Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Villarreal 1-2 Mónaco: Bernardo Silva le complica la Champions al Villarreal


Duro revés para el Villarreal en su vuelta a la Champions. Perdió ante el Mónaco 1-2, un resultado adverso que obliga a la hazaña en el Louis II. Nada más empezar, Fabinho adelantó a los del Principado tras un penalti cometido por un N´Diaye negado. Pato, el mejor del Villarreal, empató cerca del descanso. En la segunda parte, una genialidad de Bernardo Silva acercó al Mónaco a la fase de grupos . Mal partido del Villarreal, endeble en defensa, plano y poco rematador. El Mónaco se mostró sólido en defensa y 100% efectivo de cara a gol, aprovechando sus dos únicas ocasiones claras. El proyecto de Fran Escribá empieza con una dolorosa derrota. El martes, en Mónaco, el desenlace.

1- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, N´Diaye, Musacchio, José Ángel; Roberto Soriano, Trigueros, Bruno, Castillejo; Santos Borré (Mario González´76), Pato.
2- AS Mónaco (4-4-2): Subasic; Raggi, Glik, Jemerson, Mendy; Fabinho, Bakayoko, Lemar; Bernardo Silva (Moutinho´80), Germain (Carrillo´69)E, Dirar.
Goles: 0-1 Fabinho (p) min.3, 1-1 Pato min.36, 1-2 Bernardo Silva min.71

Árbitro: Mark Borsch (Alemania). Expulsó a Mendi (86´).Enseñó la tarjeta amarilla a N´Diaye (2´), Lemar (6´), Fabinho (74´) y Moutinho (93´).

Datos: Encuentro de la ida del play off de la UEFA Champions League 2016/17 disputado en El Madrigal ante 22.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El inicio ya fue un presagio de lo que iba a ocurrir. En el 2´, una internada del Mónaco se tradujo en un penalti tonto de N´Diaye sobre Lemar. Fabinho transformó la pena máxima, poniendo al Mónaco por delante. Al Villarreal no le quedó otra que ir a remolque. No le pudo la ansiedad, se lo tomó con calma, cocinándolo a fuego lento, acumulando posesión y buscando la rendija en el repliegue monegasco. El Mónaco, liderado por Bernardo Silva, asomaba peligroso al contraataque. N´Diaye y Musacchio se tuvieron que emplear a fondo ante las internadas de los del Principado, principalmente desde las bandas. La pareja de centrales no estuvo acertada. Urge recuperar la solidez defensiva. 

Con un buen Pato no basta

Pato, el que tiró abajo la puerta, fue la única luz de los de Escribá. Fue el mejor del 'submarino', el que más lo intentó. Ante todo, en la primera parte. En el 12´ desperdició una clara ocasión, en el 34´ disparo desviado y en el 36´ adentro. A la tercera le llegó la vencida. En una jugada aérea del Villarreal, Pato, de cabeza, superó a Subasic, poniendo el 1-1. Se vio una buena versión de Pato, recordando al crack que maravilló en el Milán.

En la segunda parte, no hubo arreón que llevara a la remontada. Los de Fran Escribá siguieron la misma tónica, sin prisa pero sin pausa. Solo que esta vez no inquietaron al Mónaco, al que le bastó una genialidad de Bernardo Silva para poner la puntilla. Ya sea por las lesiones, el adiós de Marcelino y demás, este Villarreal no se pareció al que la pasada temporada acabó cuarto. Se vio un Villarreal más flojo en la segunda parte, acusando los entresijos de las pretemporadas. Un 'submarino' de dominio estático, falta de ideas y escaso remate. El Mónaco lo neutralizó sin problemas.

Entre los fichajes, aparte de Pato, José Ángel dejó detalles con las subidas por banda. El más gris, N´Diaye, dos errores suyos costaron dos goles. El Villarreal debería plantearse fichar un central y ubicar a N´Diaye en el doble pivote. Por su parte, Roberto Soriano no tuvo incidencia en el juego. Santos Borré participó en el juego, pero careció de lo que se le pide a un delantero. Le faltó remate, lo que si tuvo Pato. En el 60´ volvió a intentarlo, pero sin fortuna en su disparo lejano.

Bernardo Silva pone la Champions cuesta arriba

El Mónaco maduró mejor la reanudación. Detectó las dudas de su mermado rival y basó su estrategia en mantener la renta, sin renunciar a aumentarla. Le salió a pedir de boca, sin hacer nada del otro mundo. Defendió bien, retrasando las líneas, y volvió a ponerse por delante por medio de Bernardo Silva. El portugués, una barbaridad de jugador, se lo guisó y se lo comió. Recogió el esférico en la derecha y trazó la diagonal. Sorteó a Musacchio y, escorado desde la izquierda, la cruzó por el palo largo. El Mónaco fue 100% efectivo, aprovechando las dos ocasiones claras que dispuso. 

Mendy, en el 86´, se autoexpulsó por un feo manotazo a Castillejo. El hecho de que el Mónaco jugara la recta final con diez no hacía sino poner más suspense, encender una mecha de esperanza que no fue tal. El 'submarino' acabó volcado buscando evitar el mazazo. Con más corazón que cabeza, pero con esa pizca de energía de la que careció durante parte del partido. La acción que más se acercó al empate, un disparo escorado de Mario neutralizado por Subasic. Demasiado centrado. El meta croata demostró su buen nivel. Subasic, Fabinho, Moutinho, Bernardo Silva, Glik y Falcao (hoy ausente por lesión), lo mejor de este Mónaco que salió victorioso. El Madrigal acabó desolado. Una derrota, que de no neutralizarse en el Louis II, puede marcar la temporada. El martes que viene ser o ser. Fase de grupos de la Champions o fase de grupos de la Europa League. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Fran Escribá toma las riendas del Villarreal tras la destitución de Marcelino


Los acontecimientos, sorprendentes, se han desarrollado con la rapidez exigida por las circunstancias. La noche del miércoles, el Villarreal anunció una de las bombas del verano. Marcelino García Toral, junto a sus ayudantes, era cesado como entrenador del Villarreal por divergencias internas. El trascendental duelo ante el Mónaco obligó a moverse con inmediatez para encontrar un sustituto. Unas horas después del cese de Marcelino, Fernando Roig ya tenía atado al nuevo técnico. Fran Escribá llegó, firmó, dirigió la sesión vespertina y fue presentado.

El perfil de Fran Escribá se asemeja al de Marcelino en cuanto a idea futbolística. Sin ser defensivos, ambos comparten el concepto de que una buena defensa es un buen ataque. Posiblemente, por eso el club ha pensado en Escribá. Para seguir con una idea continuista, sin alterar lo que venía funcionando y más a menos de una semana para el play off de la Champions League, donde el Villarreal se juega las habichuelas ante el Mónaco.

El cambio de técnico llega en el peor momento, a punto de jugarse parte de la temporada en la Champions. Fran Escribá tendrá un bautismo de fuego. Su primera misión, vital, pasa por superar al Mónaco y acceder a la fase de grupos. Escaso tiempo de preparación, rival de nivel, problemas en la delantera por las lesiones; Escribá deberá hacer frente a la adversidad y más teniendo en cuenta que no se concibe otra opción que la de superar el play off.

La carrera de Fran Escribá como técnico se resume en Elche y Getafe. En el Elche logró sus mayores éxitos. Ascendió al conjunto franjiverde a Primera y lo hizo como primer clasificado, segundo fue el Villarreal precisamente. Posteriormente, logró la permanencia pese a que el Elche terminó descendiendo administrativamente. La pasada temporada dirigió al Getafe, donde no tuvo una andadura fructífera. Y eso que empezó bien. Al final de la primera vuelta, dejó al combinado azulón en la zona cómoda. Sin embargo, cerca del final de temporada, fue destituido con el Getafe en la zona de descenso y tras doce jornadas sin lograr la victoria.

