El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Los cuatro pilares de la Francia campeona del Mundo



Francia tocó la gloria en Moscú. Venció 4-2 a Croacia en la final y logró su segunda Copa del Mundo tras la conseguida en 1998. De la Francia de Zidane a la Francia de Griezmann, dos combinados históricos que han aportado dos estrellas a la casaca gala.

La trayectoria de Francia en Rusia empezó con dos triunfos consecutivos ante Australia y Perú que supusieron el pase a octavos. Dos victorias con más efectividad que brillo. En la última jornada, Deschamps mezcló titulares y menos habituales; Francia empató a cero ante Dinamarca, más pensando en las rondas finales que buscando hacer el nueve de nueve.

En los duelos a vida o muerte se ha visto el verdadero potencial de les bleus. Encuadrada en el lado difícil, ha superado cada obstáculo por complicado que fuera. La Argentina de Messi en octavos, la Uruguay de Suárez en cuartos, la gran Bélgica de Hazard en semifinales y la sorprendente Croacia de Modric en la final. Francia no ha sido la selección más bonita, pero se ha proclamado campeona por ser la más difícil de batir, por su tremenda competitividad. Nadie ha podido con los de Deschamps.

La alta competencia por formar parte de la lista de 23 se cobró a Benzema, Payet, Martial y Rabiot. Deschamps apostó por su núcleo de confianza y lo conseguido le da la razón. Deschamps ha logrado sacar partido a cada pieza, primando por encima de todo el colectivo. Ante todo, Francia ha sido un bloque conjunto. La mejor noticia para el combinado galo es que el éxito puede prolongarse de acuerdo al potencial y al DNI de los Mbappé (19 años), Pogba (25 años), Varane (24 años), Umtiti (24 años), Lucas Hernández (22 años) y Pavard (22 años). Del mismo modo, por detrás vienen pegando fuerte Lemar (22 años), Dembelé (20 años), Fekir (24 años), Kimpembe (22 años) y Tolisso (23 años). El futuro del fútbol francés está asegurado.

Potencia física, solidez, Griezmann y Mbappé

La Francia campeona del Mundo se sostiene en torno a cuatro pilares: la potencia física, la solidez defensiva y las genialidades de Mbappé y Griezmann.

El movimiento de Deschamps de dar la titularidad a Giroud fue crucial. El delantero del Chelsea no ha visto puerta; en cambio, su labor de fijar a los centrales y el juego de espaldas ha sido fundamental para que Mbappé y Griezmann jugaran liberados y ofrecieran el mejor rendimiento. Griezmann, de menos a más, cada vez es más completo. Marca, asiste, pelea y lee los partidos a la perfección. La FIFA ya tiene la candidatura de Grizi al Balón de Oro. Mbappé, sencillamente, ha maravillado al mundo. Goles, velocidad, regates. Mbappé ya ha alcanzado el status de top, figura mundial. Un escándalo de 19 años.

Francia no es un equipo vistoso. No juega especialmente bien desde el punto de vista estético. Lo suyo es la explosividad, plasmada a la perfección por Pogba, Matuidi y Kanté. La fuerza y los pulmones de la zona medular han hecho añicos a lo que se han cruzado en el camino. Kanté es el ancla. Pogba, la zancada. Matuidi, el despliegue. Escorado a la izquierda, Matuidi ha equilibrado y reforzado el centro del campo, centrándose en ayudar a Pogba y Kanté.

La seguridad defensiva también ha ganado partidos. Cómo ante Bélgica. No sólo por el gol de Umtiti, sino por la gran labor del central del Barcelona y Varane. Umtiti y Varane conforman una pareja de centrales tan sólida como fiable. Y los laterales no se quedan atrás. Pavard y Lucas, centrales en sus respectivos equipos, han ofrecido un desempeño a tener en cuenta. Pavard, una de las revelaciones, anotó ante Argentina uno de los goles del Mundial. Lucas, en su parcela, ha sido impenetrable y sus subidas han aportado profundidad. Por último, cuando la defensa ha sido superada, emerge la figura de Lloris, el portero más destacado del Mundial junto a Courtois. Las manos salvadoras de Lloris ante Bélgica y Uruguay también valen una Copa del Mundo. El error ante Croacia no empeña el fantástico papel del cancerbero del Tottenham.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Francia - Croacia, las cuatro claves de la final del Mundial



Este domingo a las 17:00h, Francia y Croacia se disputan el trono del fútbol. Por plantel y recorrido, Francia se presenta como favorita. Su camino hasta Luzhniki asusta. Argentina, Uruguay y Bélgica, sus víctimas. Croacia ya ha hecho historia. Contra todo pronóstico es finalista; por primera ha alcanzado la final. Croacia ha hecho historia apurando sus opciones al límite. Superó a Dinamarca y Rusia en los penaltis. A Inglaterra en la prórroga. Esfuerzo grande, recompensa valiosísima.

Dicen que las finales las deciden los detalles, principalmente hay cuatro claves que pueden marcar el rumbo de la gran cita de Moscú.

Físico contra toque

El epicentro de la final se encuentra en la sala de máquinas, donde confluyen dos maneras distintas de concebir el fútbol. Croacia tratará de imponer el toque, la elaboración, la pausa. Francia ofrecerá un ritmo alto basado en la potencia y el juego directo. Modric y Rakitic ante Kanté, Pogba y Matuidi.

Modric y Rakitic convierten a Croacia en una de las selecciones más talentosas. El madridista y el culé están realizando un Mundial descomunal. Modric lidera y tiene una influencia total; juega y hace jugar, hace mejor a los que le rodean. Rakitic es un escudero de auténtico lujo que ya muchas selecciones quisieran tener. Y en la recámara Brozovic, Kovacic y Badelj, otros complementos de calidad. En las bandas Perisic, que en Croacia rinde a nivel de crack, y Rebic ofrecen verticalidad. Zlatko Dalic también suele utilizar a Kramaric escorado. El del Hoffenheim aporta velocidad y gol.

El ritmo físico de Pogba, Matuidi y Kanté ahoga a los rivales, superados por el pulmón galo. El trabajo de Kanté, impagable. Equilibra y no para de recuperar. Este Mundial ha mostrado un Pogba maduro, mejorado tácticamente y más concienzado en el doble pivote. Deschamps ha sacrificado la profundidad que ofrecerían Lemar o Dembelé al costado y ha apostado por Matuidi, movimiento fundamental. El trabajo y la versatilidad de Matuidi hacen a Francia más rocosa. Aunque Pogba, Matuidi y Kanté destacan por el músculo no están exentos de calidad, ante todo Paul Pogba.

Modric y Rakitic vs. Griezmann y Mbappé

Griezmann y Modric son los principales estandartes de Francia y Croacia, con permiso de Mbappé y Rakitic. Son los jugadores por los que pasa el juego, los que sus compañeros más buscan. Una genialidad de los cracks puede valer su peso en oro. La calidad de Modric, la picardía de Griezmann, la llegada de Rakitic, el desborde de Mbappé... Pueden decidir la final por sí solos.

Francia y Croacia cuentan con otros mimbres decisivos. Pogba y Perisic también tienen una ascendencia sobresaliente. En la portería Lloris y Subasic son un seguro para sus compañeros. Varane y Umtiti conforman otros de los secretos de Francia. Rebic, Vida y Vrsaljko, sin hacer ruido, tienen peso para Dalic.

630 minutos de Croacia y 540 minutos de Francia

Desde octavos hasta semifinales Croacia acumula 630 minutos, concentrados en los tres duelos de la fase de grupos y las tres prórrogas seguidas. Francia, que no ha jugado ninguna prórroga, contabiliza 530 minutos. Por lo tanto, Croacia llega a la final con 90 minutos más a sus espaldas y teniendo un día menos de descanso que los de Didier Deschamps.

El cansacio podria jugar en contra del combinado vatreni. Además, ante Inglaterra varios jugadores terminaron con molestias y fundidos. Mandzukic jugó la prórroga lesionado y, aún así, marcó. El irreductible delantero de la Juve terminó siendo sustituido, al igual que un Modric fundido. Strinic también se retiró con molestias. Es el resultado del sobre esfuerzo, de tres prórrogas seguidas.

