Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Las claves de la quinta plaza del Villarreal


El Villarreal ha completado una gran temporada. En Mestalla puso la rubrica. Se llevó el derbi ante el Valencia y aseguró la quinta plaza, lo que le permite acceder a la Europa League. Directo a la fase de grupos. Estas han sido las claves del quinto puesto del submarino amarillo:

Regularidad

Si una cosa ha sido el Villarreal es regular. De principio a fin ha estado donde tenía previsto, en puestos europeos. El buen inicio le impulsó y ha sabido mantenerse arriba hasta el final. Optó a la cuarta plaza (cerró 2016 en Champions) y, al final, los 67 puntos (segunda mejor puntuación del Villarreal en La Liga) le han dado el quinto puesto. Es la cuarta clasificación consecutiva para competiciones europeas. 

Los palos de Europa no se trasladaron a La Liga

La eliminación en el play off de la Champions ante el Mónaco no hacía presagiar un panorama alentador. El Villarreal se rehizo con un buen inicio de campeonato. Meses después, el 0-4 ante el Roma instaló el pesimismo en su máximo estado. Pero el 0-1 en el Olímpico, aunque no sirvió para pasar, dio moral para encadenar una nueva dinámica positiva de juego y resultados. El submarino dejó atrás los momentos duros con buenos resultados, teniendo los típicos altibajos que tienen todos los equipos.

Dolor de cabeza para los seis primeros

El Villarreal ha sabido competir con los grandes. Los números hablan por sí solos. Ha sido capaz de sacar, como mínimo, un punto a cada uno de los seis primeros. Un punto le ha sacado al Real Madrid. Un punto al Barcelona. Seis puntos al Atlético. Dos puntos al Sevilla. Seis puntos a la Real Sociedad. En total ha arañado 16 puntos a los seis primeros. Destacar, además, que el Villarreal es el único equipo de Primera que ha sido capaz de ganarle al Atlético los dos duelos de La Liga: 3-0 en La Cerámica y 0-1 en el Calderón. El submarino ha puntuado en campos tan difíciles como el Bernabéu, Calderón, Anoeta, Mestalla y Balaídos, ganando en los cuatro últimos.

Una buena defensa es un buen ataque

Presume de una de las mejores defensas. Concretamente, la segunda mejor de La Liga con 33 goles recibidos. Solo le supera el Atlético (27 tantos en contra). Estos números simbolizan el resultado de un eficiente trabajo defensivo colectivo. Todos defienden, estando juntos, en torno al 4-4-2. Y encajando poco es más fácil alcanzar los puntos y, por consiguiente, sumar de tres en tres.

Calidad del centro del campo

La importancia del centro del campo es capital. Los cuatro medios defienden, corren en pos del equipo. El sacrificio es innegociable. Si a ello le unimos la calidad de los Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno y Soriano, más Castillejo, tenemos una medular de kilates. Por encima emerge Manu Trigueros. Fran Escribá le ha dado confianza y galones. Manu ha respondido con un rendimiento espectacular. No en vano, la afición le ha elegido el mejor jugador de la temporada.

Examen superado de Fran Escribá

Cuando Marcelino fue destituido, la cúpula presidida por Fernando Roig apostó por Fran Escribá. El técnico valenciano no tenía experiencia en clubes de la entidad del Villarreal, por lo que su desempeño se veía como una incógnita en el entorno. Aunque no sea un técnico de los que enamoren y enganchen, los resultados en el campeonato doméstico le avalan. En la Europa League y la Copa sí se pudo hacer más. El balance final pesa a favor de Escribá, que se ha ganado continuar.

Irrupción final de Bakambu

Es el jugador que más en forma ha terminado en el Villarreal. Ha recuperado el nivel de la pasada temporada en la recta final, de lo que se ha beneficiado el Villarreal para aguantar el asedio de Athletic y Real Sociedad por la quinta plaza. Cédric Bakambu, sin embargo, ha tenido una temporada extraña, castigado por las lesiones y mermado por la Copa de África. No ha sido hasta al final cuando ha cogido el tono físico ideal.

El Zamora Asenjo

El 27 de febrero, frente al Real Madrid, Sergio Asenjo volvió a sufrir el infortunio de una lesión grave. Ocurrió cuando estaba en uno de los mejores momentos de su carrera, si no el mejor. Era el Zamora de La Liga, con 15 goles encajados en 24 partidos. El Villarreal lamentó la mala suerte y la perdida de uno de sus bastiones.

Andrés Fernández ha reemplazado brillantemente a Asenjo

Andrés Fernández cogió el testigo tras la lesión de Asenjo. La papeleta para Andrés era tremenda, dado el nivel mostrado por el meta palentino. Pero Andrés, a base de buenas actuaciones, ha recordado al  mejor Andrés que se vio en Osasuna. Sus paradas le han dado puntos al Villarreal. Ha tenido actuaciones memorables, como la del Calderón.

Aportación de los fichajes

El Villarreal realizó una importante inversión este verano. De los nuevos, Roberto Soriano es el que más ha aportado. El germano italiano ha demostrado una calidad y una llegada a tener en cuenta. Soriano deja 9 goles y 5 asistencias. Sansone ha ido de más a menos. Tiró del carro al principio, cuando Soldado y Bakambu estaban lesionados. Luego se ha diluyó y Escribá tiró de Soldado y Bakambu. Andrés y Álvaro han cumplido con creces. José Ángel y Adrián no han desentonado. Pato dejó pinceladas, pero su irregularidad y, sobre todo, una oferta cuantiosa propició su marcha en diciembre. Santos Borré dejó más voluntad que rendimiento. A Cheryshev se le ha visto poco, castigado por las lesiones. N´Diaye, lastrado por la irrupción de Rodri, no cuajó y en diciembre salió cedido al Hull City.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El legado de Berizzo

Foto AP
Eduardo Berizzo no seguirá en el Celta de Vigo. El Toto y la dirección del Celta no han llegado a un acuerdo para la renovación del contrato que expira el próximo 30 de junio, por lo que la relación contractual finalizará al final del presente curso. Se cierran tres temporadas fructíferas en el Celta. Bajo la dirección del técnico argentino, se ha logrado una clasificación para la Europa League y se han rozado tres finales. Todo bajo la bandera del buen fútbol.

Antes de llegar a Vigo, el currículum de Berizzo se basaba en varias experiencias en el fútbol sudamericano. Empezó como segundo de Marcelo Bielsa en la Selección de Chile. Ambos compartieron experiencia en el Mundial de Sudáfrica 2010. Posteriormente, el Toto se enroló en solitario. En 2011 dirigió al Estudiantes argentino. Un año después se hizo con el O´Higgins. Con el conjunto de Chile logró el Apertura de 2013 y la Supercopa chilena en 2014, los primeros títulos de la historia del club. Una vez finalizada la temporada 2013/14, el Celta contactó con Berizzo. Luis Enrique se marchó al FC Barcelona y dejó libre el banquillo olívico. La apuesta por un estilo continuista, el pasado celeste de Berizzo (jugó cinco temporadas como jugador, de 2001 a 2005) y el éxito en el O´Higgins pesaron más que la poca experiencia de Berizzo como técnico.

La primera temporada estuvo en la cuerda floja

El paso del tiempo ha demostrado que la apuesta por Berizzo fue todo un acierto. Tres años después es evidente el salto cualitativo del Celta. Sin embargo, no todo fue un camino de rosas. La primera temporada fue la más complicada. Tras un inicio prometedor, con el Celta quinto en la jornada diez, llegó el desplome. Una mala racha interminable de diez partidos (solo 2 puntos de 30 posibles) y la temprana eliminación en la Copa hicieron que el Toto estuviera más fuera que dentro. Mouriño tuvo paciencia y le mantuvo en el momento más difícil. Berizzo respondió enderezando el rumbo para terminar en una meritoria octava plaza. El susto se tornó en alivio y lo mejor estaba por llegar.

Clasificación para Europa y semifinales de Copa

Iago Aspas volvió a casa tras no triunfar en el Liverpool y Sevilla. Aspas, Nolito y Orellana formaron un tridente excepcional que hizo disfrutar a Balaídos. El Celta, al igual que en la anterior temporada, tuvo un inicio espectacular. Llegó incluso a ponerse líder. En esta ocasión no se desinfló y mantuvo una gran regularidad, estando prácticamente todas las jornadas en los puestos europeos. Luchó por meterse en la Champions, pero al final accedió a la Europa League mediante la sexta plaza. Y en la Copa mostró un empeño a tener en cuenta. Llegó a semifinales, donde fue eliminado por el Sevilla. Meritorio el KO al Atlético en cuartos, especialmente la victoria 2-3 en el Calderón para meterse a semifinales de manera brillante. El proyecto Berizzo se reforzó considerablemente en la segunda temporada, la mejor en años del cuadro olívico.