Fran Escribá coge la herencia de Marcelino (cogió al equipo en Segunda y lo ha dejado en Champions) que no será fácil de superar. Para el técnico valenciano es la oportunidad perfecta para relanzar su carrera. En el Villarreal confían continuar creciendo bajo su mandato. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Manchester United: Community Shield + Pogba



Los aficionados del United celebran por partida doble: la Community Shield y el fichaje de Pogba.

Horas antes de disputarse la final de la Supercopa inglesa, el club anunció en Twitter que Pogba tenía autorización para pasar la revisión médica, previo paso a su vuelta a Old Trafford. A posteriori, los ‘red devils’ conquistaron la Community Shield. Se impusieron 2-1 a la sensación de la temporada pasada, el Leicester de Ranieri que contra todo pronóstico se hizo con la Premier League. Rashford adelantó a los de Manchester mediante una gran jugada individual. Vardy empató tras aprovechar un clamoroso error de Fellaini en el pase. Cuando la final ya agonizaba, Ibrahimovic desempeñó su rol desequilibrante a la perfección: remate de cabeza ajustado al palo (entró dentro con ayuda de este) que supuso el 2-1 definitivo y, a la postre, el título para el United. Ibra le dio a Mou su primer título como técnico del United.

Mourinho descubrió su primera baraja. El portugués puso en liza un 4-2-3-1 con De Gea; Valencia, Bailly, Blind, Shaw; Carrick, Fellaini; Lingard, Rooney, Martial; Ibrahimovic. No entró Mkhitaryan, otro fichaje estrella de esta campaña. Por el armenio entró Lingard, que aprovechó su oportunidad. Cuando Pogba esté listo, en un principio, ocupará el sitio de Fellaini, por lo que el once quedará perfilado a la espera de otro fichaje (Fabinho por Valencia).

Pogba lidera una esperanzadora nueva era

Por la innegable calidad que atesora, más el desproporcionado desembolso económico realizado, se espera que Pobga ejerza de nuevo abanderado (con permiso de Ibra, al menos a corto plazo) en el nuevo ciclo del United. Pogba tuvo que salir por la puerta de atrás para volver como estrella. Es innegable la mala gestión del club, al tener que poner más de cien millones por un canterano que no supo retener ni darle la oportunidad. Pero pesa más el presente y el futuro. Pogba, Ibrahimovic, Mkhitaryan y Bailly, el United ha sido el gran animador veraniego, incorporando piezas de altísima calidad con las que recuperar el brillo de la época Ferguson.

Pogba dejará patente su descomunal potencia física en el centro del campo. Dará energía, brío, sin obviar sus otras virtudes. La llegada es una de ellas. Pogba gusta de cabalgar libre, sin ataduras, pisando aérea y haciendo gala de su fuerte disparo. Ahora bien, ha funcionado mejor en una línea de tres mediocentros que de dos, tal y como se vio en la Eurocopa de Francia. En el 4-2-3-1 final de Deschamps, Pogba no brilló salvo en momentos puntuales. Con Mourinho defender es innegociable, por lo que el francés no estará exento de realizar tareas oscuras. Pogba tendrá un rol de ‘box to box’, lo que le restará presencia ofensiva. Pero potencial, calidad y margen de mejora tiene de sobra para colmar las expectativas en torno a su figura. Por lo pagado y por lo que supone, se espera lo máximo del crack francés en Old Trafford. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Portugal conquista Francia


Portugal hizo la machada. Ganó a Francia en Francia, rompiendo los pronósticos y firmando otro ‘maracanazo’. Lo consiguió sin Cristiano Ronaldo, lesionado por Payet al inicio de la final. Lejos de debilitarse, Portugal se fortaleció y dejó a Francia sin ‘su’ Eurocopa. ‘Les bleus’ fueron superiores durante los 90 minutos, pero no supieron concretar las ocasiones. En la prórroga, mejor Portugal. Raphael Guerreiro avisó con un lanzamiento al palo. Eder fue el héroe inesperado, un misil suyo forma parte de la historia de Portugal al darle la primera Eurocopa.

Una Portugal de menos a más: tercera en la fase de grupos (tres empates), superó a Croacia en octavos (el punto de inflexión), sufrió ante Polonia (la superó en los penaltis), ante Gales se creció y en la final esperó y atestó el zarpazo. La solidez defensiva, un centro del campo compacto y variado en cuanto a soluciones, más Cristiano y Nani le han dado la Eurocopa. Lo ha hecho ganando tres partidos (90 minutos + prórroga) y empatando cuatro. No es la que más ha ganado, pero ha ganado porque no ha perdido ningún partido. Tan simple como real.

Francia cumplió, llegó a la final y se quedó con la miel en los labios. No pudo repetir lo de la Euro 84 y el Mundial 98. Quedará un poso amargo y, pese a ello, deben extraerse varias lecturas positivas. Antes del torneo era una de las favoritas, por no decir la principal al jugar en casa. Manejó bien la presión y luchó hasta el final, dejando en el camino a Alemania, la actual campeona del Mundo. Por otro lado y no menos importante, ha recuperado la convicción de que puede luchar por los títulos, algo que desde la época de Zidane parecía perdido. Desde el Mundial de 2006, el del cabezazo de Zidane a Materazzi, que Francia no llegaba tan lejos.

Deschamps ha encontrado en el 4-2-3-1 una solución. Mejor que con el 4-3-3. Es una Francia de potencia física. Nadie le gana a los Pogba, Matuidi y Sissoko en esta faceta. Ahora bien, el factor diferencial ha sido liberar a Griezmann de la banda. Por el centro, el del Atlético resulta demoledor. Lo ha demostrado con goles, no en vano ha sido el máximo realizador de la Eurocopa. La decepción ha sido Pogba. No ha hecho un torneo especialmente bueno, sin responder a las grandes expectativas que giraban en torno a su figura. Se espera más de Pogba en el futuro, al igual que de Francia. ¿El Mundial de Rusia? Es donde Francia debe de confirmar lo mostrado en la Eurocopa. Y mejor con Benzema. Con Karim será más fuerte. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Valverde por Del Bosque


La sensación que queda tras la eliminación ante Italia es que la Selección necesita un cambio de rumbo. Del Bosque ha dado mucho, pero ya no da más de sí. El agradecimiento por ganar el Mundial 2010 y la Euro 2012 es tan justo reconocérselo como pedirle que se haga a un lado (algo que salvo sorpresa ocurrirá) y dé paso a aire fresco. Este equipo desprende una sensación de agotamiento, colapso. Se necesita un nuevo chip. Un técnico nuevo que vuelva a encender la mecha del triunfo y de la ilusión.

Se habla de Caparrós, Lopetegui, Marcelino… Caparrós y Lopetegui no me convencen. Marcelino está capacitado. Pero para mí el perfil que mejor se ajusta es el de Ernesto Valverde. Técnico con experiencia, maneja bien los vestuarios y, lo más importante, mantendría la seña de identidad. Sería un sinsentido cambiar el estilo porque no se gane. No hay que olvidar lo que ha dado el tiqui-taca. Y, sobre todo, que se tienen los recursos para practicarlo. Los Busquets, Iniesta, Bruno, Koke, Thiago, Silva, Isco garantizan el perfil técnico, el principal diferencial de nuestro fútbol. Esta España ni es física ni tiene centímetros para colgar balones.  

En la Eurocopa de Francia se vio a una España en ocasiones demasiado lenta, apática. Previsible, en definitiva. Una de las razones por las que me gustaría Valverde para la Selección es que sus equipos, aparte de jugar bien, imprimen un ritmo alto. Con el ‘txingurri’ veríamos a ‘la roja’ tocar rápido y con movilidad, que es lo que más se necesita y de lo que más se ha carecido en los últimos años. Y otro apunte: Valverde es un técnico que potencia las bandas, algo que con Del Bosque se ha ido perdiendo, ya que son los laterales los que ocupan mayormente los costados, perdiendo la figura de los extremos. Por último, señalar que Valverde no rehúye de la contra tras recuperación, otro matiz importante que cabría añadir al repertorio, tal y como ha hecho Luis Enrique en el Barcelona.