El balón parado y el juego aéreo

Buena parte de los goles de Rusia 2018 se han producido a balón parado. Francia no es una excepción. Los de Deschamps tienen en Varane, Umtiti y Pogba a tres especialistas. De hecho, Umtiti y Varane ya han firmado goles importantes. El central del Real Madrid abrió la cuenta ante Uruguay en cuartos. Umtiti marcó el tanto que doblegó a Bélgica y llevó a Francia a Luzhniki.

Francia también sabe sacar partido a su poder aéreo para defender los centros. Bélgica la bombardeó desde las bandas. Les bleus, una y otra vez, neutralizaron los intentos de los de Roberto Martínez.

Croacia cuenta con Mario Mandzukic como principal amenaza aérea. El ex del Atlético de Madrid hace del remate de cabeza una de sus principales virtudes. El 1,90m, la potencia y la precisión le convirten en una mina de oro de cabeza. También Lovren es otro especialista de dicha faceta.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Umtiti y Mandzukic se citan en Luzhniki



Umtiti. El central del Barcelona certificó el pase de Francia a la final. Córner al primer palo y Umtiti cabeceó con la fuerza suficiente para llevar a les bleus al último peldaño. Umtiti marcó y, junto a Varane, fue un muro impenetrable. Francia realizó un encomiable trabajo defensivo, cerrando el acceso por dentro. Bélgica sólo tuvo vías de acceso por las bandas, pero los centros fueron repelidos por el poderío aéreo francés.

Mbappé. Asusta lo que es capaz de hacer en una semifinal del Mundial con apenas 19 años. Otra exhibición. Arrancada, potencia, zancada y regate. Peligro constante, se va de los rivales con una facilidad pasmosa. En la segunda parte, con Bélgica volcada, resultó más dañino. Sólo le faltó el gol para redondear una actuación que volvió a llamar la atención. El trono futbolístico pronto será suyo.

Hazard. El mejor futbolista de los diablos rojos fue el mejor de los belgas ante Francia. En la primera parte dirigió los mejores minutos de una Bélgica que pudo adelantarse. Luego Francia cogió la medida a los de Roberto Martínez. En los momentos críticos, el del Chelsea no se arrugó y tiró de las riendas. Sin éxito, pero mostrando que técnicamente hay pocos como él.

Lloris y Courtois. Han sido los porteros más decisivos. Si ante Uruguay Lloris dejó una parada para enmarcar, ante Bélgica realizó una estirada magnifica a Alderweireld que vale una final. Courtois también hizo intervenciones de mérito que sujetaron a Bélgica. El meta belga, sobresaliente ante Brasil, ha cuajado un magnifico Mundial que le relanzará en el mercado.

Perisic. Croacia iba cayendo 0-1 desde el 5´ y no encontraba el modo de sorprender a una Inglaterra bien plantada. El gol de Perisic en el 68´ cambió la semifinal por completo. The three lions terminaron eclipsados por una Croacia que se lo creyó. Sin el gol de Perisic, que justo después de empatar el palo le privó del 2-1, posiblemente Croacia no hubiera logrado la posterior hazaña en la prórroga.

Mandzukic. El momento cumbre lo protagonizó Mandzukic. Perisic la puso con la testa y ante el despiste de la zaga inglesa Mandzukic, en posición franca, la cruzó ante Pickford. Mandzukic terminó lesionado, sin fuerza y aún así marcó en la prórroga. Gol histórico. Por primera vez Croacia en la final de un Mundial. Mario, el héroe. La generación de Modric, Rakitic, Mandzukic, Subasic y Perisic ha superado a la del 98 de Suker, Prosinecki, Boban, Jarni. Palabras mayores.

Trippier. Inglaterra estuvo la mayor parte del partido en la final gracias al tempranero gol de Trippier. Poco pudo hacer Subasic ante el preciso lanzamiento de falta del carrilero inglés. A parte de subir con peligro la banda derecha, el del Tottenham posee un extraordinario golpeo. Posteriormente Kane, partido para olvidar, tuvo el 0-2 en una doble ocasión clarísima. Ahí tuvieron los de Southgate la final. Inglaterra no sentenció y luego, salvo a balón parado, no creó peligro. Terminó agotada, sin fuerza y desordenada en defensa.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

En marcha el Villarreal 2018/19

Foto: Villarreal CF
Se acabaron las vacaciones. Tras tres días de pruebas médicas, el Villarreal se vistió de corto y completó el primer entrenamiento de la temporada en la Ciudad Deportiva.

Gerard Moreno, Toko Ekambi y Funes Mori y Santi Cazorla completaron la primera sesión con sus nuevos compañeros. También lo hizo Alfonso Pedraza. Tras varias temporadas rindiendo a buen nivel en distintas cesiones al Lugo, Leeds United y Alavés, el canterano groguet se ha ganado un sitio en el plantel de Javi Calleja.

Calleja dispuso de una amplia totalidad de sus efectivos. El técnico no contó con Trigueros, Bruno y Javi Fuego por lesión. Tampoco tendrá a su disposición a los mundialistas Cheryshev y N´Diaye hasta de aquí a dos semanas. El nigeriano Samu Chukweze, la joya de la cantera, también se incorporará en los próximos días. Hará la pretemporada con el primer equipo. Por su parte, Bonera tiene permiso para incorporarse a final de semana. El central está en Italia sacándose el carnet de entrenador.

Foto: Villarreal CF
Especial fue volver a ver la sonrisa de Santi Cazorla por Miralcamp. El asturiano ha vivido un sinfín de sensaciones desde que abandonó el Villarreal en 2011. Pieza clave en el Málaga que se clasificó para la Champions, campeón con España en las Eurocopas de 2008 y 2012, buenos años en el Arsenal y un vía crucis en los dos últimos años por una lesión el tendón de Aquiles que casi le retira. El sacrificio, el trabajo y la constancia le han permitido salir del túnel. El asturiano es uno más del Villarreal desde el primer día. Si esta pretemporada las sensaciones son buenas y no recae, a sus 33 años Cazorla afrontará su tercera étapa en el submarino amarillo.

Bruno es un caso parecido al de Cazorla. Tras más de un año sin jugar, sigue sin participar en la dinámica grupal. Sin embargo, las sensaciones con él son positivas. Este verano Bruno ha trabajado duro con los especialistas y se confía en que pronto vuelva a entrenar con el grupo. Qué mejor fichaje que el de Artana para el medio defensivo que busca el Villarreal.

Foto: Villarreal CF
Javi Calleja afronta su primera temporada completa, después de coger las riendas al principio del pasada curso. El reto de Calleja es dar un paso más respecto a la pasada temporada; mejorar el quinto puesto, aspirar a la cuarta plaza de Champions, sin descuidar la Europa League y la Copa del Rey. Ganar un título es el sueño del club. La guinda al notable crecimiento experimentado a lo largo de todos estos años.

La iniciativa y el buen trato al balón seguirá siendo el ADN del Villarreal. Calleja tendrá como referencia varios sistemas, según lo exigido por el rival y las circunstancias. Inicialmente, el técnico introdujo un 4-4-2 con rombo que terminó por no funcionar. Al final apostó por un 4-2-3-1, se logró mayor equilibro y se obtuvieron los mejores resultados. Con Gerard Moreno y Ekambi como pareja de baile en la delantera, todo hace indicar que el 4-4-2 gana más enteros.

La pretemporada se presenta como el banco de pruebas perfecto de cara a ensamblar las piezas, coger la forma y llegar en óptimas condiciones al comienzo de Liga. La plantilla aún no está cerrada. Habrá entradas y salidas. Entre tanto, el próximo 17 de julio la primera prueba ante el Hércules en el Mini Estadi (19:00h).

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


Supremacía de Europa en Rusia



Francia, Bélgica, Inglaterra y Croacia, los semifinalistas, lideran el dominio del fútbol europeo respecto a los otros continentes. Sobre todo frente a Conmebol (América del Sur), el gran adversario de los miembros de UEFA. Uruguay y Brasil eran los últimos rescoldos. Con la caída de ambos en cuartos, América se ha quedado huérfana de representantes. Europa domina el tapete mundial futbolístico. El Mundial, convertido en una especie de Eurocopa.