Un sueño llamado Estocolmo

Esta temporada, la tercera, era la del retorno a Europa. Se respiraba ilusión. Eran diez años sin jugar competicion europea. Y el retorno fue a lo grande, haciendo historia al alcanzar por primera vez unas semifinales europeas. Y lo cerca que estuvo el Celta de la final de Estocolmo. El Manchester United ganó 0-1 en Balaídos. En Old Trafford el Celta plasmó su fútbol y tuvo a los de Mourinho contra las cuerdas. Guidetti, en el último segundo, atisbó su Estocolmo natal, pero perdonó el 1-2 que hubiera supuesto el broche de oro perfecto. El sueño se esfumó, no la dignidad y el orgullo de haber estado a punto de escribir la página más importante de la historia celtiña. El llegar tan lejos en la Europa League mermó al Celta en la Liga, pero no en la Copa. Tras eliminar al Real Madrid en cuartos, era el claro favorito ante el Alavés en semifinales. La predicción no se cumplió y el Alavés le sorprendió. Nuevamente le faltó un gol. Berizzo se ha quedado a las puertas de tres finales.

Esta es la historia del Berizzo entrenador en el Celta. Si ya dejó huella como jugador, como técnico lo ha superado. Una especie de Simeone en dimensión reducida. Berizzo cogió a un Celta de mitad de tabla y lo ha transformado en un equipo que compite por llegar a finales. La metamorfosis es evidente. El adiós de Berizzo, que apunta al Sevilla, dejará una huella imborrable. El banquillo de Balaídos es apetecible, pero también un marrón por lo alto que está el listón. El legado de Berizzo espera al próximo entrenador celtiña.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort


El Deportivo consigue la permanencia. El Villarreal lo deja para el último día


El Deportivo seguirá en Primera. El valioso punto que logró en La Céramica, unido al empate del Leganés, le dio la vida. El Villarreal fue mejor, pero tuvo el punto de mira desafinado. Sigue siendo quinto, ya que Athletic y Real Sociedad tampoco sacaron adelante sus enfrentamientos. 

0- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Álvaro, Bonera, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Rodrigo´89), Trigueros (Sansone´70), Bruno, Castillejo; Soldado (Adrián´74), Bakambu.

0- RC Deportivo de La Coruña (4-4-1-1): Lux; Juanfran, Albentosa, Arribas, Fernando Navarro; Carles Gil (Bruno Gama´83), Guilherme, Borges, Ola John (Fayçal Fajr´63); Çolak (Mosquera´90); Andone.
Goles:

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Enseñó la tarjeta amarilla a Trigueros (42´), Soldado (45´), Lux (45´), Andone (52´), Fayçal Fajr (64) y Borges (89´).

Datos: Encuentro de la 37ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 17.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Fue una jornada típica de final de Liga. De jugarse el todo por el todo con nervios a flor de piel, presión máxima y miedo. Las piernas pesaron, pero cuando acabó la alegría del Deportivo contrastó con la insatisfacción del Villarreal. El Dépor logró un puntazo que sabe a Primera. Nuevamente en El Madrigal y en la penúltima jornada, mismo escenario y jornada que en la pasada temporada. El Deportivo ha reescrito la historia. El Madrigal es de grato recuerdo para el deportivismo.

El gol de Syzmanowski en San Mamés fue celebrado como si hubiera sido del Deportivo. Es lo que hizo inútil la amarga victoria del Sporting, cuyo destino próximo será en Segunda. Empezó marcando el Sporting y, con ello, aumentó el terror blanquiazul. El tanto posterior del Leganés tranquilizó los ánimos. Luego el Deportivo se la jugó a una carta: defender con uñas y dientes el empate y confiar en que Athletic y Leganés terminaran empatando. Y así fue para un Dépor jubiloso de Primera.

Para el Villarreal la sensación es que desaprovechó una oportunidad de oro, la de certificar la quinta plaza antes de ir a Mestalla en la última jornada. De haber ganado, el quinto puesto era suyo. Aunque igualmente Athletic y Real Sociedad estarán tirándose de los pelos. Ambos no pasaron del empate, por lo que todo continua igual con un punto por delante el Villarreal de ambos conjuntos vascos.

El Villarreal tuvo que hacer frente a bajas inesperadas. Víctor Ruiz, que ya estaba recuperado, Musacchio y Soriano se cayeron por lesión. Tres ausencias importantes notables. Tal y como se desarrolló el partido, Soriano hubiera venido de perlas para desatascar y tener más presencia ofensiva.

El partido estuvo claramente definido. El Villarreal insistiendo, proponiendo y demostrando, una vez más, que los de abajo se le atragantan. El Dépor, parapetado atrás. En la primera parte buscó la contra, en la segunda simplemente se dedicó a defender en torno a Lux buscando como sea aguantar el 0-0. Ola John puso a prueba a Andrés en la mejor ocasión y, prácticamente, la única clara. Bonera puso la replica al filo del descanso, acción cargada de polémica. Soldado impactó el cuerpo de Lux, que respondió con un empujón que perfectamente hubiera podido ser roja. Gil Manzano, al que la grada no olvida del día del Real Madrid, repartió una amarilla para Lux y otra para Soldado.

En la segunda parte, el monólogo amarillo fue absoluto. Los de Fran Escribá salieron con una marcha más. Jonathan Dos Santos, Bruno y Trigueros movieron las operaciones y Bakambu se dedicó a incordiar. En las botas del congoleño estuvieron las mejores ocasiones, pero hoy Cédric no tuvo el acierto de las jornadas anteriores. La entrada de Sansone y Adrián no salvaron los muebles. Lux y Fernando Navarro se erigieron como las cabezas visibles del gran trabajo defensivo coruñés. El Dépor respira y el Villarreal se la jugará en una última jornada que será aún más emocionante si cabe.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort






Villarreal - Deportivo: Cuando ganar es más que una obligación


Villarreal y Deportivo se miden en un duelo decisivo por Europa y la permanencia. El Depor, tan lejos del descenso (5 puntos) como cerca asoma el pesimismo. La incertidumbre, sin embargo, acaba de dos formas distintas. El combinado herculino estará salvado si gana en La Cerámica o el Sporting no vence al Eibar en Ipurúa. El submarino es consciente de que no debe fallar. Los tres puntos son el mejor aval para continuar quinto y más ante el acoso de Athletic y Real Sociedad.

Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Soriano; Soldado, Bakambu.

RC Deportivo de La Coruña (4-2-3-1): Lux: Juanfran, Albentosa, Arribas, Fernando Navarro; Borges, Alex Bergantiños; Carles Gil, Çolak, Ola John; Andone.

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 37 de La Liga 2016/17 disputado el 14 de mayo a las 20:00h. en el Estadio de la Cerámica. Retransmitido por beIN

Ambos dependen de sí mismos para lograr lo que anhelan en estas dos últimas jornadas de horario unificado. El Villarreal defenderá la quinta plaza en los duelos ante el Deportivo y el Valencia. Incluso podría ser de Europa League esta jornada. Si el Villarreal hace los deberes contra el Depor y el Athletic o la Real Sociedad fallan, el submarino sacará el billete europeo antes de visitar Mestalla. El Depor, por su parte, está casi en Primera, pero le falta el último impulso. Ganando en La Cerámica problema resuelto. Y luego está la opción del Sporting. Todo lo que no sea una victoria sportinguista deja al combinado blanquiazul en Primera, aún perdiendo contra el submarino.

Es una empresa peliaguda teniendo en cuenta donde y contra quien juega, en la cancha de un Villarreal en plena lucha por Europa. Y luego hay que añadir a la balanza el mal momento blanquiazul. Solo una victoria en los últimos nueve partidos, resultados que han llevado a no cerrar antes la permanencia y a tener opciones de descender. No es tiempo de dejarse arrastrar por las penas, solo de salvar la vida y más cuando la propia supervivencia está en juego. El Deportivo no quiere llegar a la última jornada frente a Las Palmas en vilo. El objetivo pasa por amarrar la salvación en El Madrigal, como ya hiciera en la pasada temporada y en la misma jornada, la penúltima. Solo que hace un año el Villarreal, ya clasificado para la Champions, no se jugaba nada.

Esta vez el Villarreal sí se juega las habichuelas. Viene de caer en el Camp Nou, derrota que no trajo consecuencias. La Real Sociedad empató ante el Sevilla y el Athletic cayó ante el Alavés, por lo que la clasificación siguió tal y como estaba. Frente al Deportivo, el Villarreal no concibe otra situación que no sea el triunfo. Pese a encajar un 4-1 ante el Barcelona, el Villarreal está atravesando un buen nivel de juego. Debe refrendarlo para dar el penúltimo impuso a Europa. Si se cumplen los pronósticos, llegará a la última jornada defendiendo la quinta plaza en el derbi de Mestalla.

A la espera de Bruno, que es duda, Fran Escribá tirará de su once tipo incluido Víctor Ruiz, que vuelve tras diversas semanas fuera. Una excelente noticia, con el ex del Valencia los números defensivos mejoran. Si Bruno no llega a tiempo, Rodri ya ha demostrado que está preparado. Fran Escribá también también podrá contar con Trigueros, que ha superado la sobrecarga que arrastraba. La mejor baza amarilla reside en Cédric Bakambu. El franco-congoleño, en idilio con el gol, está cuajando un excelente final, recordando al Bakambu de la pasada campaña. Amenaza clara para Lux.


