El Liverpool es el nuevo líder en Inglaterra

Los Reds sueñan con volver a la Premier League. Tienen el destino en sus manos.

Muchas gracias, Luis Aragonés

Recordamos la trayectoria del entrenador español que cambió la mentalidad del futbolista español para llegar a la cima del éxito.

Copa Mundial Femenina Sub-20 del la FIFA - Canada 2014

Analizamos el crecimiento del fútbol femenil como deporte espectáculo a nivel de ticketing, audiencias televisivas y patrocinadores comerciales.

Entrevista a Andrea Orlandi

MotivaGoal, de la mano de Marc Pérez, ha entrevista al jugador español del Brighton. Orlandi nos cuenta de primera mano sus impresiones en el fútbol inglés

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Entrevista: Miguel Ángel Llera, jugador español del Sheffield Wednesday


Nuestro protagonista de hoy es Miguel Ángel Llera (Castilleja de la Cuesta, Agosto de 1978), jugador formado en las categorías inferiores del Recreativo de Huelva. Jugó dos temporadas con el filial del Decano (98/99-99/00) antes de irse al CD San Fernando de 2ªB. A la siguiente temporada fichó por el Alicante FC, completando 4 campañas muy buenas que le valieron para fichar por el Nàstic de Tarragona en la 2005-06. El central andaluz fue pieza clave en el ascenso a Primera División del cuadro tarraconense. Los grana no pudieron mantenerse en la máxima categoría y descendieron quedando en última posición. Llera jugó 12 partidos marcando 2 goles. En la 2007-08 reforzó al Hércules, club en el que tan solo estuvo una temporada. Entonces le surgió la posibilidad de jugar en el futbol inglés, y tras pasar por varios equipos de la segunda y tercera categoría, parece que finalmente ha encontrado su sitio en el Sheffield Wednesday.

En esta entrevista a MotivaGoal, Miguel Ángel Llera nos cuenta su trayectoria en el fútbol inglés. 

-Con 34 años y Miguel Angel Llera sigue al pie del cañón en una competición tan exigente como es la Championship. ¿Esperabas seguir estando aquí cuando llegaste hace 6 años?

-La verdad es que no , al principio no esperaba estar aquí este tiempo pero tras mi primera temporada me gustó tanto que no dudé en seguir aquí. 

-En verano del ya lejano 2008, acabas tu contrato con el Hércules y decides fichar por el MK Dons, equipo que por aquel entonces estaba en la League One. ¿Cómo y porqué decides irte para allí? Imagino que la adaptación no fue nada fácil…

Fue un paso importante en mi vida y en mi carrera profesional, lo vi como una aventura y una oportunidad de jugar en un país donde siempre quise jugar. Estaba en un momento difícil por aquel entonces porque en el Hércules nos debían muchos meses y la situación en España empezaba a ser complicada en lo económico. En lo personal, yo acababa de terminar la carrera de económicas y mi mujer la carrera de turismo y lo vimos como una gran oportunidad para los dos.

-Poca gente sabrá que tu primer entrenador en las islas fue nada más y nada menos que Roberto Di Matteo, el mismo que condujo al Chelsea a ganar la Champions League del 2012. ¿Cómo era por aquel entonces el italiano? ¿Cuál fue tu reacción al verle levantar la Copa de Europa?

De mucha alegría porque se lo merecía, gran entrenador y una buena y sencilla persona que me ayudó muchísimo con mi adaptación. Sin él no estaría aquí jugando. 

-Volviendo a ti, ese año os quedasteis muy cerca de lograr el ascenso a la Championship tras quedar terceros y caer en los play-off. ¿Gran comienzo para tu nueva aventura, no?

Si, la verdad que mi primera temporada fue muy bonita. Gracias a lo bien que me fue en lo deportivo fue más sencilla mi adaptación con el idioma y las costumbres de aquí. La verdad es que no tengo mucha suerte con las tandas de penaltis porque he perdido dos ascensos por esta vía. 

-Para la siguiente campaña fichaste por el Charlton Athletic (League One), en el que estuviste dos temporadas. ¡En la primera de ellas, volviste a quedarte a un paso del ascenso tras quedar en cuarta posición!

Tras mi primera temporada, firmé por un clásico de Londres, el Charlton Athletic, equipo con mucha tradición en Inglaterra con el que me volví a quedar a las puertas del ascenso a la Championship por culpa de otra tanda de penaltis.

-Tras una temporada algo más discreta, fichas libre por un equipo de la Championship, el Blackpool. Sin embargo, tan solo disputas un encuentro de Carling Cup antes de ser cedido al Brentford dirigido por Uwe Rösler, actual entrenador del Wigan. ¿Le ves capaz de llevar al Wigan de nuevo a la Premier?

Tras dos años en Charlton firmé por un equipo recién descendido de la Premier, el Blackpool.
Sólo pude disfrutar un partido con ellos por un problema en el contrato, porque aunque estuve entrenando desde el 1 julio con ellos, mi contrato empezaba el 1 de agosto y de esta forma no jugué ningún amistoso por miedo a alguna lesión y el míster me aconsejó no jugar. Esto me perjudicó muchísimo y tuve que salir cedido en busca de minutos y tuve la suerte de recalar en un equipo entrenado por Uwe Rösler (Brentford). No solo no tengo ni una duda de que lo está haciendo fenomenal ya en el Wigan, sino que será entrenador de Premier League muy pronto.

-Estás tan solo 3 meses en Griffin Park y luego vuelves a salir cedido hacia el Sheffield Wednesday (League One), con el que por fin logras ascender a Segunda División. ¿Qué sentiste al conseguir este logro que se te había escapado ya dos veces?

Tras 3 meses cedido en Brentford (acaba de ascender a Championship) era muy duro dejar a la familia sola y estar viajando de Blackpool a Londres varias veces por semana. Pese a ello, me fue muy bien en lo deportivo y logré desde enero la cesión al Sheffield Wednesday , un histórico de Inglaterra que estaba peleando por ascender a Championship. Tras un mes allí, conseguí desvincularme del Blackpool y firmar permanente en enero. Conseguimos el ascenso a Championship y fue una experiencia inolvidable porque la ciudad se volcó con nosotros y, especialmente, conmigo. En el tramo final del campeonato fui elegido el jugador del mes de Abril de toda la liga al marcar 5 goles en 6 partidos a pesar de ser central y son momentos que no se olvidan.

-Al acabar la temporada quedas desvinculado del Blackpool y el Sheffield Wed. decide contratarte para afrontar el reto de mantenerse en la Championship. ¿Te costó adaptarte a la nueva categoría?

