Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Villarreal 2-1 Leganés: La mano de Bakambu castiga al Leganés


El Villarreal logró un triunfo in extremis ante el Leganés que le refuerza en la quinta plaza. El partido estuvo marcado por un final loco con polémica. Guerrero, en el 89´, igualó el tanto de Bakambu en el 68´. Cuando el Leganés ya celebraba el valioso punto, llegó el controvertido 2-1 en el descuento. Bakambu, ayudado de la mano, hundió a un combinado pepinero que se queda a 4 puntos del descenso.

2- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Álvaro, Jaume Costa; Sansone (Castillejo´61), Trigueros, Bruno, Soriano (Jonathan Dos Santos´75); Soldado (Adrián´86), Bakambu. 

1- CD Leganés (5-3-2): Iago Herrerín; Víctor Díaz, Bustinza, Ínsua, Siovas, Adrián Marín; Unai López (Samu García´80), Erik Morán, Gabriel (Bueno´70); Luciano (Timor´66), Guerrero.

Goles: 1-0 Bakambu min.68, 1-1 Guerrero min.89, 2-1 Bakambu min.92.

Árbitro: Jaime Latre (Comité aragonés). Enseñó la tarjeta amarilla a Musacchio (64´), Bustinza (72´), Eric Morán (84´), Siovas (92´)

Datos: Encuentro de la 33ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 16.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Villarreal - Leganés sólo es uno más de una larga lista de errores arbitrales. Esta vez el perjudicado fue el Leganés, privado de un punto por la mano de Bakambu en el segundo gol. Con el VAR, cada vez más necesario, el conjunto pepinero habría arañado un merecido punto. 

El Villarreal hizo frente a un partido trabado. No estuvo cómodo, con problemas claros para superar el entramado defensivo del Lega. Garitano utilizó la defensa de cinco con Adrián Marín, cedido por el Villarreal, de inicio. Un 5-3-2 (5-4-1 en repliegue) que atascó ofensivamente al submarino. El Villarreal tuvo más posesión, pero no le resultó efectiva. La lenta circulación y la poca profundidad, aspectos a analizar de un submarino que no realizó un buen partido. 

Fran Escribá jugó con tres delanteros, aunque con matices. Sansone, pegado a la derecha, actuó como un centrocampista más. En la primera parte fue el más llegó del Villarreal. Tuvo dos opciones ante Iago Herrerín. La más clara, en el 37´. Solo ante Iago Herrerín, en el mano a mano, la cruzó en exceso. Sansone perdonó y sigue sin encontrar el gol de principio de temporada. Algo que sí que cuenta Bakambu actualmente: tercera jornada seguida marcando.

El congoleño puso fin al sopor en el 67´, cuando abrió la lata. Recibió un buen pase de Soldado y la cruzó por el palo largo. A partir de ahí, el Villarreal durmió el partido, replegándose y buscando la velocidad de Bakambu para sentenciar. Al Leganés el gol no le afectó. Siguió insistiendo. Con anterioridad avisó. Siovas y Erik Morán propicieron sendas paradas de Andrés Fernández. El meta, que sigue acumulando méritos, no pudo hacer nada ante Guerrero en el 89´.

Cuando el empate parecía definitivo, en el 92´, se produjo el inesperado desenlace. Jonathan Dos Santos, desde la frontal, sacó un centro-chut empujado por Bakambu con la mano. Aparte de mano, se reclamó también falta del delantero amarillo. Pero Jaime Latre y sus asistentes dieron el tanto por bueno cuando debió de haber sido anulado. El Villarreal, que en otros días fue perjudicado, resultó beneficiado. El damnificado, un Leganés al que le va la vida.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort 

Villarreal 3-1 Athletic: Zarpazo europeo


El Villarreal dio un paso importante en sus aspiraciones europeas. Superó 3-1 al Athletic, al que aleja a 4 puntos y le gana el gol average. Tras una primera parte disputada, con goles de Víctor Ruiz y Laporte, el Villarreal decidió el choque en los diez primeros minutos del segundo tiempo. Los tantos de Bakambu y Adrián finiquitaron al Athletic. Posteriormente el Villarreal, mermado por la expulsión de Víctor Ruiz en el 73´, defendió la renta no sin sufrimiento. El Athletic apretó hasta el final, pero sin premio y fortuna. Especialmente Aduriz con dos remates al palo. 

3- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo (Adrián´37), Trigueros, Bruno, Soriano; Soldado (Álvaro´75), Bakambu (Sansone´71).

1- Athletic Club (4-2-3-1): Kepa; De Marcos, Yeray, Laporte, Balenziaga; Williams (Susaeta´83), Beñat (Iturraspe´57), San José, Lekue (Muniain´57); Raúl García; Aduriz.
Goles: 1-0 Víctor Ruiz min.16, 1-1 Laporte min.19, 2-1 Bakambu min.46, 3-1 Adrián min.57.

Árbitro: Trujillo Suárez (Comité tinerfeño). Mostró la tarjeta roja a Víctor Ruiz (73´). Además, enseñó la tarjeta amarilla a Beñat (21´), Laporte (24´), Bakambu (52´), Soriano (52´), Soldado (73´), , Iraizoz (76´), Andrés Fernández (93´) y Sansone (93´).

Datos: Encuentro de la 31ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 18.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Villarreal tuvo problemas de inicio por la buena presión adelantada del Athletic. Una vez la media amarilla se activó llegó el peligro y, por consiguiente, el primer gol. Fue por medio de Víctor Ruiz (primer gol del central con el Villarreal en partido oficial) en el 16´, aprovechando un rechace al palo de Yeray tras un disparo cruzado de Castillejo. La replica del Athletic no pudo ser mejor. Tres minutos después llegó el empate. Beñat botó un saque de esquina al segundo palo, donde Laporte remató sin oposición al fondo de las mallas.

Que hubiera dos goles al inicio fue fruto de un pulso equilibrado e intenso, donde Villarreal y Athletic sacaron a relucir sus armas; el Villarreal con un juego más elaborado, el Athletic más directo. Cerca del ecuador del primer tiempo el Villarreal le quitó el balón al Athletic. El submarino, guiado por Bruno y Soriano, obligó al Athletic a replegarse. Jaume Costa y Mario llegaron con peligro desde los laterales e intentaron un gol que se les resistió. Al final del primer tiempo los leones volvieron a mostrar sus garras. Aduriz rozó el 1-2 en un remate de cabeza marca de la casa. El larguero le privó del gol.

La segunda parte no pudo empezar mejor para el Villarreal. Soriano filtró un excelente pase al hueco
a la carrera de Bakambu. El franco-congoleño superó a Yeray y sacó un disparo raso y cruzado por el palo largo. El Athletic trató de reaccionar, pero esta vez el Villarreal lo contuvo. Solo un susto de Beñat que salió por centímetros. El Villarreal estaba mejor y lo aprovechó para sentenciar. Llegó a balón parado. En el 68´ Trigueros botó una falta al primer palo, Víctor Ruiz la peinó de cabeza y Adrián, en boca de gol, marcó el definitivo 3-1. Dos goles en poco más de diez minutos que resultaron fundamentales. Víctor Ruiz realizó un gran partido (gol y asistencia), aunque lo empañó su expulsión. Y Adrián, que salió por Castillejo, lesionado, también cumplió retrasado a la derecha.

El Villarreal lo tenía encarrilado, pero terminó encerrado y sufriendo. La expulsión de Víctor Ruiz en el 73´ obligó a cerrar filas en torno al 4-4-1. Volcado sobre la meta de Andrés Fernández, el Athletic insistió con centros laterales buscando el potencial aéreo. Raúl García, Aduriz y San José no cazaron ninguna. Solo Aduriz, que se topó con el palo nuevamente, y Susaeta inquietaron. El Villarreal supo sufrir y aguantó el 3-1, llevándose el duelo de rivales directos. El botín bien valió la pena. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-3 Eibar: Ocón Arráiz castiga al Villarreal, el Eibar sueña con Europa


El Eibar ganó 2-3 al Villarreal, victoria que le reactiva en la pugna por los puestos europeos. Soriano adelantó al Villarreal en una primera parte disputada. En la segunda, el desacierto del colegiado condenó al submarino. Señaló un penalti inexistente de Álvaro sobre Kike García que supuso el 1-1. Posteriormente, no decretó un claro penalti por manos de Lejeune y, dos minutos después, Kike García adelantó al Eibar. Inui, aprovechando un error de Jonathan Dos Santos, puso tierra de por medio. Soriano, en el 88´, puso emoción hasta el final. El Villarreal ve acercarse a sus perseguidores. El Athletic, a 1 punto, el más inmediato. El Eibar, octavo, se sitúa a 4 puntos del Villarreal.

2- Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Álvaro, Bonera, Jaume Costa; Castillejo (Adrián´58), Trigueros (Jonathan Dos Santos´58), Bruno, Soriano; Soldado, Bakambu (Santos Borré´80).

