El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Villarreal 1-0 Granada: Bruno siempre está ahí


Bruno, de penalti, desniveló la balanza ante el Granada y da al Villarreal tres puntos importantes para afianzarse en la cuarta plaza. El partido tuvo dos partes claramente diferenciadas. La primera, un toma y daca, con un goteo de claras ocasiones en ambas porterías. Areola y Andrés Fernández mantuvieron la puerta a cero. La segunda parte fue más sosa. Tras el descanso salió mejor el Villarreal, que lo aprovechó para ponerse por delante. De ahí al final, con el Villarreal replegado, el Granada no encontró ni espacios ni ocasiones para salvar al menos un punto. El Villarreal refuerza su puesto Champions y se codea con los grandes. El Granada, al borde de los puestos de descenso a la espera de lo que hagan sus rivales.
1- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos (Castillejo´86), Trigueros, Bruno, Denis Suárez (Nahuel´78); Soldado, Bakambu (Baptistao´73).
0- Granada CF (4-2-3-1): Andrés Fernández; Foulquier, Babin, Lombán, Birarghi; Rubén Pérez (Krhin´77), Fran Rico; Success, Rochina, Robert (Barral´70); El Arabi.

Goles: 1-0 Bruno (p) min.55.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité madrileño). Enseñó la tarjeta amarilla a Jaume Costa (7´), Fran Rico (19´), Lombán (15´), Babin (54´), Mario (85´)

Datos: Encuentro de la jornada 22 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 18.000 espectadores.

El Villarreal sigue a lo suyo. Juegue mejor o peor, lo indiscutible es la eficacia de la que hace gala. No destaca por la productiva goleadora, así que lo basa en la solidez defensiva (quinto partido consecutivo de Liga sin encajar en El Madrigal). Las paradas de Areola le sostuvieron en una primera parte, en la que el 'submarino' hizo daño pero se encontró con un gran Granada. El combinado nazarí si juega así se salvará. Mejor en la primera parte que en la segunda, es decir, mejor con espacios para aprovechar la velocidad de sus atacantes, especialmente Success. Defensivamente mejoró, cortando la sangría de goles de los últimos choques. Solo de penalti el Villarreal pudo batirle.
La primera parte fue un constante ida y vuelta. Ni Villarreal ni Granada controlaron la situación. Más bien se descontroló, lo que se tornó en un espectáculo entretenido, ideal para el espectador neutral y sufrido para los aficionados del Villarreal y Granada. A Marcelino y Sandoval tampoco les gustaría este panorama. Los técnicos no son amigos de esta clase de juego. En su plan, el control, ya sea atacando o contragolpeando, ocupa un lugar preferencial.
Pero Villarreal y Granada aparcaron la especulación. Tuvieron la portería entre ceja y ceja, el camino más rápido a consumar sus respectivos objetivos. La primera parte tuvo un buen número de ocasiones. La ausencia de goles, extraña a raíz de las opciones de ambos. Si el marcador no se movió fue en buena medida por el acierto de los porteros. Areola mantuvo a raya a Success y lo mismo Andrés con Soldado. Soldado y Success fueron los más incisivos. Partidazo de Success en la primera parte, arrancando desde la derecha y apareciendo en todas partes. En la derecha desquició con su velocidad y desborde a Jaume Costa, que cometió algún error en la marca que pudo costar caro. Jaume Costa brilló más en tareas ofensivas, con centros y pases en profundidad que aportaron peligro. Mejor Soldado que Bakambu. Bien Denis Suárez y Jonathan, al igual que Rochina y Robert en el Granada.