Mi primera temporada en la Championship la aguardaba con mucha ilusión porque una de mis metas era jugar al menos en la segunda categoría de Inglaterra porque es una de las mejores ligas y más igualadas de Europa, con un gran nivel y del qué es muy difícil llegar a jugar. Mi primer año, aunque nos costó lograr la permanencia, acabé muy contento. Jugué 46 partidos y marque 8 goles, siendo así el defensa con mejor registro goleador, cosa que me hizo mucha ilusión.

-Al final de la temporada pudisteis festejar la permanencia, algo que en el actual ejercicio tenéis a tiro de piedra. ¿Qué jugador destacarías de tu equipo?

Esta segunda temporada hemos logrado la permanencia bastante antes de lo previsto y por lo tanto cumplimos el objetivo. Este año conseguí superar la cifra de los 150 partidos aquí en Inglaterra, por allá del mes de octubre, y me siento bastante orgulloso porque sé lo difícil que es jugar aquí y mantenerte jugando como he hecho los últimos 6 años. 

No somos un equipo con jugadores de renombre, aunque sí he tenido compañeros que vinieron cedidos por sus equipos como Ross Barckley (jugador del Everton y que jugará el Mundial con Inglaterra) o Connor Wickham, actual delantero centro del Sunderland. 

-Has jugado tanto en la Segunda División de España como en la Segunda categoría de Inglaterra. ¿Qué diferencias has encontrado entre una y otra? ¿Crees que una puede ser más competitiva que la otra?

Sin duda, la Championship inglesa para mí es una de las ligas más fuertes y competitivas del mundo. Es mucho más fuerte que primeras ligas de otros países por el potencial económico de los clubes. El nivel físico que exige jugar en esta liga no está al nivel de cualquiera. Lo digo por experiencia, ya que el jugador extranjero que predomina es el jugador africano y aparte de jugadores ingleses no hay muchos jugadores europeos.

-¿Te sorprendió la manera en que se vive el fútbol en las islas? ¿Insertarías algo de la cultura que hay allí en la del fútbol español?

La gente vive el fútbol de otra manera, es una forma de vida y el respeto que se le tiene es total. Premian el esfuerzo y te aplauden aunque pierdas, eso no pasa en muchos sitios. 

- ¿Por qué tienen tanto éxito los jugadores españoles fuera de nuestras fronteras? ¿Se os valora más en el extranjero?

Creo que el éxito de la Selección Española ha ayudado mucho al futbolista español y por eso se nos valora más ahora.

-En el Sheffield Wed. coincidiste con Ross Barkley, una de las estrellas del Everton de Roberto Martínez y uno de los jugadores con más futuro del fútbol inglés. ¿Cómo era el Barkley que tú conociste?

Si, coincidí con Ross Barkley y lo hizo fenomenal con nosotros y no me extraña lo que está consiguiendo. Es un futbolista diferente al típico jugador inglés por la calidad que tiene.

-Aquí has conseguido un ascenso, pero tú ya habías conseguido ese mismo objetivo cuando estabas en el Nàstic de Tarragona. ¡Y a Primera División ni más ni menos! ¿Ha sido este el mayor éxito de tu carrera futbolística? ¿Recuerdas el gol que le marcaste al Lleida en el Camp d’Esports?

 Si. Como comentas mi ascenso a Primera fue mi mayor logro y fue algo inolvidable. Fui parte importante de ese equipo y claro que recuerdo ese gol, fue un derbi en el cual los fans viajaron en masa y que casi certificó nuestro ascenso.

-Te has planteado alguna vez el volver a España? ¿Qué es lo que más echas de menos?

La verdad es que no me planteó volver a España. He tenido la oportunidad de volver en varias ocasiones, pero para ser sincero no me lo planteo. Aquí estoy fenomenal. Mis hijos se están criando aquí, son bilingües los dos y eso es fenomenal para ellos. 

-En junio vence tu contrato con los Owls. ¿Seguiremos viéndote defendiendo su camiseta?

Bueno, acabo contrato ahora y la verdad es que me gustaría seguir porque estoy muy contento aquí y mi familia también. Veremos a ver qué pasa cuando acabe la temporada.

¡Muchas gracias!



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

Stamford Bridge dictará sentencia


El partido de ida correspondiente a las semifinales de la UEFA Champions League entre Atlético de Madrid y Chelsea acabó con un estéril empate a cero que de buen seguro dejará más contento a Mourinho y los suyos. Los colchoneros no pudieron cumplir con la premisa de marcar algún gol que le dé más opciones en la vuelta pero ahora saben que con un empate a goles estarán en la final de Lisboa.

La primera parte transcurrió tal y como había planteado José Mourinho en el momento en que decidió jugar con un trivote en el centro del campo (David Luiz, Mikel y Lampard) para ayudar a la línea defensiva en su objetivo de mantener la puerta a cero. Los dos interiores, Willian y Ramires, también aportaron mucho sacrificio y trabajo para debilitar las proyecciones laterales de Juanfran y Filipe Luis. Todo este planteamiento sirvió para anular el juego interior de Koke y Diego Ribas provocando muchos centros laterales que no pusieron en problemas a la infranqueable zaga visitante. De hecho, la mejor ocasión de los colchoneros vino de un tiro lejano de Mario Suarez que se fue por poco a la izquierda de la meta de Schwarzer, que tuvo que entrar a los 15 minutos para remplazar a Peter Chech. El guardameta checo no pudo continuar tras producirse una luxación el hombro derecho al salvar un saque de esquina de Koke que iba directito hacia el fondo de la red.

Con esta propuesta, el cuadro londinense tan solo podía plantarse en el área contraria a través de los contragolpes dirigidos por Willian y Ramires. Los balones largos en la transición defensiva/ofensiva eran una constante pero ninguno encontraba a su destinatario, Fernando Torres. El de Fuenlabrada parecía fuera del partido y se mostró muy desacertado en todas las ocasiones que tocó el balón.

El segundo acto arrancó con la misma tónica que el primero y no fue hasta la hora de encuentro cuando comenzaron a pasar cosas importantes. Arda Turan entró por Diego y pese a que el cambio no ayudó a que el Atlético llegara con más insistencia a la meta de Schwarzer, se intuía bastante más de peligro cuando el turco tocaba el balón. Posteriormente, Mourinho se vio obligado a realizar un segundo cambio por lesión, un cambio que no variaría para nada el esquema táctico de los ingleses. El que se marchó fue el capitán John Terry, que dejó su sitio a Schürrle provocando que Ramires se colocara en el centro del campo del mismo modo que David Luiz se situó junto a Cahill en el centro de la zaga.