3- SD Eibar (4-4sell-2): Yoel; Capa (Luna´42), Ramis, Lejeune, Arbilla (Gálvez´63); Pedro León, Dani García, Escalante, Inui; Kike García (Rivera´76), Sergi Enrich.
Goles: 1-0 Soriano min.17, 1-1 Pedro León (p) ´47, 1-2 Kike García min.54, 1-3 Inui min.77, 2-3 Soriano min.88

Árbitro: Ocón Arráiz (Comité riojano). Enseñó la tarjeta amarilla a Bonera (10´), Castillejo (38´), Luna (42´), Inui (57´), Álvaro (65´) y Kike García (67´)

Datos: Encuentro de la 29ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 15.832 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Los tres puntos suponían un valioso botín. Al Eibar le permitían apurar sus opciones europeas y acercarse al Villarreal. Al submarino, aparte de poder dejar al Eibar a 10 puntos, amarrar la Europa League y seguir a la caza de la Champions. Salió victorioso un combativo Eibar de un duelo de alternativas, jugado de poder a poder, donde las decisiones del colegiado perjudicaron al Villarreal.

Fran Escribá y Mendilibar apostaron por un fútbol intenso y ofensivo. La primera parte fue tan descontrolada como emocionante, con groguets y armeros saliendo a morder. La velocidad de Bakambu y la calidad de Soriano inquietaron a la retaguardia del Eibar. La mejor baza del Eibar fue Inui, que agitó al Villarreal con su movilidad y descaro. Las ocasiones se manifestaron en ambas porterías, pero fue el Villarreal quien golpeó primero. En el 17´ Mario puso un centro anticipado al segundo palo y Soriano batió a Yoel de cabezazo cruzado. Poco después del 1-0, el poste evitó un gran gol de Soldado desde fuera del área. Pese a ir con el marcador en contra, el Eibar no se descompuso, pero chocó con un Villarreal bien plantado que maniató su fútbol.

La segunda parte se descontroló por completo a raíz de la polémica arbitral. En el 47´ se señaló un penalti que no fue tal de Álvaro sobre Kike García. Pedro León transformó la pena máxima y puso las tablas. Del posible 2-1 se pasó al 1-2, dos jugadas que cambiaron el partido. Ocón Arráiz ignoró unas claras manos de Lejeune y, dos minutos después, Kike García marcó. El delantero, un incordio en la segunda parte, cazó en el primer palo un centro de Arbilla desde la derecha.

Con la ventaja favorable, el Eibar dio un paso atrás, priorizando defender la valiosa renta. El Villarreal cargó con la rabia del que se siente perjudicado y perdió la clarividencia de su juego. Tuvo ocasiones, pero remates más por insistencia que por fe. Inui dilapidó las esperanzas de remontar en el 77´. Le robó la cartera a Jonathan Dos Santos en tres cuartos, avanzó hacia Andrés Fernández y le fusiló con un derechazo cruzado por la escuadra. Imparable, golazo para rubricar la gran actuación del nipón, al que se le va a echar de menos en los dos partidos de esta semana. El tanto final de Soriano, doblete del italiano que se convierte en máximo goleador groguet en LaLiga, volvió a dar esperanzas. Mario tuvo la opción de sellar el 3-3, pero la mandó al limbo. El Eibar se llevó tres puntos de oro del Estadio de la Cerámica. El Villarreal, perjudicado, ve a sus rivales acercarse. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-0 Espanyol: El submarino marca distancia


El Villarreal logró una importante victoria que le afianza en la sexta plaza y le permite dar un golpe en la mesa. Ganó a un rival directo, el Espanyol, al que aleja a 9 puntos; que unido a las derrotas de Eibar (a 6 puntos del Villarral) y Celta (a 10) consolidan a un submarino a la caza de Real Sociedad y Atlético. Soriano y Bakambu, con sus goles, permiten soñar a un Villarreal recuperado, superior al Espanyol. Los de Quique no fueron los de anteriores partidos y ven frenada su progresión. 

Villarreal CF (4-4-2): Andrés Fernández; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo, Trigueros, Bruno, Soriano (Rodrigo´71); Soldado (Jonathan Dos Santos´62), Bakambu (Santos Borré´87).

RCD Espanyol (4-4-1-1): Diego López; Javi López (Hernán Pérez´75), Óscar Duarte, Diego Reyes, Aarón; Jurado, David López, Marc Roca (Diop´84), Piatti (Caicedo´55); Jurado; Gerard Moreno.

Goles: 1-0 Soriano min.45, 2-0 Bakambu min.80.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). Enseñó la tarjeta amarilla a Jaume Costa (2´), Diego López (27´), Álvaro (53´) y Óscar Duarte (65´).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 26 de la temporada 2016/17 disputado en el Estadio de la Cerámica. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El 0-4 ante el Roma fue el punto de inflexión. Lo demuestran los números: 4 victorias en los últimos 5 partidos. El Villarreal se ha rehecho y ha recuperado la autoestima. Le vendrá bien de cara a las dos salidas difíciles que le vienen: Celta y Las Palmas. El combinado perico venía apretando fuerte y quería salir cerca de Europa del Estadio de la Cerámica. Nada más lejos de la realidad. Hizo más daño en la primera parte cerrado y al contragolpe que cuando tuvo que proponer. Al filo del descanso tuvo el 0-1, perdonó y el Villarreal le castigó con el tanto de Soriano justo después. Luego ya no se repuso, solo Diego López evitó un mal mayor.

El Villarreal salió dispuesto a morder desde el principio. En el 2´ Bakambu tuvo el primero, en una clarísima ocasión que sacó Diego López, el mejor perico hoy. Con dos líneas de cuatro juntas defendiendo cerca de Diego López, el Espanyol cerró filas, anulando poco a poco la mayor posesión amarilla. En la primera parte, el combinado perico hizo resoplar al Villarreal con contras iniciadas desde la izquierda, donde Aarón y Piatti crearon peligro con sus centros medios buscando a Gerard.

Gol psicológico 

El partido estaba en una fase táctica, disputada, que se rompió al filo de descanso con claras ocasiones en las dos áreas. En el 43´ Diego López se mostró providencial ante Soriano. En el 44´ Andrés Fernández hizo lo propio ante Jurado en la mejor ocasión blanquiazul. Y en el 45´, el 1-0, obra de Soriano tras un servicio de Mario que fue medio gol. El Espanyol no aprovechó su opción, lo contrario que el Villarreal, gol providencial antes del descanso. Una losa para el Espanyol.

Bakambu puso la guinda

Nada más volver del descanso, Bakambu dio un aviso que no fue a mayores. Luego el Villarreal se replegó y el Espanyol se hizo con el balón. Un dominio estéril en estático, incapaz de comprometer a un solido Villarreal. El dominio perico acabó en el 62´, cuando Jonathan Dos Santos entró por Soldado. Con el mexicano, con tres en el medio, el Villarreal recuperó el control. Solo faltaba marcar el tanto de la tranquilidad y el submarino lo logró a diez minutos del final. Trigueros, el mejor del Villarreal, soltó un latigazo que despejó Diego López. Bakambu cogió el rechace, remató y, tras dar en el palo, el balón rebotó en la cabeza de Diego López y entró. Ahí firmó su sentencia el Espanyol, que ni con Caicedo y Gerard juntos pudo tener opciones. El Villarreal no desperdició la oportunidad de afianzarse en Europa. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort



Villarreal 2-3 Real Madrid: Remontada de líder con polémica


El Real Madrid ganó 2-3 en el Estadio de la Cerámica, remontando un 2-0 y sigue líder. Cruel desenlace para un Villarreal superior durante los primeros 60 minutos. En apenas seis minutos, 50´ y 56´, los goles de Trigueros y Bakambu hicieron peligrar el liderato para los de Zidane. Pero la entrada de Isco y Morata reavivó al Real Madrid que jugó una gran media hora final no exenta de polémica. Bale puso el 2-1, Cristiano aprovechó un penalti de Bruno que no fue tal y Morata firmó la remontada. La nota triste la puso Sergio Asenjo, que se retiró pasada la media hora, lesionado nuevamente de gravedad.

2- Villarreal CF (4-5-1): Asenjo (Andrés Fernández´34); Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo, Trigueros (Rodrigo´75), Bruno, Jonathan Dos Santos, Adrián (Cheryshev´58); Bakambu.

3- Real Madrid CF (4-3-3): Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Modric, Casemiro, (Isco´57) Kroos; Bale (Lucas Vázquez´88), Benzema (Morata´76), Cristiano Ronaldo.
Goles: 1-0 Trigueros min.50, 2-0 Bakambu min.56, 2-1 Bale min.64, 2-2 Cristiano Ronaldo (p) ´74, 2-3 Morata min.83

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Expulsó a Fran Escribá (73´). Enseñó la tarjeta amarilla a Soldado (73´), Bruno (73´), Álvaro (73´), Sergio Ramos (76´), Mario (88´) y Pepe (89´).