No es que Valverde garantice títulos, pero al menos que se recupere la ilusión y la competitividad. Está claro que no siempre se puede ganar, pero España necesita un cambio que debería de liderar Ernesto Valverde siempre y cuando el técnico y el Athletic lo faciliten. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Italia: Una buena defensa es un buen ataque


La ‘azzurra’ –primera del Grupo E por delante de Bélgica– no es la temible Italia de hace años. Por nombres no asusta. Adolece de un nueve de nivel y tiene problemas de creatividad; compensa estas carencias con un sistema defensivo fiable. Además, llega reforzada por el triunfo ante Bélgica, lo que la ha convencido de que puede plantar cara a las más fuertes. Como España. A ‘la roja’ le espera una prueba de exigencia. Se encontrará con una Italia replegada, superpoblada en el medio y peligrosa en la transición rápida y el balón parado.

Cuando Conte cogió las riendas su idea era mantener la idea de Prandelli. Este último transformó a la ‘azzurra’ en un combinado más atrevido y con gusto por la posesión. A raíz del adiós de Pirlo y las ausencias de Marchisio y Verratti, Conte volvió a los orígenes al no tener centrocampistas técnicos. Dicen que una buena defensa es un buen ataque. En Italia se aplica a rajatabla.

Antonio Conte, fiel a su esquema de tres centrales, dispone un 3-5-2 en el que predomina por encima de todo la fiabilidad defensiva. No en vano, la defensa siempre ha sido la principal seña del estilo italiano. Jugando así han caído cuatro Mundiales. Los juventinos Chiellini, Bonucci y Barzagli, sujetados por Buffon, forman un armazón difícil de penetrar para los rivales. Un Buffon, por cierto, que a sus 38 años sigue a un nivel altísimo. Y ya van 22 temporadas así.

Chiellini, Bonucci y Barzagli se sienten respaldados por De Rossi, Parolo y Giaccherini. Con esta doble línea de tres se minimizan los espacios considerablemente. Giaccherini es más versátil. De Rossi imprime el carácter, la intensidad. Parolo aporta equilibrio y buena salida.

El sistema de Conte rehúye de extremos. Opta por carrileros de ida y vuelta. Florenzi o De Sciglio en la derecha y Darmian en la izquierda. En un principio Candreva iba a ocupar la derecha, pero una lesión le impedirá estar. Una buena noticia para España, teniendo en cuenta que Candreva es uno de los principales argumentos ofensivos italianos.  

En la delantera Eder y Pelle. Pese a que falte un nueve de garantías, Eder y Pelle han cumplido. Han aportado goles que han resultado determinantes en la clasificación a octavos. Pelle cerró la cuenta ante Bélgica, mientras que Eder sentenció a Suecia. En la recamara, Zaza siempre responde cuando tiene minutos. Por último, el jugar sin extremos cierra las puertas a El Shaarawy e Insigne. Ambos podrían ofrecer un mayor desequilibrio en el frente ofensivo. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Payet, Pogba y Griezmann


Francia pasó como primera con más apuros de los previstos. Dos victorias ante Rumanía y Albania –concretadas en los últimos minutos– y un empate ante Suiza que valía tanto a galos como helvéticos. ‘Les bleus’ han compaginado momentos de atasco con otros de mayor lucidez. La dependencia de Payet es total. El del West Ham es el más capaz de crear en un combinado idóneo para el ida y vuelta y no para llevar el control. Por eso, probablemente, le ha costado ante Rumanía y Albania, conjuntos inferiores a Francia que han exigido la manija, evidenciando los problemas que tiene a la hora de generar fútbol.

Dimitri Payet ha sido lo más destacado de Francia. Payet se está erigiendo como una de las sensaciones de la Eurocopa. Su habilidad, visión de juego y llegada están encandilando al público francés. Para el recuerdo, el golazo a Rumanía. Un misil desde la frontal que se coló por la escuadra de Pantilimon que significó el triunfo francés cuando el choque ya agonizaba. 

Vídeo: Golazo de Payet por la escuadra ante Rumania



Payet está eclipsando claramente a Pogba y Griezmann. Solo se vio al mejor Pogba en la primera media hora ante Suiza. Griezmann, a ratos. El del Atlético, pese a marcar contra Albania, no termina de sentirse cómodo en el 4-3-3. Tanto Griezmann como Pogba ya han recibido un toque de Deschamps. Al seleccionador no le tembló el pulso para sentarles en el banquillo ante Albania. Pagaron su mal partido ante Rumanía. Una forma de llamarles la atención, ya que Francia necesita al mejor Pogba y al mejor Griezmann. No solo Payet.

Da la impresión de que Francia se va a sentir más cómoda ante escuadras que gusten de llevar la iniciativa. Como, por ejemplo, España y Alemania. Pogba, Matuidi y Kanté forman un centro del campo físico, ideal para el ida y vuelta. En el intercambio de golpes veremos, posiblemente, a la mejor Francia. Sin la necesidad de llevar la manija, saliendo rápido con espacios para aprovechar la llegada desde segunda línea de Pogba, Griezmann y Payet.

¿Le dará a Francia para ganar ‘su’ Eurocopa? Veremos. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Euro 2016: La Eurocopa de más selecciones

Este viernes empieza la Euro 2016 en Francia. 24 selecciones lucharán por el trono que defiende España. Se ha ampliado el número de participantes respecto a las anteriores ediciones, siendo esta la Eurocopa con mayor representación de la historia del torneo. La Eurocopa más reciente, en 2012, contaba con 16 selecciones, formato que se venía utilizando desde 1996 hasta que la UEFA decidió dejar en 24 la nómina de selecciones para 2016.

Pasan a octavos los dos mejores de los seis grupos. Y otra novedad de esta edición: cuatro de los mejores terceros también lograrán el acceso a octavos. En la siguiente ronda, los cuatro mejores terceros se medirán a los cuatro primeros de los grupos A, B, C y D. Esta opción permite más margen de error y, lo más importante, da más posibilidades a las escuadras encuadradas en los grupos de mayor dificultad. Con el sistema de dos únicos clasificados, no pocas selecciones de calidad se quedaban en la estocada a las primeras de cambio. No obstante, los duelos de la fase de grupos pueden decaer en intensidad, ya que es más fácil clasificarse.

Excepto Holanda, que realizó una catastrófica fase de clasificación, están todas las clásicas. Destaca la presencia por primera vez en una Eurocopa de Albania, Islandia, Gales, Eslovaquía e Irlanda del Norte, así como el retorno de Turquía, Austria y Rumanía a una fase final.

España, con 3 títulos, lidera el palmarés junto a Alemania. En Francia podría darse el desempate o bien que Francia (2 Eurocopas) se apunte al triple empate. Las tres parten en la parrilla principal de favoritas.

CANDIDATAS

España, doble campeona de Europa, buscará la tercera Eurocopa consecutiva. Y, de paso, resarcirse del mal sabor de boca del pasado Mundial. Tras ganar Eurocopa-Mundial-Eurocopa, el batacazo en Brasil hizo temblar los cimientos. Del Bosque ha realizado una renovación profunda y necesaria sin tocar el ‘tiqui taca’. Habrá que ver cómo responde la nueva selección española a su primera gran cita después de Brasil. Ha habido altibajos en el juego, este equipo desprende más dudas y quizás no enamora como en los años anteriores. Pero lo cierto es que llega a Francia con un plantel de calidad, pese al debate generado entre los 23 elegidos.

En la portería, la duda reside entre el mejor nivel de De Gea o la trayectoria de Casillas. La línea defensiva titular ofrece garantías: Juanfran, Piqué, Ramos y Alba. En el centro del campo Del Bosque cuenta con opciones tan variadas como interesantes. Un doble pivote de contención formado por Bruno y Busquets, que recuerda a la pareja Busquets-Xabi Alonso que tan buenos resultados dio. Thiago, Koke y Fábregas ofrecen soluciones más ofensivas. En las alas, Iniesta y Silva para dar superioridad por dentro o Lucas Vázquez para abrir el campo o como revulsivo. Las opciones de Pedro y Nolito aseguran gol, justo lo que desprenden Morata y Aduriz.