A falta de un cuarto de hora, los jugadores rojiblancos reclamaron la segunda amarilla para Cesar Azpilicueta tras tocar este el balón con la mano. Todo esto llevó a una discusión entre las dos partes que se cobró con una amarilla para Obi Mikel y otra para Gabi, que al igual que Lampard se perderán la vuelta ya que estaban apercibidos de sanción. Finalmente, el capitán colchonero botó el libre directo y su lanzamiento encontró la respuesta del veterano meta australiano. Esta fue la mejor ocasión del conjunto del Cholo que seguía insistiendo con los centros laterales que no atinaban a rematar ni Raúl García ni Diego Costa. El Chelsea no creo más ocasiones que su rival (de hecho no creó ninguna) pero cumplió con el objetivo marcado por su entrenador; no encajar ni un solo gol para poder superar la eliminatoria en el Bridge. 



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

Champions League: Previa Atlético de Madrid - Chelsea

El Chelsea visitará esta noche el mágico Vicente Calderón de un Atlético de Madrid que ha crecido a imagen y semejanza del Cholo Simeone hasta convertirse en un firme candidato para todos los títulos, en este caso para el de la Champions League. Los colchoneros llegan con más confianza a este primer envite de semifinales y los de José Mourinho tendrán que sobre ponerse a la derrota ante el Sunderland y también a las bajas para que la eliminatoria se pueda decidir en Stamford Bridge.

La derrota del pasado sábado ante los black cats hace que el Chelsea ya no dependa de sí mismo para alzarse con el título de la Premier, algo que ha rebajado la euforia y el nivel de optimismo que había en la plantilla antes del transcendental enfrentamiento de hoy. Tampoco ayudan las ausencias de Eto’o y de Ivanovic, y quizás tampoco la de Hazard, que pese a que ha viajado con el equipo, no se ha entrenado aún con sus compañeros y es seria duda para hoy.

¿Quién hará de lateral derecho?

Sin Ivanovic –baja por sanción- se rompe la defensa que más solidez le ha dado al Chelsea a lo largo de la temporada y es una verdadera incógnita por quien apostará Mourinho para acompañar a Terry, Cahill y Azpilicueta. Precisamente, es una posibilidad que el navarro ex de Osasuna y Olympique de Marseille ocupe el flanco diestro ya que es su posición natural. Esto podría provocar que Ashley Cole vuelva a la titularidad después de no contar casi nada en los últimos meses. Otra de las posibilidades para el puesto es David Luiz, pero entonces el equipo perdería agresividad y recuperación de balón en el centro del campo –el brasileño dio una exhibición en la vuelta frente al PSG- y eso es algo que quizás rechace a perder el técnico luso toda vez que no puede contar con Nemanja Matic. Ramires, que ya ha jugado alguna vez de lateral derecho, se presume como la posibilidad más remota.

¿Torres o Demba Ba?

Sin Samuel Eto’o, el puesto de delantero centro solo tiene dos candidatos, bueno, tres si Mou apuesta por Schürrle como falso ‘9’, algo que podría depender de la disponibilidad o no de Eden Hazard. En cualquier caso, Fernado Torres y Demba Ba son en principio los dos que pelearán por el puesto. El madrileño, que vuelve 7 años después a la que fue su casa, quizás parta con más opciones por lo bien que ocupa los espacios en los partidos en que el rival prioriza el mantener su puerta a cero. Sin embargo, el niño no atraviesa por un buen momento goleador –acumula 554 minutos sin marcar- mientras que el senegalés ha marcado 4 goles en los últimos 180 minutos (uno de ellos el que certificó la remontada frente al PSG).

De tapado a candidato

Por su parte, el Atlético de Madrid afronta con mucha ilusión el penúltimo obstáculo que le queda para volver a una final de la Copa de Europa y sobre todo con mucha confianza. A diferencia que el Chelsea, el cuadro rojiblanco depende de sí mismo para conseguir el título de liga y con ganar tres de los cuatro partidos que quedan para la conclusión de la Liga BBVA, será campeón. Todo esto no hace más que reforzar a un bloque compuesto por hombres que se vacían y trabajan por el colectivo y que bajo la dirección del Cholo Simeone han logrado erigirse como un equipo sólido y candidato a todo.

El Cholo, con todo

A diferencia que en la anterior eliminatoria frente al FC Barcelona, Simeone podrá contar con Diego Costa y con Arda Turan, dos piezas clave en los éxitos colchoneros. Lo más probable es que el turco, que no está al 100%, parta desde el banquillo y se convierta en un revulsivo durante la segunda parte. Su lugar lo ocupará Raúl García, que también se perdió la vuelta frente al conjunto azulgrana y que ha demostrado de sobras que puede igualar el nivel ofrecido por el ex del Galatasaray. En el banquillo quedarán jugadores como Diego, José Sosa, el Cebolla Rodríguez o Adrián, que también han estado a la altura cuando se les ha necesitado.  

¿Qué armas empleará el Atleti?

Seguramente el mayor arma de la que dispone el Atlético es su solidez defensiva, que se construye con la solidaridad de cada uno de los once jugadores que visten la rojiblanca. Sin embargo, los colchoneros son unos maestros en el arte del balón parado y hacen que la pizarra del Cholo sea una de las más eficientes de todo el planeta futbolístico. Tanto en los saques de esquina como en los libres directos, Koke y Gabi son los encargados de mandar centros medidos a los Godín, Miranda, Raúl García o Diego Costa. Además, el capitán dispone de un potente disparo para sorprender desde lejos. 

En juego, el Atleti proyecta mucho en ataque a sus dos laterales (Filipe Luis y Juanfran) para aprovechar los carriles libres que dejan los interiores. Además, ambos están capacitados para asociarse con los compañeros e incluso para hacer una jugada individual y disponer de un buen centro al área. Por otro lado, Koke es un magnífico creador de espacios que aprovechan a la perfección tanto David Villa como Diego Costa. Su capacidad de llegada desde atrás también es un auténtico peligro para las zagas rivales. 