Datos: Encuentro de la 24ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. Lleno. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Para Villarreal y Real Madrid era un choque clave, los tres puntos suponían un acicate tan jugoso como para no dejarlos escapar. Al Real Madrid le permitían no bajarse del liderato. Al Villarreal, acercarse a 3 puntos de la Champions. Tras la derrota en Mestalla y con el Barcelona como líder provisional tras ganar al Atlético, el Real Madrid no podía permitirse otro pinchazo. Dada la importancia del choque y que LaLiga iba en ello, Zidane tiró del once de la Undécima. Volvieron de inicio Pepe y Bale y, con el galés, de nuevo la BBC.

El Real Madrid tuvo dos caras, los primeros 60 minutos nefastos y los 30 últimos brillantes. En la primera parte el Villarreal dejó escapar vivo al actual campeón de Europa. El submarino fue superior tácticamente, en intensidad y, por supuesto, en fútbol. Modric, Kroos y Casemiro fueron superados por la novedosa línea de tres formada por Trigueros, Bruno y Jonathan Dos Santos. Mario y Castillejo tuvieron la oportunidad de certificar en gol el buen trabajo amarillo. Sobre todo Castillejo. El malagueño remató solo en la frontal del área chica, pero la mandó al limbo con la pierna mala. De la BBC, ni Bale ni Cristiano en la primera mitad. Solo Benzema y no mucho. El francés rozó el gol. Recibió un centro de Marcelo y cabeceó en el área chica. Asenjo, gigante, hizo alarde de reflejos. Fue la parada más dolorosa de la temporada. Asenjo se lesionó gravemente por cuarta vez en su carrera, justo cuando estaba en un nivel altísimo. Andrés le sustituyo y sin Asenjo la vida no fue igual.

Segunda parte de locura: 2-0 del Villarreal, remontada blanca y polémica

El Villarreal volvió del descanso dispuesto a morder y vaya si lo consiguió. Y otro mal inicio del Madrid, como en Valencia. Seis minutos aprovechados por Trigueros y Bakambu para hacer tambalear LaLiga. En el gol de Bakambu, el Real Madrid reclamó un dudoso fuera de juego del franco-congoleño (casi todos los goles estuvieron salpicados por la polémica).

Con el Real Madrid herido de muerte, Zidane buscó un revulsivo y lo encontró en Isco. Con Modric bajo físicamente y Kroos plano, Isco tiró del carro y lideró la remontada. Su fútbol de entrelíneas dio la fluidez necesaria a un Madrid desdibujado hasta entonces. Con el 4-2-3-1 mejor que con el 4-3-3, pero un sensacional Isco fue el punto de inflexión.

La reacción tuvo su primer punto en una maravillosa volea de Cristiano que se estrelló en el poste. Bale, en el 64´, de sútil remate de cabeza puso el 2-1 y luego llegó la jugada más polémica. Un balón rebotado dio en la mano de Bruno y Gil Manzano decretó un penalti que no era, al venir de un rebote y haber involuntariedad. La indignación local se tradujo con la expulsión de Fran Escribá por protestar. Cristiano transformó la pena máxima y metió de lleno al Real Madrid. Morata, que salió por Benzema, acabó la faena con la colaboración de Andrés Fernández. En dicha jugada, el Villarreal reclamó una falta de Isco a Castillejo.

El Villarreal no le perdió la cara ni con el mazazo del 2-3. Peleó hasta el final y Jonathan Dos Santos amenazó el liderato con la última bala amarilla. Se quedó en un susto para el Real Madrid, que protagonizó una gran remontada en media hora. El Villarreal, recibió un castigo demasiado duro, pero le penalizó el bajón físico tras el 2-0, amén del arreón blanco y la consabida polémica.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 0-4 Roma: Dzeko sentencia al Villarreal


Un hat trick de Dzeko en la segunda parte destrozó al Villarreal, que se queda prácticamente sin opciones en la Europa League a falta de disputar la vuelta en el Olímpico. En la primera parte, Emerson abrió el marcador con un golazo por la escuadra tras un inicio equilibrado. El Villarreal tuvo buenos momentos al inicio de la segunda parte, pero la exhibición de Dzeko le dejó noqueado. Durísimo varapalo para los de Fran Escribá. 

0- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Castillejo (Cheryshev´66); Bakambu (Adrián´66), Sansone (Santos Borré´82).

4- AS Roma (3-4-2-1): Alisson; Manolas, Fazio, Rüdiger (Juan´70); Bruno Peres, De Rossi, Strootman, Emerson; Nainggolan (Leandro Paredes´90), El Shaarawy (Salah´62); Dzeko.
Goles: 0-1 Emerson min.32, 0-2 Dzeko min.64, 0-3 Dzeko min.79, 0-4 Dzeko min.86.

Árbitro: Danny Makkelie (Países Bajos). Enseñó la tarjeta amarilla a Bruno Peres (89´)

Datos: Encuentro de ida de dieciseisavos de final de la UEFA Europa League 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 20.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

Venía como una amenaza que se consumó y de qué manera. El Villarreal tardará en olvidar a Edin Dzeko. Sus tres goles fueron una demostración de 'killer', constatando que es el delantero más en forma. Sus números están ahí y asustan: 28 goles en 30 partidos y 9 dianas en la Europa League. 

Con Dzeko, el Roma va sobrado de gol, algo de lo que el Villarreal adolece. A partir de ahí se puede explicar el 0-4, en la pegada. El Roma con poco marca. El submarino no. Sansone no es el mismo, Bakambu más de lo mismo. Adrián y Santos Borré no destacan por su olfato. Este es el panorama a la espera de Soldado.

Y por juego, el Roma superó al Villarreal en buena parte del partido. El submarino compitió con 0-0. Después del tanto de Emerson tuvo momentos de esperanza, pero no aprovechó las oportunidades. No fueron ocasiones del todo claras. Aparte de la pegada, al Villarreal le faltó profundidad. Trigueros, Bruno, Jonathan Dos Santos, Castillejo, y después Cheryshev, no encontraron rendijas en la rocosa zaga giallorossa. Y Soriano castigado en la grada por su expulsión ante el Málaga.

El Roma no ganó únicamente por Dzeko, no. Ganó porque completó un partido serio en todas las líneas y se mostró sólido. Puede ser un serio candidato para ganar la Europa League. Pese a todo, el inicio no hacía presagiar tal baño o debacle.

Villarreal y Roma salieron ofreciendo una pugna disputada, totalmente táctica. Alta intensidad, riesgos medidos, sabor a eliminatoria. Nainggolan, que estuvo en todos los lados, arropó a Strootman y De Rossi, generando superioridad numérica ante Trigueros y Bruno. Por ahí empezó a decantarse la balanza para los de Spalletti. Bruno Peres y Emerson encontraron la espalda a los laterales, mientras que Manolas, Fazio y Rüdiger sujetaron al Villarreal, tanto en repliegue como en defensa adelantada.

El primer gol llegó fruto de una perdida de Castillejo que resultó fatídica para el Villarreal. Emerson le robó la cartera, se perfiló hacia dentro y, desde fuera del área, la puso con el exterior por la escuadra. Golazo. El gol fue un duro varapalo para un Villarreal que, hasta entonces, no era inferior. Lo que pasa es que el Roma encontró antes el gol, cosa que Mario y Castillejo no lograron antes en las opciones que tuvieron.

Pese al mazazo del 0-1, el Villarreal se sobrepuso. En el primer cuarto del segundo tiempo, jugó sus mejores minutos, teniendo el balón y volcado sobre la meta del combinado giallorosso. Bakambu y Mario rondaron un gol que se resistió. Lo contrario que Dzeko, con sus tres goles en media hora (64´, 79´ y 86´) que supusieron la peor experiencia en años del Villarreal. El bosnio mató, Salah agitó. El egipcio, que salió en la segunda parte por un desafortunado El Shaarawy, rompió a Musacchio y Víctor Ruiz. Con el Villarreal volcado, Salah se benefició de los huecos para dar rienda suelta a su velocidad. El egipcio incluso pudo marcar al final, pero su remate no suena tan bien como sus galopadas. Con 0-4 bastante martirio tenía el Villarreal en su peor día en años.

El próximo jueves. el capítulo del Olímpico se presenta como trámite. Al menos al Villarreal le toca maquillar la imagen.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 1-1 Málaga: Empate polémico


Empate que no satisface a Villarreal y Málaga. Charles adelantó al Málaga en el 14´. Bruno, de penalti, firmó las tablas en el 62´. La desafortunada actuación de Vicandi Garrido acaparó los focos. Señaló un penalti dudoso a Sansone, no decretó uno claro a Charles y expulsó a Soriano en el 71´.

1- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, José Ángel; Jonathan Dos Santos, Trigueros (Rodrigo´81), Bruno, Soriano; Adrián (Bakambu´68), Sansone (Castillejo´76).