Alemania se presenta como el rival a batir. Por algo es la actual campeona del Mundo. En Brasil no solo ganó su cuarto Mundial, sino que dejó exhibiciones para la posteridad. Como la que le endosó a Brasil, el histórico 1-7 de Maracaná en semifinales. Después de tocar el cielo, Alemania ha evidenciado un bajón de resultados y juego en la fase de clasificación y en los amistosos. Aunque ya se sabe, Alemania siempre es Alemania y en este tipo de torneos siempre responde. El estilo de toque, bien interpretado por los Kroos, Özil y Müller, amenaza a Europa. La ‘mannschaft’ también quiere la corona europea.

Por equipo y ser anfitriona, Francia aspira a lo máximo. En las dos anteriores veces que organizó una fase final salió campeona. En 1984 ganó la Eurocopa, en 1998 el Mundial. Fueron dos equipazos comandados por Platini y Zidane respectivamente, los dos principales iconos galos. ¿Es esta Francia tan buena como aquellas? Quizás no. Aun así, cuenta con un equipazo y eso que hay bajas destacadas: Gameiro por decisión técnica, Varane por lesión y la controvertida de Benzema (ausencia que ha dejado heridas más allá de lo futbolístico). Pero con Pogba y Griezmann todo es posible. El medio de la Juve y el delantero del Atlético emergen como la principal esperanza de cara a romper la sequía de 16 años sin títulos. No hay dos sin tres. El Stade de France, el próximo 10 de julio, anhela volver a ver a Francia victoriosa.

ASPIRANTES

Alemania, Francia y España parten como las favoritas. Luego hay otro ramillete de candidatas. Tan capaces de llegar lejos y ganar, como de pegársela y no cumplir las expectativas. Empezando por una Italia con carencias. Conte no cuenta con un delantero centro de garantías. No hay un sustituto para Pirlo, toda vez que las bajas de Verratti y Marchisio merman la medular. Italia no atraviesa sus mejores días. Aunque cuando más se duda de la ‘azzurra’, mejor se las apaña. Aun así, repetir final como en 2012 se antoja complicado.

Por nombres, Inglaterra rivaliza con Alemania, España y Francia. Rooney lidera una brillante generación joven (Sterling, Barkley, Rashford, Dele Alli, Stones, Dier) que hace estragos en la Premier. Sin embargo, existe una mezcla de optimismo y escepticismo. Lo primero porque hay un grupo como para ganar la Eurocopa y, además, la fase de clasificación ha sido brillante, ganando todos los partidos. En sentido contrario, pesan las decepciones acumuladas. Desde la Eurocopa de 1996 que no se planta en unas semifinales y, desde 1966, año que ganó el Mundial, no sabe lo que es celebrar títulos. ¿La hora de Inglaterra u otra decepción?

Bélgica cuenta con jugadores de primer nivel en todas las líneas. De mitad de cancha hacia delante posee un arsenal que infunde temor a los contendientes. Hazard, De Bruyne y Lukaku ya hicieron un buen papel en el Mundial, llegando hasta cuartos. En Francia quieren dar otro paso. Habrá más presión, el listón está más alto. Veremos cómo responde. El objetivo de Bélgica, llegar a semifinales sin renunciar a escribir una página histórica.

Según Fernando Santos, seleccionador luso, Portugal no es solo Cristiano. Y es verdad, pero con matices. Cuenta con una línea defensiva consistente y una media de nivel (Moutinho, Carvalho, André Gomes, Renato Sanches). Cristiano está muy bien arropado pero, sin duda, Portugal necesita al mejor CR7 para optar al título. El factor desequilibrante para ganar.

REVELACIONES

En todos estos torneos, siempre hay selecciones que rinden por encima de lo esperado. Croacia, rival de España en la fase de grupos, no sería tanta sorpresa contando con una medular plagada de quilates. Modric, Rakitic, Brozovic y Mandzukic quieren repetir la hazaña de los Suker, Prosinecki, Jarni, Boksic en Francia 98. Aquella Croacia alcanzó las semifinales, ronda nunca alcanzada por Croacia en una Eurocopa. Un listón posiblemente demasiado alto para la actual Croacia, pero nada es imposible para la mejor selección balcánica de la actualidad.

Un equipo que tiene a Shakiri, Ricardo Rodríguez, Sommer y Lichtsteiner es para tenerlo en cuenta. Suiza llega con un bloque consolidado, dejando atrás el cartel de promesa. En Brasil hizo sudar de lo lindo a Argentina en octavos, lo que deja a las claras que será un rival complicado. Lo primero es romper la barrera de la fase de grupos, algo que se le resiste en la Eurocopa. A partir de ahí no se pone límites.


Del puesto 72 al 11 del ranking FIFA. Esta notable subida corresponde a Austria, dejando a las claras un crecimiento plasmado en la clasificación para la Eurocopa. El fútbol austriaco está de vuelta. Han emergido una serie de jugadores con potencial (curtidos en la Bundesliga) que han puesto a Austria en el escaparate. Koller dispone de una defensa sólida y un centro del campo versátil. Los más destacados Dragovic, Fuchs, Junuzovic, Arnautovic y, principalmente, Alaba, que con su Selección juega en el centro del campo.

Al clasificarse cuatro terceras se ensancha el círculo de revelaciones. Hay otras selecciones que pueden dar que hablar. Por ejemplo: Polonia, Ucrania, Rusia, Suecia y Gales. Al contar con varias figuras en sus filas, dependen del buen desempeño de éstas para hacer un buen papel. En este sentido, Bale, Ramsey, Kokorin, Ibrahimovic, Lewandowski y Konoplyanka darán colorido por tierras francesas.

FASE DE GRUPOS

Hay grupos que se presentan más desiguales. Otros más emocionantes. Basta un análisis rápido para comprobarlo.

Grupo A

Asequible para la anfitriona. Francia y Suiza, favoritas. Por este orden. Rumanía o Albania (lo que sería una gran sorpresa, pero no se puede descartar) pueden optar a la tercera plaza.

Grupo B

Se presenta un grupo interesante. Inglaterra, si está bien, es la más fuerte. Rusia, Gales y Eslovaquía dirimirán una interesante lucha por las otras plazas. Va a estar disputado.

Grupo C

Alemania apunta al primer puesto. Entre Polonia, Ucrania e Irlanda del Norte, los polacos están mejor. Pero Ucrania arriba tiene desequilibrio y los norirlandeses son incómodos.

Grupo D

Croacia calibrará el nivel en el que se encuentra España. Turquía y República Checa no alcanzan el nivel de los croatas, pero no por ello son peritas en dulce. España y Croacia deberían liderar el grupo. Más opciones para Turquía de ser tercero que los checos.

Grupo E

Bélgica e Italia, candidatas para las dos primeras plazas. Tal vez Bélgica parte con más opciones de ser primera. Pero no por ello la ‘azzurra’ será fácil de batir. Suecia e Irlanda estarán al quite para quitar puntos y meterse en la pelea.

Grupo F

Ha caído Portugal en un grupo relativamente fácil. No debería de tener problemas. Austria, la otra alternativa. Hungría e Islandia con pocas opciones, pero la tercera plaza les abre vías.

Nos espera un mes de fútbol sin parar, un broche perfecto para poner fin a la temporada. Sobre todo que no haya ningún incidente que lamentar, que el fútbol sea el único y claro protagonista. El 10 de julio, en el Stade de France, saldrá el nuevo campeón de Europa.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 0-2 Deportivo: Fajr y Lucas Pérez sellan la permanencia


El Deportivo aseguró la permanencia en El Madrigal. Los tantos de Fayçal Fajr y Lucas Pérez sellaron el triunfo y acabaron con el sufrimiento a falta de una jornada para el final. El Villarreal, sin jugarse nada y con rotaciones, no pudo despedirse con victoria ante su afición en el último partido del curso como local.