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

El Liverpool, más cerca que nunca del título

El Liverpool tiene más cerca que nunca el título de la Premier tras el inesperado pinchazo del Chelsea ante un Sunderland que provocó la primera derrota de Mourinho en Stamford Bridge. Los blackcats remontaron el tanto inicial de Eto’o con las dianas de Wickham y de Borini, que transformó una pena máxima muy protestada por el conjunto londinense. Sabiendo de su tropiezo, los reds no fallaron en Carrow Road y vencieron por un ajustado 2-3 que les permite tener un pequeño desliz. Sterling fue la estrella del encuentro con dos goles y una asistencia que bien aprovecho Luis Suarez. Hooper y Snodgrass hicieron sufrir al equipo de Brendan Rodgers pero finalmente sus goles fueron insuficientes para puntuar. Por su parte, el Manchester City –sigue con un partido menos que el resto- no dio lugar a la sorpresa y superó al West Brom de Pepe Mel con los tantos de Zabaleta, Agüero y Demichelis. Dorrans, con autentica obra de arte, marcó el gol de los baggies.

La lucha por la 4ª plaza también sigue viva ya que tanto Arsenal como Everton cumplieron en sus respectivos enfrentamientos. Los gunners visitaban el feudo del Hull City, su rival en la final de la FA Cup, y le golearon por 0-3 en el día en que Özil y Ramsey volvían a coincidir sobre el terreno de juego, algo que influye positivamente en el juego del equipo dirigido por Wenger. El galés abrió el camino de la victoria tras una buena asistencia de Cazorla mientras que los dos goles restantes corrieron a cargo de Podolski. Y en Goodison Park, los toffes pudieron poner la puntilla a David Moyes –ahora mismo se da por hecha su destitución- después de superar al Manchester United por 2-0. Baines, de penalti, y Mirallas fueron los brazos ejecutores. De la derrota de los red devils se aprovechó el Tottenham (con un partido más pero con 6 pts. de ventaja), que acabó con la resurrección del Fulham al vencerle por 3-1 con los goles de Paulinho, Harry Kane y Kaboul. Sidwell, que fallaría un penalti, fue el autor del tanto visitante.

Otros de los que andan por la zona de descenso es el Cardiff, que no pudo pasar del empate frente a un Stoke City que ya no se juega absolutamente nada. El cuadro de Mark Hughes se adelantó con una pena máxima convertida por Arnautovic. El cuadro galés respondió del mismo modo y Whittingham no falló desde los 11 metros para establecer el 1-1 definitivo. Otro de los que se resiste a vivir tranquilo es el Aston Villa, que empató en Villa Park frente a un Southampton que tampoco se juega nada. Por el contrario, el Swansea si aprovechó el poco nivel competitivo que venía demostrando el Newcastle desde hace ya varias jornadas y venció por 1-2 en St. James Park. Un doblete de Bony sirvió para remontar el tanto inicial de Shola Ameobi. Por último, el Crystal Palace certificó la permanencia al imponerse en otro derby londinense al West Ham con el solitario gol de Jedinak. 

Clasificación - Jornada 35























Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

Nolito acerca la salvación al Celta


El delantero del Celta de Vigo, Nolito, es el nuevo MVP de la jornada gracias a su decisiva actuación en la importante victoria de su equipo frente a un Almería que ve la Segunda cada vez más cerca (2-4). El doblete del excanterano del Barça cerificaba de manera casi matemática la permanencia para los gallegos y encima les han hecho alcanzar un dato histórico, pues son el único equipo de la Liga que ha logrado el pleno de victorias en Andalucía, 5 en otros tantos partidos evidentemente. Por ello, se merece este galardón esta jornada.

El viernes arrancaba con la sufrida victoria del indiscutible lider de la Liga frente a un buen Elche, quien tendrá que seguir luchando para mantener la categoria, pues aún no la tiene hecha. Otro gol a balón parado, esta vez de Miranda y Diego Costa de penalti daban tres puntos de oro a los colchoneros, que acaricían la Liga con los dedos, además, de manera merecida.

El sábado fue muy aburrido, pues no jugó ninguna de la parte alta de la tabla, pues el Real Madrid tiene aplazado su partido frente al Valladolid para el día 7 de Mayo. Se disputaron 3 encuentros:
En el primero de ellos, Osasuna y Valencia empataro a un tanto, un resultado que no les vale a ninguno de los dos, pues a los rojillos no les aleja del descenso y a los valencianos les aleja casi definitivamente de Europa.

En el siguiente duelo, Levante y Getafe firmaron un aburrido empate a cero que no sirve de nada a los de Contra, pues los azulones necesitan de manera desesperante sumar de tres en tres y con esa preocupante falta de gol no van a ninguna parte. Por su parte, los de Caparrós suman un punto más en su agónica y aburrida recta final de campeonato, pues hace tiempo que no se juegan nada.

Y en el último partido del sábado un gol de Carlos Vela daba la victoria a la Real Sociedad ante el Espanyol (2-1), en un encuentro en el que los donostiarras certificaron su pase a la Europa League de manera justa y merecida.

El mencionado duelo del MVP abria la jornada dominical, y la tarde del domingo al menos fue entretenida. Una cómoda victoria del Rayo frente al Betis (3-1) da la permanencia a los madrileños y ya hunde definitivamente a los béticos, quienes vieron en Paulao a su máximo exponente de su desgracia esta temporada. El central brasileño pidió el cambio tras fallar en los dos primeros goles de manera clamorosa.

El Sevilla se acerca a la Champions tras su goleada al Granada (4-0) y por su parte el Barça cerraba la jornada con una victoria por la mínima ante el Bilbao (2-1). Los de Martino volvían a la senda del triunfo tras sus tres derrotas seguidas que le han costado perder todo esta temporada.

Y la victoria del Málaga ante el Villarreal (2-0) da la permanencia a los de Schuster, quienes están encontrando su mejor momento de forma en esta recta final de campaña.


Luis Alberto Reyes Almansa
Periodista Deportivo 
Redactor Liga BBVA
MotivaGoal
 
Twitter: @
LuisAlbReyes 




Premier League: Previa del domingo

Tan solo viviremos tres encuentros en la jornada dominical de la Premier, pero en cada uno de ellos habrá en juego cosas muy importantes. En el primero, Carrow Road acogerá un duelo entre el Norwich, que se juega media permanencia, y el Liverpool, que debe ganar todo lo que le queda para ser campeón. A las 15:05, el Arsenal visitará el KC Stadium para sumar 3 pts. que le sigan manteniendo por encima del Everton, que a las 17:10 recibirá al Manchester United en Goodison Park.