1- Málaga CF (4-2-3-1): Kameni; Rosales, Demichelis, Luis Hernández, Miguel Torres; José Rodríguez (Duda´73), Camacho; Keko (Jonny´61), Pablo Fornals, Chory Castro (Ontiveros´81); Charles.
Goles: 0-1 Charles min.14, 1-1 Bruno (p) min.62.

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité vasco). Expulsó a Soriano (71´). Enseñó la tarjeta amarilla a Charles (54´), Camacho (54´), Keko (57´), Demichelis (61´) y Duda (81´).

Datos: Encuentro de la 22ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 17.120 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. 

Hace una semana, logró un valioso punto en el Pizjuán. El logrado ante el Málaga no sienta igual. Fue un Villarreal de claros y nubes, por este orden. Empezó con el pie izquierdo, lo que le penalizó con el 0-1. Luego controló y mereció el gol hasta lograrlo. La expulsión de Soriano aumentó la incertidumbre y animó al Málaga, que rondó una victoria que se resiste desde finales de noviembre. También el Villarreal pudo ganar, incluso con diez. Animado por un agitador Castillejo, que tuvo la victoria al final, no pudo pasar del empate. Y eso después de empatar en el Pizjuán sabe amargo.

El Málaga tenía un plan: adelantarse y defender la renta. Le salió a medias. Dio primero, pero el tanto de Bruno le obligó a salir de la cueva y a ir de nuevo a por el partido. Fornals, en el 8´, avisó de las intenciones malacitanas. Asenjo evitó el gol con una excelente mano. A la siguiente, en el 14´, llegó el gol. Rosales centró desde la derecha y Charles, anticipándose a los centrales, cabeceó al fondo de las mallas. El Villarreal pagó caro salir con menos pulsaciones que el Málaga.

Tras el gol, el control correspondió claramente al Villarreal. El Málaga, bien plantado, retrocedió cerca de Kameni, en clara acumulación defensiva. Al submarino le costó en estático. De hecho, hasta la media hora Kameni no apareció, neutralizando un latigazo de Trigueros. Acto seguido, el linier acertó al anular un gol de Adrián por fuera de juego. No generó más el Villarreal en la primera mitad. Le faltó mayor ritmo y mordiente con Soriano y Sansone sin el brillo del principio de curso. El Málaga, sostenido por Camacho y José Rodríguez, jugó a lo práctico y le salió bien.

En la segunda parte, la polémica. Vicandi Garrido desquició, especialmente, al Málaga. Hubo un penalti no pitado de Trigueros a Charles, mientras que señaló uno controvertido en el 62´ de Rosales a Sansone. Bruno engañó a Kameni y puso las tablas. Después se produjo la expulsión de Soriano por una innecesaria entrada por detrás a Camacho que dejó al Villarreal con diez el último cuarto de hora.

El gol de Bruno obligó al Málaga a estirarse, por lo que el partido estuvo abierto hasta el final. Jonny, uno de los cambios del Gato Romero, hizo trabajar a un Asenjo que demostró su gran momento. El Villarreal, pese a jugar en inferioridad, no le perdió la cara al partido. Agradeció que el Málaga se abriera para jugar al espacio, especialmente Castillejo. El malagueño puso el desborde que le faltó al Villarreal y se echó el equipo a sus espaldas. Precisamente Castillejo tuvo la victoria al final. Desde la frontal sacó un disparo ajustado que hizo volar a Kameni. El portero camerunés mantuvo el punto.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 2-0 Granada: Victoria balsámica


El Villarreal recuperó las buenas sensaciones ante el Granada. Ganó 2-0 al combinado nazarí con goles de Bruno y un estelar Álvaro, que consiguió por primera vez en su carrera lograr un gol y una asistencia en un partido. El submarino amarillo fue claramente superior a un flojo Granada que no inquietó a Asenjo. Primera victoria en 2017 del Villarreal, que se queda a 2 puntos de la Champions. El Granada, colista. 

2- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Bonera, Álvaro, José Ángel; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Castillejo (Leo Suárez´79); Soriano (Adrián´62), Sansone (Rodrigo´86).

0- Granada CF (5-4-1): Ochoa; Foulquier, Saunier (Kravets´73), Ingason, Gastón Silva, Isaac Cuenca; Aly Mallé (Atzili´80), Hongla, Samper, Ponce (Boga´59); Adrián Ramos.
Goles: 1-0 Bruno min.42, 2-0 Álvaro min.72

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Enseñó la tarjeta amarilla a Álvaro (37´), Soriano (38´), Samper (48´), Gastón Silva (73´) y José Ángel (88´)

Datos: Encuentro de la 20ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 18.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

Venía el Villarreal de arrancar 2017 con el pie izquierdo. Sin estrenar el casillero de victorias. Apretaba la necesidad de invertir la dinámica y el submarino era consciente de que no podía fallar más. Ante el Granada tocaba volver a ganar. Y lo hizo y con buena cara. Ya desde el inicio se vio a un Villarreal fresco, con chispa. Fran Escribá introdujo una variante táctica: cinco medios, con Soriano por detrás de Sansone. Le funcionó. Trigueros, Bruno, Castillejo, Jonathan y Soriano abrieron el tarro de las esencias y ahogaron el sistema defensivo nazarí.

Lucas Alcaraz también probó algo distinto. Utilizó la defensa de cinco, aunque igualmente hizo aguas. El Granada se mostró blando, incapaz de frenar la engrasada maquinaria ofensiva local. 'Memo' Ochoa fue el mejor del Granada. El cancerbero mexicano evitó la goleada. Sacó buenas manos ante Trigueros, Sansone y Soriano. Sansone se mostró tan voluntarioso como incisivo. Si no marcó fue por el buen hacer de Ochoa y por el palo, que evitó que marcara un golazo de falta. Volviendo al Granada, debutó Adrián Ramos. El colombiano no tuvo oportunidad de demostrar el olfato que ha adquirido en la Bundesliga. No le llegaron balones, más allá de un gol anulado por fuera de juego. Pero no fue por Adrián Ramos, sino por un concepto de llegada y verticalidad del que los que el Granada careció. Álvaro y Bonera, pareja inédita, neutralizaron al Granada. Y Asenjo intervino en escasas ocasiones.

Álvaro brilló en las jugadas de estrategia

Los goles del Villarreal era cuestión de inercia que llegaran. Ambos se hicieron de rogar, uno en la madurez de cada parte. En el 1-0, en el 41´, Trigueros lanzó una falta desde el vértice central hacia la derecha, donde Álvaro la puso y Bruno remachó en el área chica. En segundo, en el 72´, Álvaro remató un corner, poniendo el broche a un día que no olvidará. Asistencia y gol, el primero que logra con la casaca grogueta. El Villarreal sacó rédito a la estrategia, especialmente Álvaro, protagonista en ambos tantos.

Con 1-0 el partido estaba en el alambre. El Villarreal lo había adormilado excesivamente. Pero viendo que el Granada no mordía, no tuvo problemas para sentenciarlo. Incluso pudo haber goleado. Adrián, que salió en la segunda mitad, oxigenó al Villarreal; y casi marcó. La madera evitó un gol que hubiera firmado el día que redebutaba con el submarino. Lucas Alcaraz, tras el 2-0, desmontó la defensa de cinco y sacó a Kravets para jugársela con un 4-4-2. Pero nada cambió. El submarino recuperó sensaciones. El Granada, colista, muestra unos síntomas preocupantes.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Valencia gana en Villarreal y confirma su recuperación


Voro trae de vuelta al Valencia. Tras ganar al Espanyol, el Valencia ha hecho lo propio en el Estadio de Cerámica, llevándose el derbi, certificando la recuperación y alejándose del descenso. El conjunto ché lo solucionó en la primera parte. Los goles de Carlos Soler y Santi Mina, aprovechando un error fatal de Asenjo, fueron una losa demasiado pesada para el Villarreal. El submarino amarillo, que se vio sorprendido por un serio Valencia, solo fue superior en la recta final. A base de coraje inquietó a Alves, pero el arquero valencianista no dio opción al submarino. El Villarreal, que sigue sin ganar en 2017, se aleja de los puestos de Champions y sigue sexto, en Europa League.

0- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Santos Borré´83), Trigueros, Bruno, Soriano (Castillejo´60); Sansone, Pato.

2- Valencia CF (4-3-3): Diego Alves; Cancelo, Garay, Mangala, Gayá; Parejo, Enzo Pérez, Carlos Soler (Mario Suárez´77); Munir (Montoya´74), Santi Mina (Zaza´81), Nani.
Goles: 0-1 Carlos Soler min.34, 0-2 Santi Mina min.41.

Árbitro: González González (Comité castellano-leonés). Enseñó la tarjeta amarilla a Enzo Pérez (32´), Víctor Ruiz (48´), Garay (79´) y Jaume Costa (88´). 

Datos: Encuentro de la 19ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 18.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones pese a la gran cantidad de lluvia caída en las últimas horas. 

Tanto buscar fuera y la solución estaba en casa. Ni Neville, ni Ayestarán, ni Prandelli. Voro. El técnico valenciano ha curado al enfermo, que estaba crítico y con un porvenir negro. Solo se han logrado dos victorias. Pero no son solo dos victorias, son buenas sensaciones que toca mantener.