El pulso entre confederaciones ha tenido su punto álgido en las eliminatorias. Cinco batallas han desequilibrado la balanza claramente a favor de los combinados de Europa. En octavos, los triunfos de Francia sobre Argentina, Bélgica sobre Japón e Inglaterra sobre Colombia. Posteriomente, en cuartos, las victorias de Bélgica ante Brasil y Francia ante Uruguay.

Suecia y Rusia también han dado lustre al fútbol europeo, rindiendo por encima de lo previsto. Tras superar a España en los penaltis, Rusia cayó en cuartos ante Croacia, precisamente en los penaltis. Inglaterra dejó a Suecia fuera en cuartos. Una Suecia sólida y solidaria que desde 1994 no llegaba tan lejos.

Alemania, junto a España, representan los principales lunares de Europa en Rusia. La mannschaft sufrió una espectacular caída en la fase de grupos, mientras que las malas sensaciones de España tuvieron su tope en octavos. Portugal fue otra de las decepciones. Uruguay la dejó KO en octavos.

África tuvo un papel más que discreto. Ninguna selección africana pasó a octavos. Sólo Senegal tuvo opciones. Rozó el pase a octavos, cayó por tener dos tarjetas más que Japón. Egiptó decepcionó, pudo hacer más en un grupo con Uruguay, Rusia y Arabia Saudí. Túnez se vio eclipsada por la superioridad de Bélgica e Inglaterra, con la que cayó en los últimos minutos. Marruecos dejó mejor fútbol que resultados.

De Asia, Japón fue la única representante en octavos. Se llegó a poner 0-2 ante Bélgica. Vio la machada al alcance de la mano. Hasta que los diablos rojos remontaron con un gol de Chadli en el último segundo. Corea del Sur e Irán se despidieron en la fase de grupos con honor. Corea logrando una victoria de prestigio ante Alemania que supuso la eliminación de los de Löw. Irán compitió cómo nadie, tuvo el pase cerca. Ganó a Marruecos y puso contra las cuerdas a España y Portugal.

Por su parte, Australia, representante de la AFC, cayó en la fase de grupos. Tenía remotas opciones en la última jornada. Perú, otra que dejó mejor fútbol que resultados, le superó.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Rusia 2018. Historias de octavos de final



Mbappé. Francia y Argentina ofrecieron espectáculo, emoción y goles. La balanza se inclinó hacia lado francés. Decidieron la superioridad física gala y, ante todo, Kylian Mbappé. Argentina se puso 1-2 tras el descanso. Francia tembló, pero no el delantero del PSG. Mbappé, en versión Ronaldo Nazario, resultó completamente decisivo: marcó dos tantos y provocó un penalti. La potencia y el dribling de la joya francesa volvió loca a la zaga de Sampaoli. Con tan sólo 19 años, Mbappé lideró la remontada y presentó su candidatura para suceder a Cristiano y Messi, al que dejó sin Mundial.

Messi. Pese a colaborar en dos de los tres goles ante Francia, no tuvo peso ni incidencia. Excepto el primer tiempo ante Nigeria (golazo y tiro al palo de falta), la luz de Messi estuvo apagada en Rusia. Soñaba Argentina con que Messi le llevaría a su tercera Copa del Mundo. El sueño se rompió pronto. En octavos. Pudo acabar antes, Argentina pasó la fase de grupos a duras penas. Salvo ratos puntuales, a Argentina le ha faltado juego y a Sampaoli tener las ideas claras. Muchos cambios en el once y continuos cambios de sistema. Lo fió todo a Messi, desaparecido, y no tiró de Dybala.

Cavani. Uruguay vibró y lloró con Cavani. El del PSG marcó dos golazos; cabeceando con fuerza un excelente centro de Suárez al segundo palo y poniendo, de primeras, una rosca perfecta por el palo largo. El tremendo esfuerzo le jugó una mala pasada a Cavani en forma de lesión en el gemelo izquierdo. Abandonó el campo cojeando, ayudado por Cristiano Ronaldo. Sin Cavani, la celeste no fue la misma, pero aguantó el asedio de Portugal. La fortaleza defensiva también gana partidos.

Cristiano Ronaldo. Ante Uruguay jugó su peor partido del Mundial y Portugal cayó. Cristiano no tuvo prácticamente una ocasión clara, más allá de disparos lejanos sin consecuencias. El balance de CR7 en Rusia, de más a menos. Empezó como un tiro, hat-trick a España y gol de la victoria ante Marruecos. Parecía que iba a ser su Mundial, pero a partir de ahí se diluyó. No brilló en el empate ante Irán y llegó el adiós ante los de Tabarez. Al final, no ha sido el Mundial de Cristiano y Messi.

Neymar para lo bueno y lo malo. Ángel y diablo ante México. Versión mejorada de Neymar respecto a la fase de grupos. Decisivo. Abrió la lata y propició el tiro que acabó con el rechace recogido por Firmino para sentenciar. Lo emborronó con las caídas que provocaron la reprobación, tanto de México como de ilustres ex futbolistas. A Neymar le sobran estas actuaciones.

Gran remontada belga, final cruel para Japón. Japón tuvo a Bélgica contra las cuerdas. En un gran arranque del segundo tiempo, liderado por un fantástico Inui, se puso 0-2. Era una de las mayores sorpresas del Mundial. Fue un Japón que sorprendió por su buen fútbol, tocando con criterio en corto y encontrando el espacio en largo. Pero Bélgica no se vino abajo ni con 0-2. Resultaron cruciales los goles de Vertonghen y Fellaini en el 69´ y 74´, dos goles en cinco minutos que metieron a Bélgica de nuevo. Luego Bélgica templó la ansiedad y esperó la oportunidad. En el 94´ Chadli, a la contra, acabó con un Japón al descubierto en defensa, desesperado por un tercer gol que Courtois le negó. La crueldad y las lágrimas japonesas contrastaron con la alegría belga.

Los penaltis. Tres de los ocho duelos de octavos se decidieron por penaltis. Akinfeev se convirtió en el héroe de Rusia, al detener dos penas máximas a Iago Aspas y Koke. Subasic y Schmeichel, dos porterazos, fueron gigantes en la tanda del Croacia - Dinamarca. El precioso pulso lo ganó el meta croata. Subasic paró tres, Schmeichel dos. Pickford dejó a Colombia sin Mundial. El arquero inglés del Everton detuvo el decisivo lanzamiento a Uribe.

Haciendo historia desde los cimientos. Un tanto de Forsberg permitió a Suecia doblegar a Suiza y hacer historia. Suecia no llegaba a cuartos desde USA 94, cuándo la fantástica generación de los Larsson, Brolin y Dahlin y Ravelli alcanzaron las semifinales. Sin tener el equipo brillante de entonces y sin Ibrahimovic, tiene mucho mérito lo que ha conseguido el combinado de Janne Anderson. El secreto reside en un colectivo arraigado y solidario, plasmado en una defensa a prueba de bombas. Olsen en la portería, Lustig, Lindelof, Granqvist y Augustinsson en la defensa, están siendo un muro infranqueable para cualquiera. 

Una Mina a balón parado. Yerry Mina ha logrado tres goles en cuatro partidos. Sus cabezazos en corners han supuesto oro para Colombia. El central del Barcelona sí sabe cómo cabecear, con potencia y escorado por arriba, haciéndolo imposible para el portero. A parte de su faceta goleadora, en defensa ha hecho gala de potencia y buena salida desde atrás. Buena dupla con Davinson Sánchez. Habrá que ver cómo influye el Mundial en su futuro. El Barcelona va a firmar a Lenglet.


Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

España, crónica de una muerte anunciada



Adiós al Mundial en octavos. Los penaltis. Rusia, la maldición del anfitrión. No pilla de sorpresa. De acuerdo al desarrollo de la Selección, se veía venir.

Sólo una victoria en cuatro duelos, sufriendo lo indecible ante Irán. En el estreno ante Portugal, pese al empate, se dejaron buenas sensaciones. La esperanza se fue agotando conforme avanzó el Mundial. Ante Irán, Marruecos y Rusia el buen juego brilló por su ausencia. España no mostró superioridad ni ante combinados, teóricamente, inferiores. Al final, el camino no es otro que volver a casa. Balance más que negativo. Fracaso.