Norwich City - Liverpool (Carrow Road; 13:00)

Esta es la primera de las cuatro finales que le quedan al Liverpool para poder coronarse campeón de la Premier League 24 años después. Tras su última gran victoria frente al Manchester City (3-2), los reds buscarán llegar a los 80 pts. –le sacarían 5 unidades al Chelsea- frente a un Norwich acechado por el descenso –está a tan solo 2 pts.-. Neil Adams, que se estrenó con derrota en el banquillo de los canaries, podría tirar del 4-5-1 que utilizó en Craven Cottage para dar la campanada ante el equipo de Brendan Rodgers, que deberá sobreponerse a la baja de Henderson (sancionado tres partidos). Lo natural es que el relevo de Jordan sea Allen, pero no hay que descartar la posibilidad de Lucas Leiva. A parte de Hendi, no hay bajas de última hora en ninguno de los dos contendientes.

Hull City - Arsenal (KC Stadium; 15:05)

En tres semanas Hull y Arsenal se enfrentarán en Wembley en la final de la FA Cup, pero hoy también se juegan cosas bastante importantes. Los tigers sueñan con seguir en la Premier y tras haber pasado casi toda la temporada sin apuros, no quieren que la cosa se les complique al final de la misma. No parece que vayan a sufrir por conseguirlo, pero la distancia con el descenso es de 6 pts. Steve Bruce dispondrá en el once de Shane Long y Jelavic, que después de no haber podido disputar el último partido de FA Cup, están hambrientos de gol. McGregor, Brady y McShane son sus bajas. Por su parte, los gunners se están jugando el ser o no ser en la próxima edición de la Champions y están obligados a sumar los 12 pts. que restan para acabar por delante del Everton. Wenger podría repetir el mismo once que derrotó el pasado martes al West Ham con la única novedad de Ramsey, que entraría en lugar de Källström.

Everton - Manchester United (Goodison Park; 17:10)

Tras la última inesperada derrota frente al Crystal Palace, el Everton no encara como le gustaría uno de los partidos más trascendentales que le quedan para lograr su objetivo de entrar en la previa de la Champions. Roberto Martínez sigue teniendo la enfermería llena (Oviedo, Jagielka, Gibson, Pienaar, Koné y Traoré) y la única duda para su once radica en saber quién será el media punta, Leon Osman o Barkley. Por su parte, los red devils vuelven a competir después de caer eliminado frente al Bayern en los cuartos de final de la Liga de Campeones y lo hacen habiendo recuperado a jugadores importantes como Jones, Rafael o Evans.  Los dos primeros podrían salir de inicio para completar la línea defensiva junto a Vidic y Evra. También estará Mata, que tras perderse el partido del Allianz acompañará en ataque a Valencia, Rooney y Kagawa/Welbeck



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

Premier League: Previa jornada 35

A falta de cuatro jornadas para la conclusión de la temporada 2013-14, las cosas se van aclarando bastante en lo que a la parte alta de la tabla se refiere. Tanto Liverpool como Chelsea dependen de sí mismos para ser campeones, algo que ya no puede decir el Manchester City tras su último pinchazo frente al Sunderland. Mientras, Arsenal y Everton siguen su lucha particular para lograr la 4ª posición. Por su parte, Tottenham y Manchester United no quieren depender de sí el Arsenal es campeón de la FA Cup para entrar en la Europa League. El descenso también se aprieta y tanto Fulham como Cardiff se resisten a bajar mientras que el Sunderland lo tiene muy complicado.

Tottenham - Fulham (White Hart Lane; 13:45)

El Fulham parece haber renacido tras sus dos últimas victorias frente al Aston Villa y al Norwich y se encuentra ante una oportunidad única para depender de sí mismo y lograr la salvación ya que los canaries reciben al Liverpool. Pero lo primero que tienen que hacer los cottagers es ganar, algo que no será nada sencillo en casa de un Tottenham que sigue inmerso en la lucha por entrar en la Europa League, algo que tiene muy bien encarado porque le saca 9 pts. al Manchester United –con un partido menos-. Tim Sherwood, que tiene las bajas de Lamela, Vertonghen, Walker, Capoue y Soldado, podría apostar de nuevo por el joven Harry Kane como acompañante de Adebayor mientras que Paulinho también podría volver al once. Por su parte, Felix Magath sigue sin poder contar con Mitroglu y Duff y tampoco lo podrá hacer por contrato con Holtby, por lo que será una incógnita quien actúe por detrás de Rodallega.

Aston Villa - Southampton (Villa Park; 16:00)

El Villa se ha complicado la vida de mala manera después de haber encadenado 4 derrotas consecutivas, algo que le deja a tan solo 4 pts. del descenso. Hoy tienen una buena oportunidad para poner tierra de por medio ya que reciben al Southampton, que hace tiempo que ya no se juega absolutamente nada tal y como se evidenció en su última derrota ante el Cardiff (0-1). A falta de Benteke, Paul Lambert tirará del tridente atacante formado por Delph-Holt-Agbonlahor. En los visitantes, lo normal sería que Gastón Ramírez siguiera entrando en lugar del lesionado Jay Rodríguez, pero no habría que descartar la posibilidad de que Pochettino diera entrada al talentoso Ward-Prowse. No hay bajas de última hora en ninguno de los dos equipos.

Newcastle - Swansea City (St.James Park; 16:00)

Otro de los partidos en los que tan solo un equipo se juega algo, el Swansea. Los de Garry Monk están a 3 pts. del descenso tras no poder sumar en sus dos últimos compromisos y bien se pueden aprovechar hoy de un Newcastle que va en caída libre después de cosechar 4 derrotas consecutivas. Alan Pardew –sigue sin poder sentarse en el banquillo- continua con sus numerosas ausencias (Sissoko, Rèmy, Debuchy, Obertan, Taylor y Ameobi) y lo apostará todo en Ben Arfa, Gouffran y Cissé. Por su parte, el bueno de Garry no podrá disponer ni de Bartley (sancionado) ni de Chico (sancionado). Michu, que es duda, podría comenzar el partido en el banquillo dejando sitio a su compatriota Pablo Hernández.

West Ham - Crystal Palace (Upton Park; 16:00)         
      
Derby londinense muy parejo en Upton Park entre dos equipos parecidos que apuestan claramente por el juego directo y que están a un paso de certificar su permanencia en la Premier League. Crystal Palace y West Ham ocupan la 11ª y la 12ª posición respectivamente y son los visitantes los que hoy se pueden dar el gusto de asegurar su continuidad en la élite después de lograr una gran racha de 4 victorias consecutivas en la que han logrado ganar a equipos como el Chelsea o más recientemente –el pasado miércoles en partido aplazado- al Everton en Goodison Park. Peor llegan a la cita los hammers, que han cosechado 2 derrotas seguidas frente a Liverpool y Arsenal y están obligados a lograr los 3 pts. Sin bajas de última hora, tanto Big Sam como Tony Pulis confiaran en la efectividad de sus delanteros, Andy Carrol y Jerome.

