ‘vieja’ (así llamaba a la pelota) e influir en el juego. A este rol le llamó ‘todocampista’ y lo realizó a partir de su segunda temporada. Aquella posición hoy se conoce por falso nueve. En aquella época supuso una innovación, ya que el ariete siempre jugaba como un poste en el área. Di Stéfano, al estar en constante movimiento y lejos de su zona de influencia, desconcertaba a los centrales. Los mareaba y les dejaba sin una marca fija. Le gustaba arrancar desde la medular, abrir el balón a las bandas e irse al ataque para finalizar, haciendo gala de su potencia física y tremenda pegada.

Di Stéfano, pese a jugar retrasado, era un goleador nato, posiblemente la cualidad diferencial de su juego. Contaba con un amplio repertorio de finalización: disparos potentes, tiros ajustados y colocados, goles de 9 estando en el sitio adecuado, cazador de rechaces, rematador de cabeza… Y, como no, esos golazos de espuela, de taquito (así se dice en Argentina a los goles de tacón) y alguno de chilena… Los porteros no sabían cómo les iba a salir en el remate, lo que le hacía impredecible y difícil de detectar. Di Stéfano nunca dejó de marcar goles porque era un prodigio en el remate. Una garantía segura de cara a puerta.

Pero no solo vivía del gol, es decir, no solo atacaba. Su alta concepción del juego colectivo le llrbsns s inmiscuirse en las tareas de elaboración y destrucción. Dicen los analistas que ha sido el jugador más influyente sobre todo el terreno de juego. Capaz de moverse por todo el campo y hacerlo todo bien. Paco Gento habló estos días sobre esto en concreto: “Era como si jugáramos con 14. Estaba en todas las parcelas del campo. Delante, en el centro y también detrás”. En definitiva, Di Stéfano era una especie de ‘killer’, constructor y ‘stopper’ en un solo jugador. El jugador total.



El Real Madrid de las cinco Copas de Europa

Gento, Puskas, Kopa, Rial, Santamaría… Santiago Bernabéu reclutó a diversos cracks y los juntó con el primer ‘Galáctico’ de la casa blanca. Don Alfredo fue el más destacado, el líder dentro y fuera de la cancha de ese equipo de leyenda. Di Stéfano dijo en diversas ocasiones que eran muy buenos, pero sobre todo insistía en el espectacular juego que realizaban. Aplastaban a partir de la iniciativa y la posesión. En el centro del campo ubicaban a más efectivos que los rivales, lo que les permitía tener más el balón a partir de la superioridad numérica. A mayor posesión y dominio, más devastadores se volvían porque la pegada de los cinco de arriba (Rial, Di Stéfano, Puskas, Kopa y Gento) era dinamita pura.

Aquel conjunto se convirtió en un devorador de títulos. El cénit, las cinco Copas de Europa ganadas entre 1956 y 1960. Aquello les encumbró en los altares futbolísticos, siendo el único equipo capaz de ganar cinco entorchados europeos de manera consecutiva. La fama del ‘Real Madrid de las cinco Copas de Europa’ o ‘el Real Madrid de Di Stéfano’ traspasó las fronteras. Aunque también se levantaron otros trofeos, es la Copa de Europa la que cambió la historia del club. Di Stéfano se forjó su leyenda, principalmente, en dicha competición firmando auténticos recitales. Marcó en cada una de las cinco finales. Un gol ante el Stade Reims (4-3) en 1956, un gol ante la Fiorentina (2-0) en 1957, un gol ante el Milán (3-2) en 1958, un gol ante el Stade Reims (2-0) en 1959 y tres goles ante el Eintracht en 1960. Esta última, considerada la mejor final de la Copa de Europa, supuso el punto culminante del ‘Real Madrid de Di Stéfano’. Afirman que los 130.000 espectadores de Glasgow se quedaron asombrados ante tal vendaval de fútbol. Gento dio un recital de velocidad, asistencias y regates. Aunque los que más sobresalieron, Puskas y Di Stéfano, con cuatro y tres goles, respectivamente. Aquel día el Real Madrid formó con Domínguez; Marquitos, Santamaría, Pachín; Vidal, Zárraga; Canario, Del Sol, Di Stéfano, Puskas y Gento. Este partido define a este Real Madrid en su punto más alto. Aquel equipo supuso un soplo de alegría en una época agitada y de tensión. Chamartín se quedaba pequeño cada día de partido ante la demanda de las masas por conseguir una entrada. Todas y todos deseaban a Di Stéfano.