0- Villarreal CF (4-4-2): Barbosa; Mario, Bonera, Víctor Ruiz, Rukavina; Samu García, Trigueros (Jonathan Dos Santos´65), Bruno, Castillejo (Denis Suárez´61); Adrián (Bakambu´61), Baptistao.
2- RC Deportivo de La Coruña (4-1-4-1): Manu; Laure, Arribas, Sidnei, Juanfran; Bergantiños; Fede Cartabia (Jonas´58), Fayçal Fajr, Mosquera, Luis Alberto (Cani´85); Lucas Pérez (Oriol Riera´89).
Goles: 0-1 Fayçal Fajr min.32, 0-2 Lucas Pérez min.56.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité catalán). Enseñó la tarjeta amarilla a Bonera (10´), Trigueros (48´), Víctor Ruiz (51´) y Arribas (87´).

Datos: Encuentro de la jornada 37 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 15.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones a pesar de la lluvia.

Fue una de las revelaciones de la primera vuelta. Contra todo pronóstico, se codeó en los puestos europeos realizando un buen fútbol. Sin embargo, una nefasta segunda vuelta amenazaba con el desastre. En Villarreal se cortó el sufrimiento de un plumazo. El Deportivo logró la segunda victoria de la segunda vuelta (un pobre bagaje que habla a las claras) y lo que es más importante, seguir en Primera.

El quedarse sin la final de Basilea no empaña la gran temporada del ‘submarino amarillo’. El Villarreal, sin embargo, arrastró el aire deprimido que se trajo de Anfield. Ello, unido a la necesidad deportivista, desembocaron en derrota en el último choque de la temporada en El Madrigal. Fue un Villarreal con rotaciones. Con un banquillo con Bakambu, Denis Suárez y Soldado. De inicio salieron Adrián, Baptistao, los Samus, Bonera y Barbosa. El meta argentino fue la principal novedad. No defendía la portería amarilla desde hace meses. Sin nada en juego, Marcelino le dio minutos. 

Al Deportivo tuvo un plan que le salió redondo. Atacar y adelantarse primero. Luego, replegarse y matar a la contra. Nada más empezar el choque, en el 2´, Luis Alberto avisó de las intenciones deportivistas. El palo evitó el primero. En el 11´ Fajr volvió a insistir, pero Barbosa respondió con un despeje defectuoso. El arquero transmitió inseguridad. Barbosa, sin embargo, no pudo hacer nada para evitar el golazo de Fayçal Fajr pasada la media hora. Desde fuera del área, la pegó según la venía y la puso ajustada por el palo corto, haciendo inútil la estirada de Barbosa. Un golazo.

Al Villarreal el gol no le afectó. Siguió jugando a lo suyo, trenzando al espacio intentando pillar desprevenida a la zaga deportivista. La escuadra amarilla insistió con el pase interior, pero le faltó profundidad. Adrián y Baptistao fueron de lo más destacado. Los delanteros se fabricaron ocasiones entre ellos. Manu se empleó a fondo para mantener la puerta a cero, dejando al Deportivo con ventaja. El portero herculino se convirtió en uno de los mejores del Deportivo junto a Lucas Pérez, Fayçal Fajr y Mosquera. Precisamente estos tres últimos son los tres principales pilares del conjunto gallego. Aparecieron y tuvieron peso en la 'final' por la permanencia.

En la segunda mitad, el Deportivo optó por retrasar las líneas y salir a la contra aprovechando la velocidad de Luis Alberto y Lucas Pérez. Este último, en el 59´, rubricó el definitivo 0-2 en un contraataque. Un despeje de Luis Alberto desde la zona defensiva del Deportivo se convirtió en un pase al hueco. Lucas Pérez le ganó la espalda a Bonera, se plantó ante Barbosa y le batió por arriba. Defensivamente el Villarreal no estuvo bien. Víctor Ruiz, expulsado en Anfield, siguió cargando con la cruz, y Bonera sufrió ante atacantes veloces.

No obstante, un remate de cabeza de Baptistao al palo poco después del 0-2 pudo meter al Villarreal en el partido. Aunque lo intentó hasta el final, el ‘submarino’ se quedó sin marcar. Trigueros no aportó lo que se espera de él, Bruno estuvo en su línea pero le faltó el último pase. Ni la entrada de Bakambu y Denis Suárez varió el guión. El Deportivo, por su parte, aguantó el tipo y dejó la portería a cero, algo que hacía tiempo que no sucedía. Incluso pudo aumentar la renta en una contra en la que Barbosa le ganó la partida a Luis Alberto.

Al final todos contentos. La afición le dedicó a los jugadores del Villarreal una ovación por la gran temporada realizada con la clasificación para la Champions y las semifinales en la Europa League. El Deportivo, mientras, feliz por la permanencia. En la última jornada será uno de los jueces de la Liga. Se medirá al Real Madrid, que se juega el título con el Barcelona. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Las cuatro clasificaciones del Villarreal CF para la Champions


El Villarreal ya es de Champions League. La derrota del Celta ante el Athletic le abría la posibilidad de certificar la clasificación matemática. Para ello debía sumar los tres puntos en Mestalla y no desaprovechó la oportunidad. Los goles de Samu García y Adrián en la primera parte certificaron el 0-2 con el que los amarillos despacharon al Valencia. El cuarto puesto ya es una realidad a falta de dos jornadas para la finalización del campeonato doméstico.

Ser cuartos da derecho a disputar la ronda previa en el próximo mes de agosto. Si el Villarreal la supera se meterá en la fase de grupos. En todo caso, si el ‘submarino’ gana la Europa League se metería directamente en la fase de grupos, sin necesidad de disputar la previa.

Las tres anteriores clasificaciones para la Champions

Supone la cuarta clasificación del Villarreal para la Liga de Campeones. La primera se produjo en la temporada 2004/05, el Villarreal acabó tercero con 65 puntos. Fue el curso del debut de Pellegrini en la liga española. El técnico chileno no pudo tener un mejor estreno. Además del éxito de los resultados, se sentaron unas bases importantes. Se instaló un estilo ofensivo y vistoso y un sistema táctico 4-4-2 que han servido de referencia a lo largo de todos estos años. Brillaron con luz propia Forlán y Riquelme. Forlán terminó como Pichichi con 25 goles.

En la 2007/08, el Villarreal logró el segundo puesto, su mejor clasificación en Primera, alcanzando los 77 puntos. El Villarreal quedó por delante del Barcelona y Atlético, a los que dejó detrás a 10 y 13 puntos, respectivamente. Solo el Real Madrid, que terminó como campeón, quedó por delante del ‘submarino amarillo’. Pellegrini logró superar su registro anterior en cuanto a posición y puntos. Sin Riquelme y Forlán no solo se logró reinventarse, sino maximizar el rendimiento. El equipo respondió en las grandes citas. En El Madrigal se ganó a Barcelona, Atlético, Valencia, Sevilla. Así como a domicilio se venció en el Camp Nou, Calderón, Mestalla. El once base estaba compuesto por Diego López; Javi Venta, Gonzalo, Godín, Capdevila; Cazorla, Senna, Eguren, Pirès; Nihat y Rossi. Un equipazo que hizo historia en la que ha sido la mejor campaña hasta la fecha del Villarreal en LaLiga.

La tercera se logró en la 2010/11. Se terminó cuarto con 62 puntos. Juan Carlos Garrido conformó un equipo intenso que llegó a ir tercero durante buena parte del curso. Realizó una gran primera vuelta, en la segunda perdió cierto fuelle, pero no impidió la clasificación para la Champions. Esa campaña el combinado amarillo alcanzó las semifinales de la Europa League, donde fue eliminado por el Oporto. Aquel Villarreal destacaba por tener uncentro del campo de calidad con Cazorla, Senna, Borja Valero y Cani. Asimismo, se vio al mejor Nilmar, que junto a Rossi formaron una dupla atacante que causaba estragos en las delanteras rivales.