Cardiff City - Stoke City (Cardiff Stadium; 16:00)

Tras su última victoria en St. Mary’s Park, el Cardiff debería ganar hoy y sumar así se segundo triunfo consecutivo. Dicho así parece que sea tarea sencilla, pero la realidad es que el Stoke ya está matemáticamente salvado y no se juega absolutamente nada en estas cuatro últimas fechas. Los potters, que vienen de ganar en casa al Newcastle, se presentan en la capital de Gales con las bajas de Huth, Assaidi y Etherington. Ireland, que será titular, renovó su compromiso con el club hasta el 2017. Por parte local, Gunnar Solskjaer se lo jugará todo al 4-1-4-1 que viene siendo habitual en las últimas jornadas con el centro del campo formado por Medel, Mutch y Whittingham. Campbell para el gol.

Chelsea - Sunderland (Stamford Bridge; 18:30)

El Sunderland espera dar la campanada tal y como ya hiciera hace cuatro días en el Etihad Stadium, donde logró un empate que privó al ManCity de depender de sí mismo para ser campeón. El Chelsea no quiere que le ocurra lo mismo, y pese a que el martes tiene la ida de las semifinales frente al Atlético de Madrid, deberá centrarse al 100% en este partido para seguir soñando con el título de liga. Pese a ello, Mourinho tirará de rotaciones para dar descanso a los jugadores más titulares. Matic, Lampard, Salah serán titulares mientras que no está claro quién será la referencia ofensiva, o bien Eto’o o bien Demba Ba. Y en los visitantes, los blackats necesitan un milagro para mantener la categoría –está a 6 pts. de la salvación- pero tras lo de Manchester sueñan con repetir un buen resultado en el Bridge, algo que se puede dar perfectamente si Adam Johnson sigue en plan estrella. Gustavo Poyet tiene las ausencias de los lesionados Westood, Fletcher y Ki, y del sancionado Bardsley.



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

Leeds United Association Football Club


El Leeds United es un club de la ciudad de Leeds (761.100 habitantes), en West Yorkshire, que está encima del Río Aire. La historia de la ciudad se empieza a escribir en el siglo V, cuando el reino de Elmet estaba cubierto por bosques de “loidis”, lo que dio origen al nombre de Leeds. Tras ser un gran centro de producción de lana, hoy en día es una referencia comercial y de formación universitaria. El club, pese a ser un histórico del futbol inglés, actualmente milita en la Championship de donde intenta salir para recuperar las grandes noches europeas que disputó no hace tanto tiempo.

HISTORIA

Orígenes

El Leeds United AFC, se fundó a finales de 1919 tras la desaparición, en ese mismo año, del Leeds City Football Club. En el 1920, el equipo participó por primera vez en la Football League One dirigido por Arthur Fairclough y con los goleadores Tommy Howarth y Robert Thompson. Tras ganar 14 partidos y empatar 10, logró acabar en una meritoria 14ª posición. La etapa del equipo inglés en la Football League One se cerró la temporada 1923-24 en la que, con el fichaje de Joe Richmond, fueron campeones y ascendieron a la que por entonces era la máxima categoría del fútbol inglés, la Football League Championship. Su primera experiencia en la mayor división concluyó con un 18º puesto en la tabla.

En la resta de la década de los años 20, el Leeds United permaneció durante tres años consecutivos en la máxima categoría hasta que descendió casi al final de la misma. El retorno no se hizo esperar mucho y en 1932 volvieron a subir con un equipo formado por jugadores como Charlie Keetley, Joe Firth, Billy Furness, Ernie Hart y Wilf Copping. Estuvieron en Primera hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, durante la cual la administración militar utilizó las instalaciones de Elland Road. Tras la guerra, los jugadores regresaron al club para jugar la temporada 1946-47, en la que Leeds United ganó tan solo seis partidos quedando último en la clasificación y bajando a Segunda. El año siguiente, el equipo tuvo una mala temporada y estuvo a punto de sumar su segundo descenso consecutivo. A pesar de esa pésima campaña, el Leeds United se mantuvo en la media tabla durante las siguientes temporadas hasta que en el ejercicio de 1949-50 logró un merecido quinto puesto y alcanzó los cuartos de final de la FA Cup, cayendo por la mínima contra el Arsenal en el estadio de Highbury. Durante esta campaña, John Charles se afianzó en el equipo junto a otros jugadores como Harold Brook, Jack CharltonBig Jack y Albert Nightingale, que tras estar nueve años en Segunda División, consiguieron volver a la máxima categoría en la temporada 1955-56.

El 18 de septiembre de 1956, mientras el equipo permanecía segundo en la clasificación, un incendio calcinó una de las gradas de Elland Road y gran parte del material deportivo del club. Tras ésta temporada, el Leeds United terminó en octava posición y con John Charles traspasado a la Juventus de Turín. Su marcha supuso un golpe muy duro para el equipo, que no pudo pasar del 17º puesto en la siguiente temporada. Las dos campañas siguientes el club incorporó a jugadores importantes como Don Revie y Billy Bremner, los que sin embargo no fueron suficientes para impedir el descenso. 

Don Revie y la etapa dorada de los Dirty Leeds

La temporada 1960-61 y aún en Segunda División, el Leeds acabó 14º en la clasificación bajo las ordenes de Don Revie, jugador que también había asumido el cargo de entrenador después del cese de Bill Lambton. La racha negativa de los últimos años alcanzó el punto más alto en la siguiente campaña, donde el equipo estuvo a punto de descender a Tercera.

Esta mala etapa finalizó cuando en la temporada 1962-63, el equipo logró subir algunas posiciones en la clasificación, quedando en el quinto lugar y consiguiendo volver a Primera. En su regreso a la máxima categoría sumaron una cifra de 63 pts. tras no haber perdido ni un solo partido en Ellan Road. En el siguiente año, el Leeds United no dejó de escalar puestos en la tabla y quedó segundo por detrás del Manchester United, con el que empató a puntos. Además, logró llegar a la final de la FA Cup, donde perdió en la prórroga por 2-1 ante el Liverpool. En aquel equipo destacaban los nombres de Alan Peacock, Johnny Giles y Hunter Johnson.