En cambio, la segunda parte se tornó gris. Fruto de ello hubo escasas ocasiones, al contrario que en la primera mitad. Otra diferencia respecto a los primeros 45 minutos reside en que sí hubo un contendiente que controló. Fue el Villarreal, pese a que el Granada tuvo mayor posesión. Una de las claves para desnivelar la balanza residió en que el Villarreal salió mejor que el Granada tras el descanso. Principalmente destacó su claridad en ataque, lo que se tradujo en peligro para Andrés Fernández. Soldado y Bakambu avisaron. Soldado cabeceó cerca de la portería un centro de Jonathan. Posteriormente Andrés evitó, con un paradón a bocajarro, que el remate de cabeza mordido de Bakambu rompiera la igualdad. El partido se desequilibró a raíz del penalti señalado en el 54´. Babin agarró a Soldado y Del Cerro Grande decretó la pena máxima. Bruno la transformó, sumando su quinto tanto en Liga. Un gol que vale afianzarse en la cuarta plaza. Bruno Soriano lo es todo en el Villarreal. Distribuye, equilibra y golea. Con los años se ha vuelto un todocampista muy completo.
El Villarreal defendió la renta dando un paso atrás: repliegue y contraataque. Le salió bien, ya que Success, El Arabi, Rochina y Barral no encontraron espacios. Barral, que salió en la segunda mitad por Robert,  debutó con la casaca nazarí tras incorporarse esta misma semana a la disciplina nazarí. De esta forma, Sandoval metió a toda la carne en el asador con tal de no irse de vacío, pero ni con esas. El Villarreal rectificó lo de la primera parte y no dio metros para que los veloces atacantes del Granada hicieran de las suyas. Y tampoco el 'submarino' inquietó demasiado a la contra. Después del gol, no se vio ninguna clara ocasión, fruto de que el Granada no encontró la forma de deshacer el repliegue del Villarreal y que el ‘submarino’ arriesgó lo justo, más centrado en defender el 1-0.

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort 

Nuevo examen para Sandoval. El Villarreal, a reencontrarse con la victoria


Después de dos jornadas sin ganar, el Villarreal busca reencontrarse con la victoria ante el Granada. Los tres puntos son sinónimo de mantener el paso firme a la Champions. El Granada (2 ptos. por encima del descenso) y Sandoval, a dar la campanada en El Madrigal. El técnico, que salvó el cuello ganando al Getafe, necesita sumar en Villarreal para aumentar su crédito.

Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Denis Suárez; Soldado, Bakambu.

Granada CF (4-2-3-1): Andrés Fernández; Lopes, Babin, Lombán, Foulquier; Fran Rico, Rubén Pérez; Robert, Rochina, Success; El Arabi.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité madrileño).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 22 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal. Retransmitido por Canal + Liga.

De un tiempo a este parte, da la sensación que el Villarreal no controla los partidos. Le cuesta superar al rival, produciéndose una especie de atasco en el fútbol ofensivo. Aunque en el 2-2 ante el Espanyol se mejoró en pegada por los dos goles marcados, la asignatura pendiente no es otra  que mejorar el juego y crear más ocasiones. Pese a ello, la situación en la tabla sigue siendo privilegiada, con esa cuarta plaza de Champions y teniendo a los rivales a una buena distancia. Además, el ‘submarino’ acumula 8 jornadas sin perder (6 victorias y 2 empates).

El Villarreal es consciente de que no hay que bajar el pistón, además de sumar de tres para mantener a raya a los rivales (o distanciarse si estos pinchan). Por supuesto, no se fía del Granada, teniendo en cuenta que más de un equipo de la zona baja le ha dado problemas. Jonathan, Trigueros, Bruno y Denis Suárez tendrán la responsabilidad de la creatividad, parte esencial para recuperar la fluidez. Bruno siempre está. Falta que el resto de mediocampistas recupere el brío. Bakambu y Soldado deberán aprovechar las situaciones de gol. Entre tanto, la solidez defensiva en El Madrigal es un hecho. En los últimos cuatro partidos de Liga en El Madrigal, Areola ha dejado su portería a cero. Seguir sin encajar, fundamental para sumar.