Adiós al Real Madrid y últimos años en el Espanyol

Después de ese quinto título de 1960, la Copa de Europa se resistió. Di Stéfano probó el regusto amargo de perder dos finales. En 1962, ante el Benfica de Eusébio y, en 1964, ante el Inter de Mazzola y Luis Suárez. El conjunto merengue no volvió a ganar a ganar la Copa de Europa hasta 1966, aunque ya sin Di Stéfano. Al hispano-argentino le hubiera gustado acabar su carrera en Chamartín, pero no pudo ser. El proceso de renovación, llevado a cabo por Bernabéu y Miguel Muñoz, terminó con Di Stéfano fuera del Madrid. Su último partido oficial se saldó con la dolorosa derrota ante el Inter en la final de la Copa de Europa de 1964. El duro telegrama que le envío a Bernabéu en su adiós deja entrever la tensión entre ambos. Al principio se llevaban genial. Sin embargo, con el paso de los años, la relación se fue deteriorando hasta llegar a un punto muerto. Se afirma que terminaron con una acalorada discusión.

Los últimos tres años en activo de ‘la saeta rubia’ tuvieron lugar en el Espanyol. Allí le entrenó su gran amigo y rival en el Barcelona, Ladislao Kubala. Con el conjunto ‘perico’ experimentó su cuesta abajo, tal y como lo demuestran las cifras: 16 goles en 57 encuentros. Aun así dejó buenos partidos para el recuerdo, como uno de competiciones europeas ante el Sporting de Lisboa. En 1966, a los 39 años, colgó las botas poniendo fin a una carrera repleta de éxitos. Un año después, el Real Madrid le rindió un partido de homenaje ante el Celtic de Glasgow. El Bernabéu le regaló una calurosa despedida. No merecía menos el jugador más grande de la historia del Real Madrid, el que cambió el curso de su historia para siempre.

El secuestro en Venezuela

En agosto de 1963 vivió el capítulo más desagradable. Fue secuestrado en Caracas por el Frente Armado de Liberación Nacional Venezolano. 

Di Stéfano estaba con el Madrid en tierras venezolanas para disputar la Pequeña Copa del Mundo. En el hotel donde se alojaba la expedición merengue, el conserje llamó de madrugada a la habitación de Di Stéfano señalando que dos policías estaban abajo esperándole. Hizo caso omiso, así que los supuestos policías subieron a la habitación. Le instaron a ir con ellos para resolver un asunto de drogas. Una vez en el coche, ya le comunicaron que estaba secuestrado. Este grupo tenía como meta dar a conocer sus reivindicaciones a nivel mundial. Querían llamar la atención y vaya si lo hicieron. Di Stéfano llegó a pensar que no saldría ileso de tan delicada situación. Estaba convencido de que acabarían con él. Sin embargo, los raptores no tenían intención de hacerle daño como así sucedió. 

Visto que habían conseguido el objetivo de generar impacto, decidieron soltarle. Di Stéfano pasó cautivo las 57 horas más interminables y complicadas de su vida.

Periplo con la ‘albiceleste’ y ‘la roja’

A nivel de selecciones no le acompañó el éxito que tuvo en sus respectivos clubes. Jugó con Argentina y, después, con España una vez adquirió la nacionalidad española. Su único título, la Copa de América de 1947. Di Stéfano se enfundó 6 veces la ‘albiceleste’ –los 6 partidos de la Copa América de 1947– y marcó 6 goles. 

Por distintas circunstancias, no disputó ningún Mundial. Argentina decidió no acudir al de 1950 en Brasil y al de 1954 en Suiza. España no se clasificó para el de 1958 en Suecia. Sí iba a disputar el de 1962 en Chile, pero una inoportuna lesión de última hora le dejó fuera. Por último, el de 1966 en Inglaterra, le llegó al final de su carrera. 

Tampoco pudo tomarse la revancha en la Eurocopa de 1960. ‘La Roja’ tenía que medirse a la URSS en cuartos. Franco prohibió a la Selección viajar a tierras soviéticas y aquello costó el KO. Es difícil de explicar que un combinado en el que jugaban Di Stéfano, Kubala, Luis Suárez y Gento no lograra mejores resultados. Pero así es el fútbol. Pese a no ganar ningún título, Di Stéfano dejó actuaciones memorables. Como, por ejemplo, el hat-trick que consiguió el día de su debut ante Holanda y un golazo de tacón a Bélgica. Di Stéfano fue 31 veces internacional y anotó 23 goles.

