El Atlético gana la Europa League de la mano de Griezmann

Los rojiblancos derrotaron al Olympique de Marsella con un doblete del delantero francés

Biografía de Alfredo Di Stéfano

Repasamos la vida profesional de Alfredo Di Stéfano en esta completa biografía. Contiene sus inicios en River Plate y Millonarios, la historia de su fichaje, la tremenda influencia en el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, su secuestro, su trayectoria como entrenador...

Reporte Especial: Diego Armando Maradona

Repasamos la carrera del crack argentino. Conoce sus inicios, sus éxitos y sus retos más difíciles a lo largo de su trayectoria profesional.

Bruno da el primer paso a las semifinales


El Villarreal ganó 1-0 al Getafe en la ida de cuartos de la Copa, gracias a un golazo de Bruno de falta a seis minutos del final. El ‘submarino’ dominó claramente a un defensivo Getafe. Tuvo ocasiones de sobra para encaminar la eliminatoria pero perdonó, propiciando la angustia hasta el gol final de Bruno. Gerard Moreno erró hasta cinco ocasiones claras. El Getafe también tuvo sus opciones en la segunda mitad por medio de Yoda. El Coliseum decidirá el semifinalista. 

1- Villarreal CF (4-4-2): Sergio Asenjo; Mario (Bruno´57), Gabriel, Dorado, Jaume Costa; Rukavina, Trigueros, Pina (Moi Gómez´57), Cheryshev; Giovani (Vietto´71), Gerard Moreno. 
0- Getafe CF (4-2-3-1): Jona; Arroyo, Vigaray, Velázquez, Escudero; Álex Filip, Juan Rodríguez; Yoda (Sarabia´75), Sammir (Roberto Lago´79), Hinestroza; Emi (Diego Castro´69).

Goles: 1-0 Bruno min.84

Árbitro: Hernández Hernández (Comité canario). Mostró la tarjeta amarilla a Juan Rodríguez (43´).

Datos: Encuentro de la ida de cuartos de final de la Copa del Rey disputado en El Madrigal ante 11.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

Primera parte sin goles controlada claramente por el Villarreal. El ‘submarino’ tuvo el balón y las ocasiones. Le falló la puntería. Desperdició cuatro ocasiones claras. Gerard Moreno falló sus tres primeras, la otra Giovani. Gerard tuvo una noche aciaga. De haber sido lo contrario, el Villarreal hubiera goleado y ya en la primera parte hubiera podido dejar la eliminatoria bien encaminada.
Destacaron Trigueros y Cheryshev, dueños y señores de la zona media. El mediocentro marcó el temple y repartió juego. El extremo ruso creó peligro en cada una de sus arrancadas por la izquierda. 

Nadar y guardar la ropa, la estrategia de un Getafe que se dedicó a esperar, ensanchando las líneas para no dejar espacios. Cuando recuperó el balón, optó por posesiones largas carentes de mordiente. Para romper a una defensa segura, como la del Villarreal, se requiere verticalidad. El Getafe no la tuvo y así lógico que no inquietara a Asenjo ni una solo vez en la primera parte. Hinestroza no aportó en la izquierda, Sammir no encontró el último pase y Emi estuvo desasistido. Solo brilló Yoda, el más voluntarioso. Desde la derecha, a banda cambiada, trazó peligrosas diagonales que encontraron la respuesta de Dorado y Gabriel, que ni los cantos de sirena del Arsenal le sacaron del once. 

En la segunda mitad, más de lo mismo. Aunque con la diferencia de que el Getafe, esta vez sí, encontró la manera de llegar a portería. Sus  ocasiones se sucedieron en las botas de Yoda, su mejor hombre hoy. La primera, al poco de iniciarse el segundo tiempo, un centro-chut envenenado que Asenjo despejó. La segunda, la más clara, un remate al lateral de la red con todo a favor para marcar. No es que el Getafe se estirara más. Siguió jugando defensivo, rallando un buen nivel gracias a su posicionamiento táctico. Solo tuvo una carencia, la incapacidad de despejar los centros laterales. De hecho, la mayoría de las opciones claras del Villarreal nacieron con servicios de Cheryshev y Rukavina desde las bandas que pillaron desprevenida a la zaga. Si Gerard llega a tener su noche...

El Villarreal tuvo una fase de juego ramplón durante los primeros 20 minutos del segundo tiempo. El dominio se volvió estéril, sin profundidad y bajando el ritmo. Una vez pasado el letargo, la maquinaria volvió a reactivarse. Antes de que Bruno echara bajo tierra el muro en el 84´, Gerard Moreno erró otras dos ocasiones. Tantas veces acertado en anteriores ocasiones, no tuvo su noche. 
El gol de la victoria llegó de falta directa. Bruno Soriano, que salió desde el banquillo, lanzó magistralmente el golpe franco directo. Superó la barrera y el balón trazó una parábola colándose el palo largo. Triunfo merecido del Villarreal y, además, sin encajar. El 'submarino' llega con ventaja al Coliseum Alfonso Pérez Muñoz. La semana que viene, el desenlace con las semifinales esperando.


Manuel Monfort Marzá
Redactor - MotivaGoal
manuel.monfort@motivagoal.com
Twitter: @manuelmonfort

Twitter Delicious Digg Stumbleupon Favorites More