El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Villarreal 1-0 Nápoles: Denis Suárez enseña el camino


El Villarreal ganó 1-0 al Nápoles y acudirá con ventaja a San Paolo. El encuentro, equilibrado y de pocas ocasiones, se decidió con un golazo de falta de Denis Suárez en la recta final. El ‘submarino’ hizo gala de eficacia y competitividad para superar a un contendiente de nivel. Al Nápoles no le funcionaron las rotaciones.
1- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Castillejo´36), Trigueros (Pina´73), Bruno, Denis Suárez; Soldado, Baptistao (Bakambu´61).
0- SSC Napoli (4-4-3): Reina; Hysaj, Chiriches, Koulibaly, Strinic; Hamsik, Valdifiori, David López (Allan´83); Callejón (Insigne´72), Gabbiadini (Higuaín´67), Mertens.

Goles: 1-0 Denis Suárez min.81

Árbitro: Bas Nijhuis (Países Bajos). Enseñó la tarjeta amarilla a Valdifiori (38´), Callejón (67´), Musacchio (87´) y Soldado (91´)

Datos: Encuentro de ida de dieciseisavos de final de la UEFA Europa League disputado en El Madrigal ante 19.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Anteriormente, cayeron Real Madrid, Atlético, Sevilla, Valencia y Athletic. El Nápoles –segundo en la Serie A y líder hasta hace poco– es una nueva víctima de El Madrigal. El Villarreal le tiene cogida la medida a los grandes en casa y lo volvió a demostrar una vez más haciendo gala de eficacia.

Tras un inicio esperanzador, con ocasión de Soldado, la única clara del submarino en la primera parte, el Nápoles controló la situación hasta el descanso. Hamsik, Valdifiori y David López se adueñaron de la zona ancha a base de poner en liza un juego de toque. Han leído bien. La transformación de la Azzurra al tiqui-taca, también se ha plasmado en algunos equipos transalpinos, huyendo del catenaccio. El Nápoles se dedicó, eso sí, a moverla sin morder, más allá de dos acciones peligrosas de Gabbiadini, hoy titular en detrimento de Higuaín. Sarri puso a seis suplentes en el once, pensando en el próximo duelo de Liga ante el Milán. El Nápoles va por la Liga, es la prioridad; ahora bien, dejarse en el banco a Higuaín e Insigne, los dos mejores, no salió bien. Cierto que cuando entraron en la segunda parte no cambiaron el resultado, pero tanto minutos fuera resultó un desperdicio ante un Villarreal que, en cambio, sí salió con todo. 

Volvió Pepe Reina a El Madrigal después de tantos años. No tuvo excesivo trabajo porque fue un duelo de pocas ocasiones, más escasez aún de disparos entre los tres palos. La mejor acción de Reina aconteció en el 5´. Primero cometió un grave error, fallando un pase que recogió Bruno cerca del centro del campo. El de Artana se la sirvió a Soldado y este encontró una gran reacción del portero, subsanando el error anterior. Reina empezó la jugada fuera de su sitio, pero reaccionó a tiempo e impidió el gol haciendo gala de estirada. El Villarreal no generó más acciones de peligro hasta la segunda parte. Empezó bien, luego se le vio incómodo y sin fluidez en tres cuartos de cancha. Pese a ello, tampoco sufrió en exceso, ya que la primera parte fue como si se hubiera firmado un pacto de no agresión. No fue así, evidentemente. El miedo a no encajar, a no ir a remolque, predominó en el ambiente. Villarreal y Nápoles no arriesgaron más de lo necesario.

En la segunda mitad la situación cambió. Ambos salieron a ponerse por delante, por lo que el duelo estuvo más atractivo.El Nápoles tuvo varios avisos serios tras el descanso. Gabbidiani se topó con Areola y Callejón tuvo la mejor ocasión de los de Sarri. El ex del Real Madrid y Espanyol recibió un excelente pase largo de Valdifiori y, entrando solo por el segundo palo, remató al lateral de la red. Que el Nápoles no tuviera un alto número de ocasiones se debió, en buena medida, al gran trabajo defensivo del Villarreal. Nuevamente, la portería a cero en El Madrigal por cuatro partido consecutivo. Musacchio y Víctor Ruiz están a un gran nivel. Los centrales se agigantaron ante el peligroso tridente de los napolitanos. Fue uno de esos duelos en los que las defensas (Koulibaly y Chiriches también estuvieron a un buen tono) ganaron a los ataques. Los delanteros no tuvieron su día. Mertens no finalizó bien una contra. Tampoco Bakambu, que salió en la segunda parte, estuvo fino en un remate franco para el gol. 

La ida parecía abocada al 0-0, a no ser que una genialidad cambiara las tornas. Y esa genialidad llegó en las botas de uno de los jugones del Villarreal, Denis Suárez. En el minuto 81´, Castillejo provocó una falta en una posición peligrosa. Se esperaba que la lanzase Bruno, pero era mejor para un diestro, Denis. El gallego la pegó con precisión y, tras tocar en el larguero, superó a Reina. El Madrigal estalló de júbilo y celebró una ventaja que puede valer su peso en oro. Marcar en San Paolo, fundamental. El próximo jueves tendremos el desenlace final en el asalto definitivo.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuemonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More