De los Riquelme, Forlán, Cazorla, Nihat, Pirès Rossi, Nilmar a los Bruno, Bakambu, Soldado, Denis Suárez. El Villarreal, en la presente edición, va a terminar cuarto y ostenta 64 puntos con posibilidades de alcanzar los 70 si vence a Deportivo y Sporting en los dos enfrentamientos que quedan. La guinda sería eliminar al Liverpool este jueves y lograr la clasificación para la final de la Europa League. El Villarreal quiere llegar a una final por primera vez. Disfrutarla y ganarla. Haga lo que haga en la Europa League, la temporada es para enmarcar. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 1-0 Liverpool: Puede valer una final


El Villarreal logró un valioso 1-0 ante el Liverpool que le acerca a Basilea. Cuando el empate a cero parecía inamovible, en el 92´ El Madrigal estalló de júbilo. Bruno y Denis Suárez fabricaron una contra de manual que Adrián materializó. Un gol que puede valer una final. El 'submarino amarillo' llegará a la vuelta con una valiosa renta y se jugará en Anfield el pase a Basilea.

1- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Bailly (Musacchio´76), Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Castillejo´72), Pina, Bruno, Denis Suárez; Soldado (Adrián´74), Bakambu.
0- Liverpool FC (4-4-2): Mignolet; Clyne, Kolo Touré, Lovren, Alberto Moreno; Lallana, Allen, Lucas, Milner; Firmino (Benteke´89), Coutinho (Ibe´46).

Goles: 1-0 Adrián min.92.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Enseñó la tarjeta amarilla a Jaume Costa (60´).

Datos: Encuentro de ida de semifinales de final de la UEFA Europa League. El Madrigal registró el lleno, 25.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Estar entre los cuatro mejores de la Europa League ya era un éxito. Volver a saborear unas semifinales, disfrutar del momento y desafiar a la Historia. Tras tres intentos fallidos, alcanzar una final es el sueño. Un deseo más cercano. A diferencia de las tres veces anteriores, el Villarreal afronta la vuelta de las semifinales con ventaja. El gol de Adrián en el 92´ puede valer su peso en oro. Antes queda Anfield, escenario mítico para sacar el billete a Basilea. La empresa será complicada. El Villarreal sufrirá, el Liverpool apretará de lo lindo, pero el 'submarino' ya ha demostrado de lo que es capaz. La clave reside en marcar y defender a un buen nivel ante un Liverpool que será más directo.

Adrián desató la locura 

Primero toca saborear lo conseguido, que no es poco. El 1-0 suena de perlas en Villarreal. Que se alcanzara al final fue perfecto, la guinda. Cuando parecía que la ida iba a terminar 0-0. Tampoco se consideraba un resultado malo del todo. Pero nada comparado con ganar y no encajar. En ese minuto, el 92´, el Villarreal fabricó una contra perfecta que decidió la ida. Tras una recuperación en campo amarillo, Pina abrió a la derecha para Denis. Este la peinó y Adrián, de cabeza, habilitó a Bruno. En campo contrario, el de Artana lanzó un excelente pase interior al costado derecho hacia el desmarque de Denis Suárez. El gallego presumió de control para irse de Touré y entró en la cocina red. Puso el pase de la muerte y Adrián tan solo tuvo que empujarla. La afición se volvió loca con el gol. El Madrigal vivió un ambiente espectacular, como hacía tiempo que no se recordaba. El gol fue la culminación perfecta a un día redondo.

La victoria empezó a fraguarse muchas horas antes, con los actos que tiñeron a la ciudad de fiesta. El recibimiento al autobús fue impactante. No es de extrañar que los jugadores se contagiaran y salieran al partido embalados, contagiados por esa ilusión que reinaba en el ambiente. Los numerosos hinchas ingleses también se notaron, en las calles y en la grada, con sus míticos cánticos. El 'you never walk alone' tronó en El Madrigal. El homenaje a las víctimas de Hillsborough, así como el 'yellow submarine' fue entrañable. La atmósfera, perfecta para lo que fue un gran partido. 

El gol llegó al final, pero hubo situaciones para que se hubiera manifestado antes. El Liverpool tuvo la primera ocasión del partido. En el 4´ Allen, libre de marca, remató centrado en posición franca para marcar. El ‘submarino amarillo´ respondió con tres buenas acciones. Soldado rozó el gol en dos ocasiones. Se le fueron por poco. Mientras, Pina probó a Mignolet desde la frontal. Tras la reanudación, dos remates al palo. Primero de Bakambu en el 46´ y, posteriormente, de Firmino en el 65´. En la recta final, tres acciones decisivas que pudieron cambiar el desenlace. Del paradón de Mignolet a Bakambu al error de Alberto Moreno en una contra mortífera iniciada por el lateral sevillano tras un error de Denis Suárez. Villarreal y Liverpool tuvieron situaciones para decantar la balanza de un lado a otro. Al final decidió Adrián con un gol que podría resultar decisivo. 

La balanza estuvo equilibrada. Villarreal y Liverpool disputaron un encuentro igualado. De dominio alterno, control y ocasiones para ambos. El Liverpool sufrió en el inicio, donde se vio a un Villarreal con brío dispuesto a marcar pronto. El combinado red achicó correctamente y, una vez superó la presión de los de Marcelino, respiró, hizo su fútbol y discutió el dominio. Luego hubo minutos tácticos de tanteo, sin volverse locos buscando la portería. El Liverpool optó más por controlar que por asediar. El Villarreal compaginó protegerse bien y atacarBruno y Denis Suárez lideraron los ataques del Villarreal. El rendimiento de Bruno siempre es una constante elevada. Es más, en los partidos importantes siempre está a un buen nivel. Lo de Denis Suárez es capítulo aparte. Al igual que Bruno,se crece en las grandes citas. Denis tuvo una influencia total en el frente ofensivo, apareciendo por todos los lados. Fue decisivo no solo por el pase de gol, sino porque todo lo que hace lo hace bien y con criterio, explotando su desborde y visión de juego.

Klopp sorprendió con la suplencia de Sturridge. El técnico alemán optó por los brasileños Coutinho y Firmino en la delantera. Con Coutinho más retrasado, apareciendo en segunda línea, y Firmino más adelantado, pero con movilidad en los tres costados, tratando de distraer la marca de Bailly y Víctor Ruiz. Se esperaba un Liverpool directo en la transición. No fue así. Que no jugara Sturridge fue una declaración de intenciones al desistir de aprovechar la velocidad al espacio del delantero centro inglés. Klopp buscó control y por eso juntó a jugadores de un perfil de toque.

Las defensas estuvieron a un buen nivel. El Liverpool no mostró la debilidad defensiva que se le presuponía. En el Villarreal volvieron a jugar Jaume Costa y Musacchio, dos buenas noticias. El lateral izquierdo fue titular, disputó los 90 minutos. El central argentino salió en los últimos minutos por Bailly, lesionado. En la portería Asenjo fue titular en detrimento de Aréola. Asenjo brilló especialmente en el disparo de Firmino que dio en el palo. El meta la tocó y luego el balón chocó con la madera. En la segunda parte se vieron mejores ocasiones. Villarreal y Liverpool se soltaron, coincidiendo con un bajón físico y mental, propiciado por el despliegue realizado.

Adrián ha enseñado el camino a Basilea. Ahora pasa por Liverpool, por Anfield, donde el Villarreal buscará hacer historia plantándose en su primera final. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 0-0 Real Sociedad: Oportunidad perdida


El Villarreal se dejó dos puntos ante la Real Sociedad que pueden acercar al Celta. Si los de Berizzo ganan al Granada en Balaídos se quedarán a 4 puntos del Villarreal, por lo que la lucha por la cuarta plaza podría apretarse a falta de tres jornadas. El Athletic, por su parte, sigue a 6 tras empatar ante el Levante. Con 9 puntos por disputarse, la victoria hubiera dejado prácticamente finiquitado el cuarto puesto para el Villarreal.

0- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Bailly (Adrián Marín´64), Víctor Ruiz, Rukavina; Castillejo, Pina (Jonathan Dos Santos´57), Bruno, Denis Suárez; Soldado (Adrián´67), Bakambu.
0- Real Sociedad (4-3-3): Rulli; Zaldua, Elustondo, Iñigo Martínez, Yuri; Illarramendi, Diego Reyes (Xabi Prieto´81), Markel Bergara; Oyarzabal (Bautista´93), Vela (Héctor Hernández´89), Zurutuza. 

Goles:

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Enseñó la tarjeta amarilla a Pina (32´), Vela (50´), Mario (69´), Jonathan Dos Santos (71´) y Adrián (89´).

Datos: Encuentro de la jornada 35 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 18.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Posiblemente, uno de los partidos más flojos del Villarreal en El Madrigal de esta temporada. Y eso que Marcelino no reservó a nadie. La intención era jugársela con los mejores con tal de obtener un triunfo que hubiera supuesto si no el pasaporte definitivo, si la clasificación virtual para la Champions. Para sorpresa se vio a un ‘submarino’ flojo. Sin ideas y atascado. Posiblemente, dentro de todos los males de hoy, uno que inevitablemente estuvo es la distracción ante la inminente fecha importante. Unas semifinales europeas, la posibilidad de meterse en una gran final, lógicamente distrae aunque también te juegues lo tuyo en LaLiga. 

La Real Sociedad es uno de esos equipos capaces de cualquier cosa. Igual gana al Barcelona y al Sevilla en el Pizjuán que cae en casa ante el Getafe. Hoy, eso sí, se vio una versión más cercana a la buena. Después de las dos derrotas seguidas ante Eibar y Getafe, la imagen se mejoró. El cuadro de Eusebio Sacristán desarboló al Villarreal con el arma de la posesión. Defendió teniendo el balón y, lo movió con paciencia, generando opciones para llevarse los tres puntos a Donosti. También el Villarreal tuvo las suyas, pero por juego y sensaciones pesó más lo que hizo el combinado txuri-urdin. Si la Real fuera más regular estaría luchando por Europa. Asignatura para el próximo curso.

Tras unos primeros minutos de tanteo, la Real Sociedad se adueñó de la situación. Illarra, Diego Reyes y Markel se adueñaron de la zona ancha y combinaron con Oyarzabal, Vela y Zurutuza. Elustondo tuvo el gol en una ocasión clarísima tras un corner. En el segundo palo, superó la marca de Mario, y su remate salió fuera por centímetros. La réplica del Villarreal no se hizo esperar. El ‘submarino’ puso más intensidad que creatividad, pero le valió para tener sus dos opciones más claras del partido, ambos en un minuto. Gero Rulli, haciendo gala de grandes reflejos, propició que Soldado siga reñido de cara a gol. Acto seguido, el larguero lo que hubiera sido un buen gol de falta de Bruno.

El arreón del Villarreal no varió el guión. La Real Sociedad se sentía cómoda, teniendo más el balón, tocando con tranquilidad buscando la ocasión. Zurutuza la tuvo cerca del descanso en un mano a mano con Asenjo. El portero le ganó la partida. El Villarreal no realizó un buen primer tiempo. Le faltaron ideas, coincidiendo con ello que Denis Suárez no fue el Denis desequilibrante de otros días. Bruno estuvo tapado y Pina no es creativo. Era un partido que se tenía que ganar con toque. Trigueros, alumno aventajado en esta ciencia, no disputó ni un minuto. Error que hoy no fuera titular ni que tampoco saliera en la segunda parte. Marcelino antes prefirió a Jonathan y el mexicano no aportó soluciones. 

La segunda mitad tuvo alguna variación. El Villarreal tuvo más posesión que en la primera parte, aunque resultó ser estéril ya que apenas creó peligro. Con Denis Suárez desubicado en la derecha y Castillejo gris en la izquierda, el Villarreal no tuvo profundidad ni llegadas por sorpresa. Solo Bakambu amenazó con dejar los tres puntos en casa. El franco-congoleño fue el más destacado del Villarreal. En la recta final se apuntó una gran carrera finalizada con un disparo escorado al que respondió Rulli. Fue, prácticamente, la única ocasión de peligro que se apuntó el Villarreal en la segunda parte. Un pobre bagaje que denota que el equipo no estuvo fino en el último pase. Al menos no encajó. Asenjo y Víctor Ruiz le sostuvieron en defensa, toda vez que Bailly no tuvo su día y, además, se retiró tocado.

No fue un partido de muchas ocasiones claras. En la segunda parte, la Real Sociedad tuvo un tiro de Markel que se envenenó y dio al lateral de la red. La más clara la tuvo Vela. El delantero azteca encaró solo a Asenjo y optó por una inocente vaselina. Asenjo, muy atento, le adivinó la atención.
La Real Sociedad bailó más que remató, pero fue mejor y estuvo cerca de sumar los tres puntos. Con Agirretxe y Jonathas lesionados, le faltó un punta que finiquitara las jugadas. Vela jugó de nueve, evidentemente llegando por detrás hace más daño. Destacar el buen trabajo de Markel Bergara en la recuperación y con presencia arriba. Un box to box.

El próximo jueves será otro partido y otro Villarreal. El 'submarino amarillo' ya espera al Liverpool.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Denis Suárez y Bakambu mantienen el colchón del Villarreal y prologan el vía crucis del Getafe


El Villarreal sumó un nuevo triunfo ante el Getafe que le permite mantener a distancia a sus perseguidores. A falta de lo que haga el Athletic, el ‘submarino’ aventaja al Celta en 8 puntos y al Sevilla (perdió ante el Valencia) en 12 puntos. El Getafe sigue sin ganar (12 jornadas consecutivas) y se mantiene penúltimo en la tabla. Tiene la permanencia a 2 puntos.

2- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Bailly, Víctor Ruiz, Rukavina; Castillejo (Trigueros´84), Pina, Bruno, Denis Suárez (Jonathan Dos Santos´78); Baptistao, Adrián (Bakambu´74).
0- Getafe CF (4-4-2): Guaita; Damián, Juan Rodríguez, Cala, Álvaro Pereira; Sarabia, Lacen, Medrán (Wanderson´82), Pedro León (Víctor Rodríguez´77); Emi Buendía (Álvaro Vázquez´72), Goitom.

Goles: 1-0 Denis Suárez min.15, 2-0 Bakambu min.84.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité murciano). Enseñó la tarjeta amarilla a Rukavina (25´), Cala (35´), Medrán (68´) y Bruno (88´).

Datos: Encuentro de la jornada 32 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 20.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Villarreal fue superior y no dejó opción para la sorpresa. Ganó porque jugó mejor, buscó más la portería contraria y creó más situaciones de gol. Además, se sobrepuso al despliegue físico del pasado jueves. El Villarreal, con rotaciones y algunos de los jugadores que participaron ante el Sparta de Praga, hizo los deberes y la cuarta plaza cada vez se ve más cercana en el horizonte. Marcaron Denis Suárez y Bakambu, que sigue de fiesta El Getafe, en la primera parte, equilibró la balanza en el juego pese a ir perdiendo. En la segunda se desfondó y el Villarreal le puso la puntilla. Mal panorama para los azulones, en una espiral demasiado negativa y peligrosa. El descenso amenaza y cada vez queda menos. La apuesta de dos puntas (Emi Buendía y Goitom) no funcionó. El mejor fue Sarabia.