El Villarreal es la otra cara de la moneda. Ha entrado en un momento gris. O dicho de otro modo, ha entrado en 2017 con el pie izquierdo. No sabe lo que es ganar (3 empates y 2 derrotas) y lo preocupante no son los resultados únicamente. El Valencia le ganó en ganas y eso en un derbi se paga. Cuando se quiso, en el arreón final, ya era demasiado tarde. El juego también debe de mejorar o mantenerse a un buen nivel durante los 90 minutos, no por tramos.

La salida del Valencia ya fue una declaración de intenciones. El equipo blanquinegro salió valiente, discutiendo la manija al Villarreal. La alta presión en primera línea dio problemas al submarino, incomodo ante el empuje valencianista. Los buenos minutos del Valencia se correspondieron con sendos acercamientos. Parejo y Munir avisaron de que el Valencia tenía ganas de llevarse el derbi. El Villarreal realizó una floja primera parte. Trigueros y Bruno se vieron superados por superioridad numérica. El trío Parejo, Enzo Pérez y Carlos Soler maniataron el doble pivote del Villarreal. Sansone y Soriano, controlados por la retaguardia ché, no tuvieron su noche y el Villarreal lo notó. Solo Pato hizo algo distinto. En sus botas estuvo la mayor parte del peligro groguet.

Nani y Carlos Soler fueron de lo más destacado del combinado de Voro. Ambos fueron protagonistas en el primer gol. En el 41´ Nani realizó una gran jugada desde la izquierda, con bicicletas a Mario, y la puso al corazón del área. Carlos Soler, entrando desde atrás, remachó de primeras. Gran aparición la de Carlos Soler. Acaba de aterrizar en el primer equipo y ya irrumpe con un gran futuro. Hizo de todo y todo bien. Asenjo también suele ser de los que lo hacen todo bien, pero es humano. Cometió un error grave que propició el 0-2 al filo del descanso, un gol determinante. Víctor Ruiz se la cedió a Asenjo que, en el momento de sacarla jugada, se lió y Santi Mina le robó la cartera. El delantero del Valencia no perdonó ante la lamentación del portero palentino. Un error que no empaña la gran temporada del palentino. Sus paradones tantas veces le han dado frutos al submarino amarillo.

En la segunda mitad empezó mejor el Valencia, ofreciendo un cuarto (del 45 al 60) de gran fútbol. Fueron minutos en los que se gustó, monopolizando la posesión y pudiendo sentenciar. Sobre todo en una contra de Nani que Asenjo salvó. Asenjo realizó otra buena parada a Carlos Soler, dejando latente que había olvidado el error del segundo gol. Posteriormente, el Villarreal se desquitó y a base de coraje y fútbol amenazó la buena renta valencianista. Castillejo, que entró por Soriano, mejoró al Villarreal. Trigueros subió las prestaciones y Pato siguió insistiendo. La madera evitó que el brasileño marcara y Alves hizo lo propio ante Trigueros acto seguido, en una buena doble ocasión del Villarreal, la mejor del submarino junto a un remate de Mario que neutralizó Alves. El primer derbi del rebautizado Estadio de la Cerámica se fue a la capital del Turia. El Valencia respira. El Villarreal debe mejorar. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Real Madrid, Sevilla y Barcelona, triple pulso por La Liga


El Sevilla acabó con la imbatibilidad del Real Madrid. Ganó 2-1 a los de Zidane en el Pizjuán y se queda a 1 punto del Real Madrid (tiene un partido menos). El Barcelona, que le endosó una manita a Las Palmas, se sitúa a 2 puntos. LaLiga se aprieta. La lucha por alcanzar la cima se pone al rojo vivo.

Definitivamente, el Real Madrid no es invencible. Su gran marca se quedó en 40 partidos sin perder. Ayer probó su medicina. Iba ganando 0-1, merced a un gol de Cristiano de penalti. Pero Sergio Ramos, en propia puerta en el 85´, y Jovetic, en el 92´, remontaron para el Sevilla. Peores partidos jugó el Real Madrid de los que no perdió en la gran racha de 40. Fue un Madrid sólido, serio. Tuvo la victoria en la mano. Por méritos, quizás no mereció perder. La defensa de tres dio solidez, aunque a cambio de perder mordiente al tener una pieza menos en ataque. Y ahora se abre un nuevo panorama para el Real Madrid, cuya renta se ha acortado. Cierto que le queda pendiente el partido de Mestalla, pero no debe de levantar el pie del acelerador ante el ímpetu de los perseguidores. El Real Madrid tiene en LaLiga (no la gana desde 2012) su foco principal de esta temporada. Tal y como ha demostrado, va muy en serio y no quiere dejar escapar la oportunidad.

Sin el ruido de los dos todopoderosos, el Sevilla está metido de lleno en la pelea. Por puntos (39) es el mejor Sevilla a estas alturas de LaLiga y eso son palabras mayores. Jorge Sampaoli ha elevado el nivel, superando un listón ya alto de por sí. El técnico argentino da mucha importancia al cómo. Por ello, el 'jogo bonito' se presenta innegociable. Con el buen trato de balón como vía, juega de tú a a tú, sea quien sea el rival. Otro mérito del técnico argentino reside en la innovación táctica, con el cambio de sistema constante dependiendo de lo que se necesite en cada momento concreto, lo que hace al Sevilla imprevisible. Y aparte de Sampaoli, por supuesto no falta la mano de Monchi. Los fichajes de Nasri, Mudo Vázquez y Jovetic han elevado el nivel competitivo. Mientras que se ha mantenido a Vitolo, Mariano, N´Zonzi, Iborra y Sergio Rico, cinco pilares fundamentales. Y ahora, la pregunta del millón. ¿Es realmente candidato el Sevilla? No será fácil aguantar la exigencia y el desgaste de una competición tan larga. Ya es meritorio acabar la primera vuelta a tiro del liderato. Dependerá de la capacidad de respuesta del propio Sevilla.

La derrota del Real Madrid coincidió con una buena versión azulgrana ante Las Palmas. Agarrarse a argumentos futbolísticos y no distrayéndose con los árbitros, la mejor manera de ir a por una Liga que hace solo una semana estaba complicada. Los de Luis Enrique no solo tienen que superar al Real Madrid, también al Sevilla, al que tienen por delante. Motivos para ser optimistas hay. El principal, Messi. El crack argentino ha empezado el año enchufado, con ganas de volver a ganar títulos y, de paso, recuperar el cetro que le ha arrebatado Cristiano Ronaldo. Pero Messi, por muy Messi que sea, necesita a Neymar y Luis Suárez. El uruguayo está recuperando el idilio con el gol y, el brasileño, parece recuperado para la causa. Con la MSN enchufada e Iniesta flotando el tarro de las esencias, el Barcelona tiene recursos ofensivos para dar y tomar. El talón de Aquiles está en la defensa y en el acompañante de Busquets e Iniesta. A nivel defensivo Piqué sostiene, pero Mascherano acusa el DNI. Umtiti pide galones, sobre todo en partidos importantes. Ter Stegen no es que no pare lo imparable, sino que muchas veces no para lo parable. Y André Gomes, de momento, no es el del Valencia. Rakitic, la mejor solución, ha perdido la confianza del Lucho. Potenciar las muchas virtudes y pulir los defectos, clave para conquistar una nueva Liga.

Y cuarto asoma el Atlético de Madrid, acechando a la sombra, a 6 puntos del Real Madrid. ¿Se puede considera a los del Cholo candidatos? A día de hoy no, pero no se les puede descartar. El Atlético empezó bien, pero a mitad de temporada se desinfló, alejándose incluso de los puestos de Champions. Parece haber recuperado terreno en las últimas jornadas. Por ello y, de acuerdo a su gran papel en las últimas temporadas, hay que tener en cuenta al Atleti. ¿Quién dice que no encadene una gran racha en la segunda vuelta? Algo incierto, también por otra parte. Da síntomas de estar en transición, como ya ocurriera en 2015 tras la final de Lisboa de 2014. Lo primero es recuperar del todo la identidad principal, la solidez defensiva, y potenciar el balón parado nuevamente. Los Koke, Griezmann, Godín, Carrasco y compañía no han dicho su última palabra.

Por lo tanto, a punto de finalizar la primera vuelta, nos queda una lucha por el título apasionante. El Real Madrid sigue siendo favorito, sí. Pero Sevilla y Barcelona no se lo pondrán fácil. Veremos si el Sevilla de Sampaoli aguanta la carrera o incluso es capaz de ponerse líder o, lo más difícil, conquistar LaLiga. O tal vez aparezca el Barça de Luis Enrique del triplete o veamos al Barcelona irregular de la primera vuelta. Todo depende del Real Madrid. De si lo del Pizjuán es un nuevo comienzo o se mantendrá ese Real Madrid que estaba por encima de los demás. Veremos a ver.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Copa del Rey: Otra ronda apasionante y exigente

RFEF
El sorteo de cuartos de la Copa ha dejado los siguientes emparejamientos: Real Sociedad - Barcelona, Alcorcón - Alavés, Atlético - Eibar y Real Madrid - Celta. Después de unos octavos vertiginosos, nos espera otra ronda emocionante y de lucha sin cuartel para alcanzar las semifinales.