Pedro Mosquera es la gran novedad deportivista. Aquejado de una rotura muscular, ha acortado los plazos y arriesgará a costa del peligro de una recaída con tal de sacar al Deportivo del meollo. También vuelve Albentosa, tras cumplir sanción ante el Espanyol. Pepe Mel apostará por dar amplitud desde los extremos. Ola John cuenta con papeletas para continuar de inicio, mientras que Carles Gil se postula en la derecha. El Deportivo necesita la clarividencia de Çolak y los goles de Andone para poner fin al suspense y quedarse en Primera. Día de emociones fuertes.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort  

Barcelona 4-1 Villarreal: Messi y Neymar quieren La Liga


Messi, siempre Messi. El Villarreal realizó un buen partido en el Camp Nou, e incluso dominó en ciertas partes del encuentro…pero se llevo un 4-1. Messi volvió a decidir con un doblete en un encuentro en el que brillaron el crack argentino y Neymar. El Villarreal no pudo rascar nada en el feudo blaugrana, pero dejó una muy buena imagen. La diferencia entre ambos está clara. Quien decide, Messi.

4- FC Barcelona (4-3-3): Ter Stegen; Sergi Roberto (Mascherano, m. 78), Piqué, Umtiti, Digné (Jordi Alba, m. 75); Rakitic, Busquets, Iniesta; Neymar, Luís Suáres, Leo Messi.

1- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Álvaro, Costa; Dos Santos, Rodri, Trigueros, Roberto Soriano (Castillejo, m. 70); Bakambu (Adrián, m. 82)y Soldado (Sansone, m. 70).

Goles: 1-0 Neymar min.21, 1-1 Bakambi min.32, 2-1 Messi min.45, 3-1 Luis Suárez min.68, 4-1 Messi (p) 82´.

Árbitro: Sánchez Martínez . Amarillas a Sergi Roberto, Álvaro, Iniesta, Musacchio

Estadio: Camp Nou. 90.4000 espectadores.

La primera parte, pese a las estadísticas, no tuvo un dominador claro. Pero como siempre, Messi decidió al filo del descanso un partido en el que el conjunto amarillo crecía poco a poco. Tanto como con balón, como sin él.

La Pulga fue la gran diferencia entre ambos equipos. De sus botas nació el primer tanto, no exento de polémica por un posible fuera de fuego de Neymar, que acabó batiendo a Andés Fernández.

Tras unos primeros minutos de respeto y imprecisiones entre ambos equipos, el crack argentino vio los huecos por donde nadie los había visto antes y decantó el primer acto a favor del Barça en el 20’ y el 45’.

Entre estos dos hechos puntuales, el Villarreal estuvo muy bien plantado sobre el césped blaugrana. Se atrevió a disputarle la posesión a los catalanes y además llegaba con criterio al área de Ter Stegen. Una situación que no se había visto en los minutos anteriores.

Rodri, Jona Dos Santos y Trigueros crecían alrededor del esférico, Soldado y Bakambu empezaron a hacer de las suyas, y así llegaron los mejores momentos amarillos, en los que incluso pudo ponerse por delante. Defensa férrea y contraataques rápidos. No había mucho misterio, pero el Barça sufría.

Fue Bakambu el que puso el empate tras recorrerse 50 metros y superar a Ter Stegen con la mayor tranquilidad del mundo. Un gol que evidenciaba las carencias defensivas de Piqué y Umtiti.

Pocos instantes después, Soldado marró la ocasión más clara del encuentro. Cabeceó completamente solo un envío medido de Soriano, pero su remate salió fregando la cruceta del meta alemán del Barça. Del 1-2, al 2-1. Messi, siempre Messi.

El segundo tiempo fue el de la debacle amarilla. Aunque tuvo ocasiones para que así no fuese, se llevó cuatro goles en el saco. No es que el Barça dominara, simplemente que el Villarreal fue víctima de sus propios errores, tanto en ataque como en defensa.

Imprecisiones, despistes…un espejismo de la cara que había mostrado en el primer tiempo. Luis Suarez, que no había estado demasiado fino durante el encuentro bailó con Álvaro, lo sentó, y fusilo a Andrés.

Se estiró un poco el Villarreal en búsqueda de un gol que le diera aire, pero cuando llegaba al área local, si diluía como un azucarillo.

Jaume Costa, que fue uno de los mejores del equipo amarillo durante el pasar de los minutos, provocó un claro penalti que Messi convirtió a lo panenka, ante la desesperación amarilla. Castillejo, Adrián y Sansone salieron al campo para aportar nuevas pilas, pero no fue suficiente para que el Villarreal, en un buen partido, se saliera con un resultado injusto para lo que fue el devenir del encuentro.

Borrón y cuenta nueva. El próximo episodio contra el Deportivo en el Estadio de la Cerámica es el partido realmente importante para asegurar la plaza de Europa League.

Cristian Iserte
MotivaGoal

El título y Europa ponen emoción al final


Llegamos al punto más emocionante, el final de curso, donde todo se perfila. En este caso, el título se presenta lo más interesante y disputado. En las competiciones europeas, queda por ver el orden, mientras que el descenso está prácticamente decidido.

Barcelona y Real Madrid, empatados a 81 puntos, se disputan el título. Ayer vivimos una jornada exigente. El Real Madrid estuvo cerca de fallar ante el Valencia. La ansiedad y la poca puntería casi le cuestan un disgusto. Marcelo lo arregló en el 86´, poco después del golazo de falta de Parejo. En el derbi barcelonés, el grave error de Jurado rompió al Espanyol en la segunda parte, incapaz de atajar la sangría propiciada por Luis Suárez y Rakitic. Al final ni Real Madrid ni Barcelona fallaron. Todo sigue igual, aunque descontando una jornada.

De aquí al final, culés y merengues son conscientes de que cualquier despiste les puede costar el título. El Real Madrid, que debe hacer frente a la exigencia de las semifinales de Champions, cuenta con la bola extra de Balaídos. Para ser campeón le bastaría con ganar tres partidos y empatar uno. El Barcelona, que la próxima jornada recibe al Villarreal, depende de un tropiezo merengue.

Esta semana Osasuna y Granada han dicho adiós a Primera. El Sporting, salvo milagro, sufrirá el desenlace. Curso para olvidar de rojillos, nazarís y sportinguistas, lo que ha permitido que el descenso esté definido. Leganés y Deportivo se librarán, probablemente, de llegar a la última jornada jugándose el todo por el todo. Una de las tres plazas de Primera de la próxima campaña ya tiene dueño. Tras ganar 1-0 al Oviedo, el Levante vuelve a la división de oro del fútbol español. Temporada intachable del conjunto granota, desde hace meses ya olía a Primera.

Con lo de abajo casi decidido, Europa, al igual que el título, presenta una interesante pugna. Atlético y Sevilla luchan por la tercera plaza. Los del Cholo llegan embalados al final. El combinado hispalense, que no hace tanto luchaba por el título, se ha desinflado. Pero todo hace indicar que, si no tercero, acabará en puestos de Champions. A esa cuarta plaza no renuncia el Villarreal, quinto, puesto para el que opositan Real Sociedad y Athletic con tal de evitarse rondas europeas en verano. Si el Barcelona gana la Copa del Rey, Villarreal, Athletic y Real Sociedad apuntan a la Europa League. El Espanyol se ha alejado, el Eibar lo tiene complicado.  

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Villarreal deja al Sporting al borde del abismo


El Villarreal completó su semana fantástica al vencer al Sporting, tres puntos que le mantienen quinto y le permiten tener más cerca el objetivo europeo a falta de tres jornadas. Soldado y Bakambu, por partida doble, sellaron la victoria de un Villarreal superior. El combinado sportinguista pudo adelantarse, pero no aprovechó sus oportunidades y lo pagó. En el minuto 60 el Villarreal ya lo tenía sentenciado con el 3-0. Luego desconectó y Douglas marcó el tanto del honor para un Sporting que roza la Segunda División.

3- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Álvaro, Bonera, José Ángel; Jonathan Dos Santos, Rodrigo, Bruno, Soriano (Trigueros´88); Soldado (Adrián´75), Bakambu (Sansone´68).

1- Real Sporting de Gijón (5-4-1): Cuéllar; Douglas, Babin, Amorebieta (Víctor Rodríguez´51), Meré, Isma López; Carmona (Sergio Álvarez´66), Xavi Torres, Vesga (Burgui´46), Moi Gómez; Cop. 