En más de una ocasión, Sandoval ha estado más fuera que dentro del Granada. Hace dos jornadas, tras sufrir una manita ante el Eibar, estuvo cerca de ser destituido. Finalmente, se le mantuvo a expensas del duelo ante el Getafe. El Granada ganó 3-2 y Sandoval salvó el cuello. Ahora llega otra final para el técnico, que dependiendo de lo que acontezca puede salir reforzado o debilitado. No parece El Madrigal el escenario propicio. El Granada cuenta por derrotas sus tres visitas al escenario amarillo en Primera. La escuadra nazarí deberá invertir esta tendencia y, por supuesto, mejorar sus números lejos de Los Cármenes (solo dos triunfos a domicilio). Si lo consigue el premio es más que jugoso: alejarse de los puestos de descenso.

El mayor problema del Granada reside en el agujero que tiene en defensa. Así lo manifiesta el saco de goles acumulado en los últimos choques. Dos tantos le marcó el Getafe, cinco el Eibar, cuatro el Barcelona y siete el Valencia en los dos duelos de Copa. Si el combinado nazarí no corrige sus problemas defensivos, difícilmente saldrá vivo  frente los de Marcelino. Por el contrario, en ataque la situación pinta mejor. Las llegadas en segunda línea de Rochina y la velocidad de Success pueden causarle problemas a Musacchio y Víctor Ruiz. Por su parte, El Arabi repite titularidad en el frente ofensivo. Barral, que se estrena en la convocatoria, tendrá minutos en la segunda mitad. Sandoval no podrá contar por lesión con Peñaranda y Edgar. Este último, titular ante el Getafe, será reemplazado por Robert en la banda derecha del ataque nazarí. No entran en la lista por decisión técnica Jesús Fernández, Neuton, Piti y Mainz. Vuelve Birarghi tras no estar ante el Getafe por acumulación de amonestaciones. 

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

SD Eibar, la gran revelación de Primera


Aunque desde dentro se vende que la permanencia es el objetivo, por su situación y las sensaciones que desprende, puede optar a cotas más altas. Sexto clasificado, instalado en plaza de Europa League, el Eibar es la gran revelación del presente campeonato de Liga.

Cabe recordar que la temporada pasada, la del debut en Primera, el Eibar descendió a Segunda. Al igual que el presente ejercicio, realizó una gran primera vuelta. Le condenó una nefasta segunda vuelta. ¿Le puede suceder lo mismo? Todo hace indicar que no. Este curso tiene mejor equipo y a nadie se le escapa que lo de la temporada pasada aún está presente para no repetirlo. Evidentemente, un bajón que descienda el rendimiento entra dentro de la lógica. Pero lo de terminar abocado al descenso no es un escenario que se contempla. De hecho, con 33 puntos, con 4 o 5 victorias más la permanencia matemática será una realidad. Luego, a pensar en consumar la machada europea. 

El Eibar se mantuvo en Primera por el descenso administrativo del Elche. El verano fue movidito. Los recursos presentados por el Elche no prosperaron y el Eibar ocupó la plaza del combinado franjiverde. Mientras tanto, Fran Garagarza, el director deportivo, trabajó a destajo y optó por una renovación profunda. El conjunto armero fue el que más fichajes realizó (15) sin tener en cuenta la llegada de Mendilibar. La salida de Garitano fue polémica. El anterior técnico fue el que realizó el milagro (dos ascensos consecutivos de Segunda B a Primera) y por ello, pese a descender, desde el entorno se consideraba que merecía seguir. Pero Alex Aranzabal, el presidente, apostó por José Luis Mendilibar y el tiempo le está dando la razón.

Mendilibar, que ya militó anteriormente en el Eibar y estuvo a punto de subirlo a Primera, está sacando un rendimiento altísimo. Se trata de un técnico que ha evolucionado su idea futbolística. Los valores de Mendilibar (garra y sacrificio) coinciden con los del Eibar y, además, ha añadido el buen trato al balón como seña de identidad. El Eibar si se tiene que cerrar lo hace sin problemas. Replegarse y salir rápido a la contra no le incomoda. Pero lo normal es verle proponer a partir del toque. Salir con el balón jugado desde atrás y buscando la verticalidad para llegar al arco rival. Al tener jugadores con talento, este estilo le está dando sus frutos.