No ha habido ningún emparejamiento de cocos. Ni Clásico, ni derbi madrileño, ni duelo colchonero azulgrana. Los tres principales favoritos no se enfrentarán entre sí. Pero tendrán que hacer frente a rivales correosos y de buen trato al balón, que exigirán un nivel alto a Real Madrid, Barça y Atleti. Mientras, para Alavés o Alcorcón se presenta como la gran oportunidad de colarse en semifinales. Barcelona, Alavés, Atlético y Real Madrid son favoritos para alcanzar el penúltimo peldaño.

El Barcelona ante la maldición de Anoeta

Si hay un campo maldito para el Barcelona ese es Anoeta. No gana en el feudo donostiarra desde 2007. Esta temporada en LaLiga, la Real Sociedad arrolló al peor Barcelona. Pese a ello, se tuvo que conformar con el empate. Eusebio repetirá planteamiento: quitar el balón al Barcelona y poblar la zona central, dejando libres las bandas. Dicen que es la manera más difícil de jugar al Barcelona, pero a Eusebio le funcionó. Solo que ahora el empate no le valdría, necesita ganar, mas siendo la ida en Anoeta. El Barcelona, que sufrió para eliminar al Athletic tras perder en San Mamés, no quiere volver ir a remolque. Romper la maldición de Anoeta equivale a tenerlo encarrilado. Con Messi tan enchufado es más fácil. Depende de que Luis Suárez y Neymar le sigan el ritmo.

La gran oportunidad de Alavés y Alcorcón

Sorteo benévolo para ambos. Especialmente el Alcorcón, en octavos ya fue agraciado cruzándose con el otro Segunda, el Córdoba. Ello no le resta méritos al equipo alfarero, que ya sabe lo que es eliminar a un Primera, el Espanyol. Le va la Copa, su famoso 'alcorconazo' ha quedado para la historia. Alcorcón y Alavés tienen en común que a domicilio funcionan mejor. El Alcorcón resolvió ante el Espanyol y el Córdoba lejos de Santo Domingo. El Alavés, capaz de ganar en el Camp Nou, tratará de asestar el zarpazo en la ida en Alcorcón. El Glorioso, ante una gran oportunidad de llegar a semifinales y luego soñar con volver a una final, rememorando aquella histórica contra el Liverpool de la Copa de la UEFA.

El Eibar amenaza las dos caras del Atlético

El Atlético de Madrid resumió ante Las Palmas su temporada, mostrando dos caras bien distintas. En la ida enseñó la buena. Ganó 0-2, con solvencia, dejando la eliminatoria sentenciada. En apariencia, porque en la vuelta se complicó incomprensiblemente. Las Palmas ganó 2-3, con dos goles canarios en los últimos minutos que dejaron a la Unión Deportiva a un gol de la hazaña. Si vemos al Atlético bueno ante el Eibar todo hace indicar que los de Simeone estarán en semifinales. Pero si no sucede así, no hay que descartar la campanada del Eibar. El conjunto armero no se arruga nunca, juega bien al fútbol y ya se sabe que Ipurúa nunca es fácil para los grandes.

El Celta, otro reto para el Real Madrid de Zidane

El Real Madrid de Zidane firmó en Sevilla la friolera de 40 partidos sin perder. Parecía que la racha iba a terminar en 39. A falta de diez minutos perdía 3-1, con el Sevilla a dos goles de pasar. Pero los tantos de Sergio Ramos y Benzema mantuvieron viva la racha. Al Real Madrid ahora le espera otro duro rival, idéntico al Sevilla de Sampaoli en cuanto a tratar bien al balón y la alta intensidad. La ida marcará la eliminatoria. El Real Madrid está exigido en el Bernabéu a lograr un resultado abultado o a sentenciar, como ya hiciera ante el Sevilla. El Celta tratará de salir vivo pensando en Balaídos. Todo hace indicar que seguirán las rotaciones masivas de Zidane. ¿Seguirá descansando Cristiano Ronaldo?

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal 1-1 Real Sociedad: Sin remontada y sin Copa, la Real clasificada


La Real Sociedad se clasificó a cuartos tras empatar 1-1 en El Estadio de la Cerámica. El Villarreal se quedó sin remontada. Le pesó el 3-1 de Anoeta y el gol tempranero de Oyarzabal en el 15´. Pese a ello, realizó una buena primera parte, en la que tuvo ocasiones. Un remate al palo de Santos Borré, un gol mal anulado a Castillejo y, al filo del descanso, el tanto de Soriano daba esperanza. La fe amarilla se fue al traste en una floja segunda parte, en la que el submarino tan siquiera probó a Rulli. La Real, bien replegada, aguantó sin apuros.

1- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Rukavina, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo (Jonathan Dos Santos´68), Rodrigo, Bruno, Soriano (Trigueros´78); Santos Borré (Pato´60), Sansone.

1- Real Sociedad (4-3-3): Rulli; Zaldua, Aritz Elustondo, Iñigo Martínez, Yuri; Canales (Granero´71), Illarramendi, Zurutuza (Gaztañaga´83); Xabi Prieto, William José (Juanmi´46), Oyarzabal.
Goles: 0-1 Oyarzabal min.15, 1-1 Soriano min.45

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Expulsó a Sansone (89´). Enseñó la tarjeta amarilla a William José (17´), Castillejo (21´), Santos Borré (34´), Juanmi (69´), Víctor Ruiz (70´), Illarramendi (85´) y Gaztañaga (92´).

Datos: Encuentro de vuelta de la Copa del Rey disputado en el Estadio de la Cerámica. 16.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Por el 3-1 en contra de la ida, se esperaba que el Villarreal fuera a por el partido, como así fue. Había una duda de si la Real Sociedad saldría a discutir la manija o, si por el contrario, esperaría. Hizo lo primero, tal y como Eusebio avisó en la previa. Esta Real Sociedad se maneja mejor mandando y teniendo el balón. Salió fuerte, dispuesto a buscar la portería del Villarreal y la encontró. Oyarzabal, en el 15´, frenó el ímpetu de remontada del Villarreal. Zaldúa la puso desde la derecha, Oyarzabal controló y, ante el marcaje estéril de Álvaro, la cruzó por el palo largo de Asenjo. Un tanto que resultó crucial para cerrar la eliminatoria. 

El cuadro txuri-urdin cedió terreno tras marcar. Se protegió mediante el repliegue y posesiones largas. Sin morder, dejando pasar los minutos. Al Villarreal, el gol en contra no le desconcertó. Siguió a lo suyo: atacando y buscando goles. Castillejo marcó dos minutos después de adelantarse la Real Sociedad, pero no subió al marcador porque el linier lo anuló por fuera de juego. Se equivocó, Castillejo estaba en posición correcta, por lo que debió de haber subido al marcador. El Villarreal siguió generando peligro: un remate al palo de Santos Borré y un buen disparo de Bruno que paró Rulli. Al final llegó el premio. Sansone lanzó al palo un libre directo. Soriano cazó el rechace e hizo soñar con la remontada. El gol hacía justicia a una buena primera parte amarilla.

La segunda parte parecía que iba a ser emocionante, pero la predicción no fue la prevista. Más bien rozó el tostón. Basta decir que no hubo ocasiones claras. Ni Asenjo ni Rulli intervinieron. El Villarreal tuvo el balón, pero fue un dominio totalmente estático. El combinado donostiarra, bien plantado, no pasó apuros. Había incertidumbre sobre el desempeño de Aritz Elustondo, prácticamente inédito. Hizo un partido sin complicaciones, neutralizando a los atacantes del Villarreal e incluso buscando el gol en la segunda parte.

Los cambios de Fran Escribá no reactivaron al submarino, sin ideas y creatividad en la segunda parte. Pato no encontró vías de entrada, ni tampoco le llegaron balones en condiciones. Trigueros, de los pocos que podía solucionarlo, salió tarde. El Villarreal acabó como Sansone, desquiciado. El italiano vio la roja en el 88´ por una fea entrada por detrás a Aritz Elustondo. Tras decir adiós a la Copa, el submarino se agarra a LaLiga y la Europa League. La Real Sociedad quiere la Copa y ya espera rival para cuartos. 