Goles: 1-0 Soldado min.32, 2-0 Bakambu min.46, 3-0 Bakambu min.59, 3-1 Douglas min.72.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité catalán). Enseñó la tarjeta amarilla a Amorebieta (35´), Jonathan Dos Santos (64´) y Bonera (83´)

Datos: Encuentro de la 35ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 16.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Tras utilizar el habitual 4-3-3 en los empates ante Osasuna y Espanyol, Rubi volvió al 5-4-1. La idea de fortalecer defensivamente no resultó. Ni con cuatro ni cinco atrás, el sistema defensivo fue un juguete en manos de Bakambu y Soldado. El Villarreal no tuvo los apuros habituales que ha tenido ante los de la parte baja y tuvo un partido plácido. Castigó a un alicaído Sporting en momentos cruciales, lo que fue determinante para que el Villarreal ganara con solvencia.

El Villarreal salió claramente dominador, acumulando largas posesiones ante un replegado Sporting. A base de tocar con paciencia, el submarino no tardó en llamar al gol por medio de Soriano. El italiano, antes de la media hora, dispuso de dos claras. En el 13´ Isma López se la sacó en la línea de gol tras una gran jugada colectiva. En el 23´, con todo a favor y sin oposición en el vértice izquierdo del área chica, remató demasiado mal. Soriano no fue el del Calderón. El rol destacado de la medular estuvo principalmente en Jonathan, partidazo, y Rodrigo, que aprovechó la oportunidad. 

La acumulación atrás no protegía el sistema defensivo del Sporting, excesivamente blando. Al menos, tras el susto inicial, se animó en ataque. Teniendo la soga al cuello, la necesidad de victorias invitaba a la osadía. Y casi obtuvo la recompensa en varias acciones. El palo evitó el tanto de Moi Gómez en un buen disparo con la zurda y Andrés, que sigue de dulce, puso una gran mano dejando a Xavi Torres con la miel en los labios.

El Villarreal sentenció en 60 minutos y le sobró la última media hora

Tan solo un minuto después de la ocasión de Xavi Torres, en el 32´, Soldado hizo el 1-0. Rodrigo realizó una asistencia elevada de cabeza que sobrepasó a la línea de centrales. Soldado recibió y la cruzó. Mazazo para el Sporting, que recibió el gol cuando mejor estaba. El Villarreal, que controló más, aprovechó una de sus opciones y se marchó al descanso con ventaja.

Cualquier atisbo de reacción sportinguista fue echada al traste con el tanto de Bakambu nada más empezar la segunda parte. Mérito también de Jonathan Dos Santos, que dibujó un gran pase al hueco que rompió a la zaga y dejó a Bakambu solo ante Cuéllar. El delantero, una pesadilla para el Sporting en la segunda parte, no faltó a su cita con el gol. En el 60´ Bakambu logró el segundo en su cuenta particular, tras aprovechar una asistencia de Soldado desde la derecha. Poco antes del 2-0, se invirtieron los papeles. Bakambu se la regaló a Soldado que falló lo infallable a puerta vacía.

Con el partido sentenciado, el Villarreal se relajó y el Sporting redujo diferencias con un disparo cruzado de Douglas Costa. El Villarreal cedió terreno, lo que aprovechó el combinado asturiano para maquillar el desaguisado. Rubi dio entrada a Burgui, Sergio Álvarez y Víctor Rodríguez, pero solo dio para marcar un gol que nada cambió. La sensación amarga anuncia un desastre cada vez más inevitable. Mientras, el Villarreal, huele cada vez más a Europa. Objetivo, terminar quinto sin renunciar, tan siquiera, a la cuarta plaza ni a asaltar el Camp Nou en la próxima jornada. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El tren europeo del Villarreal pasa por la última bala del Sporting


Con 12 puntos por disputarse y a 6 de la salvación, el Sporting ha de ganarlo prácticamente todo para aferrarse a Primera. Al borde de consumar los peores presagios, el combinado sportinguista necesita un espaldarazo anímico, como lo sería ganar en La Cerámica. El Villarreal, al que se le dan mejor los grandes que los modestos, quiere cerrar el círculo después de ganar a Leganés y Atlético. Culminar la semana grande supondría estar un paso más cerca de la meta europea.

Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Álvaro, Bonera, José Ángel; Castillejo, Trigueros, Bruno, Soriano; Soldado, Bakambu.

Real Sporting de Gijón (5-4-1): Cuéllar; Douglas, Babin, Meré, Amorebieta, Isma López; Víctor Rodríguez, Sergio Álvarez, Vesga, Burgui; Cop.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité catalán).

Datos: Encuentro de la jornada 35 de la Primera División 2016/17 disputado el 28 de abril de 2017 a las 20:45h en el Estadio de la Cerámica. Retransmitido por beIN.

Lo del Sporting se podría catalogar como 'misión imposible'. Los de Mareo, como si de Tom Cruise se tratara, deberán lograr lo que no parece probable. Tras empatar ante el Espanyol -duelo que los sportinguistas hicieron más méritos- y ganar el Leganés a Las Palmas, la distancia con la salvación aumentó en 6 puntos. Por lo que no queda otra que ir a ganar al feudo del Villarreal con tal de agarrarse a las matemáticas. Dentro del pesimismo reinante hay una pequeña luz. El Sporting, ante los grandes, da la cara: puntuó en el Pizjuán y el Real Madrid solo pudo ganarle en el añadido.

Y al Villarreal le sienta mejor medirse a los grandes. Curiosamente, ante los de la parte baja tiene más problemas. Veremos si esta paradoja se cumple ante el Sporting. Las cuentas del Villarreal para ir a Europa pasan por ganar los partidos de casa, a priori asequibles. Vuelven al once Bakambu, Soldado, Mario y Soriano, el héroe de Calderón. Musacchio y Jaume Costa se lo pierden por sanción. Les sustituirán Bonera, que siempre cumple, y el ex sportinguista José Ángel.

Tras utilizar el habitual 4-3-3 en los empates ante Osasuna y Espanyol, Rubi meditá volver a la defensa de cinco que utilizó ante el Real Madrid. Amorebieta, Babin y Meré se perfilan como el trío de centrales con Douglas Costa y Isma López o Canella como carrileros. La otra duda reside en la derecha del ataque, donde Víctor Rodríguez o Carmona se disputan un hueco. Rubi necesita recuperar la mejor versión de Burgui, la mayor esperanza junto a Cop, Sergio Álvarez y Vesga.  

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-1 Leganés: La mano de Bakambu castiga al Leganés


El Villarreal logró un triunfo in extremis ante el Leganés que le refuerza en la quinta plaza. El partido estuvo marcado por un final loco con polémica. Guerrero, en el 89´, igualó el tanto de Bakambu en el 68´. Cuando el Leganés ya celebraba el valioso punto, llegó el controvertido 2-1 en el descuento. Bakambu, ayudado de la mano, hundió a un combinado pepinero que se queda a 4 puntos del descenso.

2- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Álvaro, Jaume Costa; Sansone (Castillejo´61), Trigueros, Bruno, Soriano (Jonathan Dos Santos´75); Soldado (Adrián´86), Bakambu. 

1- CD Leganés (5-3-2): Iago Herrerín; Víctor Díaz, Bustinza, Ínsua, Siovas, Adrián Marín; Unai López (Samu García´80), Erik Morán, Gabriel (Bueno´70); Luciano (Timor´66), Guerrero.

Goles: 1-0 Bakambu min.68, 1-1 Guerrero min.89, 2-1 Bakambu min.92.

Árbitro: Jaime Latre (Comité aragonés). Enseñó la tarjeta amarilla a Musacchio (64´), Bustinza (72´), Eric Morán (84´), Siovas (92´)

Datos: Encuentro de la 33ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 16.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Villarreal - Leganés sólo es uno más de una larga lista de errores arbitrales. Esta vez el perjudicado fue el Leganés, privado de un punto por la mano de Bakambu en el segundo gol. Con el VAR, cada vez más necesario, el conjunto pepinero habría arañado un merecido punto. 

El Villarreal hizo frente a un partido trabado. No estuvo cómodo, con problemas claros para superar el entramado defensivo del Lega. Garitano utilizó la defensa de cinco con Adrián Marín, cedido por el Villarreal, de inicio. Un 5-3-2 (5-4-1 en repliegue) que atascó ofensivamente al submarino. El Villarreal tuvo más posesión, pero no le resultó efectiva. La lenta circulación y la poca profundidad, aspectos a analizar de un submarino que no realizó un buen partido. 

Fran Escribá jugó con tres delanteros, aunque con matices. Sansone, pegado a la derecha, actuó como un centrocampista más. En la primera parte fue el más llegó del Villarreal. Tuvo dos opciones ante Iago Herrerín. La más clara, en el 37´. Solo ante Iago Herrerín, en el mano a mano, la cruzó en exceso. Sansone perdonó y sigue sin encontrar el gol de principio de temporada. Algo que sí que cuenta Bakambu actualmente: tercera jornada seguida marcando.

El congoleño puso fin al sopor en el 67´, cuando abrió la lata. Recibió un buen pase de Soldado y la cruzó por el palo largo. A partir de ahí, el Villarreal durmió el partido, replegándose y buscando la velocidad de Bakambu para sentenciar. Al Leganés el gol no le afectó. Siguió insistiendo. Con anterioridad avisó. Siovas y Erik Morán propicieron sendas paradas de Andrés Fernández. El meta, que sigue acumulando méritos, no pudo hacer nada ante Guerrero en el 89´.