El epicentro del KO tiene su explicación en el terremoto Lopetegui. Sin meterse en juicios de culpabilidad entre los implicados, la destitución era evidente que podía afectar. Y afectó. España no fue la misma. En sus dos años al timón, Julen recuperó a la roja. La hoja de ruta y el nivel de juego ponían a España como candidata clara. Sin Julen, la Selección no ha sido la misma. Ni en juego, principalmente. Tampoco en automatismos, presión, movilidad y repliegue. Nunca se sabrá que hubiera pasado de seguir Lopetegui. Hipótesis a parte, el golpe anímico para el grupo fue demasiado duro e hizo mella. Las declaraciones al respecto de Saúl, Koke son claras.

Al hablar de fracaso salpica a todo. Desde jugadores a parcela técnica. Fernando Hierro no agitó el once como es debido y no encontró nuevas soluciones. Insistió en De Gea, en Silva. Los Saúl, Azpilicueta y Odriozola no tuvieron ni un solo minuto. El técnico malagueño tampoco realizó una lectura correcta de los partidos. Tardó demasiado en mover fichas desde el banquillo. Pese a todo, poco podía hacer Hierro con tan poco tiempo de antelación. Pese a que quedó en evidencia que el malagueño no es el técnico indicado para tal empresa, bastante ha hecho con comerse el marrón.

A España le sobró toque y le faltó profundidad. Ante Rusia realizó más de mil pases, un récord. Pero de poco sirve mover tanto el balón si no se traduce en posesión efectiva. Nula movilidad y abuso del pase al pie. Demasiado previsible, sencillo para rivales replegados. En defensa las lagunas fueron palpables. Desajustes, problemas a la hora de replegar, falta de ayudas a Busquets. España no dominó las dos áreas, por ahí empezó a hacer aguas.

El mal momento de diversos pesos pesados también ha tenido una influencia notable en el KO. De Gea, el más cuestionado, es el caso más visible. Prácticamente no paró nada, totalmente superado por la crítica. Ni un atisbo del portero que ha asombrado en Inglaterra a lo largo de estas temporadas. Otros casos de decepción son Silva, Thiago, Ramos, Piqué, Busquets, Carvajal y Asensio, del que se esperaba mucho. Todos ellos han estado por debajo de su nivel, en el caso de Carvajal no ha alcanzado el tope físico después de la lesión que le retiró de la final de la Champions.

Isco ha sido el mejor de España con diferencia. El malagueño sacó su barita mágica y sostuvo a España lo que pudo. El del Real Madrid debe ser el próximo líder de la Selección, recogiendo el testigo de Andrés Iniesta. Iniesta jugó su último partido con la roja. Lástima de despedida para un mito que escribió la página más gloriosa de la Selección hace ocho años. No guardará buen recuerdo del Mundial de Rusia, por la decepción de caer en octavos y por ser suplente ante la anfitriona.

Desde la Eurocopa 2012 la Selección no ha hecho más que vivir decepciones. Toca corregir, hacer autocrítica y tomar decisiones adecuadas. Aunque lo primero y más importante, acertar en la elección del nuevo seleccionador.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Radiografía del fracaso de Alemania



Batacazo sin precedentes. La actual campeona dice adiós a las primeras de cambio, en la fase de grupos, hecho inédito en la historia de las Copas del Mundo. Kim y Son, en el descuento, firmaron la sentencia de una Alemania irreconocible que acaba última de grupo. Es el peor Mundial de Alemania en toda su historia.

Malas decisiones de Löw. El seleccionador alemán, cuyo futuro está en el aire, construyó una Alemania tremendamente competitiva y vistosa. En Brasil tocó el cielo. Cuatro años después, la obra ha quedado hecha añicos. El Löw de Rusia no ha sido el éxitoso seleccionador que conocíamos. A diferencia de años anteriores, no ha encontrado un once de confianza. Los cambios continuos son sinónimo de duda y de que algo no funciona. También Löw ha evidenciado una mala lectura en los cambios. Con las sustituciones ha partido al equipo por la mitad, dejando a Kroos sólo en el centro. Además, defensivamente Alemania ha concedido muchísimo, una sangría a la espalda de los centrales. A Löw le pesará también dejar fuera de la lista a Sané. Decisión totalmente inexplicable.

Desgaste y baja forma. Respecto al último Mundial, son cuatro años más en las piernas de un grupo que se ha mantenido, prácticamente, intacto. El desgaste puede ir ligado al mal momento de pesos pesados. Özil, Khedira, Müller y Héctor son cuatro claros exponentes. Sólo se salva Kroos y poco más. La presencia de Gündogan, prácticamente inédito, hubiera dotado de mayor claridad.

Problemas de juego y poca puntería. Precisamente Gündogan, junto a Kroos, hubiera dotado a Alemania de mejores soluciones en el medio. Quizás incluso un 4-3-3 con Goretzka como medio defensivo, liberando a Kroos de tareas sucias. Löw no ha dado con la tecla y Alemania se ha mostrado excesivamente plana. Pese a ello ha creado opciones, pero han pesado la poca efectividad ha pasado factura y las buenas actuaciones de los metas Olsen (Suecia) y Cho Hyun-Woo (Corea del Sur). Y no siempre se consiguen golazos como el de Kroos en el último segundo.

La titularidad de Neuer y la suplencia de Ter Stegen. Manuel Neuer ha estado casi toda la temporada fuera, recuperándose de su lesión en el pie izquierdo. Ter Stegen ha vivido la mejor temporada de su carrera, siendo decisivo en el doblete del Barcelona. Löw dijo que si Neuer llegaba al Mundial iba a ser titular. Así ha sido. Ha primado la ascendencia de Neuer, referente y de tremenda importancia en el grupo y en el estilo alemán. Pero el momento de Ter Stegen y la falta de rodaje del meta del Bayern dejaban más lógica la opción de Ter Stegen como titular.

Necesidad de transición. Neuer (32 años), Mario Gómez (32 años), Khedira (31 años), Özil (29 años), Boateng (29 años), Hummels (29 años)... Los nombrados han sido importantes en una fantástica generación que brilló con luz propia. Pero el KO en Rusia y el DNI invitan a una transición. Algunos de éstos veteranos seguirán siendo importantes. Otros deben dejar paso a la sabia nueva. Sané, Goretzka, Weigl, Emre Can, Brandt, Havertz y Henrichs reclaman un mayor protagonismo en los planes de la mannschaft.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


El VAR, España, Portugal, Uruguay, Irán, Marruecos y El Hadary




El VAR pone primero a España y segundo a Portugal. Cuando se llegó al tiempo añadido España iba cayendo 2-1 ante Marruecos. Portugal iba ganando 1-0 a Irán. Portugal iba a ser primera. España, segunda. Pero dos acciones seguidas, esclarecidas por el VAR, propiciaron un inesperado desenlace. Iago Aspas marcó y Ravshan Irmatov lo anuló por fuera de juego. El VAR revisó la jugada y, tras comprobar que el delantero del Celta estaba en línea, dio el gol por válido. Mientras, en el Portugal - Irán, el VAR le dio un penalti a Irán que Ansarifard transformó. Al final, España primera y Portugal segunda. De esta manera, la roja evita el cuadro más complicado.

Ante Rusia con demasiadas dudas. La Selección se medirá a Rusia en octavos. Pese a salir escaldado ante Uruguay, la anfitriona llega con moral tras disipar los nubarrones de antes del Mundial. Más asequible que Uruguay, pero Rusia se lo pondrá duro a una España que no está para tirar cohetes. El combinado de Hierro prolongó ante Marruecos las dudas: errores graves, desajustes defensivos y demasiado previsible en el juego. España debe de mejorar sí o sí ante una Rusia en la que asoman con peligro Dyzuba, Cheryshev y Golovin. La supervivencia está en juego.

Portugal tampoco está para tirar cohetes. El combinado de Fernando Santos no pasó del empate ante Irán. En el descuento Irán neutralizó el golazo de Quaresma. La receta de Portugal es sencilla. Orden, compromiso defensivo y Cristiano. De la inspiración de Cristiano dependen, en buena medida, las opciones lusas ante Uruguay.