La columna vertebral está compuesta por los fichajes de este verano. El tener el menor presupuesto de la categoría no ha impedido al Eibar acertar. La mayoría han llegado a coste cero. El más caro, Inui, 300.000 euros. Éxito total de Fran Garagarza traer a los Keko, Borja Bastón, Inui, Escalante, Sergi Enrich, Saúl Berjón y Riesgo… Estos jugadores han dado un salto de calidad que se ve reflejado en la actual clasificación. Vamos a desmenuzar el rendimiento colectivo a partir del rendimiento de cada uno de los hombres del once tipo armero.

LOS ONCE JUGONES

Mendilibar suele apostar por un 4-4-2. A veces, 4-2-3-1. En la portería, Asier Riesgo ha sentado a Xabi Irureta. Mendilibar, que ya coincidió con Riesgo en Osasuna, ha optado por la mayor experiencia del meta de Deva para defender la meta armera. Ander Capa ofrece amplitud desde el lateral derecho. Dos Santos es fijo en el centro de la zaga. Ramis o Pantic suelen ser sus acompañantes. El ex del Girona, David Juncà, se muestra como un lateral izquierdo rocoso. El centro del campo y la delantera son lo mejor del Eibar. En el doble pivote, Escalante y Dani García se combinan a la perfección. Escalante es un centrocampista mixto que, aparte de trabajo, da buena salida. Keko es una de las sensaciones de la Liga. Su explosión ha sido tardía, pero esta temporada ha sacado lo que se presuponía de él. Talento y desborde en la banda derecha. En las últimas jornadas, el japonés Inui ha entrado más que Saúl Berjón en la izquierda. Mendilibar se ha decantado por el talento y el golpeo del japonés. Y en punta Borja Bastón y Sergi Enrich, una de las parejas de moda de Primera. Sergi Enrich hace las funciones de segunda punta, mientras que Borja Bastón actúa como punta de lanza. Este último suma 12 goles, demostrando que es una de los delanteros de mayor proyección de nuestro fútbol.

Que el Eibar esté donde esté no es casualidad ni un milagro. Es el resultado de sacarle partido a una buena plantilla compuesta con escasos recursos económicos. El Eibar, además, cuenta con recambios interesantes. Arruabarrena, Luna, Verdi y Adrián González pueden responder perfectamente si falta alguna pieza por lesión o sanción. Por su parte, en el mercado invernal ha llegado un refuerzo de lujo. Jota Peleteiro, el héroe del ascenso a Primera, vuelve a Ipúrua cedido por el Brentford. Más madera para Mendilibar.

El mayor temor, sin embargo, reside en que algún club se lleve a alguna de las piezas clave. Por ejemplo Keko, pretendido por Sevilla, Málaga y la Premier. Todos los clubes de la Premier tienen potencial económico para pagar su cláusula de 10 millones. Por lo tanto, hasta que no se cierre esta ventana del mercado, existe el riesgo de que alguna perla vuele de Ipúrua.

Entre tanto, en Eibar disfrutan y gozan de un equipo que les hace soñar. ¿Europa es posible?

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Villarreal y Betis se quedan helados de cara a gol


El Betis arañó un valioso punto de El Madrigal que le permite respirar tras los últimos malos resultados. Aunque sigue sin ganar, el Betis evidenció una clara mejoría e incluso pudo llevarse el partido de haber tenido mayor acierto rematador. El Villarreal se mostró espeso y no sacó a relucir su fútbol, lo que se tradujo en pocas ocasiones más allá del remate al palo de Soldado en el inicio. El 'submarino' sigue cuarto, a 6 puntos del Celta, quinto clasificado. El Betis se queda a 6 puntos del descenso a la espera de lo que hagan sus rivales directos.
0- Villarreal CF (4-4-2): Areola; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Adrián Marín; Jonathan Dos Santos, Trigueros, Bruno, Denis Suárez (Castillejo´73); Soldado, Bakambu (Baptistao´68).
0- Real Betis Balompié (4-2-3-1): Adán; Piccini (Molinero´83), Pezzela, Bruno, Vargas; Petros, N´Diaye; Kadir, Fabián (Portillo´80), Cejudo; Rubén Castro (Jorge Molina´75).