Cuando el empate parecía definitivo, en el 92´, se produjo el inesperado desenlace. Jonathan Dos Santos, desde la frontal, sacó un centro-chut empujado por Bakambu con la mano. Aparte de mano, se reclamó también falta del delantero amarillo. Pero Jaime Latre y sus asistentes dieron el tanto por bueno cuando debió de haber sido anulado. El Villarreal, que en otros días fue perjudicado, resultó beneficiado. El damnificado, un Leganés al que le va la vida.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort 

Villarreal 3-1 Athletic: Zarpazo europeo


El Villarreal dio un paso importante en sus aspiraciones europeas. Superó 3-1 al Athletic, al que aleja a 4 puntos y le gana el gol average. Tras una primera parte disputada, con goles de Víctor Ruiz y Laporte, el Villarreal decidió el choque en los diez primeros minutos del segundo tiempo. Los tantos de Bakambu y Adrián finiquitaron al Athletic. Posteriormente el Villarreal, mermado por la expulsión de Víctor Ruiz en el 73´, defendió la renta no sin sufrimiento. El Athletic apretó hasta el final, pero sin premio y fortuna. Especialmente Aduriz con dos remates al palo. 

3- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo (Adrián´37), Trigueros, Bruno, Soriano; Soldado (Álvaro´75), Bakambu (Sansone´71).

1- Athletic Club (4-2-3-1): Kepa; De Marcos, Yeray, Laporte, Balenziaga; Williams (Susaeta´83), Beñat (Iturraspe´57), San José, Lekue (Muniain´57); Raúl García; Aduriz.
Goles: 1-0 Víctor Ruiz min.16, 1-1 Laporte min.19, 2-1 Bakambu min.46, 3-1 Adrián min.57.

Árbitro: Trujillo Suárez (Comité tinerfeño). Mostró la tarjeta roja a Víctor Ruiz (73´). Además, enseñó la tarjeta amarilla a Beñat (21´), Laporte (24´), Bakambu (52´), Soriano (52´), Soldado (73´), , Iraizoz (76´), Andrés Fernández (93´) y Sansone (93´).

Datos: Encuentro de la 31ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 18.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Villarreal tuvo problemas de inicio por la buena presión adelantada del Athletic. Una vez la media amarilla se activó llegó el peligro y, por consiguiente, el primer gol. Fue por medio de Víctor Ruiz (primer gol del central con el Villarreal en partido oficial) en el 16´, aprovechando un rechace al palo de Yeray tras un disparo cruzado de Castillejo. La replica del Athletic no pudo ser mejor. Tres minutos después llegó el empate. Beñat botó un saque de esquina al segundo palo, donde Laporte remató sin oposición al fondo de las mallas.

Que hubiera dos goles al inicio fue fruto de un pulso equilibrado e intenso, donde Villarreal y Athletic sacaron a relucir sus armas; el Villarreal con un juego más elaborado, el Athletic más directo. Cerca del ecuador del primer tiempo el Villarreal le quitó el balón al Athletic. El submarino, guiado por Bruno y Soriano, obligó al Athletic a replegarse. Jaume Costa y Mario llegaron con peligro desde los laterales e intentaron un gol que se les resistió. Al final del primer tiempo los leones volvieron a mostrar sus garras. Aduriz rozó el 1-2 en un remate de cabeza marca de la casa. El larguero le privó del gol.

La segunda parte no pudo empezar mejor para el Villarreal. Soriano filtró un excelente pase al hueco
a la carrera de Bakambu. El franco-congoleño superó a Yeray y sacó un disparo raso y cruzado por el palo largo. El Athletic trató de reaccionar, pero esta vez el Villarreal lo contuvo. Solo un susto de Beñat que salió por centímetros. El Villarreal estaba mejor y lo aprovechó para sentenciar. Llegó a balón parado. En el 68´ Trigueros botó una falta al primer palo, Víctor Ruiz la peinó de cabeza y Adrián, en boca de gol, marcó el definitivo 3-1. Dos goles en poco más de diez minutos que resultaron fundamentales. Víctor Ruiz realizó un gran partido (gol y asistencia), aunque lo empañó su expulsión. Y Adrián, que salió por Castillejo, lesionado, también cumplió retrasado a la derecha.

El Villarreal lo tenía encarrilado, pero terminó encerrado y sufriendo. La expulsión de Víctor Ruiz en el 73´ obligó a cerrar filas en torno al 4-4-1. Volcado sobre la meta de Andrés Fernández, el Athletic insistió con centros laterales buscando el potencial aéreo. Raúl García, Aduriz y San José no cazaron ninguna. Solo Aduriz, que se topó con el palo nuevamente, y Susaeta inquietaron. El Villarreal supo sufrir y aguantó el 3-1, llevándose el duelo de rivales directos. El botín bien valió la pena. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-3 Eibar: Ocón Arráiz castiga al Villarreal, el Eibar sueña con Europa


El Eibar ganó 2-3 al Villarreal, victoria que le reactiva en la pugna por los puestos europeos. Soriano adelantó al Villarreal en una primera parte disputada. En la segunda, el desacierto del colegiado condenó al submarino. Señaló un penalti inexistente de Álvaro sobre Kike García que supuso el 1-1. Posteriormente, no decretó un claro penalti por manos de Lejeune y, dos minutos después, Kike García adelantó al Eibar. Inui, aprovechando un error de Jonathan Dos Santos, puso tierra de por medio. Soriano, en el 88´, puso emoción hasta el final. El Villarreal ve acercarse a sus perseguidores. El Athletic, a 1 punto, el más inmediato. El Eibar, octavo, se sitúa a 4 puntos del Villarreal.

2- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Álvaro, Bonera, Jaume Costa; Castillejo (Adrián´58), Trigueros (Jonathan Dos Santos´58), Bruno, Soriano; Soldado, Bakambu (Santos Borré´80).

3- SD Eibar (4-4sell-2): Yoel; Capa (Luna´42), Ramis, Lejeune, Arbilla (Gálvez´63); Pedro León, Dani García, Escalante, Inui; Kike García (Rivera´76), Sergi Enrich.
Goles: 1-0 Soriano min.17, 1-1 Pedro León (p) ´47, 1-2 Kike García min.54, 1-3 Inui min.77, 2-3 Soriano min.88

Árbitro: Ocón Arráiz (Comité riojano). Enseñó la tarjeta amarilla a Bonera (10´), Castillejo (38´), Luna (42´), Inui (57´), Álvaro (65´) y Kike García (67´)

Datos: Encuentro de la 29ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 15.832 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Los tres puntos suponían un valioso botín. Al Eibar le permitían apurar sus opciones europeas y acercarse al Villarreal. Al submarino, aparte de poder dejar al Eibar a 10 puntos, amarrar la Europa League y seguir a la caza de la Champions. Salió victorioso un combativo Eibar de un duelo de alternativas, jugado de poder a poder, donde las decisiones del colegiado perjudicaron al Villarreal.

Fran Escribá y Mendilibar apostaron por un fútbol intenso y ofensivo. La primera parte fue tan descontrolada como emocionante, con groguets y armeros saliendo a morder. La velocidad de Bakambu y la calidad de Soriano inquietaron a la retaguardia del Eibar. La mejor baza del Eibar fue Inui, que agitó al Villarreal con su movilidad y descaro. Las ocasiones se manifestaron en ambas porterías, pero fue el Villarreal quien golpeó primero. En el 17´ Mario puso un centro anticipado al segundo palo y Soriano batió a Yoel de cabezazo cruzado. Poco después del 1-0, el poste evitó un gran gol de Soldado desde fuera del área. Pese a ir con el marcador en contra, el Eibar no se descompuso, pero chocó con un Villarreal bien plantado que maniató su fútbol.

La segunda parte se descontroló por completo a raíz de la polémica arbitral. En el 47´ se señaló un penalti que no fue tal de Álvaro sobre Kike García. Pedro León transformó la pena máxima y puso las tablas. Del posible 2-1 se pasó al 1-2, dos jugadas que cambiaron el partido. Ocón Arráiz ignoró unas claras manos de Lejeune y, dos minutos después, Kike García marcó. El delantero, un incordio en la segunda parte, cazó en el primer palo un centro de Arbilla desde la derecha.