Uruguay y su cita con la historia. Su idilio con el Mundial fue instantáneo. En 1930, en la primera edición, salió campeón cuando la competición empezó con el nombre de Jules Rimet. En 1950 asestó el terrible maracanazo en el corazón de Brasil. Muchísimo después, tanto como un siglo ha pasado, Uruguay anhela otra gesta. Tanto o más como repetir las semifinales de 2010. Luis Suárez, Cavani, Godín y Giménez garantizan el dominio de las dos áreas. Después de destrozar a la anfitriona Rusia y asegurarse el primer puesto, espera un duelo de altura ante Portugal. Al rojo vivo.

Irán y Marruecos, adiós con la cabeza alta. Irán ha demostrado que es la que mejor compite de Asia. Empató ante Portugal e hizo pasar las de Caín a España. Queiroz mejoró el registro de Brasil 2014 y la clasificación ha estado cerca en un grupo complicado. Marruecos, en cambio, se ha caracterizado por el buen trato al balón, pero le condenó la falta de gol ante Irán y Portugal. Ante España perforó las redes, pero ya no tenía ninguna opción.

Récord histórico y penalti parado. Essam El Hadary (15-01-1973) ha escrito su nombre en la historia de las Copas del Mundo. A sus 45 años y 161 días es el jugador más longevo en disputar un Mundial, superando los 43 años de Faryd Mondragón en el Mundial 2014 de Brasil. Además, el portero de Egipto paró un penalti a Fallaw Al Muwallad. Pese a ello, no pudo evitar la derrota ante Arabia Saudí por 2-1. Los faraones se marchan con cero puntos y con la sensación de haber podido hacer más.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Messi, Modric, Mbappé, el VAR y Poulsen y Australia



Sin Messi, sin plan B y sin plan C. Decía Kempes antes del Argentina - Croacia que Argentina sólo tenía un plan A. Messi. Si Leo no brillaba no había ni plan B ni C. Las palabras del Matador no pueden ser más esclarecedoras para explicar la debacle. Messi ha estado desaparecido y Argentina está contra las cuerdas. Teniendo a Agüero, Dybala, Higuaín y Di Maria no se debería de fiar todo a Messi. Sí jugar para el crack del Barcelona, pero también buscar otras alternativas y variantes.

Modric es arte. En Croacia abunda lo que le falta a Argentina. Sampaoli juntó a Macherano y Enzo Pérez, dos pivotes defensivos, totalmente superados por la creatividad de Modric, Rakitic y Brozovic. Zlatko Dalic ganó la partida a Sampaoli en la sala de mandos. Modric, desde la media punta, la posición en la que empezó, dirigió la goleada croata. Para enmarcar su golazo desde fuera del área. Rebic y Rakitic, que también jugó un partidazo, marcaron los otros dos tantos que destrozaron a una Argentina reducida a cenizas a partir del grave error de Willy Caballero.

El goleador más joven de Francia en un Mundial. Kylian Mbappé sigue vapuleando metas. El gol ante Perú le sitúa como el goleador más joven de Francia en una Copa del Mundo con 19 años. El delantero del PSG marcó el único tanto de una Francia que ya está en octavos. Perú, que volvió a mostrar buen trato de balón, quedó eliminada al arrastrar su segunda derrota por la mínima. El disparo de Aquino a la madera pudo haberle dado el empate y alguna opción en la última jornada.

El VAR tiene ´fichado´ a Yussuf Poulsen. El extremo del Leizpig no está haciendo buenas migas con el VAR. Dos penas maximas (a una por partido) le ha cazado el VAR. Ante Perú, Cueva erró la pena máxima. Frente Australia, Mateu Lahoz no vio las manos de Poulsen en primera instancia. El VAR aclaró las dudas y el árbitro español señaló el punto fatídico. Jedinak no perdonó y dejó a Dinamarca sin victoria. Seguro que Age Hareide le pedirá a Poulsen que no siga cometiendo penaltis.

Interesante centro del campo de Australia. En la segunda parte los medios australianos tiraron de una Australia que hizo méritos para arañar más que un punto. Dinamarca, con Eriksen apagado, se conformó con el empate. El 4-2-3-1 de Van Marwijk tiene su punto fuerte en la línea medular. Jedinak y Mooy forman un doble pivote consistente. Leckie es un cuchillo afilado por la derecha, todo lo que hizo ante Dinamarca lo hizo bien. Rogic, pese a su 1,89m, aporta detalles de calidad. Los mejores años de Kruse ya pasaron, pero sigue siendo titular. Arzani (el más joven del Mundial, 19 años) emerge como el gran talento australiano. Dejó grandes detalles y rozó el gol de la victoria.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


Opinión. El mal perder de Carlos Queiroz



Carlos Queiroz no digirió la derrota ante España. El seleccionador de Irán lanzó varios dardos envenenados a la Selección y a Ramos y Carvajal.

El gol anulado por fuera de juego a Ezatolahi en el 62´ sacó a la luz una herida de Queiroz de hace ocho años con España. Queiroz se acordó del tanto de Villa que dio la clasificación a la Selección ante Portugal en octavos del Mundial de Sudáfrica 2010. “Si el VAR hubiera estado en Sudáfrica, España habría ido fuera. Hace ocho años no se hizo justicia con el gol de Villa que clasificó a España ante Portugal. El VAR ha llegado tarde. Cuesta recordar que el gol ha sido en fuera de juego”.

Se equivoca Queiroz diciendo que España hubiera ido fuera. De haberse anulado el gol de Villa por fuera de juego, teniendo en cuenta que el partido terminó 1-0, cómo mucho habría acabado 0-0 y la prórroga o los penaltis hubieran dictado sentencia. En todo caso, nunca lo sabremos a ciencia cierta. Queiroz, entonces seleccionador de Portugal, no se ha repuesto, tal y como lo demuestran sus palabras. Y eso que han pasado 8 años. Es hora de pasar página. Por suerte, el fútbol ha evolucionado y la inclusión del VAR es beneficiosa para todas las partes. Ayudó a anular el gol de Ezatolahi por fuera de juego. Claro, por cierto, pese a que Queiroz le duela.

El siguiente ataque tuvo lugar contra Carvajal. Al lateral no le gustó que Irán perdiera tiempo e hiciera 'teatro' en algunos lances. Queiroz no se cortó en la respuesta. “Que no critique a Iran y ponga sus ojos con lo que pasó con sus compañeros en la final de la Champions contra el egipcio”.

Clara referencia al lance de Salah y Ramos, con el que Queiroz tuvo palabras al poco de iniciarse el partido. Si de intencionalidad hablamos, Irán se empleó de manera excesiva en algunas acciones. El combinado iraní hizo gala de agresividad, llevada al límite, aprovechando la permisividad del colegiado uruguayo, Andrés Cunha, que no lo cortó con tarjetas. Con empate a cero Irán también perdió el máximo tiempo posible. Aunque a España le duela puede entenderse como razonable, teniendo en cuenta que Irán jugaba ante un rival más potente y no le hacía ascos al empate. Es un código futbolistico lícito y aplicable, siempre vinculado históricamente a Italia. En cambio, el 'teatro' es inadmisible. Ante todo, buen comportamiento. La trampa supone un borrón demasiado feo.

Carlos Queiroz está realizando un trabajo excelente en Irán, a la que ha dotado de estructura defensiva y competitividad. Pero no le hace ningún bien mostrar este resquemor contra España. El rencor no debe estar por encima del fair play. Irán se juega el pase a octavos contra Portugal, 'su' Portugal. Seguro que, pase lo que pase, Queiroz no empleará el mismo tono ante el combinado luso.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Diego Costa, Cristiano, Rui Patricio, Marruecos, el VAR y el balón parado



Cristiano Ronaldo, un récord entre ceja y ceja. Tres goles había marcado en los tres Mundiales anteriores. En Rusia cuatro dianas en tan sólo dos jornadas. Cristiano, pletórico, quiere acabar cómo máximo goleador y, de paso, alcanzar el récord de Eusebio como máximo goleador portugués en una Copa del Mundo. El mítico delantero portugués marcó 9 en la Copa del Mundo de Inglaterra 1966.

El poco valorado Rui Patricio. Sostuvo a Portugal ante Marruecos. Paradas salvadoras a Benatia, Amrabat y Fajr. Ya fue clave en el triunfo portugués de la Euro 2016. La próxima temporada jugará en el Wolverhampton de Nuno (Pedro Mendes mueve los hilos). El club inglés se le queda pequeño, por categoría merece jugar en un grande de Europa. Pero no tiene la publi de los Courtois, De Gea...