Goles:

Árbitro: González González (Comité castellano-leonés). Enseñó la tarjeta amarilla a Víctor Ruiz (23´) y Petros (79´).

Datos: Encuentro correspondiente a la jornada 20 de la Liga BBVA 2015/16 disputado en El Madrigal ante 18.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones. Noche muy fría.


Por ocasiones, el partido pudo decantarse de cualquier lado. Por juego, mejor el Betis que el Villarreal. El Betis se mostró cómodo durante muchos minutos, con las líneas adelantadas y encerrando al Villarreal en su propia área. Merino sorprendió con la inclusión de Kadir y Fabián en el once. Los sacrificados, Joaquín y Dani Ceballos (ausencia destacada de la convocatoria por decisión técnica). Kadir y Fabián le dieron la razón al técnico, puesto que cuajaron una buena actuación. Fabián facilitó las transiciones de tres cuartos hacia delante. Kadir creó peligro desde la derecha, de hecho rondó el gol en varias ocasiones. Sin embargo, el más destacado fue Rubén Castro, una pesadilla para Musacchio y Víctor Ruiz. El Betis necesita los goles del delantero canario, que aunque hoy no llegaron da la sensación que llegarán.
La primera parte fue más vistosa que la segunda. Más que nada porque el Villarreal estuvo mejor en los primeros 45 minutos. No realizó un gran partido, pero en esta fase creó más peligro. De hecho, nada más iniciarse el choque, Soldado tuvo la mejor ocasión del Villarreal y del partido. La jugada nació de un excelente pase al hueco de Trigueros a la espalda de los centrales que dejó solo a Soldado ante Adán. El delantero valenciano la cruzó y se encontró con la oposición del palo. En el 23´, Bakambu probó suerte. Remató con la zurda desde la frontal y su remate salió cerca del palo largo. Por parte del Betis, Rubén Castro tuvo la mejor ocasión en el 23´. Aprovechó un grave error de Víctor Ruiz en el pase para plantarse ante Areola. El francés le ganó el mano a mano y salvó a su equipo. También Areola se mostró acertado para evitar que cerca del descanso, Kadir pusiera al Betis en bandeja.

En la segunda parte el Betis intensificó su dominio, excepto en la recta final que apretó el Villarreal y encerró a los de Heliopolis. El Betis, espoleado por Kadir y Rubén Castro, hizo trabajar a la defensa amarilla, que se multiplicó sacando balones. Kadir se sacó de la manga un centro chut desde la derecha que se paseó por el área chica sin encontrar rematador. N´Diaye lo intentó desde larga distancia, su obús se fue alto. El Villarreal de la segunda parte fue como el tiempo, frío. Bruno, Trigueros y Denis Suárez no brillaron, lo que provocó un déficit creativo. Bakambu no se mostró acertado y Soldado, siempre peleón y fajándose con todos, no tuvo fortuna de cara a puerta en ese remate al palo. Adrián Marín fue de lo mejor del Villarreal, creando peligro con sus subidas constantes. De hecho, suya fue la última esperanza del Villarreal. Tras una buena internada, alcanzó la línea de fondo, buscó portería y Adán se la sacó. El Villarreal terminó volcado y el Betis encerrando, dando ya por bueno el punto. Al final, reparto de puntos que no sabe igual.