El Villarreal se adueñó de la posesión y coció el primer gol a fuego lento. Sin prisa y sin pausa. Tocando con criterio y encerrando al Getafe cerca de su área. El primer gol cayó por inercia, en el cuarto de hora, en la primera clara del ‘submarino’. Nació de una buena jugada colectiva que ejemplifica el juego de toque. Denis Suárez finiquitó el trabajo tras recibir de Adrián. Antes de fusilar a Guatia, el interior gallego dejó un detalle de calidad para burlar la entrada de Álvaro Pereira a ras de suelo, que le permitió quedarse en posición franca. Esta jugada refleja lo que es Denis Suárez, un jugador de una tremenda calidad y con llegada. Esta temporada ha explotado. Continuidad era lo que necesitaba. 
El Getafe no acusó el golpe. Tras el gol tuvo sus mejores minutos, plasmados con un mayor control, pero le faltó pegada. Y sin ella no se va a ningún lado. El combinado azulón estiró las líneas por obligación y entre Pedro León y Sarabia crearon algún quebradero de cabeza. Una jugada entre estos dos protagonistas en la izquierda finalizó con disparo de Sarabia al lateral de la red. Un aviso para el Villarreal. El ‘submarino’ entendió el mensaje y no se durmió. Reforzó la retaguardia y salió con peligrosidad tras la recuperación. En una contra Castillejo pudo poner tierra de por medio. Tras recibir en el segundo palo, la cruzó en exceso. La finalización, la asignatura a mejorar del malagueño. El Getafe terminó el primer tiempo volcado buscando la igualada, pero el Villarreal resistió y se fue al descanso con ventaja.
En la segunda parte, el Villarreal controló completamente la situación. Básicamente porque rehusó del repliegue y se hizo con el balón, apostando por atacar como mejor defensa del resultado. Sin embargo, en los primeros compases, se vio un Villarreal espeso, sin la claridad necesaria. Más bien el problema era que las piernas pesaban después del jueves. El Getafe no puso en apuros al Villarreal en la segunda parte. No mostró la versión atrevida que enseñó después de encajar el primer gol. Se atrincheró y buscó a Sarabia para sorprender a la contra. Pero con Sarabia solo no basta. Aún así, algún susto merodeó en El Madrigal. Bruno estuvo a punto de marcarse en su propia puerta en una acción en la que despejó demasiado fuerte. Por suerte para el Villarreal, Asenjo, muy atento, no le hizo pasar el mal trago al capitán del ‘submarino’.
El Villarreal se animó y fue a más, dispuesto a marcar el gol de la tranquilidad. Cuando imprimió mayor intensidad llegó el peligro. Mario en dos ocasiones avisó. Bakambu, que salió en la recta final, sentenció al Getafe en el 84´. El 2-0 nació de un córner. Tras peinarlo Mario de cabeza, llegó a Bakambu en el segundo palo. El franco-congoleño la empujó con su cuerpo, como sin querer. A Bakambu se le caen los goles. Pese a que el Getafe tuvo un último arreón, de orgullo más que de fútbol, el Villarreal no sufrió para mantener el 2-0. Incluso pudo aumentar la renta con un disparo de Jonathan Dos Santos al que respondió Guaita. Demasiado Villarreal para el Getafe. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort



Villarreal 2-1 Sparta de Praga: Bakambu da ventaja, Bicik evita la sentencia


El Villarreal dejó escapar vivo al Sparta de Praga. El ‘submarino’ fue claramente superior y pudo finiquitar la eliminatoria, pero se ha de conformar con un 2-1 ajustado a resolver en tierras checas. Bakambu aprovechó un grave error del portero Bicik para poner por delante al Villarreal en el 2´. El arquero checo enmendó de sobra su cantada salvando al Sparta de Praga en innumerables ocasiones. El Villarreal dispuso de todo un carrusel de ocasiones claras, pero solo Bakambu pudo volver a desnivelar la balanza tras empatar Brabec segundos antes del descanso. Resultado corto para los méritos del Villarreal.
2- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Bailly, Víctor Ruiz, Jaume Costa (Adrián Marín´77); Denis Suárez, Trigueros, Bruno, Castillejo (Baptistao´62); Soldado, Bakambu (Adrián´82).
1- AC Sparta Praha (3-5-2): Bicik; Brabec, Holek (Kovac´28), Costa; Konaté, Frydek, Marecek, Matejovsky (Lafata´87), Krejci; Dockal, Julis (Fatai´73).

Goles: 1-0 Bakambu min.2, 1-1 Brabec min.45+3, 2-1 Bakambu min.63.

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). Enseñó la tarjeta amarilla a Brabec (31´), Jaume Costa (40´) y Matejosky (41´).

Datos: Ida de cuartos de final de la UEFA Europa League 2015/16 disputada en El Madrigal ante 18.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Teniendo el ejemplo reciente del Real Madrid ante el Wolfsburgo, el Villarreal rehuyó de favoritismos y jugó a un alto nivel, desarbolando la defensa de cinco del combinado checo. El ‘submarino amarillo’ encendió el modo francotirador (25 disparos, 10 a puerta) y acertó en dos ocasiones. Poca productividad para tanto. La falta de puntería, la mala fortuna o, mejor dicho, la gran actuación del portero ajustaron el marcador y evitaron cerrar el pase a semifinales en la ida. Tocará jugársela el jueves 14 en Praga.

El Villarreal se adelantó justo en el inicio. Un regalo del portero Bicik (a lo Javi Varas ante el Valencia) permitió a Bakambu poner el 1-0. Bicik, en el intento de golpearla en largo, se encontró con la inesperada oposición de Bakambu en el área chica. Bakambu estuvo en el momento y sitio indicado para aprovechar el tremendo error del portero. Fue un tanto inesperado, por cómo se produjo y por llegar tan pronto.
El gol tempranero le dio alas al Villarreal y dejó grogui al Sparta de Praga. Esto se tradujo en una primera media hora que fue un monologo absoluto del ‘submarino’. El Villarreal empezó a gustarse con un fútbol ofensivo, directo y vertiginoso. El sistema defensivo del Sparta de Praga no funcionó. Brabec, Holek y Costa, los tres centrales, hicieron aguas y a balón parado se mostró una falta de concentración en la marca. Los atacantes del Villarreal camparon a sus anchas y las ocasiones claras se sucedieron una detrás de otra. David Bicik empezó el show sacando un remate a Castillejo, otro a Soldado y varios a Bakambu, especialmente un mano a mano. Cuando no intervino el arquero, Soldado, Castillejo y Mario no tuvieron el punto de mira afinado.
El Sparta de Praga tardó en sacudirse el letargo. Poco a poco empezó a salir gracias al omnipresente Konaté, presente en todos los lados. Empezando de carrilero derecho y luego entrando igual de extremo que por el centro. Konaté fue uno de los líderes de los ataques del Sparta de Praga. El combinado checo primero dio varios avisos con balas de fogueo. Pero, ante la sorpresa de El Madrigal, puso el 1-1 en el tiempo añadido, concretamente pasados unos segundos del 93´, el último minuto del tiempo extra. Brabec enmudeció a El Madrigal con un certero cabezazo tras un córner que superó a Asenjo, hoy titular. Así se llegó al descanso ante la estupefacción de El Madrigal. El Villarreal había tenido ocasiones para golear y sentenciar, pero perdonó. El Sparta de Praga no erró su mejor opción, un gol que le da esperanza.
Los restantes 45 minutos también fueron amarillos, aunque sin alcanzar el nivel tan alto de la primera parte. Ciertamente, el gol de Brabec hizo daño. El Sparta de Praga se sintió liberado, amenazando con liarla más. Krejci y Julis avisaron de que podían repetir lo de la Lazio si el Villarreal no se ponía las pilas. Se las puso, evidentemente. Tras unos minutos de tanteo, el Villarreal echó el cierre al Sparta de Praga. Mario se topó con el larguero y Soldado, para variar, con Bicik. Solo Bakambu, nuevamente, pudo con el meta. En el 63´, desde la frontal, la puso rasa, ajustada al poste y nada pudo hacer el inspirado Bicik. El gol dio relativa calma. Sin embargo, el Villarreal no se conformó consciente de que era una renta ajustada y fue a por más. Bicik evitó el tercero en una doble ocasión. Primero se lució a disparo de Denis Suárez desde la frontal. Bakambu recogió el rechace y Bicik evitó el hat-trick del franco-congoleño. En el último suspiro, el meta volvió a lucirse ante un incisivo Denis Suárez. Una actuación espectacular que deja con vida al Sparta de Praga. El Villarreal tiene ventaja, pero un resultado peligroso. Si juega la vuelta como ayer y se sobrepone al factor cancha y al empuje del Sparta de Praga estará en semifinales. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More