Marruecos, cuando jugar bien no basta. Se va a casa dejando pinceladas de buen fútbol. El gol de Irán en el 95´ le mató. Ante Portugal fue superior en muchos momentos, pero no pudo con la campeona de Europa. Talento en el centro con Belhanda, Boussoufa, Amrabat y Ziyech. Le penaliza no tener un nueve de mayor nivel. También la inexperiencia, 20 años sin disputar un Mundial.

Sacar petróleo a balón parado. Por idéntico resultado, 1-0, y en corners superó Uruguay a Egipto y Arabia Saudí. Giménez dio un agónico triunfo ante los faraones en el 89´. Suárez hizo lo propio ante la débil Arabia Saudí. La celeste, a medio gas, ha mostrado control a través de la posesión, con evidentes problemas creativos. Cuando no aparece el fútbol, ha tirado de estrategia para estar en octavos. 

Diego Costa se reafirma como 9 de España. Fue de rebote, pero ahí estuvo el del Atleti para volver a ser decisivo con el gol que valió el triunfo para España. La roja sudó tinta para ganar a Irán. En la primera parte, no pudo con la muralla iraní. Al inicio de la segunda mitad mejoró y llegó el gol. Posteriormente Irán se estiró e hizo sufrir a España hasta el final. Salvador Diego Costa.

El beneficio del VAR. El VAR anuló un gol a Ezatolahi que hubiera supuesto el empate. El mediocentro iraní estaba en fuera de juego en el momento de batir a De Gea. Este no gol no fue sino la constatación del serio partido de Irán. Defendió con todo primero y luego se estiró y llegó con serio peligro. Irán hizo sufrir hasta el final a una España nerviosa e inconsistente que jugó peor que ante Portugal.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @MotivaGoal


Los 23 de España para el Mundial

Foto. SeFutbol



PORTEROS

David De Gea (27 años, Manchester United)

Segundo Mundial para De Gea, el primero como titular. No le pesa ser el relevo de Casillas. Vive un momento de madurez perfecta, reforzado por sus grandes paradas con los red devils. Agilidad, reflejos y colocación son las principales cualidades que le encumbran como uno de los mejores porteros.

Pepe Reina (35 años, Nápoles)

Del Bosque dejó de contar con él. Lopetegui lo ha rescatado. Desde 2006 sólo se perdió la Euro 2016. En Rusia vivirá su cuarto Mundial. Mucho más que un veterano que hace grupo y anima las celebraciones. A buen nivel en el Nápoles, dónde no continuará. Podría fichar por el Milan.

Kepa Arrizabalaga (23 años, Athletic)

Lopetegui le ha preferido por delante de Asenjo y Rico, que al final perdió el sitio en el Sevilla. Kepa es el futuro de la portería de la Selección. Lo mejor de un Athletic que ha hecho una mala temporada. En diciembre estuvo cerca del Real Madrid, pero al final no se hizo y renovó con el Athletic.


DEFENSAS

Carvajal (26 años, Real Madrid)

Las lesiones han sido su principal enemigo esta temporada. El mal gesto en el isquio que le retiró de la final de la Champions entre lágrimas hacía presagiar lo peor. Finalmente no fue tan grave y estará en Rusia. Si está bien será fijo. Fundamental por las garantías que ofrece y por su despliegue físico.

Odriozola (22 años, Real Sociedad)

Hace un año y medio jugaba con el filial de la Real Sociedad en Segunda B. Su notable irrupción le ha dado el premio del Mundial. La lesión de Carvajal le da serias opciones de ser titular. Lopetegui le ha preferido antes que Sergi Roberto, que también ha cuajado una temporada a tener en cuenta.

Azpilicueta (28 años, Chelsea)

El más polivalente de la zaga junto a Nacho. Puede jugar en todas las posiciones, en los dos laterales y de central, puesto en la que ha rendido con Conte en el Chelsea y en el que también le ha probado Lopetegui. Juegue dónde juegue no desentona. Inteligencia para ocupar los espacios.

Piqué (31 años, Barcelona)

Podría dejar la roja después del Mundial. Los aspectos extradeportivos le han hecho vivir capítulos delicados con la Selección. Actualmente, las aguas se han calmado, la mejor noticia para un central top que está en un gran momento. Jerarquía y carisma. Garantiza sentido táctico, anticipación y salida desde atrás.

Sergio Ramos (32 años, Real Madrid)

Líder nato. El capitán de la Selección es una pieza indiscutible dentro y fuera del campo. Una garantía por su colocación y seguridad, además de una solución a balón parado gracias a su preciso remate de cabeza. Junto a Piqué forma, posiblemente, la mejor pareja de centrales del Mundial. Llega a Rusia pletórico después de hacer historia en Kiev y levantar su cuarta Champions con el Real Madrid.

Nacho (28 años, Real Madrid)

En los dos últimos años ha ganado en importancia en el Real Madrid, lo que le ha llevado a tener oportunidades en la Selección aún no siendo indiscutible con el equipo blanco. La polivalencia y la constancia son sus señas. Puede ocupar todos los puestos de la zaga sin que su rendimiento decaiga.

Monreal (32 años, Arsenal)

Otro recuperado por Lopetegui para la Selección, pese a que determinadas voces pedían a Marcos Alonso. La veteranía se presenta como su mejor aval. Solución defensiva para el lateral. A parte de lateral izquierdo, con el Arsenal también ha jugado de central. Otro comodín para Lopetegui.

Jordi Alba (29 años, Barcelona)

Indiscutible en el lateral izquierdo de España desde la Euro 2012. Posiblemente, ha vivido su mejor temporada en Can Barça. La marcha de Neymar le ha dado todo el carril zurdo del Barcelona, lanzándole ofensivamente. Rápido, incisivo y asistente. Le ha regalado infinidad de goles a Messi.


CENTROCAMPISTAS

Sergio Busquets (29 años, Barcelona)

El único sin sustituto puro de los 23 convocados. Tan fundamental en la Selección como en el Barcelona. Equilibrio en estado puro. Inteligencia a la hora de leer los partidos, sentido de la colocación y visión para dar salida limpia desde atrás. Además, libera a los medios más ofensivos de las tareas sucias.

Thiago (27 años, Bayern)

Lo más parecido a Xavi Hernández. Castigado excesivamente por las lesiones, las mismas que le hicieron perderse citas importantes con la Selección. Esta vez no ha sufrido contratiempos y, además, está en un buen momento. Lopetegui le ha probado de Busquets y no ha desentonado. Podría salir del Bayern.

Iniesta (34 años, Barcelona)

Mito de la Selección que esta viviendo una temporada especial. Cierra dos étapas que han marcado su vida, el Barcelona y la selección española. Quiere despedirse a lo grande también del combinado nacional. El héroe de Sudáfrica escribió la página más grande de España y en Rusia quiere dejar a la roja con la segunda estrella estampada en el pecho. A sus 34 años sigue siendo clave. Quizás el destino le tenga reservado otra vez el papel de protagonista. Después del Mundial le espera el Vissel Kobe.

Saúl (23 años, Atlético de Madrid)

Otro talento para el centro del campo con un futuro brillante. Recambio de lujo. Con el Cholo ha ganado defensivamente y tácticamente. Lopetegui le utilizará de interior izquierdo. El desparpajo que atesora es impropio de un jugador de 23 años. Hábil, vertical, acostumbra a marcar golazos.

Koke (26 años, Atlético de Madrid)

Puede jugar escorado a banda o por el centro. Lopetegui prefiere utilizarlo con Busquets e Iniesta en la línea de tres. Calidad y visión de juego. Es, además, un especialista a balón parado, encargado de botar los corners y las faltas laterales. El rojiblanco tiene mucho que decir en Rusia.

Isco (26 años, Real Madrid)

Lopetegui le ha dado galones y lo ha hecho intocable. Isco ha respondido a base de exhibiciones. Memorables sus partidos ante Italia y Argentina, con doblete y hat-trick, respectivamente. El estilo de la Selección encaja perfectamente con el concepto futbolístico artístico de Isco, llamado a ser uno de los líderes de España en Rusia. Aunque parezca extraño será su primer Mundial.