Su primera experiencia en Europa fue en la temporada 1965-66, donde llegaron a semifinales de la Copa de Ferias cayendo ante el Real Zaragoza. Por otro lado, en el campeonato doméstico repitieron el segundo puesto de la campaña anterior. Sin embargo, en el año siguiente el Leeds United perdió la final de la extinta Copa de Ferias contra el Dínamo de Zagreb. En liga, bajó un par de posiciones y acabó en cuarto lugar, mientras que en la FA Cup consiguió llegar hasta las semifinales cayendo ante el Chelsea por 1-0. En la siguiente campaña, con la incorporación de Mick Jones, el equipo ganó su primer título al vencer al Arsenal por 1-0 en la final de la Copa de Liga. En ese mismo año, los whites también lograron hacerse con la Copa de Ferias al derrotar en la final al Ferencvárosi TC húngaro 

El Leeds United no bajó el ritmo en los siguientes años ya que en la temporada 1968-69 consiguió su primera Liga con tan sólo dos derrotas. En la siguiente, y con la incorporación de Allan Clarke, debuta por primera vez en la Copa de Europa consiguiendo llegar hasta semifinales, donde perdió ante el Celtic de Glasgow por un global de 3-1. En la liga vuelve a la segunda plaza mientras que en la FA Cup cae en la final ante el Chelsea. Pese a todo lograron levantar un título, el de la Charity Shield al derrotar al Manchester City.

En la temporada 1970-71, el Leeds ganó la Copa de Ferias en una final disputada ante la Juventus de Turín gracias al valor doble de los goles marcados fuera de casa. En la siguiente campaña el club sigue ganando títulos, consiguiendo esta vez la victoria en la FA Cup gracias a un gol de Allan Clarke. Menos exitosa fue su participación en la Copa de la UEFA, donde cayó en primera ronda frente al conjunto belga del Lierse SK. En la campaña posterior se quedaron a un paso de lograr dos títulos más. Primero perdieron la final de la FA Cup frente al Sunderland, y luego cayeron en la de la Recopa de Europa ante el AC Milan, quien fue campeón no sin polémica. Los whites reclamaron hasta dos penaltis a su favor.

En el ejercicio 73-74, el equipo de Ellan Road se proclamó campeón de liga. En cambio, cayó en la tercera ronda de la Copa de la UEFA frente al Vitória FC. Tras éste año y con un título más en sus vitrinas, el histórico entrenador Don Revie deja el Leeds United para convertirse en seleccionador de Inglaterra, finalizando así la época más laureada del club. Hay que decir que durante dicha etapa, el equipo de Yorkshire se ganó la enemistad de otros clubes de la First División. De hecho, se ganó el apodo de Dirty Leeds (Leeds sucio). Evidentemente, para sus hinchas era conocido como el SuperLeeds

Comienzo del declive

Tras la marcha de Don Revie, la directiva del Leeds decidió apostar por Brian Clough, que venía de hacer una temporada discreta en el Brighton después de su exitoso paso por el Derby County. El nuevo preparador, que incorporó a John McGovern, John O’Hare y Duncan McKenzie, no fue capaz de ganarse la confianza de la plantilla, bueno, digamos que tampoco se la ganó demasiado. En su primer día les dijo a los jugadores:  <<Hasta donde yo sé, podéis tirar todas esas medallas que habéis ganado todos estos años, ya que las ganasteis robando>>. Todo esto llevó a que el equipo tuviera un lamentable inicio de temporada con tan solo 4 pts. de 18 posibles en liga y con la eliminación en la Copa de la Liga a manos de un equipo de Tercera, el Huddersfield. Esto último provocó el cese de Clough y la llegada de Jimmy Armfield.

Como suele pasar, el equipo dio un pequeño bajón con tanto cambio de entrenador y tan solo pudo ser 9º en el campeonato doméstico. Eso sí, en esa misma campaña (74-75) los whites lograron llegar sorprendentemente hasta la final de la Copa de Europa. Allí se enfrentaron al Bayern de Münich perdiendo por 2-0. El arbitraje fue muy criticado después de que el colegiado expulsara a Peter Lorimer e ignorara dos penas máximas a favor de un Leeds que perdía su segunda oportunidad en una gran final europea.   

Los difíciles 80

El comienzo de los 80 no pudo ser peor para el Leeds. En la temporada 1980-81, y de la mano de Allan Clarke, el equipo siguió lejos de los puestos punteros de la clasificación y acabó 9º. Y en la 81-82, volvió a Segunda tras quedar en última posición. Los años posteriores fueron muy difíciles en Elland Road. El club no conseguía abandonar la categoría de plata y vio pasar por el banquillo hasta cuatro entrenadores diferentes. El último de estos cuatro fue Howard Wilkinson, que llegó en el ecuador de la temporada 88-89 y ya en la siguiente retornó a Primera.

Dejando a banda el tema del ascenso, lo más destacado durante la década fue que Peter Lorimer regresó al equipo con 37 años y se convirtió en el máximo goleador (238 goles) en la historia del club superando a John Charles.

La era Wilkinson y la última Liga

Como decíamos, el Leeds había vuelto a la élite tras coronarse campeón de la Division Two. Wilkinson apoyó su proyecto en gente como  Gordon StrachanGary McAllister, Mel Sterland y John Hendrie. El reestreno en la First Division fue muy bueno, tanto que lograron quedar en 4ª posición sobre todo gracias a los 21 goles de Lee Chapman, que había llegado en verano. Y en la temporada siguiente,  el club fichó a Éric Cantona y logró sorprendentemente el título de liga por delante del Manchester United. El éxito en el campeonato inglés propició que el Leeds volviera a la Copa de Europa 17 años después, aunque con un resultado bien distinto al que logró en la campaña 74-75. Esta vez, el equipo de Wilkinson no fue capaz de llegar a la final ya que cayó prematuramente en segunda ronda frente al Glasgow Rangers. Por otra parte, en esa temporada (92-93) se creó la actual Premier League, que sustituyó a la que había sido desde 1888 la máxima categoría del futbol inglés, la First Division.

En las dos temporadas siguientes, el equipo volvió a subir algunos puestos en la clasificación, terminando en ambas en 5º lugar. La recuperación del equipo se confirmó tras haber logrado llegar a la final de la Copa de la Liga (95-96), la cual perdió frente al Aston Villa por 3-0. En dicho ejercicio, su aventura en la Copa de la UEFA llegó hasta la segunda ronda, donde fue eliminado por el PSV Eindhoven.

En la 96-97, Wilkinson fue víctima de los malos resultados y acabó siendo sustituido a mitad de temporada por George Graham, que llevó al equipo hasta el 11º puesto. La marcha de Howard no fue tan dramática como se esperaba y el equipo volvió a quedar entre los cinco primeros clasificados. Mejor le fue a nuestro querido club protagonista con la llegada de David O’Learly en la 98-99.