Con la ventaja favorable, el Eibar dio un paso atrás, priorizando defender la valiosa renta. El Villarreal cargó con la rabia del que se siente perjudicado y perdió la clarividencia de su juego. Tuvo ocasiones, pero remates más por insistencia que por fe. Inui dilapidó las esperanzas de remontar en el 77´. Le robó la cartera a Jonathan Dos Santos en tres cuartos, avanzó hacia Andrés Fernández y le fusiló con un derechazo cruzado por la escuadra. Imparable, golazo para rubricar la gran actuación del nipón, al que se le va a echar de menos en los dos partidos de esta semana. El tanto final de Soriano, doblete del italiano que se convierte en máximo goleador groguet en LaLiga, volvió a dar esperanzas. Mario tuvo la opción de sellar el 3-3, pero la mandó al limbo. El Eibar se llevó tres puntos de oro del Estadio de la Cerámica. El Villarreal, perjudicado, ve a sus rivales acercarse. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-0 Espanyol: El submarino marca distancia


El Villarreal logró una importante victoria que le afianza en la sexta plaza y le permite dar un golpe en la mesa. Ganó a un rival directo, el Espanyol, al que aleja a 9 puntos; que unido a las derrotas de Eibar (a 6 puntos del Villarral) y Celta (a 10) consolidan a un submarino a la caza de Real Sociedad y Atlético. Soriano y Bakambu, con sus goles, permiten soñar a un Villarreal recuperado, superior al Espanyol. Los de Quique no fueron los de anteriores partidos y ven frenada su progresión. 

Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo, Trigueros, Bruno, Soriano (Rodrigo´71); Soldado (Jonathan Dos Santos´62), Bakambu (Santos Borré´87).

RCD Espanyol (4-4-1-1): Diego López; Javi López (Hernán Pérez´75), Óscar Duarte, Diego Reyes, Aarón; Jurado, David López, Marc Roca (Diop´84), Piatti (Caicedo´55); Jurado; Gerard Moreno.

Goles: 1-0 Soriano min.45, 2-0 Bakambu min.80.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). Enseñó la tarjeta amarilla a Jaume Costa (2´), Diego López (27´), Álvaro (53´) y Óscar Duarte (65´).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 26 de la temporada 2016/17 disputado en el Estadio de la Cerámica. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El 0-4 ante el Roma fue el punto de inflexión. Lo demuestran los números: 4 victorias en los últimos 5 partidos. El Villarreal se ha rehecho y ha recuperado la autoestima. Le vendrá bien de cara a las dos salidas difíciles que le vienen: Celta y Las Palmas. El combinado perico venía apretando fuerte y quería salir cerca de Europa del Estadio de la Cerámica. Nada más lejos de la realidad. Hizo más daño en la primera parte cerrado y al contragolpe que cuando tuvo que proponer. Al filo del descanso tuvo el 0-1, perdonó y el Villarreal le castigó con el tanto de Soriano justo después. Luego ya no se repuso, solo Diego López evitó un mal mayor.

El Villarreal salió dispuesto a morder desde el principio. En el 2´ Bakambu tuvo el primero, en una clarísima ocasión que sacó Diego López, el mejor perico hoy. Con dos líneas de cuatro juntas defendiendo cerca de Diego López, el Espanyol cerró filas, anulando poco a poco la mayor posesión amarilla. En la primera parte, el combinado perico hizo resoplar al Villarreal con contras iniciadas desde la izquierda, donde Aarón y Piatti crearon peligro con sus centros medios buscando a Gerard.

Gol psicológico 

El partido estaba en una fase táctica, disputada, que se rompió al filo de descanso con claras ocasiones en las dos áreas. En el 43´ Diego López se mostró providencial ante Soriano. En el 44´ Andrés Fernández hizo lo propio ante Jurado en la mejor ocasión blanquiazul. Y en el 45´, el 1-0, obra de Soriano tras un servicio de Mario que fue medio gol. El Espanyol no aprovechó su opción, lo contrario que el Villarreal, gol providencial antes del descanso. Una losa para el Espanyol.

Bakambu puso la guinda

Nada más volver del descanso, Bakambu dio un aviso que no fue a mayores. Luego el Villarreal se replegó y el Espanyol se hizo con el balón. Un dominio estéril en estático, incapaz de comprometer a un solido Villarreal. El dominio perico acabó en el 62´, cuando Jonathan Dos Santos entró por Soldado. Con el mexicano, con tres en el medio, el Villarreal recuperó el control. Solo faltaba marcar el tanto de la tranquilidad y el submarino lo logró a diez minutos del final. Trigueros, el mejor del Villarreal, soltó un latigazo que despejó Diego López. Bakambu cogió el rechace, remató y, tras dar en el palo, el balón rebotó en la cabeza de Diego López y entró. Ahí firmó su sentencia el Espanyol, que ni con Caicedo y Gerard juntos pudo tener opciones. El Villarreal no desperdició la oportunidad de afianzarse en Europa. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort



Villarreal 2-3 Real Madrid: Remontada de líder con polémica


El Real Madrid ganó 2-3 en el Estadio de la Cerámica, remontando un 2-0 y sigue líder. Cruel desenlace para un Villarreal superior durante los primeros 60 minutos. En apenas seis minutos, 50´ y 56´, los goles de Trigueros y Bakambu hicieron peligrar el liderato para los de Zidane. Pero la entrada de Isco y Morata reavivó al Real Madrid que jugó una gran media hora final no exenta de polémica. Bale puso el 2-1, Cristiano aprovechó un penalti de Bruno que no fue tal y Morata firmó la remontada. La nota triste la puso Sergio Asenjo, que se retiró pasada la media hora, lesionado nuevamente de gravedad.

2- Villarreal CF (4-5-1): Asenjo (Andrés Fernández´34); Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo, Trigueros (Rodrigo´75), Bruno, Jonathan Dos Santos, Adrián (Cheryshev´58); Bakambu.

3- Real Madrid CF (4-3-3): Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Modric, Casemiro, (Isco´57) Kroos; Bale (Lucas Vázquez´88), Benzema (Morata´76), Cristiano Ronaldo.
Goles: 1-0 Trigueros min.50, 2-0 Bakambu min.56, 2-1 Bale min.64, 2-2 Cristiano Ronaldo (p) ´74, 2-3 Morata min.83

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Expulsó a Fran Escribá (73´). Enseñó la tarjeta amarilla a Soldado (73´), Bruno (73´), Álvaro (73´), Sergio Ramos (76´), Mario (88´) y Pepe (89´).

Datos: Encuentro de la 24ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. Lleno. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Para Villarreal y Real Madrid era un choque clave, los tres puntos suponían un acicate tan jugoso como para no dejarlos escapar. Al Real Madrid le permitían no bajarse del liderato. Al Villarreal, acercarse a 3 puntos de la Champions. Tras la derrota en Mestalla y con el Barcelona como líder provisional tras ganar al Atlético, el Real Madrid no podía permitirse otro pinchazo. Dada la importancia del choque y que LaLiga iba en ello, Zidane tiró del once de la Undécima. Volvieron de inicio Pepe y Bale y, con el galés, de nuevo la BBC.

El Real Madrid tuvo dos caras, los primeros 60 minutos nefastos y los 30 últimos brillantes. En la primera parte el Villarreal dejó escapar vivo al actual campeón de Europa. El submarino fue superior tácticamente, en intensidad y, por supuesto, en fútbol. Modric, Kroos y Casemiro fueron superados por la novedosa línea de tres formada por Trigueros, Bruno y Jonathan Dos Santos. Mario y Castillejo tuvieron la oportunidad de certificar en gol el buen trabajo amarillo. Sobre todo Castillejo. El malagueño remató solo en la frontal del área chica, pero la mandó al limbo con la pierna mala. De la BBC, ni Bale ni Cristiano en la primera mitad. Solo Benzema y no mucho. El francés rozó el gol. Recibió un centro de Marcelo y cabeceó en el área chica. Asenjo, gigante, hizo alarde de reflejos. Fue la parada más dolorosa de la temporada. Asenjo se lesionó gravemente por cuarta vez en su carrera, justo cuando estaba en un nivel altísimo. Andrés le sustituyo y sin Asenjo la vida no fue igual.

Segunda parte de locura: 2-0 del Villarreal, remontada blanca y polémica

El Villarreal volvió del descanso dispuesto a morder y vaya si lo consiguió. Y otro mal inicio del Madrid, como en Valencia. Seis minutos aprovechados por Trigueros y Bakambu para hacer tambalear LaLiga. En el gol de Bakambu, el Real Madrid reclamó un dudoso fuera de juego del franco-congoleño (casi todos los goles estuvieron salpicados por la polémica).

Con el Real Madrid herido de muerte, Zidane buscó un revulsivo y lo encontró en Isco. Con Modric bajo físicamente y Kroos plano, Isco tiró del carro y lideró la remontada. Su fútbol de entrelíneas dio la fluidez necesaria a un Madrid desdibujado hasta entonces. Con el 4-2-3-1 mejor que con el 4-3-3, pero un sensacional Isco fue el punto de inflexión.

La reacción tuvo su primer punto en una maravillosa volea de Cristiano que se estrelló en el poste. Bale, en el 64´, de sútil remate de cabeza puso el 2-1 y luego llegó la jugada más polémica. Un balón rebotado dio en la mano de Bruno y Gil Manzano decretó un penalti que no era, al venir de un rebote y haber involuntariedad. La indignación local se tradujo con la expulsión de Fran Escribá por protestar. Cristiano transformó la pena máxima y metió de lleno al Real Madrid. Morata, que salió por Benzema, acabó la faena con la colaboración de Andrés Fernández. En dicha jugada, el Villarreal reclamó una falta de Isco a Castillejo.