Silva (32 años, Manchester City)

Estaba haciendo una gran campaña hasta que el nacimiento prematuro de su hijo le hizo desaparecer del City. Fueron cinco meses difíciles, pero todo salió bien y Silva llega feliz y a tope a Rusia. Su calidad y experiencia, fundamentales. Junto a Iniesta representa la esencia de la España del trébol.

Lucas Vázquez (26 años, Real Madrid)

Revulsivo perfecto para agitar los partidos. Profundidad y desborde en la banda derecha. También ofrece trabajo y ayudas al lateral. Todos los entrenadores querrían tenerlo por el trabajo que ofrece. Incansable, no para de correr. Zidane ha premiado su perseverancia con partidos importantes.

Asensio (22 años, Real Madrid)

Posiblemente no parta como titular, pero podría acabar siéndolo si aprovecha sus oportunidades cómo sabe. Su zurda es oro. Excelente cambio de ritmo, uno contra uno y terrible golpeo desde media y larga distancia. Marca goles de bella factura. Llamado a ser un puntal de la Selección en un futuro inmediato.


DELANTEROS

Diego Costa (29 años, Atlético de Madrid)

Fichado a finales de septiembre por el Atleti. Sin jugar hasta enero por la sanción al club rojiblanco. No tardó en asomar el Diego Costa esperado y contribuyó a la conquista de la Europa League. Con España no acaba de sentirse cómodo. Necesita espacios para sacar el máximo rédito a sus cualidades.

Iago Aspas (30 años, Celta de Vigo)

Delantero completo. En el momento cumbre de su carrera. En el Celta ha asomado su mejor versión tras los fallidos pasos por el Liverpool y el Sevilla. Por características, el que mejor se desenvuelve en el estilo de la roja. Lopetegui le ha probado en banda derecha. Dónde funciona es por dentro.

Rodrigo Moreno (27 años, Valencia)

Fantástica temporada que le ha valido el billete a Rusia. Lopetegui le ha preferido por delante de Morata, cuyo mal año en el Chelsea le ha dejado sin Mundial. La movilidad de Rodrigo vendrá bien a España. En estático sufrirá. Necesita campo abierto para sacar provecho a su punta de velocidad.


RESERVAS

Ante las molestias de Carvajal y por si algún jugador cae lesionado, Julen Lopetegui se ha llevado a Rusia a Rodrigo Hernández y a Jesús Vallejo. Dos de los siete meritorios que entrenaron en Las Rozas junto a los seleccionados. En total 25 efectivos para el Mundial de Rusia. 

Jesús Vallejo (21 años, Real Madrid)

Pocas oportunidades en el Real Madrid al tener por delante a Sergio Ramos, Varane y Nacho. Ante la Juventus evidenció que aún está verde para compromisos de primera línea. Pero es joven y tiene futuro. Internacional en las inferiores. Lopetegui tiene mucha confianza depositada en el maño. 

Rodrigo Hernández (21 años, Villarreal - Atlético de Madrid)

Esta temporada ha dado un salto brutal. Le tocó reemplazar al jugador franquicia del Villarreal, Bruno, y lo ha hecho con nota. En un futuro será el nuevo Busquets de la Selección, por cualidades se asemeja y, además, es el único sustituto natural del catalán. El Atlético de Madrid tiene mediocentro para años.


Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @MotivaGoal

España no remata a Suiza


Una España más vistosa que efectiva no pasó del empate ante Suiza en el penúltimo amistoso antes del Mundial. Un error de De Gea que aprovechó Ricardo Rodríguez permitió a Suiza no irse de vacío de La Cerámica. Odriozola, de preciosa volea, adelantó a una España superior y brillante por momentos, pero sin tino de cara a gol.

1- España (4-2-3-1): De Gea; Odriozola (Nacho´70), Piqué, Azpilicueta, Jordi Alba (Monreal´77); Koke, Thiago, Iniesta (Saúl´54); Iago Aspas (Lucas Vázquez´46), Diego Costa (Rodrigo´59), Silva (Asensio´59)

1- Suiza (4-2-3-1): Sommer; Lichtsteiner (Lang´62), Schär (Djorou´46), Akanji, Ricardo Rodríguez (Moubandje´77); Behrami (Gelson Fernandes´62), Zakaria; Shaqiri, Dzemaili (Embolo´46), Zuber; Seferovic (Drmic´46).

Goles: 1-0 Odriozola min.29, 1-1 Ricardo Rodríguez min.61.
Árbitro: Itsván Kovács (Rumanía). Mostró la amarilla a Saúl (56´) y Zuber (88´).

Datos: Amistoso internacional de selecciones, previo a la Copa Mundial de la FIFA 2018, disputado en el Estadio de la Cerámica de Villarreal. 18.350 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

España dejó ambigüedad en La Cerámica. Gustó la puesta en escena, dejando latente que técnicamente está por encima de cualquiera. La roja se sobró de balón, pero no de puntería. La falta de colmillo le privó ganar a Suiza. Al combinado helvético le bastó con una férrea defensa, las paradas de Sommer y la cantada de De Gea. Valioso empate para cargar de moral de cara a Rusia.

Lopetegui juntó de inicio a Diego Costa e Iago Aspas en torno al 4-3-3. El gallego, escorado a la derecha, no se encontró cómodo en los 45 minutos que jugó. Diego Costa no tuvo remate, más allá de varios movimientos interesantes. Thiago hizo de Busquets ante la gastroenteritis que impidió jugar al barcelonista. Thiago cuajó un gran partido, pero no es un recambio natural de Busi. Azpilicueta no desentonó de central. Odriozola demostró que su convocatoria es más que un premio. Marcó un golazo y dio profundidad en la derecha. El hueco de Carvajal está sobradamente cubierto.

Suiza (sexta en el ránking FIFA) vino presumiendo de buena defensa. Lo demostró. Complicó a España a base de orden, líneas juntas y defender retrasado. Fue un partido cerrado que pudo abrirse nada más empezar si Sommer no hubiera evitado el gol de Thiago. A partir de ahí, a España le costó encontrar huecos. Zakaria, mediocentro que dará que hablar, estuvo en todas partes. Akanji demostró por qué ha elevado el listón defensivo. Ricardo Rodríguez y Lichtsteiner amenazaron con sus subidas. Shaqiri dejó detalles de su calidad cada vez que aparecía.

El buen planteamiento suizo exigió que España aumentara el listón. Iniesta, ovacionado por un estadio entregado, se hizo con los mandos. Jordi Alba y Silva agitaron por la izquierda. El peligro sobre Sommer aumentó. Silva avisó y a la siguiente Odriozola no perdonó. En el 29´ cazó un rechace para sacar una volea cruzada que sorprendió a Sommer. Golazo. El gol espoleó a España. Concretamente a Iniesta. El nuevo jugador del Vissel Kobe se asomó al balcón del área, dispuesto a regalar un gol suyo a una grada enamorada del manchego. Sommer, con dos buenas intervenciones, dejó a Iniesta sin gol.

En la segunda parte, España intensificó el dominio bajo la batuta de Thiago. El gol suizo, en el 61´, pilló por sorpresa. Lichtsteiner disparó sin excesivo peligro. De Gea no la atrapó, se le resbaló y Ricardo Rodríguez la cazó. El lateral izquierdo puso las tablas ante el desconcierto de un De Gea que no se podía creer su error. Hasta los mejores porteros fallan. El gol dejó a España out durante un trecho de la segunda parte hasta que los cambios la revitalizaron. Especialmente Lucas Vázquez y Asensio. La roja terminó volcada, teniendo varias opciones claras para ganar. Rodrigo se topó con Sommer y Nacho, en el añadido, estuvo a punto de cantar gol en dos ocasiones. El tanto ni la victoria llegaron y España no pasó del empate. Toque de atención para Rusia.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort






España - Suiza. Prueba mundialista en La Cerámica



Villarreal y La Cerámica se visten de gala con la visita de la Selección antes de su aventura en Rusia. España calibrará su estado de forma ante la también mundialista, Suiza. Lopetegui no contará con Sergio Ramos e Isco, a los que ha dado descanso, y Carvajal, recuperándose de su lesión. El seleccionador se ha llevado a Villarreal a Asensio, Nacho y Lucas Vázquez; y también a Rodri, Yeray y Vallejo, tres de los siete meritorios que esta semana han entrenado con la Selección.