Punto amargo para el Villarreal, que trunca la racha de seis victorias consecutivas. El Betis respira. Debe mejorar la efectividad, puesto que sigue sin ver puerta. La permanencia pasan por los goles.
Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

El Villarreal completa una primera vuelta de Champions


El Villarreal CF ha cerrado la primera vuelta con la cuarta plaza bien amarrada, dejando a los competidores directos a una distancia considerable.

Cuenta con 8 puntos de colchón respecto a su más inmediato perseguidor, el Celta, quinto clasificado. Más lejos están los demás rivales por la pugna europea: Sevilla (7º clasificado, 10 ptos), Athletic (8º, 11 ptos), Deportivo (9º, 12 ptos) y Valencia (11º, 16 ptos).

El Villarreal ha abierto tal brecha en las últimas jornadas, cuando ha encadenado seis victorias consecutivas ante Rayo Vallecano, Real Madrid, Real Sociedad, Valencia, Deportivo y Sporting. Esta notable racha, unido a los puntos que se han ido dejando los rivales, han colocado al Villarreal en una situación privilegiada.

Dos rachas buenas y una mala

El momento actual del Villarreal se puede equiparar al del inicio de campeonato. Empezó con un empate ante el Betis. Luego encadenó cinco triunfos seguidos (Espanyol, Granada, Athletic, Málaga y Atlético) que desembocaron en un histórico liderato que duró dos jornadas.

Después de esa victoria ante el Atlético que dio el primer puesto, llegó un bache de resultados y juego. En siete jornadas, solo una alegría ante el Sevilla. El resto, cuatro derrotas (Levante, Celta, Barcelona y Getafe) y dos empates (Las Palmas y Eibar).

Los malos presagios fueron olvidados con las consabidas seis victorias consecutivas que han cerrado la primera parte del campeonato. Una primera vuelta con tres rachas. Dos buenas, una al principio y otra al final. Y una mala entre medias. El saldo más que satisfactorio brillante.

Iguala su mejor primera vuelta

Con la victoria al Sporting de la última jornada se alcanzaron los 39 puntos, lo que supone que este Villarreal pase a la historia del club. Los 39 puntos (12 victorias, 3 empates y 4 derrotas) se traducen en la mejor primera vuelta del Villarreal, igualando los 39 puntos de la 2010/11.

Las dos principales puntos fuertes

El buen hacer del Villarreal se ha asentado a partir de dos cimientos: los grandes números en El Madrigal y la solidez defensiva.

25 de los 39 puntos se han cosechado en El Madrigal, lo que deja a las claras el fortín que ha hecho el Villarreal de su propio feudo. 8 de los 10 partidos se han saldado con un 1. Las víctimas: Espanyol, Athletic, Atlético, Sevilla, Rayo, Real Madrid, Valencia y Sporting. Tan solo Celta y Eibar –victoria y empate, respectivamente– han sido capaces de sacar algo positivo.

Destacar el excelente registro del Villarreal como local ante los grandes. En la primera vuelta, excepto el Barcelona, todos han visitado el feudo amarillo y todos han caído. Real Madrid, Atlético, Sevilla, Valencia y Athletic han sido víctimas de El Madrigal. Con un peligroso ataque de verticalidad y un eficiente sistema defensivo, el Villarreal ha superado a estos temibles enemigos.

El sistema defensivo ha sido otro factor diferencial. El Villarreal es el tercero menos goleado de Primera con 16 tantos. Solo le superan Atlético (8 goles en contra) y Barcelona (15). La media de goles en contra por partido no llega a un tanto, lo que facilita sobremanera puntuar.

Marcelino busca y encuentra el equilibrio defensivo-ofensivo. Sin ser un equipo demasiado goleador (1,37 tantos por encuentro), el Villarreal da prioridad a la fiabilidad sin renunciar, claro está, al buen trato al balón. No encajar es casi tan prioritario como marcar.

Sin tiempo para felicitarse por los magníficos números, el Villarreal afronta la segunda vuelta con otras metas en el camino. La más importante, clasificarse para la Champions…

Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
Twitter: @Manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More