El Di Stéfano entrenador

Un año después de colgar las botas, inició una carrera de entrenador que se prolongó durante casi 25 años. En su palmarés figuran 1 Recopa con el Valencia, 3 Ligas con Boca Juniors, Valencia y River Plate, 1 Copa Argentina con Boca Juniors y 1 Supercopa de España con el Real Madrid. Entrenó al Elche, Boca Juniors (en dos ocasiones distintas), Valencia (en tres ocasiones distintas), Sporting de Lisboa, Rayo Vallecano, Castellón, River Plate y Real Madrid (en dos ocasiones distintas).

En el Valencia vivió sus mejores momentos como técnico. En su primera etapa, en la 1970/71, armó un equipo sólido que levantó la Liga. Con Di Stéfano, el Valencia rompió una sequía de 24 años sin ganar la Liga y, posteriormente, pasarían 31 años hasta que Rafa Benítez hiciera lo propio. Ese mismo año, ‘la saeta’ rozó el doblete. El Valencia cayó ante el Barcelona en la final de Copa del Rey. En la segunda etapa, ganó la Recopa de Europa en 1980 al superar al Arsenal en la final de Heysel. Venció el conjunto ‘che’ en los penaltis, tras acabar con 0-0 el tiempo reglamentario y la prórroga. En la última etapa, en la temporada 1985/86, llegó con la temporada empezada con la misión de evitar el descenso del Valencia. No pudo evitar el desastre pero, una campaña después, devolvió al Valencia a la máxima categoría.

Los títulos que ganó en el Valencia, se le resistieron con el Real Madrid. En el curso 1982/83 se le escaparon cuatro finales (Recopa, Copa del Rey, Copa de la Liga y Supercopa) y la Liga en la última jornada en beneficio del Athletic. Di Stéfano rompió el maleficio logrando la Supercopa ante el Barcelona en la 1990/91, su última temporada en los banquillos. ‘La saeta’, como buen conocedor de la casa blanca, siempre echó el ojo a la cantera. No en vano, fue él quien confió en cinco chavales del filial que venían apretando fuerte. Le dio la alternativa a Butragueño, Sanchís, Pardeza, Míchel y Martín Vázquez. La ‘Quinta del Buitre’ nació con Di Stéfano en el banquillo. Tuvo la valentía de dar la oportunidad a cinco chavales de 18 años que revolucionaron el fútbol español a mitad y finales de los ochenta.


Presidente de Honor del Real Madrid

Nada más llegar a la presidencia, Florentino Pérez le nombró Presidente de Honor. Un acierto absoluto. No hay ningún embajador más idóneo para extender el nombre del Real Madrid por el mundo que él. Di Stéfano ha estado en los grandes eventos. Como cuando recogió, junto a Florentino, el trofeo que acredita al Real Madrid como mejor club del Siglo XX.

También ha estado en las presentaciones de los ‘galacticos’. Solo faltó a la de Bale por motivos de salud. Estuvo en todas las demás: Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham, Owen, Robben, Kaká, Cristiano … Qué mejor representante que Don Alfredo para dar la bienvenida al crack de turno y explicarle el significado de defender la casaca blanca. El hecho de estar junto a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, provocaba impacto y admiración a las estrellas en su primer día de blanco. Don Alfredo les entregaba la camiseta con el dorsal correspondiente, una imagen habitual en las portadas de los medios.

Por otro lado, Florentino Pérez también quiso honrar al mito del madridismo en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. El estadio del Real Madrid Castilla lleva su nombre. Di Stéfano sirve de inspiración a los niños que sueñan con llegar algún día al primer equipo.

Alfredo Di Stéfano, toda una vida dedicada al fútbol y al Real Madrid. A los 88 años nos ha dejado. Su recuerdo, inmortal, perdurará para siempre. Se ha marchado con la satisfacción de haberse sentido honrado en vida y no después de su partida. No hay mejor descanso que el sentirse querido, valorado. Adiós a uno de los futbolistas más grandes de la historia, sino el que más. Capaz de dar un giro completo a la Historia. Mito del madridismo, desde el cielo, seguirá de cerca a ‘su’ Real Madrid.  


Manuel Monfort Marzá
Editor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More