España (4-3-3): De Gea; Odriozola, Piqué, Azpilicueta, Jordi Alba; Thiago, Busquets, Koke; Iago Aspas, Diego Costa, Silva.

Suiza (4-2-3-1): Sommer; Lichtsteiner, Schär, Akanji, Ricardo Rodríguez; Freuler, Zakaria; Shaqiri, Dzemaili, Zuber; Seferovic.

Árbitro: István Kovács (Rumanía).

Datos: Encuentro amistoso de preparación para la Copa Mundial de la FIFA 2018 disputado en el Estadio de la Cerámica el 3 de junio de 2018. Retransmitido en directo por Telecinco.

A poco menos de 15 días del debut ante Portugal (15 de junio en Sochi), Suiza medirá el momento actual de la Selección. España no quiere detener la maquinaria de brillo ni en amistosos. En el último bolo, una España de violines y tambores le endosó un contundente 6-1 a Argentina. Ante Suiza, la roja tiene la oportunidad de seguir acumulando moral, confianza y buenas sensaciones. El combinado helvético es la penúltima prueba antes de Rusia. La última será el 9 de junio ante la también mundialista Túnez en Krasnodar, ya en suelo ruso. El duelo en Villarreal es el único que los de Lopetegui disputarán en territorio español antes del Mundial. Es la tercera vez que España juega en La Cerámica. En las dos anteriores, 8-0 a San Marino en 1999 y 3-0 a Chile en 2008.

Excepto Sergio Ramos, Isco y Carvajal, Lopetegui dispondrá de todos los efectivos. El seleccionador sí cuenta para Suiza con Asensio, Lucas Vázquez y Nacho, con menos minutos a la espalda que Ramos e Isco. Lopetegui también ha tirado de tres de los siete méritorios. Rodri, Yeray y Vallejo podrían tener minutos ante el conjunto helvético. Este amistoso se presenta como un banco de pruebas de cara a optimizar automatismos y formaciones tácticas. Lopetegui podría optar por probar con dos puntas (Diego Costa, Iago Aspas y Rodrigo parten con igualdad para ser titulares) o utilizar tres centrales. Por otro lado, las molestias de Carvajal abren nuevas vías para el lateral derecho. Odriozola, Azpilicueta y Nacho tienen la primera reválida de cara a coger ventaja.

Suiza también estará en Rusia tras superar a Irlanda del Norte en la repesca. Ricardo Rodríguez, de penalti, marcó el único gol de la eliminatoria en la ida disputada en Belfast. El lateral izquierdo del Milan le dio a Suiza la cuarta clasificación consecutiva para una Copa del Mundo, tras las de 2006, 2010 y 2014. El combinado helvético, un clásico de los Mundiales, se las verá en la fase de grupos con Brasil, Costa Rica y Serbia. Con España tiene un rival del nivel de Brasil, por lo que tendrá una primera impresión antes del debut ante la pentacampeona el día 17. Sobre el papel España es claramente superior, aunque el ránking FIFA diga lo contrario. Suiza es sexta. España octava.

A España le espera una Suiza pragmática y eficiente. No es brillante, le cuesta ver puerta. Pero lo compensa encajando poco. La defensa es su fortaleza principal. La interesante aparición de Akanji le ha hecho ganar solidez atrás. En el centro del campo, un diamante en bruto de 21 años. Zakaria, en su primera temporada en la Bundesliga (costó 12 millones al Mönchengladbach) ha irrumpido como una de las revelaciones. Ante España no estará Xhaka por lesión, una de las piezas angulares del combinado helvético junto a los consagrados Lichtsteiner, Ricardo Rodríguez, Sommer y Shaqiri. Este último será el encargado de liderar el frente ofensivo a la espera de que Embolo explote.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


Villarreal 2-2 Real Madrid. Montaña rusa antes de Kiev


El Real Madrid, con el previsible once de Kiev y Luca Zidane, plasmó una primera parte brillante que le valió para ponerse 0-2. Marcaron Bale y Cristiano. El Villarreal no se descompuso y en la segunda parte sacó el amor propio que le ha hecho ser quinto. Roger Martínez, que se estrenó como goleador, y Castillejo levantaron el 0-2. El Real Madrid, de más a menos, terminó con los sentidos puestos en el Liverpool.

2- Villarreal CF (4-2-3-1): Andrés Fernández; Mario, Bonera, Álvaro, Adrián Marín; Rodrigo, Javi Fuego (Salem´57); Soriano, Fornals (Castillejo´77), Sansone; Ünal (Roger Martínez´67).

2- Real Madrid (4-4-2): Luca Zidane; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Modric (Lucas Vázquez´62), Casemiro, Kroos, Isco (Kovacic´72); Bale, Cristiano Ronaldo (Benzema´62).
Goles: 0-1 Bale min.10, 0-2 Cristiano min.32, 1-2 Roger Martínez min.70, 2-2 Castillejo min.83.
Árbitro: Sánchez Martínez (Comité murciano). Mostró la amarilla a Modric (48´),  Álvaro (78 ´), Casemiro (83´), Roger Martínez (87´), Kroos (88´), Salem (94´)

Datos: Encuentro de la 38ª jornada de La Liga Santander 2017/18 disputado en El Estadio de la Cerámica. 18.891 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Zidane se tomó lo de La Cerámica como una prueba para Kiev. Sacó al previsible once de la final más Luca Zidane. Premio al tercer portero, hijo del míster, lo que le pone cierto picante. Bale fue titular y asoma por delante de Benzema para la final. El gol no hace sino reforzarle. Cristiano también demostró que está a tope, como antes de lesionarse en el Camp Nou. Gol y buenas sensaciones en la hora que jugó. Del mismo modo, Carvajal evidenció un excelente tono físico. Zidane los tiene a todos a tope y sanos.

La primera parte plasmó la mejor cara del Real Madrid. Monopolizó la posesión, mandó y creó diversas ocasiones, monólogo blanco sobre un Villarreal sin respuesta en los primeros 45 minutos. Bale, en el 10´, y Cristiano, en el 32´, lo encarrilaron. El 0-2 no hacía presagiar el guión posterior. En la segunda parte el Real Madrid se fue derechito a Kiev, posiblemente inevitable ante tal cita con la historia. La tercera Champions consecutiva, la décimotercera, es un sueño que puede ser real. Cómo real fue la carga de optimismo por el gran fútbol y la muesca por la posterior desconexión.

El Villarreal fue lo opuesto al Real Madrid. De una primera parte floja a un segundo tiempo eléctrico. Sin nada más en juego que el honor, con la quinta plaza asegurada, el submarino jugó sin presión. Se lo tomó como una fiesta y, después del berrinche inicial, acabó disfrutando. Remontar un 0-2 ante el Real Madrid tiene mérito. Y hacerlo sin Bacca, Trigueros y Asenjo aumenta la meritocracia. Roger Martínez marcó un buen gol, veremos si una esperanza de cara a la próxima temporada. Castillejo, en la recta final, estableció la igualada tras sentar a Luca Zidane. El arquero dejó una buena estirada en una falta botada por Sansone. Lo emborronó los dos goles encajados, especialmente el segundo con una salida un tanto extraña.

Calleja premió a los menos habituales. Andrés Fernández, Adrián Marín, Soriano y Sansone fueron titulares. Todos ellos estuvieron entonados, al igual que Ünal. Dejó buenos movimientos y rozó el gol en un remate de cabeza. Sergio Ramos se la sacó bajo palos. Salem Al Dawsari dejó una media hora interesante, encarando y dando profundidad por la izquierda. Arabia Saudí vibró con el debut de uno de sus ídolos ante todo un Real Madrid. Un Real Madrid que funcionó de perlas mientras Modric, Isco y Kroos se entendieron. Zidane sacó a Isco, Modric y Cristiano y ahí empezó a desactivarse el Real Madrid. Cuando quiso lo bordó, hasta que la mente y el espíritu se citaron con el Liverpool. Aún así, en el añadido, Benzema y Lucas Vázquez tuvieron dos claras para terminar ganando.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort





Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More