Manuel  Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Villarreal se queda con la miel en los labios. El Barcelona, más lejos de LaLiga


El Barcelona sufrió un nuevo revés en sus aspiraciones al título con el empate en el recién bautizado Estadio de la Cerámica. Y pudo ser peor. Un golazo de falta de Messi en el 89´ evitó la derrota, pero no evitó el distanciamiento del Real Madrid. El cuadro azulgrana se queda tercero, a 5 puntos de los merengues (con un partido pendiente ante el Valencia). El Villarreal rozó el triunfo. Tuvo menos ocasiones, pero aprovechó una contra mortífera finalizada magistralmente por Sansone. Defendió como gato panza arriba ante un Barcelona que no marcó hasta el final, pese a disponer de diversas y claras ocasiones. El combinado de Luis Enrique terminó quejándose del árbitro por un penalti no señalado a Bruno. Y también hubo uno de Mascherano no pitado.

1- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Musacchio (Álvaro´86), Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Soriano (Rodrigo´83); Sansone, Pato (Castillejo´75).

1- FC Barcelona (4-3-3): Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Digne (Arda Turan´70); André Gomes (Denis Suárez´67) Busquets, Iniesta; Messi, Luis Suárez, Neymar.

Goles: 1-0 Sansone min.49, 1-1 Messi min.89.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité gallego). Expulsó por doble tarjeta amarilla a Jaume Costa (69´y 93´). Enseñó la tarjeta amarilla a Sansone (77´), Sergi Roberto (78´) y Piqué (82´)

Datos: Encuentro de la 17ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Estadio de la Cerámica. 22.893 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Horas antes del partido, se presentó la nueva denominación del estadio del Villarreal CF, ‘Estadio de la Cerámica’, que se estrenó en este partido ante el FC Barcelona.

El Estadio de la Cerámica se estrenó con un partidazo de alto voltaje, de los mejores de esta temporada. El Barcelona ofreció una versión que en condiciones normales le haría ganar el 80% de los partidos. No este porque se topó con un equipo que demostró porque es el menos goleado de Primera. A este Villarreal no es fácil marcarle (amén de los tres que le marcó la Real en Copa) y menos a Asenjo. El Zamora realizó intervenciones de mérito. Sobre todo a Neymar, que sigue negado de cara al gol. El brasileño desborda, asiste, pero se le ha olvidado marcar. Y cuando Asenjo no apareció, lo hizo el poste para salvarle un lanzamiento cruzado de Messi envenenado.

Messi fue de menos a más, con un final de partido desatado, echándose el equipo a su espalda. Como queriendo decir esto solo puedo solucionarlo yo y más con Neymar fallón y con Luis Suárez menos participativo. El mencionado lanzamiento a la madera fue el penúltimo aviso del argentino. El último estaba destinado a ser su mejor pincelada, la cual transformó en una obra de arte: por la escuadra, en el mismo vértice exacto. Estará entre los golazos del año. A buen seguro que Castillejo lamentará haberle hecho esa falta en la frontal al propio Messi, en un lugar ideal para el lanzador zurdo. Y tratándose de Messi, consumado especialista en el golpe franco, es un pecado. Con ese gol Messi evitó el mal mayor, pero el mal ya estaba hecho. El punto no evita que LaLiga esté más complicada, más difícil, mientras el Real Madrid está que no falla.

El Villarreal se quedó tan cerca de la victoria que el punto le supo extraño. Resistió en una primera parte en la que el Barcelona empezó asediando, con un mano a mano que Asenjo ganó a Neymar. Jonathan Dos Santos respondió en la mejor ocasión del Villarreal junto a la del gol. El mexicano, al que Digne había dejado solo, remató a la grada. Poco acertado por parte de Luis Enrique la inclusión de Digne por Jordi Alba en un partido de tanta exigencia. De hecho, el gol del Villarreal, al poco de iniciarse la segunda mitad, llegó fruto de una perdida del lateral izquierdo francés. Pato, un peligro por su velocidad, inició la contra y se sacó un preciso pase al hueco hacia el desmarque de Sansone. El italiano, en el vértice derecho, la cruzó y, con ayuda del poste, la coló en la jaula. El Villarreal se puso por delante y obligó al Barcelona a ir al remolque hasta el final. 

El gol del Villarreal no hizo sino aumentar la emoción, con un final de infarto. El Barcelona asedió sin cuartel al Villarreal, buscando revertir una situación que le ponía la Liga en forma de Everest. El Villarreal cedió el terreno a cambio de parapetarse sobre Asenjo, defendiendo una valiosísima renta. Asenjo volvió a agigantarse sobre Neymar. Mario, Musacchio, Víctor Ruiz y Jaume Costa se crecieron achicando agua. El nerviosismo se hizo latente en el Barcelona, que empezó a pedir penaltis. Reclamó dos de Bruno por manos, uno claro. Y el Villarreal reclamó otro claro de Mascherano también por manos. Entre tanto desquiciamiento y tensión se lesionó Musacchio (fractura en la muñeca), reemplazado por Álvaro. Tras avisar con el remate al poste, al final Messi firmó las tablas ante un Villarreal que acabó con diez por la expulsión de Jaume Costa en el tiempo añadido. El Barcelona hizo méritos para empatar o más. El Villarreal cambió su traje de etiqueta de otras ocasiones por el mono de trabajo. Marcó, defendió y rozó la victoria. Se quedó con la miel en los labios.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort




Villarreal 1-1 Toledo: Manolo rasca un meritorio empate para el Toledo


Villarreal y Toledo empataron a uno en El Madrigal en un duelo sin aparente trascendencia tras el 0-3 de la ida. Buena imagen del Toledo, que realizó un buen fútbol y se adelantó con gol de Samu Villa en el 58´. Dos minutos después Pato logró la igualada. El Villarreal tuvo más ocasiones, pero la gran actuación del meta Manolo le permitió al Toledo lograr un meritorio empate. El Villarreal ya espera rival en octavos.

1- Villarreal CF (4-4-2): Barbosa; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz (Pau´79), José Ángel; Jonathan Dos Santos, Rodrigo, N´Diaye, Soriano (Leo Suárez´67); Pato (Sansone´75), Santos Borré.

1- CD Toledo (4--2): Manolo; Expósito, Daniel Pérez (Javi Gómez´70), Echaide, Toni Sánchez; De Lema, Israel Castro; Zarko (Pablo González´70), Barranco, Samu Villa (Shuang´80); Lolo Plá.
Goles: 0-1 Samu Villa min.58, 1-1 Pato min.60.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). 

Datos: Encuentro de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en El Madrigal. Alrededor de 10.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Antes de empezar el choque se guardó un minuto de silencio en memoria del que fuera entrenador del Villarreal, Fidel Uriarte.

Fran Escribá dispuso un once mezclando titulares y suplentes. Cumplió Pato, que sigue acumulando méritos. Soriano y Álvaro manifestaron su buen momento. Santos Borré tuvo una nueva oportunidad que no aprovechó. Incidió poco en ataque y cuando lo hizo no tuvo suerte, el poste evitó su gol justo antes de que Álvarez Izquierdo decretara el final. Leo Suárez mostró su desparpajo en la segunda parte y Pau debutó con el primer equipo. Todo ello ante un Toledo, de Segunda B, que jugó con ilusión y desparpajo, importándole poco el 0-3 de la ida. El combinado verde sacó un empate en casa del cuarto clasificado de Primera, resultado más que digno para despedirse de la Copa del Rey con la cabeza alta.

La primera parte no tuvo goles, pero fue entretenida. El submarino amarillo mandó en la primera media hora. El Toledo tuvo su momento en el último cuarto. El Villarreal salió dispuesto a alargar su buen momento. Haciendo gala de un fútbol atractivo, rozó el gol en diversas ocasiones. Si no logró el premio fue por el buen hacer de Manolo, el cancerbero del Toledo. Manolo sacó unas manos providenciales ante Pato, Álvaro, Rodrigo y Soriano. Soriano dejó grandes detalles técnicos, así como Álvaro mostró sus buenas maneras en el pase largo. El buen tono del submarino no se correspondió con el gol y en el último cuarto bajó el pistón.

El Toledo aprovechó el bajón del Villarreal para venirse arriba. Manolo lo mantuvo con vida y, posteriormente, a base de combinar con criterio tuvo opciones ante Barbosa. Se pudo adelantar. Lo evitó el palo en su mejor opción. Un remate de Zarko se topó con la madera después de tocar ligeramente en Víctor Ruiz. Buen partido del trío ofensivo. Lolo Plá, Zarko y Samu Villa crearon problemas a la defensa amarilla.

Sin nada que perder, el Toledo jugó para divertirse, sin cerrarse e importarle la diferencia de categoría. Trasladó su buen final del primer tiempo al inicio del segundo y obtuvo la recompensa que venía buscando. Samu Villa, uno de los más destacados, cazó un rechace de Barbosa y adelantó al Toledo en El Madrigal. Recompensa al buen hacer de los de Onésimo. 

Sin embargo, la alegría verde fue efímera. Dos minutos después Pato igualó. Jonathan Dos Santos le sirvió el pase de la muerte y el brasileño, sobresaliente en El Molinón, alargó su buen momento. Antes de marcar tuvo un disparo a la madera y un remate que atajó Manolo, nuevamente salvador. 