El Villarreal no le perdió la cara ni con el mazazo del 2-3. Peleó hasta el final y Jonathan Dos Santos amenazó el liderato con la última bala amarilla. Se quedó en un susto para el Real Madrid, que protagonizó una gran remontada en media hora. El Villarreal, recibió un castigo demasiado duro, pero le penalizó el bajón físico tras el 2-0, amén del arreón blanco y la consabida polémica.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 0-4 Roma: Dzeko sentencia al Villarreal


Un hat trick de Dzeko en la segunda parte destrozó al Villarreal, que se queda prácticamente sin opciones en la Europa League a falta de disputar la vuelta en el Olímpico. En la primera parte, Emerson abrió el marcador con un golazo por la escuadra tras un inicio equilibrado. El Villarreal tuvo buenos momentos al inicio de la segunda parte, pero la exhibición de Dzeko le dejó noqueado. Durísimo varapalo para los de Fran Escribá. 

0- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Castillejo (Cheryshev´66); Bakambu (Adrián´66), Sansone (Santos Borré´82).

4- AS Roma (3-4-2-1): Alisson; Manolas, Fazio, Rüdiger (Juan´70); Bruno Peres, De Rossi, Strootman, Emerson; Nainggolan (Leandro Paredes´90), El Shaarawy (Salah´62); Dzeko.
Goles: 0-1 Emerson min.32, 0-2 Dzeko min.64, 0-3 Dzeko min.79, 0-4 Dzeko min.86.

Árbitro: Danny Makkelie (Países Bajos). Enseñó la tarjeta amarilla a Bruno Peres (89´)

Datos: Encuentro de ida de dieciseisavos de final de la UEFA Europa League 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 20.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

Venía como una amenaza que se consumó y de qué manera. El Villarreal tardará en olvidar a Edin Dzeko. Sus tres goles fueron una demostración de 'killer', constatando que es el delantero más en forma. Sus números están ahí y asustan: 28 goles en 30 partidos y 9 dianas en la Europa League. 

Con Dzeko, el Roma va sobrado de gol, algo de lo que el Villarreal adolece. A partir de ahí se puede explicar el 0-4, en la pegada. El Roma con poco marca. El submarino no. Sansone no es el mismo, Bakambu más de lo mismo. Adrián y Santos Borré no destacan por su olfato. Este es el panorama a la espera de Soldado.

Y por juego, el Roma superó al Villarreal en buena parte del partido. El submarino compitió con 0-0. Después del tanto de Emerson tuvo momentos de esperanza, pero no aprovechó las oportunidades. No fueron ocasiones del todo claras. Aparte de la pegada, al Villarreal le faltó profundidad. Trigueros, Bruno, Jonathan Dos Santos, Castillejo, y después Cheryshev, no encontraron rendijas en la rocosa zaga giallorossa. Y Soriano castigado en la grada por su expulsión ante el Málaga.

El Roma no ganó únicamente por Dzeko, no. Ganó porque completó un partido serio en todas las líneas y se mostró sólido. Puede ser un serio candidato para ganar la Europa League. Pese a todo, el inicio no hacía presagiar tal baño o debacle.

Villarreal y Roma salieron ofreciendo una pugna disputada, totalmente táctica. Alta intensidad, riesgos medidos, sabor a eliminatoria. Nainggolan, que estuvo en todos los lados, arropó a Strootman y De Rossi, generando superioridad numérica ante Trigueros y Bruno. Por ahí empezó a decantarse la balanza para los de Spalletti. Bruno Peres y Emerson encontraron la espalda a los laterales, mientras que Manolas, Fazio y Rüdiger sujetaron al Villarreal, tanto en repliegue como en defensa adelantada.

El primer gol llegó fruto de una perdida de Castillejo que resultó fatídica para el Villarreal. Emerson le robó la cartera, se perfiló hacia dentro y, desde fuera del área, la puso con el exterior por la escuadra. Golazo. El gol fue un duro varapalo para un Villarreal que, hasta entonces, no era inferior. Lo que pasa es que el Roma encontró antes el gol, cosa que Mario y Castillejo no lograron antes en las opciones que tuvieron.

Pese al mazazo del 0-1, el Villarreal se sobrepuso. En el primer cuarto del segundo tiempo, jugó sus mejores minutos, teniendo el balón y volcado sobre la meta del combinado giallorosso. Bakambu y Mario rondaron un gol que se resistió. Lo contrario que Dzeko, con sus tres goles en media hora (64´, 79´ y 86´) que supusieron la peor experiencia en años del Villarreal. El bosnio mató, Salah agitó. El egipcio, que salió en la segunda parte por un desafortunado El Shaarawy, rompió a Musacchio y Víctor Ruiz. Con el Villarreal volcado, Salah se benefició de los huecos para dar rienda suelta a su velocidad. El egipcio incluso pudo marcar al final, pero su remate no suena tan bien como sus galopadas. Con 0-4 bastante martirio tenía el Villarreal en su peor día en años.

El próximo jueves. el capítulo del Olímpico se presenta como trámite. Al menos al Villarreal le toca maquillar la imagen.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 1-1 Málaga: Empate polémico


Empate que no satisface a Villarreal y Málaga. Charles adelantó al Málaga en el 14´. Bruno, de penalti, firmó las tablas en el 62´. La desafortunada actuación de Vicandi Garrido acaparó los focos. Señaló un penalti dudoso a Sansone, no decretó uno claro a Charles y expulsó a Soriano en el 71´.

1- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, José Ángel; Jonathan Dos Santos, Trigueros (Rodrigo´81), Bruno, Soriano; Adrián (Bakambu´68), Sansone (Castillejo´76).

1- Málaga CF (4-2-3-1): Kameni; Rosales, Demichelis, Luis Hernández, Miguel Torres; José Rodríguez (Duda´73), Camacho; Keko (Jonny´61), Pablo Fornals, Chory Castro (Ontiveros´81); Charles.
Goles: 0-1 Charles min.14, 1-1 Bruno (p) min.62.

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité vasco). Expulsó a Soriano (71´). Enseñó la tarjeta amarilla a Charles (54´), Camacho (54´), Keko (57´), Demichelis (61´) y Duda (81´).

Datos: Encuentro de la 22ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 17.120 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. 

Hace una semana, logró un valioso punto en el Pizjuán. El logrado ante el Málaga no sienta igual. Fue un Villarreal de claros y nubes, por este orden. Empezó con el pie izquierdo, lo que le penalizó con el 0-1. Luego controló y mereció el gol hasta lograrlo. La expulsión de Soriano aumentó la incertidumbre y animó al Málaga, que rondó una victoria que se resiste desde finales de noviembre. También el Villarreal pudo ganar, incluso con diez. Animado por un agitador Castillejo, que tuvo la victoria al final, no pudo pasar del empate. Y eso después de empatar en el Pizjuán sabe amargo.

El Málaga tenía un plan: adelantarse y defender la renta. Le salió a medias. Dio primero, pero el tanto de Bruno le obligó a salir de la cueva y a ir de nuevo a por el partido. Fornals, en el 8´, avisó de las intenciones malacitanas. Asenjo evitó el gol con una excelente mano. A la siguiente, en el 14´, llegó el gol. Rosales centró desde la derecha y Charles, anticipándose a los centrales, cabeceó al fondo de las mallas. El Villarreal pagó caro salir con menos pulsaciones que el Málaga.

Tras el gol, el control correspondió claramente al Villarreal. El Málaga, bien plantado, retrocedió cerca de Kameni, en clara acumulación defensiva. Al submarino le costó en estático. De hecho, hasta la media hora Kameni no apareció, neutralizando un latigazo de Trigueros. Acto seguido, el linier acertó al anular un gol de Adrián por fuera de juego. No generó más el Villarreal en la primera mitad. Le faltó mayor ritmo y mordiente con Soriano y Sansone sin el brillo del principio de curso. El Málaga, sostenido por Camacho y José Rodríguez, jugó a lo práctico y le salió bien.

En la segunda parte, la polémica. Vicandi Garrido desquició, especialmente, al Málaga. Hubo un penalti no pitado de Trigueros a Charles, mientras que señaló uno controvertido en el 62´ de Rosales a Sansone. Bruno engañó a Kameni y puso las tablas. Después se produjo la expulsión de Soriano por una innecesaria entrada por detrás a Camacho que dejó al Villarreal con diez el último cuarto de hora.

El gol de Bruno obligó al Málaga a estirarse, por lo que el partido estuvo abierto hasta el final. Jonny, uno de los cambios del Gato Romero, hizo trabajar a un Asenjo que demostró su gran momento. El Villarreal, pese a jugar en inferioridad, no le perdió la cara al partido. Agradeció que el Málaga se abriera para jugar al espacio, especialmente Castillejo. El malagueño puso el desborde que le faltó al Villarreal y se echó el equipo a sus espaldas. Precisamente Castillejo tuvo la victoria al final. Desde la frontal sacó un disparo ajustado que hizo volar a Kameni. El portero camerunés mantuvo el punto.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-0 Granada: Victoria balsámica


El Villarreal recuperó las buenas sensaciones ante el Granada. Ganó 2-0 al combinado nazarí con goles de Bruno y un estelar Álvaro, que consiguió por primera vez en su carrera lograr un gol y una asistencia en un partido. El submarino amarillo fue claramente superior a un flojo Granada que no inquietó a Asenjo. Primera victoria en 2017 del Villarreal, que se queda a 2 puntos de la Champions. El Granada, colista. 

2- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Bonera, Álvaro, José Ángel; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Castillejo (Leo Suárez´79); Soriano (Adrián´62), Sansone (Rodrigo´86).

0- Granada CF (5-4-1): Ochoa; Foulquier, Saunier (Kravets´73), Ingason, Gastón Silva, Isaac Cuenca; Aly Mallé (Atzili´80), Hongla, Samper, Ponce (Boga´59); Adrián Ramos.
Goles: 1-0 Bruno min.42, 2-0 Álvaro min.72

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Enseñó la tarjeta amarilla a Álvaro (37´), Soriano (38´), Samper (48´), Gastón Silva (73´) y José Ángel (88´)

Datos: Encuentro de la 20ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 18.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

Venía el Villarreal de arrancar 2017 con el pie izquierdo. Sin estrenar el casillero de victorias. Apretaba la necesidad de invertir la dinámica y el submarino era consciente de que no podía fallar más. Ante el Granada tocaba volver a ganar. Y lo hizo y con buena cara. Ya desde el inicio se vio a un Villarreal fresco, con chispa. Fran Escribá introdujo una variante táctica: cinco medios, con Soriano por detrás de Sansone. Le funcionó. Trigueros, Bruno, Castillejo, Jonathan y Soriano abrieron el tarro de las esencias y ahogaron el sistema defensivo nazarí.

Lucas Alcaraz también probó algo distinto. Utilizó la defensa de cinco, aunque igualmente hizo aguas. El Granada se mostró blando, incapaz de frenar la engrasada maquinaria ofensiva local. 'Memo' Ochoa fue el mejor del Granada. El cancerbero mexicano evitó la goleada. Sacó buenas manos ante Trigueros, Sansone y Soriano. Sansone se mostró tan voluntarioso como incisivo. Si no marcó fue por el buen hacer de Ochoa y por el palo, que evitó que marcara un golazo de falta. Volviendo al Granada, debutó Adrián Ramos. El colombiano no tuvo oportunidad de demostrar el olfato que ha adquirido en la Bundesliga. No le llegaron balones, más allá de un gol anulado por fuera de juego. Pero no fue por Adrián Ramos, sino por un concepto de llegada y verticalidad del que los que el Granada careció. Álvaro y Bonera, pareja inédita, neutralizaron al Granada. Y Asenjo intervino en escasas ocasiones.

Álvaro brilló en las jugadas de estrategia

Los goles del Villarreal era cuestión de inercia que llegaran. Ambos se hicieron de rogar, uno en la madurez de cada parte. En el 1-0, en el 41´, Trigueros lanzó una falta desde el vértice central hacia la derecha, donde Álvaro la puso y Bruno remachó en el área chica. En segundo, en el 72´, Álvaro remató un corner, poniendo el broche a un día que no olvidará. Asistencia y gol, el primero que logra con la casaca grogueta. El Villarreal sacó rédito a la estrategia, especialmente Álvaro, protagonista en ambos tantos.

Con 1-0 el partido estaba en el alambre. El Villarreal lo había adormilado excesivamente. Pero viendo que el Granada no mordía, no tuvo problemas para sentenciarlo. Incluso pudo haber goleado. Adrián, que salió en la segunda mitad, oxigenó al Villarreal; y casi marcó. La madera evitó un gol que hubiera firmado el día que redebutaba con el submarino. Lucas Alcaraz, tras el 2-0, desmontó la defensa de cinco y sacó a Kravets para jugársela con un 4-4-2. Pero nada cambió. El submarino recuperó sensaciones. El Granada, colista, muestra unos síntomas preocupantes.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Valencia gana en Villarreal y confirma su recuperación


Voro trae de vuelta al Valencia. Tras ganar al Espanyol, el Valencia ha hecho lo propio en el Estadio de Cerámica, llevándose el derbi, certificando la recuperación y alejándose del descenso. El conjunto ché lo solucionó en la primera parte. Los goles de Carlos Soler y Santi Mina, aprovechando un error fatal de Asenjo, fueron una losa demasiado pesada para el Villarreal. El submarino amarillo, que se vio sorprendido por un serio Valencia, solo fue superior en la recta final. A base de coraje inquietó a Alves, pero el arquero valencianista no dio opción al submarino. El Villarreal, que sigue sin ganar en 2017, se aleja de los puestos de Champions y sigue sexto, en Europa League.

0- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Santos Borré´83), Trigueros, Bruno, Soriano (Castillejo´60); Sansone, Pato.

2- Valencia CF (4-3-3): Diego Alves; Cancelo, Garay, Mangala, Gayá; Parejo, Enzo Pérez, Carlos Soler (Mario Suárez´77); Munir (Montoya´74), Santi Mina (Zaza´81), Nani.
Goles: 0-1 Carlos Soler min.34, 0-2 Santi Mina min.41.

Árbitro: González González (Comité castellano-leonés). Enseñó la tarjeta amarilla a Enzo Pérez (32´), Víctor Ruiz (48´), Garay (79´) y Jaume Costa (88´). 

Datos: Encuentro de la 19ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 18.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones pese a la gran cantidad de lluvia caída en las últimas horas. 

Tanto buscar fuera y la solución estaba en casa. Ni Neville, ni Ayestarán, ni Prandelli. Voro. El técnico valenciano ha curado al enfermo, que estaba crítico y con un porvenir negro. Solo se han logrado dos victorias. Pero no son solo dos victorias, son buenas sensaciones que toca mantener.

El Villarreal es la otra cara de la moneda. Ha entrado en un momento gris. O dicho de otro modo, ha entrado en 2017 con el pie izquierdo. No sabe lo que es ganar (3 empates y 2 derrotas) y lo preocupante no son los resultados únicamente. El Valencia le ganó en ganas y eso en un derbi se paga. Cuando se quiso, en el arreón final, ya era demasiado tarde. El juego también debe de mejorar o mantenerse a un buen nivel durante los 90 minutos, no por tramos.

La salida del Valencia ya fue una declaración de intenciones. El equipo blanquinegro salió valiente, discutiendo la manija al Villarreal. La alta presión en primera línea dio problemas al submarino, incomodo ante el empuje valencianista. Los buenos minutos del Valencia se correspondieron con sendos acercamientos. Parejo y Munir avisaron de que el Valencia tenía ganas de llevarse el derbi. El Villarreal realizó una floja primera parte. Trigueros y Bruno se vieron superados por superioridad numérica. El trío Parejo, Enzo Pérez y Carlos Soler maniataron el doble pivote del Villarreal. Sansone y Soriano, controlados por la retaguardia ché, no tuvieron su noche y el Villarreal lo notó. Solo Pato hizo algo distinto. En sus botas estuvo la mayor parte del peligro groguet.

Nani y Carlos Soler fueron de lo más destacado del combinado de Voro. Ambos fueron protagonistas en el primer gol. En el 41´ Nani realizó una gran jugada desde la izquierda, con bicicletas a Mario, y la puso al corazón del área. Carlos Soler, entrando desde atrás, remachó de primeras. Gran aparición la de Carlos Soler. Acaba de aterrizar en el primer equipo y ya irrumpe con un gran futuro. Hizo de todo y todo bien. Asenjo también suele ser de los que lo hacen todo bien, pero es humano. Cometió un error grave que propició el 0-2 al filo del descanso, un gol determinante. Víctor Ruiz se la cedió a Asenjo que, en el momento de sacarla jugada, se lió y Santi Mina le robó la cartera. El delantero del Valencia no perdonó ante la lamentación del portero palentino. Un error que no empaña la gran temporada del palentino. Sus paradones tantas veces le han dado frutos al submarino amarillo.

En la segunda mitad empezó mejor el Valencia, ofreciendo un cuarto (del 45 al 60) de gran fútbol. Fueron minutos en los que se gustó, monopolizando la posesión y pudiendo sentenciar. Sobre todo en una contra de Nani que Asenjo salvó. Asenjo realizó otra buena parada a Carlos Soler, dejando latente que había olvidado el error del segundo gol. Posteriormente, el Villarreal se desquitó y a base de coraje y fútbol amenazó la buena renta valencianista. Castillejo, que entró por Soriano, mejoró al Villarreal. Trigueros subió las prestaciones y Pato siguió insistiendo. La madera evitó que el brasileño marcara y Alves hizo lo propio ante Trigueros acto seguido, en una buena doble ocasión del Villarreal, la mejor del submarino junto a un remate de Mario que neutralizó Alves. El primer derbi del rebautizado Estadio de la Cerámica se fue a la capital del Turia. El Valencia respira. El Villarreal debe mejorar. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More