* La época O’Leary

Con O’Leary al cargo del equipo, el Leeds logró quedar en 4ª posición y por tanto, su billete para viajar por el viejo continente durante la temporada 1999-00. En el último curso del siglo XXI, el equipo se clasificó para jugar la Champions League tras quedar en 3º lugar, además de brindar a su hinchada con una de las participaciones más exitosas del club en la Copa de la UEFA, en la que llegaron a semifinales ante el que finalmente se proclamó campeón, el Galatasaray. Hay que mencionar que en Estambul, durante la víspera del partido de ida de semifinales, dos aficionados del Leeds murieron tras ser apuñalados por hincas del equipo turco.

En la campaña 2000-01, el club fichó a Olivier Dacourt, Mark Viduka, Dominic Matteo y Rio Ferdinand. Con ellos, el Leeds volvió a repetir una excelente participación europea, esta vez en la Champions League, tras plantarse en las semifinales. Allí le esperaba el mejor Valencia de la historia, al cual no pudo derrotar tras empatar a 0 en Elland Road y perder en Mestalla por 3-0.   En el torneo regular, los whites fueron 4º y se clasificaron para la Copa de la UEFA.

El club se reforzó con Robbie Fowler y Seth Johnson, que se unieron al gran bloque formado por jugadores tan jóvenes como Jonathan Woodgate Paul Robinson Alan Smith Ian Harte, Harry Kewell, Michael Bridges y Lee Bowyer, y jugadores de más peso como Mark Viduka, Rio Ferdinand, Olivier Dacourt, David Batty Lucas Radebe Eirik Bakke, Robbie Keane, Nigel Martyn, Dominic Matteo. Pese a contar con este plantel de excelentes jugadores, el equipo no pudo pasar de la 5ª posición, es decir, no logró clasificarse para la Champions League y fruto de ello tuvo que vender a algunos de sus mejores jugadores. 

* Crisis y descenso 

En 2002, O’Leary abandonó el club y Terry Venables cogió el relevo sin tener demasiado éxito. Con él, el equipo rozó las posiciones de descenso y fue despedido. Su lugar lo ocupó Peter Reid, que consiguió que el Leeds se quedara en Primera. Ese mismo año, los whites cayeron derrotados en tercera ronda de la Copa de la UEFA frente al CD Málaga.

A la siguiente temporada, los resultados siguieron empeorando y el equipo acabó descendiendo de categoría pese a le llegada de Eddie Gray

Ya en segunda, el Leeds United siguió ampliando su deuda –rondaba los 82 millones de libras- y por ello se declaró en quiebra, provocando la marcha de varios jugadores importantes de la plantilla por un valor netamente inferior a su nivel. Además, Gerald Krasner anunció la venta de Elland Road para poder afrontar el montante económico que debía el club.

Gerald Krasner: “Comprendo perfectamente a los aficionados, y recuerdo esos tiempos en los que jugamos la Copa de Europa. Pero descendimos a segunda, y ellos deben entender que nuestra realidad financiera no es muy boyante y queremos asegurar el futuro del Leeds".

Tras todos estos cambios, el Leeds quedó 14º en la liga de la temporada 2004-05, resultado que variaría  el siguiente año al subir hasta la quinta posición y poder competir la promoción de ascenso contra el Watford FC, ante el que cayó derrotado por 3-0.

En la temporada 2006-07, el club bajó por primera vez a Tercera división y desde entonces el único hito importante que ha conseguid es el haber eliminado al Manchester United en la tercera ronda de la FA Caup del 2010. En ese mismo año, el Leeds logró volver a la Championship.

Actualmente, el Leeds United sigue en la segunda categoría del futbol inglés y su único objetivo es el de mantenerse parar poder dar el salto a lucha por el play-off en las próximas temporadas. A parte, es considerado “libre de deudas” a pesar de que Elland Road sigue sin estar pagado y posee varios juicios en contra. Sin embargo, el Leeds puede presumir de una gran cantidad de hinchas que llenan el estadio partido tras partido, hasta el punto en que grandes personajes de la historia del futbol inglés como Sir Alex Ferguson, nombraran el feudo de los whites “el más intimidante” en el que le había tocado jugar. 

Uniforme

* Evolución

En sus orígenes, el Leeds United AFC vestía una camiseta blanquiazul con pantalones blancos y medias azules, equipación parecida a la del equipo del Huddersfield Town que curiosamente también  presidía Hilton Crowther. La equipación del Leeds tuvo la primera modificación en el año 1934, tras cambiar el blanco de la camiseta por un color amarillo pero conservando el azul.

Tras descender a Segunda en la temporada 1959-60, Don Revie dio a conocer su fascinación por el Real Madrid al decidir que el Leeds vistiera totalmente de blanco, después de que el  Madrid ganara su sexta Copa de Europa. El cambio en el uniforme hizo que el Leeds recibiera el apelativo de “Whites” (Blancos).

Estadio

Elland Road fue inaugurado en 1897 en la ciudad de Leeds, en el condado de West Yorkshire en el Reino Unido. En la actualidad, el Leeds United puede presumir de poseer uno de los estadios de fútbol más grandes del Reino Unido, con capacidad para 40.242 personas.

Rivalidad

El gran rival del Leeds es el Manchester United  por la ubicación geográfica de los dos equipos y la gran historia procedente, ni más ni menos, que del siglo XV cuando se produjo la Guerra de las Rosas. Dicha guerra enfrentó la casa de Lancaster  (ubicada en Lancashire con el emblema de la flor de color rojo), y la casa de York (de Yorkshire cuyo emblema era la flor de color blanco). El conflicto se agrandó durante la Revolución Industrial, cuando la región de Lancashire (Manchester) se enriqueció por la gran producción de lana, comercio que hasta entonces era la base económica de Yorkshire (Leeds). Además de estos dos acontecimientos históricos, se le suma las grandes plantillas que tuvieron los dos equipos ingleses en los años sesenta y setenta, con la que la rivalidad aumentó.

Otro equipo con el que existe una gran rivalidad es el Chelsea, con el que el Leeds se enfrentó en los años setenta en la final de la FA Cup y que después de dos encuentros de desempate, fue el Chelsea el ganador. Ésta rivalidad entre los clubs fue el desencadenante de enfrentamientos de tipo hooligan entre los aficionados de ambos equipos.



Marc Pérez
Twitter: @penaltiarriba
Especialista en Fútbol Inglés de MotivaGoal
Blog personal: http://penaltiarriba.blogspot.com.es/

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More