El Villarreal acabó volcado, buscando irse a la Navidad con otra victoria a la saca. Pero no fue el día de cara a puerta. Manolo evitó que Jonathan Dos Santos y Leo Suárez firmaran la remontada y, en el último suspiro, el palo evitó el tanto de Santos Borré. Empate meritorio del Toledo, que dio una buena imagen y rascó en una de las canchas más complicadas de Primera. El Villarreal, que ya lo resolvió en el Salto del Caballo, no pudo cerrar 2016 con triunfo. Pero lo despide en Champions y vivo en la Copa y la Europa League. 2017 llega cargado de ilusión.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Manu Trigueros, el Iniesta del Villarreal


Esta temporada se está viendo al mejor Manu Trigueros. Un Trigueros determinante e influyente en el juego del Villarreal, cuya confianza y calidad le permite marcar goles tan bellos como decisivos. El Madrigal está disfrutando de un Trigueros que ha sacado todo el fútbol que lleva dentro.

El de Talavera pasó por las canteras del FC Barcelona y el Real Murcia antes de formar parte de la del Villarreal. Tras pasar por el Villarreal C y el B, llegó al primer equipo en la 2012/13, en Segunda, y asomó como un diamante por pulir. Un futbolista de clase con un futuro brillante. Trigueros ascendió con el Villarreal a Primera y, posteriormente, fue uno de los artífices del resurgimiento amarillo: dos clasificaciones para la Europa League, una clasificación para la Champions, unas semifinales de Europa League y unas semifinales de Copa del Rey.

Marcelino retrasó la posición de Trigueros. De mediapunta a mediocentro. El asturiano le enseñó a mejorar defensivamente y le insufló garra y colocación. Con Marcelino fue titular, aunque no indiscutible. La pasada temporada compaginó con Pina acompañar a Bruno. Pese a dar muestras de calidad cada vez que jugaba, la carrera de Trigueros daba cierto síntoma de estancamiento, de irregularidad. Le faltaba dar el estirón, el paso definitivo. La explosión se ha producido esta temporada, donde se está viendo la mejor versión de Trigueros bajo las ordenes de Fran Escribá.

Fran Escribá le compara con Iniesta

Fran Escribá considera a Trigueros una debilidad. Le compara a Andrés Iniesta, nada más y nada menos. Palabras mayores, pero que ayudan a explicar lo que Trigueros significa para el entrenador del Villarreal. El técnico valenciano hace esta similitud por la calidad que ambos tienen dentro y fuera del terreno de juego. Trigueros e Iniesta tienen un estilo de juego similar y, además, fuera de la cancha son educados y 'normales', alejados del estereotipo extravagante del futbolista actual. O será la sangre manchega que corre por las venas de ambos, uno de Fuentealbilla y el otro de Talavera. En todo caso, Fran Escribá es consciente de que en Trigueros tiene un jugador de muchísima calidad, además de una buena persona contraria a la trifulca y las malas palabras al rival.

Lo que está claro es que con Fran Escribá se está viendo al mejor Trigueros, un Trigueros indiscutible en las alineaciones. Que decir que junto a Bruno forma un gran doble pivote. Con el de Artana haciendo las labores destructivas, Trigueros ya no está tan encorsetado. Juega con más libertad y pisa más el área, lo que lleva a marcar más goles. Esta campaña lleva cuatro en todas las competiciones, superando en media temporada los tres de las dos últimas campañas. Tal y como se ha nombrado anteriormente, ha dejado tantos bonitos e importantes. Como el que le marcó al Steaua que dio el pase a dieciseisavos en la Europa League. Una vaselina perfecta que se coló por la escuadra. También le van los goles desde media distancia, como el que le marcó al Betis por la escuadra. O sin ir más lejos, el que abrió la lata en el 3-0 al Atlético de Madrid.

Con Trigueros a este nivel, Lopetegui no debería tardar en darle una oportunidad. Está claro que en su posición el nivel es altísimo y la competencia feroz, pero Trigueros reúne méritos de sobra para jugar en 'la roja', Se merece la oportunidad de ofrecer su visión, regates y goles a la Selección.

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort  

Un gran Villarreal golea al Atlético y lo aleja de la cabeza


El Villarreal le endosó un 3-0 al Atlético y se sitúa cuarto, en Champions. El Atlético acentúa su mal momento y se aleja de LaLiga (a 12 puntos del Real Madrid, 6 del Barcelona y 5 del Sevilla). El Atleti tuvo opciones en la primera parte; pero dos errores defensivos, aprovechados Trigueros y Jonathan Dos Santos, costaron el partido. En la segunda parte, el conjunto rojiblanco tuvo más posesión, pero sin transformarlo en peligro. Un Villarreal muy serio controló la situación y Soriano firmó el tercero en el añadido, poniendo la guinda al Atlético que, además, perdió por lesión a Oblak y Tiago. 

3- Villarreal CF (4-4-2): Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros (N´Diaye´91), Bruno, Soriano; Pato (Rodrigo´78), Sansone (Santos Borré´90).

0- Club Atlético de Madrid (4-4-2): Oblak (Moyá´40); Juanfran, Savic, Godín, Lucas; Correa (Carrasco´65), Gabi, Tiago (Saúl´29), Koke; Griezmann, Gameiro.
Goles: 1-0 Trigueros min.28, 2-0 Jonathan Dos Santos min.38, 3-0 Soriano min.92

Árbitro: Hernández Hernández (Comité canario). Enseñó la tarjeta amarilla a Sansone (43´), Correa (45´), Jonathan Dos Santos (47´), Juanfran (67´), Álvaro (84´) y Saúl (85´)

Datos: Encuentro de la 15ª jornada de LaLiga Santander 2016/17 disputado en El Madrigal ante 22.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado en los aledaños del estadio del Besiktas (Turquía).

Necesitaba el Villarreal un partido así. Ante el Steaua se sacó un peso de encima, pero ganó sin brillo. Ante el Atlético se dio un festín. Recuperó el buen juego y realizó un partido completo en todos los aspectos: solidaridad, sacrificio, solidez, calidad y goles. Tres a todo un subcampeón de Europa.

El Atlético vive uno de los momentos más delicados desde que el Cholo cogiera las riendas. Esta derrota no hace sino acentuar la mala racha que arrastra. Y los rivales directos se alejan. No solo el Real Madrid. También el Barcelona y Sevilla. Al Atlético le penalizó, especialmente, la primera parte. Dos errores defensivos costaron dos goles y, además, se quedó sin Oblak y Tiago. Pese a ello, creó más en la primera parte que en la segunda. Insuficiente bagaje para un mal Atlético que se marchó vapuleado.

Desde el inicio ya se pudo contemplar que el Villarreal estaba enchufado. Salió fuerte, haciendo suyo el primer cuarto. Se adueñó del esférico, trianguló con paciencia y, lo más importante, acabó las jugadas. En 15 minutos fabricó tres ocasiones, la más clara un remate de Jonathan Dos Santos de tijereta que sacó bajo palos Savic. El Atlético salió titubeante, pero poco a poco salió a relucir su personalidad. Fueron sus mejores minutos. Correa hizo trabajar a Asenjo y Koke se topó con la madera.

Cuando mejor estaba el Atlético, llegó el primero del Villarreal, fruto de un mal pase de Tiago a Godín en zona peligrosa. Trigueros robó la cartera y, tras burlar a Godín, la cruzó con calidad por el palo largo. Acto seguido, el Atlético pudo empatar en un mano a mano que Asenjo le ganó a Griezmann. El francés no está en un buen momento, factor que pesa en el mal momento rojiblanco. El Villarreal puso la puntilla cerca del descanso. Oblak despejó mal un centro de Pato. Jonathan la cazó y remató al palo. A la segunda, tras recoger el rechace, no perdonó. Raro es ver al Atleti cometer errores en defensa. Demostró que es humano. Pero más le valdrá recuperar la solidez defensiva.

Las lesiones de Oblak y Tiago pesaron físicamente al agotar dos cambios en la primera parte. Entraron Moyá y Saúl, que no mejoró al equipo. Como tampoco lo mejoró Carrasco, que fue suplente y cuando salió no fue el esperado revulsivo. En la segunda parte, el Atlético tuvo más posesión que el Villarreal. Pero no lo transformó en peligro. Demasiado estático y falto de ideas, incapaz de romper el ordenado entramado defensivo amarillo. Exceptuando un buen tramo del Atlético en la primera parte, el partido fue del Villarreal. La clave del partidazo del Villarreal estuvo en el gran nivel de su centro del campo. Jonathan, Trigueros, Bruno y Soriano fueron demasiado para Gabi y Tiago primero y Gabi y Saúl después. Que marcaran tres de los cuatro centrocampistas del Villarreal no fue casualidad. Aparte de creatividad, tienen llegada. Soriano, en el añadido, fue el último en unirse a la fiesta. Posiblemente, el mejor Villarreal de la temporada. Vuelve a instalarse en puestos de Champions y hace del Atleti un rival de 'su liga'. 

Manuel Monfort Marzá
MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More